Buena Noticia del Dgo de la Ascensión

Id por todo el mundo a anunciar el Evangelio

Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes

CONFIAR EN EL EVANGELIO

La Iglesia tiene ya veinte siglos. Atrás quedan dos mil años de fidelidad y también de no pocas infidelidades. El futuro parece sombrío. Se habla de signos de decadencia en su seno: cansancio, envejecimiento, falta de audacia, resignación. Crece el deseo de algo nuevo y diferente, pero también la impotencia para generar una verdadera renovación.

El evangelista Mateo culmina su escrito poniendo en labios de Jesús una promesa destinada a alimentar para siempre la fe de sus seguidores: «Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo». Jesús seguirá vivo en medio del mundo. Su movimiento no se extinguirá. Siempre habrá creyentes que actualicen su vida y su mensaje. Marcos nos dice que, después de la Ascensión de Jesús, los apóstoles «proclamaban el evangelio por todas partes y el Señor actuaba con ellos».

Esta fe nos lleva a confiar también hoy en la Iglesia: con retrasos y resistencias tal vez, con errores y debilidades, siempre seguirá buscando ser fiel al evangelio. Nos lleva también a confiar en el mundo y en el ser humano: por caminos no siempre claros ni fáciles el reino de Dios seguirá creciendo.

Hoy hay más hambre y violencia en el mundo, pero hay también más conciencia para hacerlo más humano. Hay muchos que no creen en religión alguna, pero creen en una vida más justa y digna para todos, que es, en definitiva, el gran deseo de Dios.

Esta confianza puede darle un tono diferente a nuestra manera de mirar el mundo y el futuro de la Iglesia. Nos puede ayudar a vivir con paciencia y paz, sin caer en el fatalismo y sin desesperar del evangelio.

Hemos de sanear nuestras vidas eliminando aquello que nos vacía de esperanza. Cuando nos dejamos dominar por el desencanto, el pesimismo o la resignación, nos incapacitamos para transformar la vida y renovar la Iglesia. El filósofo norteamericano Herbert Marcuse decía que «la esperanza solo se la merecen los que caminan». Yo diría que la esperanza cristiana solo la conocen los que caminan tras los pasos de Jesús. Son ellos quienes pueden «proclamar el evangelio a toda la creación».

José Antonio Pagola

Testigos de la Palabra

Misionera italiana asesinada en Perú

El obispo de Chimbote, indignado tras el asesinato de la misionera italiana Nadia De Munari

Nadia De Munari, la misionera asesinada
El Obispo de la Diócesis de Chimbote, Perú, manifiesta su «desconcierto y dolor» tras el asesinato de la misionera italiana
Nadia De Munari, después de haber sido brutalmente atacada con un machete en un intento de robo en un Centro de Asistencia a personas vulnerables
Confía en la investigación policial que permita dar con el autor para que la justicia lo sancione severamente
(Vatican News).- “Espero que la DIRINCRI haga un buen trabajo de investigación para saber quién fue el asesino y cuál fue el móvil para destruir a una mujer cuando aún tenía 50 años de vida”, lo dijo Monseñor Ángel Francisco Simón Piorno, Obispo de la Diócesis de Chimbote, Perú, en sus declaraciones a la prensa local – según informó el Diario de Chimbote – al condenar el asesinato de la Misionera italiana Nadia De Munari, acaecida el pasado sábado 24 de abril, después de haber sido brutalmente atacada con un machete en un intento de robo en un Centro de Asistencia a personas vulnerables de Nuevo Chimbote, en Ancash, al centro oeste de Perú.
Monseñor Piorno: lo que se ha hecho con ella no tiene nombre
El Obispo de Chimbote señaló que, “este caso traerá repercusiones internacionales porque lo que se ha hecho con ella no tiene nombre”. Además, “resulta desconcertante la muerte de la misionera – agregó – por cuanto nunca había sido amenazada por alguna razón, sin embargo, confía en la investigación policial que permita dar con el autor para que la justicia lo sancione severamente”. Asimismo, Monseñor Simón Piorno recordó la misión social que cumplía Nadia De Munari, quien estaba encargada de los seis jardines de infancia y los comedores de la Operación Mato Grosso en los asentamientos humanos más alejados del distrito de Nuevo Chimbote.
Probablemente un robo que termino mal
La misionera laica italiana, originaria de Schio (Vicenza, noreste), fue asesinada en Perú con un machete, quizás durante un intento de robo en un Centro de Asistencia a personas vulnerables. La prensa local señala que, la mujer fue presuntamente asesinada mientras dormía. Nadia De Munari fue sometida a una operación de emergencia, en el Hospital Regional de Chimbote, luego fue trasladada a Lima, donde falleció, a causa de las graves heridas, en particular por un traumatismo craneoencefálico severo, fractura de brazo derecho y lesiones en el rostro.
Asistencia a personas vulnerables
Para la policía local, que encontró muchos rastros, incluida sangre, en la habitación de la mujer, pudo haber sido un robo que terminó mal. Pero aún no existen hipótesis certeras. La emboscada a la mujer no tuvo testigos. En el Hogar Familiar que compartía con otras diez maestras, la misionera de Vicenza atendía a unas niñas, que, sin embargo, no escucharon nada, porque dormían en otra ala. En Perú con la Operación Mato Grosso, la misionera estuvo a cargo del Centro “Mamma mia” en Nuevo Chimbote, construido por el padre Ugo De Censi. En el Hogar Familiar se proporciona comida gratuita a los niños y madres necesitados de la zona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s