Las macrogranjas envenenan el agua


Con motivo del Día Mundial del Agua, hoy estamos llevando a cabo una acción de protesta pacífica para denunciar el grave impacto que tienen las macrogranjas sobre este recurso vital.

Activistas de Greenpeace han devuelto mil litros de agua contaminada a la empresa Valle de Odieta S.C.L., propietaria de esta macrogranja en Caparroso (Navarra) y con planes para construir la que sería la mayor macrogranja de vacuno de leche de Europa en Noviercas, un pequeño pueblo de Castilla y León.

Para ello, hemos extraído el agua contaminada de una balsa hasta donde se habían filtrado debido a los vertidos sin control de la empresa (a pesar de estar situada en un espacio protegido) y la hemos devuelto a la balsa impermeabilizada de la explotación, porque ellos son los responsables.

Allí hemos encontrado también las minúsculas casetas donde están encerradas, sin apenas poder moverse, centenares de terneras que han sido separadas de sus madres mientras esperan a que llegue su turno en esta fábrica de leche.

Hoy estamos aquí porque nos indigna que, conociendo los antecedentes delictivos de la empresa Valle de Odieta, el Gobierno de Navarra haya autorizado una ampliación para poder duplicar la capacidad de esta explotación en Caparroso, generando más emisiones, más toneladas anuales de estiércoles y más maltrato anual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s