La buena noticia del domingo 24.03.2019—3ºCuaresma-C

EL VERDADERO ROSTRO DE DIOS, FRUTOS DE CONVERSIÓN. Lc 13, 1-9

La parábola de la higuera que no da fruto (Cerezo Barredo)
La parábola de la higuera que no da fruto (Cerezo Barredo)
Un Dios que necesita nuestra colaboración

El Dios de Jesús es un Dios especial ya que su acción necesita de nuestra respuesta. Es lo que hemos escuchado en el Evangelio. Si nosotros no nos abrimos a esta acción de Dios, si nos convertimos, Dios no puede hacer nada en nosotros. Si no damos el fruto que espera de nosotros, si nos encerramos en nuestro pecado, él nada puede hacer. Por eso el Evangelio ns presenta, al mismo tiempo, la impaciencia de Dios y su paciencia; o con otras palabras, su exigencia y su esperanza. Dios quiere que su amor fructifique en nosotros… Por eso, Dios nunca pierde la esperanza, confía siempre en que algún día, nos abramos a su llamada para dar frutos de vida.TESTIGOS DE LA PALABRA

Homilía de Mons. Romero el 3º Dgo. De Cuaresma de 1980.
San Oscar Romero, obispo y mártir. Asesinado el 24.03.1980
San Oscar Romero, obispo y mártir. Asesinado el 24.03.1980
“Lo que nos quiere enseñar el Evangelio de hoy es: ¿de qué sirve la vida por más pomposa que aparezca si no produce frutos? ¡higueras estériles!
Y nos indica también la ternura y la paciencia de Dios esperando:
Tal vez el otro año, tal vez mañana. Es un llamamiento precioso de Cuaresma para que revisemos nuestras vidas a ver si de verdad hay frutos o somos higueras que inútilmente están ocupando la tierra en el mundo.
Se necesitan hombres de buenas obras, se necesitan cristianos que sean luz del mundo, sal de la tierra. Hoy se necesita mucho el cristiano activo, crítico, que no acepta las condiciones sin analizarlas internamente y profundamente.
Ya no queremos masas de hombres con las cuales se ha jugado tanto tiempo, queremos hombres que como higueras productivas sepan decir SI a la justicia y NO a la injusticia y sepan aprovechar…el don precioso de la vida”.
ORACIÓN DESDE LA PALABRA.
La pobre higuera de mi viña
Estoy en la higuera…pero la higuera
de mi vida ,
no siempre tiene los frutos esperados.
Miras a las ramas de mis días,
Esperando una óptima cosecha
Y ves que vivo bajo mínimos;
Frutos, pocos o ninguno, y siempre
pensando en mi mismo.
No te canses, Señor, de visitar tu viña ,
Tal vez cuando menos se espere,
Si tú sigues a mi lado, con tu ayuda
Y con mi esfuerzo,
Brote en toda su primavera y esplendor
La higuera de mi vida.
Isidro Lozano o.c.
Publicación semanal de Daniel Sánchez Barbero. Pastoral en Fuente de Pedro Naharro, Cuenca.

Una respuesta a “La buena noticia del domingo 24.03.2019—3ºCuaresma-C

  1. Ana Belén 27 marzo, 2019 / 3:35 pm

    Hay que evitar que la higuera se seque a toda costa y que lo que otros han conseguido con tanto esfuerzo e incluso con sus propias vidas caiga en el olvido. Pido una oración por Monseñor Romero y por todos los que como Él han perecido luchando por los más desfavorecidos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s