Etica y política al servicio de la vida

Comenzamos un nuevo número de este 2021 en el que tratamos de responder al lema de Una vida más humana para todas las personas, con este nuevo título de La ética y la política al servicio de la vida. Bueno sería recordar todo lo que ya escribimos en el nº 115, el año pasado cuando al hablar del ¿Que es la espiritualidad?, ya abordamos el aspecto de la Espiritualidad y la política en el Número 115: Espiritualidad y política. 

Ahora, a lo largo de las tres ediciones, encontrarás distintas reflexiones que tratarán de responder a ese servicio a la vida, junto a las secciones habituales y junto a una gran entrevista a Adela Jiménez Villarejo, una sencilla y comprometida mujer, a la que entrevista otra gran mujer andaluza, hermana y amiga. 

Tanto las reflexiones más críticas, como los análisis más propositivos tratarán de responder -desde su estar al servicio de la vida-, a cuestiones tales como  ¿En qué consiste ser humanos, la muerte, el bien o el mal?,… a si las políticas de cuidados deben estar por encima de las políticas de desarrollo indefinido,… a la empatía, la compasión y el amor en un mundo de máquinas… o a las respuestas más urgentes de la emergencia climática frente al mercado de bienes materiales que no pueden diseñar el sentido de la vida de las personas. 

En nuestras reflexiones previas, señalábamos como la política ha perdido el sentido del bien común y, aunque no se puede generalizar, no todos los políticos son iguales. El primer gobierno de coalición habido en España desde la dictadura, por ejemplo, aunque con sus fallas, errores y compromisos por desarrollar, ha hecho mucho por el bien común. La derecha política, sin embargo, carga contra ese gobierno, no pensando en las personas, ni en la vida, cuando el que manda es el capital y quienes no se presentan a las elecciones (como acabamos de ver con las amenazas de las eléctricas, cuando se les pide que colaboren -con menos ganancias- al bien común de la ciudadanía). 

A partir de un análisis crítico del tema y siguiendo la línea de la Revista, intentamos ofrecer reflexiones propositivas al servicio de la vida. Por eso, los cuidados de la vida, tienen ahora un mayor sentido y los servicios públicos son más vitales que nunca (sanidad, educación, pensiones, transportes…). 

Siempre hemos de luchar por recuperar la utopía y para ello también la ética debe estar al servicio de la vida. Que aproveche. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s