El ferrocarril, una opción sostenible en Cuenca


Una opción sostenible para garantizar la permanencia del tren convencional en Cuenca
La empresa francesa Alstom ha desarrollado el primer tren de hidrógeno del mundo y está interesada en probarlo en nuestro país, siendo Cuenca una de las provincias que están siendo estudiadas por pertenecer a la línea Madrid-Valencia, en la que los franceses están interesados
El ferrocarril es un medio de transporte tradicional que contribuye a vertebrar los territorios y conectar poblaciones, siendo el medio más seguro de viaje. Sin embargo, el cambio climático demanda renovación en su funcionamiento, presentando la necesidad de girar hacia la sostenibilidad y encontrar alternativas verdes que conviertan a los trenes en un transporte de escasa contaminación.
Esa es una de las razones que derivó en que Europa declarara el 2021 como el Año Europeo del Ferrocarril. A través de ello, se pretende impulsar el ferrocarril a través de políticas que ayuden a convertirlo en un medio verde, así como fomentar su uso y mejorar sus infraestructuras para combatir la despoblación, ya que, tal y como alegaba la propia Unión Europea, el ferrocarril “conecta áreas remotas y rurales”.
Por ello, en Europa ya se están desarrollando proyectos innovadores que permiten orientar el futuro del tren hacia estas premisas. La empresa francesa Alstom ha puesto en marcha el primer tren impulsado por hidrógeno del mundo, el Coradia Ilint. En el año 2020, superó tres meses de prueba en Austria en operación comercial con pasajeros, y a día de hoy, ya está activo también en Alemania. Además, ha ganado el premio European Railway 2021 por convertirse una alternativa al diésel y ser un proyecto innovador y sostenible.
Alstom está interesada en traer este tren a España, tal y como lo ratificó hace tan solo unos meses, trasladando una cuestión de interés al Gobierno del país para conseguir fondos económicos, que permitirían que en seis meses comenzaran las pruebas en nuestra red ferroviaria. Además, ha sido precisamente este año cuando Renfe ha acordado emplear 1.300 millones de euros en adquirir trenes de hidrógeno.
La empresa francesa se plantea varias líneas ferroviarias de España en las que probar su proyecto, entre ellas, la línea Madrid-Valencia, que pasa por Cuenca. Se trata de una de las zonas sin electrificar, tal y como declaraba la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia. Actualmente, el ferrocarril no está operativo en la línea Cuenca-Valencia, por lo que este proyecto supondría un revulsivo para este medio de transporte en la provincia, acompañado de la sostenibilidad, y que contribuiría a combatir la despoblación recuperando este medio de transporte tradicional y dando uso y mejoras a la red ferroviaria de nuestro país

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s