El 8-M en la Iglesia

El 8M en la Iglesia: ‘Hasta que la igualdad se haga costumbre’
Mujeres cristianas se movilizarán en varias ciudades españolas para reclamar igualdad en la Iglesia

Mujeres cristianas reclaman igualdad en la Iglesia. – Èlia Llisterri
Barcelona, Granada, Madrid, Bilbao y Valencia, entre otras ciudades, acogerán movilizaciones de mujeres cristianas el próximo 7 de marzo a las 12h, víspera del Día Internacional de la Mujer Trabajadora
Celebran los últimos pasos de la Iglesia en materia de igualdad y no discriminación, pero les preocupa la lentitud de los cambios hacia una Iglesia más justa, igualitaria y con el presente
01.03.2021 | Jordi Pacheco corresponsal de RD en Catalunya
Diversas ciudades españolas acogerán movilizaciones de mujeres cristianas el próximo 7 de marzo a las 12h, víspera del Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Reclaman reciprocidad en el seno de la Iglesia, liderazgo compartido entre mujeres y hombres, y acabar con una imagen de Dios que consideran “excesivamente masculina”. Quieren, en definitiva, plena ministerialidad, voz y voto para decidir y celebrar en una Iglesia igualitaria.
Las concentraciones están previstas de forma presencial y simultánea frente a las distintas catedrales del país, en ciudades como Barcelona, Granada, Madrid, Bilbao, Gran Canaria, Santiago de Compostela y Valencia, entre otras. En todos los casos, se cumplirán estrictamente las medidas de prevención dictaminadas por las autoridades sanitarias en el contexto de crisis pandémica.
No están solas. Tejen múltiples complicidades y trabajan en red, agrupadas en el colectivo Revuelta de mujeres en la Iglesia, hasta que la igualdad sea costumbre. Más allá de nuestro país, el movimiento trabaja también en coordinación con Catholic Women Council (CWC) un grupo global creado a finales de 2019 en Stuttgart y que agrupa redes católicas romanas unidas en su lucha por el pleno reconocimiento de la dignidad y la igualdad en la Iglesia.
Celebran la reciente modificación del Código del Derecho Canónico que admite a las mujeres en ejercicio del lectorado y acolitado —una práctica que ya era habitual en las parroquias, como es sabido—, pero les preocupa la lentitud de los cambios. Por eso toman parte con tenacidad y entusiasmo, a sabiendas de que su reflexión y sus propuestas de acción son decisivas para construir una Iglesia más evangélica, más justa e igualitaria; más acorde, en suma, con los tiempos que corren.
Este acto tiene la mirada puesta en un encuentro de mayor envergadura: el Sínodo convocado por el papa Francisco para el otoño de 2022. La próxima Asamblea General ordinaria del Sínodo de los Obispos tendrá el propósito, en efecto, de asegurar una mayor implicación de toda la Iglesia en la celebración y preparación del evento, según informó a primeros de febrero la Oficina de Prensa de la Santa Sede.
De momento, sin embargo, no pierden la perspectiva. La cita más importante e inmediata en la agenda de estas mujeres es el 7 de marzo, fecha en que están llamadas, según Alba Martorell, de Alcem la veu, a “celebrar todo aquello que ya somos en la Iglesia y a seguir reivindicando todos aquellos caminos que todavía no podemos recorrer”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s