El Sínodo de la sinodalidad

SINODALIDAD. PREPARÉMONOS PARA PARTICIPAR EN EL SÍNODO SOBRE SINODALIDAD 

Written by África de la Cruz Tomé 

La semana pasada en Feadulta, Gonzalo Haya nos animaba a participar en el Sínodo de los Obispos 2023, que se inauguraría oficialmente el 9-10 de octubre 2021 en Roma y el 17 de octubre en todas las diócesis del mundo. Este Sínodo versa sobre sinodalidad: “Hacia una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión” es su título. Cuando leí este artículo de Gonzalo, decidí recoger el guante que lanzaba y empezar mi participación en este Sínodo aportando mi granito de arena en esta playa inmensa que es la sinodalidad. Hoy me pongo manos a la obra. 

No hace mucho oí por primera vez el término sinodalidad. Desde el principio despertó mi interés y quise saber algo sobre su significado. Mi interés por el tema creció rápidamente. Pronto descubrí el “Kairos” de la Sinodalidad, su oportunidad en este momento crítico de la Iglesia. La Sinodalidad se ajusta a los nuevos aires que aporta el papa Francisco, a la vuelta a los orígenes que muchos cristianos deseamos, a la activación del Concilio Vaticano II que se respira, a la adaptación a los signos de los tiempos de la Iglesia Católica. En resumen, empecé a ver la sinodalidad como un espacio para la renovación (revitalización) de la Iglesia. 

En mi proceso de formación sobre sinodalidad tuve la oportunidad, en 2020, de hacer un curso sobre “Sínodos y Sinodalidad” en el Boston College. Me resulto muy interesante. Fue para mí un regalo. Aprendí mucho. Quiero destacar: El encuadre del contenido en el Vaticano II: Renovación eclesial y sinodalidad, conversión personal y comunitaria; La nueva eclesiología del Pueblo de Dios: sus aplicaciones y consecuencias. De las lecturas propuestas para seguir el curso selecciono: Discurso del papa con motivo de la Conmemoración del 50 aniversario de la Institución del Sínodo de los Obispos por Pablo VI (2015), Constitución apostólica: Episcopalis Communio (2018), de la Comisión Teológica Internacional (2018) “La sinodalidad en la vida y en la misión de la Iglesia” y un conjunto de artículos de autores-profesores del curso que son expertos en el tema. Esta bibliografía básica es utilizada actualmente en todas las publicaciones sobre sinodalidad. Os las recomiendo. Son accesibles en la web del Boston College. Formación Continua. 

Antes de hacer mis primeras lecturas sobre la sinodalidad los conceptos “sínodo de obispos” y “sinodalidad” me parecían conceptos incompatibles. Si Sínodo era una asamblea de obispos para ayudar al papa en sus decisiones (papel meramente consultivo) y sinodalidad suponía la participación de todos los bautizados en la vida y misión de la Iglesia (caminar juntos jerarquía y pueblo llano), entonces, si era de obispos no era de todos. Ahora sí tengo claro que el Sínodo de Obispos 2023 (y más) sobre Sinodalidad en la Iglesia Católica, hace compatibles estos dos términos porque va a tratar la Sinodalidad sinodalmente. Veremos cómo. 

Este sínodo, desde origen, está siendo sinodal y va a serlo todo el proceso (que se promete sine die, continuo, permanente). Este sínodo tiene como objetivo o meta lograr una iglesia sinodal. Es un camino hacia una Iglesia sinodal que se tiene que recorrer sinodalmente, a través de procedimientos sinodales. La sinodalidad es meta y camino. Este es un sínodo sobre y para la sinodalidad sinodalmente conseguida. Otra vez más: “Caminante no hay camino se hace camino al andar”. En la Iglesia Católica todos (jerarquía y pueblo, clero y laicos) tenemos que aprender a ser y actuar sinodalmente “sinodeando”. Aprendizaje activo. Aprender a hacer haciendo. Como a cocinar. Esto requiere tiempo, motivación y esfuerzo. 

Ya en la Constitución apostólica Episcopalis Communio (2018), sobre la reforma de la institución Sínodo de los Obispos, se propone que todo Sínodo de los Obispos se diseñe en tres fases: Preparatoria, celebrativa e implementación (EC 4). El sínodo “Hacia una Iglesia sinodal (Comunión, participación, misión)”, a estas alturas, no puede ser un acontecimiento puntual, en un lugar y una fecha determinada. Hay que dar tiempo al tiempo. Este sínodo exige un proceso largo, un camino que hay que recorrer paso a paso y que no se acaba nunca. ¿Cuándo terminamos de aprender a caminar juntos, en la misma dirección, a trabajar en equipo, todos en la Iglesia, cabeza y miembros? 

En los últimos Sínodos (de la familia, jóvenes y amazonia) ya el diseño ha sido por etapas y niveles. Así la iglesia está aprendiendo a ser y actuar cada vez más sinodalmente. En el Sínodo que se inaugura esta semana el diseño comprende cuatro momentos o etapas (diocesana, regional, continental y universal) y cuatro niveles (preparación, realización, implementación o recepción, evaluación y mejora). Y acabada la primera ronda, volver a empezar. Sine die. Renovación constante. 

¿Dónde estamos hoy en este Sínodo sobre sinodalidad? En la primera etapa que dura de octubre 2021 a Abril 2022. Es la etapa de Preparación y se desarrollará a nivel de iglesias particulares (parroquia y diócesis). Es la etapa de la ESCUCHA. Se pretende escuchar a todos, creyentes y no creyentes, a todo el que quiera decir algo sobre cómo ve a la Iglesia y qué ofertas de mejora propondría. Cada diócesis articulará el procedimiento adecuado en sus circunstancias para recoger esta información. Para saber cómo empezar, la Secretaría General del Sínodo, en su página web: synod.va, ha publicado los materiales con sugerencias y herramientas para ayudarnos a todos, organizadores y participantes. Todos. Dentro de estos materiales destaco: un Documento Preparatorio y un Vademecum que aportan los conocimientos y acciones primeras, para arrancar. Para la fase de Preparación en la que estamos, podemos trabajar con: “Hoja de ruta para la fase diocesana”. Todos estos materiales están disponibles en la web del Sínodo cuyos enlaces pondremos al final del escrito. Son herramientas y sugerencias para su uso. Os recomiendo vivamente su consulta. Son materiales muy bien trabajados por la Comisión Metodológica del Secretariado del Sínodo. Agradecimiento a esta Comisión. 

También os recomiendo, si tenéis tiempo para ello, ver los dos acontecimientos primeros de este Sínodo: Momento de reflexión: 9-10-21 y Misa de Apertura del Sínodo 10-10-21. En Synod.va lo encontráis en español. 

En la próxima “entrega” profundizaremos en lo que considero más importante en estos primeros momentos de la fase diocesana, fase de escucha: La participación de todos. Mucha materia de momento para ir pensando… 

África De La Cruz Tomé 

Web: https://www.synod.va/es.html 

Hoja de ruta: https://www.synod.va/es/Hoja-de-ruta-para-la-fase-diocesana.html 

Documento preparatorio: https://www.synod.va/es/news/documento-preparatorio1.html 

Vademecum: https://www.synod.va/es/news/vademecum-for-the-synod-on-synodality.html 

Oración Adsumus: https://www.synod.va/es/documents/adsumus.html 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s