La buena noticia del domingo 5º de Pascua-C

Os doy un mandamiento nuevo

Amaos como yo os he amado (Dibujo Cerezo B.)
Amaos como yo os he amado (Dibujo Cerezo)

Lectura del Evangelio

Juan 13, 31-33a. 34-35

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: «Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará.

Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros.

Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros.»

LA HORA DE LA PALABRA

Estas palabras de Jesús contienen un encargo importante: que nos amemos como él nos ha amado. Los primeros cristianos tienen muy reciente la imagen de Jesús desviviéndose por todos. Han aprendido que “nadie ama más que el que da la vida por sus amigos”.
Y nos dice Jesús que en el amor a los hermanos está la señal de que somos discípulos suyos. No nos reconocerán como discípulos de Jesús porque vayamos a la iglesia o llevemos crucifijos en el pecho o participemos en actos de culto. Nuestra última señal de cristianismo es amar a todos.
Así nos lo enseñó Jesús.

TESTIGOS DE LA PALABRA

Monseñor Gerardi
Monseñor Gerardi

Mons Juan José Gerardi Conedera

El 26 de abril ha hecho 24 años del martirio de Mons. Gerardi, obispo auxiliar de Guatemala y presidente de la Conferencia Episcopal, Defensor de los Derechos Humanos, (DDHH) Director del Proyecto Interdiocesano Recuperación de la Memoria Histórica (REMHI), que la Iglesia católica impulsó para conocer la verdad en el conflicto interno de Guatemala.
El resultado de dicho proyecto fue la publicación del informe “Guatemala nunca más”, que Mons. Gerardi documentó y denunció de los miles de testimonios de víctimas y familiares que sufrieron graves abusos y violaciones de los DDHH. El informe señalaba al Ejército guatemalteco, como responsable de la mayoría de los abusos cometidos por elementos de las fuerzas de seguridad del Estado contra la población civil desarmada.
Dicho informe presentado en la Catedral Metropolitana por el propio Gerardi el 24 de abril de 1998, significó que dos días después se cometiera su brutal asesinato, cometido por esbirros y siervos al servicio de intereses oligárquicos y militares, a quienes señalaba directamente el informe “Guatemala nunca más”. Los autores intelectuales del crimen aún siguen impunes.
ORACIÓN DESDE LA PALABRA

¡Bien clara la señal!

Amaos como yo os he amado,
Sin trampas, sin posibles equívocos,
Como quien empeña su última palabra,
Este es tu testamento:
¡Amaos como yo os he amado!
Por ti, Señor,
Amaremos aún no siendo amados,
Y así calmaremos y colmaremos
Los corazones que necesitan paz
Las manos que se han cerrado para siempre,
Los pies que han olvidado el camino,
Los ojos que se han quedado ciegos de tanto esperar.
Por ti, Señor,
Mantendremos eternamente nuevo,
Tu único mandamiento.
…Que la señal está bien clara!
Este es mi mandamiento:
¡Amaos como yo os he amado!
Isidro Lozano o.c.

Pastoral bíblica de Daniel Sánchez Barbero en Fuente de Pedro Naharro, Cuenca

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s