La renovación eclesial en clave sinodal y ministerial

Birgit Weiler: Asamblea Eclesial como kairós de una Iglesia plenamente sinodal 

Birgit Weiler 

“Esfuerzos en la Iglesia de Latinoamérica y El Caribe para lograr cada vez más un caminar realmente en comunión, pueblo de Dios caminando juntos 

“La opción por los excluidos y descartados, por las personas en las periferias debe ser una característica fundamental de una Iglesia sinodal” 

“Superar el clericalismo y a colaborar con gozo a generar una cultura sinodal en nuestra Iglesia” 

09.09.2021 Luis Miguel Modino, corresponsal en Latinoamérica 

Sinodalidad y América Latina podrían ser consideradas dos caras de una misma moneda. No es por acaso que la busca de esa Iglesia sinodal, una idea nacida en el Concilio Vaticano II, esté dando pasos decisivos con la llegada a la sede de Pedro del primer papa latinoamericano. 

La Iglesia de América Latina y el Caribe siempre vio la aplicación del Vaticano II como un desafío a ser enfrentado. No en vano, sólo tres años después de la clausura del último concilio, celebró Medellín, que, salvando las distancias, puede ser considerado un pequeño concilio continental. Con el paso de los años, el Celam, con más o menos impulso, fue avanzando en este camino de la sinodalidad. La última novedad fue la convocatoria de la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe

Sobre la relación entre sinodalidad y la Asamblea Eclesial ha reflexionado Birgit Weiler, quien destacaba este hecho como fruto de “esfuerzos en la Iglesia de Latinoamérica y El Caribe para lograr cada vez más un caminar realmente en comunión, pueblo de Dios caminando juntos”. A lo largo de las Conferencias Generales del Episcopado, la Iglesia de América Latina y el Caribe fue reconociendo “la necesidad de una conversión profunda como Iglesia para superar la exclusión de los pobres”, buscando una Iglesia de comunión. 

La teóloga alemana, misionera en Perú, es una de las ponentes en el Seminario Virtual “La renovación eclesial en clave sinodal y ministerial”, que se está celebrando de 7 a 10 de septiembre, convocados por el Grupo Iberoamericano del Boston College. En su intervención destacaba que “la opción por los excluidos y descartados, por las personas en las periferias debe ser una característica fundamental de una Iglesia sinodal”. La religiosa ha ido haciendo un recorrido histórico, destacando los elementos que han llevado a la Asamblea Eclesial, que considera “parte del camino hacia el Sínodo de Obispos en 2023 sobre el tema de la sinodalidad”.   

Con la Asamblea Eclesial se hace realidad la participación de todo el pueblo de Dios, que busca “discernir juntos, guiados por el Espíritu, la voluntad de Dios para nuestra Iglesia latinoamericana”, afirma la hermana Birgit.  La religiosa destaca como algo elemental el Proceso de Escucha, un elemento muy presente en el Sínodo para la Amazonía, donde fue perito, que supuso un avance para que “la práctica la sinodalidad sea reconocida como una dimensión constitutiva de nuestra Iglesia”, superando el clericalismo y autoritarismo. 

Según Birgit Weiler, con la Asamblea Eclesial estamos ante un momento de gracia “para avanzar en el camino hacia una Iglesia plenamente sinodal”, siguiendo “los aprendizajes e inspiraciones del Sínodo de la Amazonía” y el método ver, iluminar y actuar, a lo que une el escuchar. En ese sentido, la teóloga ha destacado la creatividad en el Proceso de “para facilitar que en diversos modos se recojan las voces de personas en las periferias”, así como el esfuerzo del Celam para “que haya una representación proporcional de los diversos sectores de nuestra Iglesia”. 

El Espíritu tiene un papel fundamental en el proceso sinodal, así como dejar atrás nuestros apegos y abrirse al sensus fidei, escuchar de manera continua, continuar los procesos aplicando los frutos de la Escucha, sostiene Birgit Weiler. La teóloga reflexionaba sobre el concepto de autoridad, que no tiene solo un carácter jurídico, reconociendo la importancia de los aportes del pueblo de Dios, también de las mujeres, cuyo papel en la Iglesia debería ser incrementado. 

En ese sentido, reflexionaba sobre el manejo del poder en nuestra Iglesia, que tiene que ser entendido desde el servicio, desde una relación de igual a igual, desde la abertura a nuevos ministerios y mayor participación de todos los fieles en la misión de la Iglesia. Ese es el camino de la conversión eclesial, citando palabras del Papa Francisco, buscando, según Weiler, un camino que lleve a “superar el clericalismo y a colaborar con gozo a generar una cultura sinodal en nuestra Iglesia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s