La Semana Santa en tiempos de corona-virus

Hermandades y cofradías se reinventan para su semana grande sin perder de vista lo esencial
“Las hermandades este año están aumentando su faceta espiritual y su culto externo es la caridad”
“Las hermandades y cofradías son el movimiento asociativo más importante de España”
“Ser cofrade es ser cristiano, y ser cristiano es prestar un servicio”
Por  Jordi Pacheco
Bajo el título ‘La Semana Santa desde dentro’ y con la inestimable participación de destacados representantes del movimiento cofrade del país, la decimoocta edición de los Jueves de Religión Digital arrancó la tarde del 18 de marzo de 2021 con el propósito de saber en qué medida las restricciones impuestas por la pandemia condicionarán las actividades de las hermandades y cofradías de nuestro país en la semana grande de su calendario.
Organizado por Religión Digital con el apoyo del Banco Sabadell y Católicos en Red, el webinar fue moderado por Jesús Bastante, redactor jefe de RD, y contó con Marco Talavera, Hermano mayor de la Hermandad del Cachorro de Sevilla; Antonio Ruf, Hermano mayor de la Hermandad de la Merced de Córdoba; Manuel Corcelles, Hermano mayor de la Hermandad de la Expiración de Málaga; Cristóbal López, Coordinador de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla; y José Juan Jiménez Güeto, Canónigo portavoz del cabildo de la Catedral de Córdoba.
Adaptándose a los tiempos
Como a casi todo el mundo, la Semana Santa 2020 cogió desprevenidas a las hermandades. A pesar de ello, Manuel Corcelles afirmó que, a pesar de la inesperada irrupción de la pandemia en marzo de 2020, desde la Expiración fueron “pioneros en reiniciar los cultos, que pudimos desarrollar medianamente bien a pesar de las restricciones marcadas por la pandemia. Llevamos desde octubre preparando, diseñado una app y una web donde hemos trasladado a las 1.500 personas que habitualmente movilizamos a través de una procesión virtual solidaria para ayudar al banco de alimentos, Cáritas Parroquial y otras entidades. Hay que decir que la labor desarrollada ha tenido un éxito brutal”, subrayó Corcelles.
Cristóbal López, por su parte, se mostró esperanzado. “La cuaresma —dijo— es el inicio de una época de esperanza para Sevilla y el resto del Estado. Las hermandades son fundamentales como fuerzas vivas de nuestra historia. Con ellas, saldremos de este momento adverso, cambiar estado anímico y dar la vuelta a esta situación histórica que estamos viviendo”.
Desde el epicentro de la vida y las hermandades cordobesas, José Juan Jiménez Güeto, afirmó que las semanas previas a Semana Santa se están viviendo con otro espíritu con respecto al año pasado en que la pandemia los cogió por sorpresa. “Esta vez nos hemos ido preparando con antelación. Y en este proceso se está viendo que la creatividad en las cofradías es muy potente. Se han organizado muchísimas actividades tanto de forma interactiva como física, siempre de acuerdo con las medidas de seguridad establecidas, y hay que decir que la participación ha sido masiva. Hay ganas de procesiones, a pesar de que este año no podremos hacer penitencia en las calles”, lamentó.
“Pensábamos que iba a ser pasajero lo ocurrido en 2020 tras el estallido de la crisis”, dijo el sevillano Marco Talavera, hermano mayor de la hermandad sevillana desde junio de 2012. “Fue muy duro todo para nosotros. Este año, en enero, en la hermandad tuvimos un cabildo de oficiales para definir la manera de afrontar la Semana Santa y llegamos a la conclusión de que había que moverse; no podíamos seguir parados en lo que respecta al culto, si bien la acción social la habíamos mantenido para atender a los más vulnerables. De modo que, con todas las precauciones posibles, decidimos dar un paso adelante para vivir la fe en la colectividad de la hermandad”, destacó.
Por su parte, el cordobés Antonio Ruf comentó que desde su hermandad (“una hermandad de barrio nacida en 1955 y, por tanto, joven con respecto a las otras”) no cesan de trabajar para incentivar a los hermanos y buscar maneras de estar en contacto. “El contacto se echa mucho de menos, nosotros hemos preparado una serie de actos en los cuales, el hermano, a pesar de no poder acompañar el lunes santo a los titulares. Obras en la parroquia”.
En su papel de moderador del encuentro, Bastante apuntó a la realidad, acrecentada por la pandemia, de los “Cristos pobres y sufrientes”, las colas del hambre, que “han encontrado caricias, apoyos, escuchas en las parroquias, donde la hermandad matriz son lo importante”.
A este respecto, Jiménez añadió: “Estamos viendo la Semana Santa desde la perspectiva de la hermandad, pero hay un grupo muy numeroso de personas entre, músicos, orfebres, bordadores, profesiones manuales, cuyas familias están totalmente desamparadas”.
“Todos los trabajos que teníamos encargados a los artesanos y artistas se han visto detenidos en seco, brutalmente. Los hermanos están respondiend maravillosamente en todo lo que se les está pidiendo, tanto para la caridad como para la hermandad, añadió Ruf, que hizo referencia también al incremento del número de personas que atendían en Cáritas parroquial, que se dobló tras los primeros envites de la pandemia.
Ser cofrade o miembro de la hermandad
“El sentimiento de la hermandad es muy personal, es la forma en que uno se vincula a la Iglesia, en la colectividad en la que vivimos la fe y criamos a los hijos. Desde la responsabilidad que conlleva la hermandad, lo vemos como un servicio a la diócesis de Sevilla”, destacó Cachorro. “Si las hermandades no exisitieran, habría que inventarlas, puesto que son un dique contra la secularización que estamos viviendo en el resto de España” añadió.
“Nos vemos como un servicio a los demás. Hoy en día es uno de los propósitos principales de la cofradía. Antes las cofradías teníamos reparo o pudor para publicar lo que hacíamos. Estamos enclavadas en barrios muy humilde. Esa mentalidad tan reservada que tenemos, deberíamos ir cambiándola”, comentó Corceles a modo de autocrítica.
.
Cuesta que se conozca el papel verdadero de las hermandades y cofradías, por ello, uno de los propósitos del webinar, era, según Bastante, ofrecer una cara global de lo que hacen y lo que son. Contrariamente a la secularización del resto de España en relación con Andalucía, la Semana Santa, juega un gran papel no solo por lo que respecta a la entidad religiosa; también el factor social y turístico que supone es brutal”, remarcó López.
A propósito del impacto cultural y turístico, Jiménez hizo referencia a la Semana Santa, como una “gran puesta en escena de todo el patrimonio histórico y cultural de la Iglesia y las hermandades. Esto favorece la fe de los creyentes y se convierte en elemento de admiración que conmueve al público al contemplar esa catequesis que está en las calles”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s