La confesión del P. Damián: la homosexualidad no se elige

El cura de ‘La Voz’ arrasa en Tik Tok con su defensa del colectivo LGTBIQ
La ‘confesión’ del padre Damián: “La homosexualidad no se elige, ser homosexual no es pecado”

“Hay miles de homosexuales que sirven a la Iglesia con sus dones, muchos de ellos con su propia vida como sacerdotes, religiosos o religiosas, y al menos podríamos ser más agradecidos”
“Las terapias de conversión de la orientación sexual atentan contra los derechos humanos y contra la lógica creadora de Dios”
“La homosexualidad no es una cuestión de atracción por personas del mismo sexo, es una manera única de valorar el mundo, de sentir, de soñar, de amar, de expresarse, y nadie se vuelve homosexual por una educación en la diversidad. Y si se vuelve, es porque descubre lo que es”
Por Jesús Bastante
“La homosexualidad no se elige, ser homosexual no es pecado”. El padre Damián Montes, conocido como el ‘cura de La Voz’, por su torrente vocal, ya no se calla. Espoleado por la carta del Papa Francisco a James Martin, sigue su apostolado de la diversidad, apoyado por otros sacerdotes con fuerte impacto entre los jóvenes, como Daniel Pajuelo (SmDani)… aun a costa de que el ejército rigorista les insulte, condene o llame herejes. Como hacen, por cierto, como los homosexuales. Y como lo harían con el mismo Cristo.
En Tik Tok, donde el joven redentorista arrasa, Damián ha publicado dos reflexiones recientes. Una, a raíz de la carta del Papa a Martin. Y la segunda, que publicamos a continuación, sobre qué es, y qué no es, la homosexualidad en la Iglesia. Les aseguramos que no tienen desperdicio.
En estos días propicias para afirmar la diversidad sexual, me gustaría afirmar lo siguiente
Las terapias que dicen ser efectivas solo pueden garantizar el ocultamiento, la sublimación o la represión de la condición sexual, es decir, ponerse la máscara de la heterosexualidad, pero en ningún caso garantizan que el sujeto deje de sentir o amar como la persona que es;
• Los homosexuales merecen respeto y acogida por parte de la Iglesia;
• Hay miles de homosexuales que sirven a la Iglesia con sus dones, muchos de ellos con su propia vida como sacerdotes, religiosos o religiosas, y al menos podríamos ser más agradecidos;
• La homosexualidad no se elige, ser homosexual no es pecado, la homosexualidad no es una enfermedad ni un trastorno mental, hay homosexuales con grandísimas cualidades mentales;
• Las terapias de conversión de la orientación sexual atentan contra los derechos humanos y contra la lógica creadora de Dios;
• Las terapias que dicen ser efectivas solo pueden garantizar el ocultamiento, la sublimación o la represión de la condición sexual, es decir, ponerse la máscara de la heterosexualidad, pero en ningún caso garantizan que el sujeto deje de sentir o amar como la persona que es;
• La homosexualidad no es una cuestión de atracción por personas del mismo sexo, es una manera única de valorar el mundo, de sentir, de soñar, de amar, de expresarse, y nadie se vuelve homosexual por una educación en la diversidad. Y si se vuelve, es porque descubre lo que es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s