PROYECTO BIBLISTAS POPULARES DE EL SALVADOR (BIPO)



1.- PRESENTACIÓN DE BIPO

Biblistas Populares de El Salvador, BIPO, es un equipo conformado actualmente por 9 personas laicas y tres religiosas. Surgió en 1992 en el marco del fin de la guerra civil en El Salvador, que afectó duramente a las comunidades eclesiales de base por la fuerte represión militar de esa década de conflicto armado. Todo el trabajo de evangelización realizado en el marco del sínodo de Obispos latinoamericanos en Medellín, durante los años 70s que dio como resultado la conformación de muchas comunidades eclesiales de base, fue dispersado por la represión que ocasionó la muerte, desaparición forzada o encarcelamiento de cientos de agentes de pastoral que animaban la lectura popular de la Biblia y las celebraciones comunitarias. Los últimos 3 años de la década de los 70 se alzó en el país la fuerte voz de Monseñor Romero alentando a la fidelidad al evangelio de Jesús, a la opción por los pobres, a la animación de una iglesia viva y comprometida con la verdad y la justicia, a la construcción de comunidades eclesiales de base, siendo él mismo la “voz de los sin voz” en esos difíciles años de guerra, represión, persecución y muerte. Cientos de agentes de pastoral fueron desaparecidos o sus cuerpos encontrados con señales de tortura, 11 sacerdotes asesinados, 5 religiosas fueron clara evidencia de la persecución a la Iglesia. Al finalizar la guerra civil, en 1992, un grupo de personas animadoras de comunidades de base, sobrevivientes de la persecución, se encuentran y constituyen un grupo de estudio bíblico, reuniéndose un día a la semana para compartir conocimientos y comenzar a llevar la Palabra de Dios a sus lugares e ir levantando el movimiento de Lectura popular de la Biblia. Hacen contacto con la Red Bíblica Latinoamericana y del Caribe (REBILAC) y algunas asisten a los cursos de un mes de formación bíblica facilitados en el Departamento Ecuménico de Investigaciones (DEI) en San José, Costa Rica y al curso intensivo de biblia de 6 meses que la Red organiza cada 4 años. Es así como surge el equipo de Biblistas Populares de El Salvador, conectado con REBILAC.
Una de sus fundadoras, junto con Larry Madrigal, fue Eva del Carmen Menjivar, que aún continúa activa en BIPO, así como la hermana Gladys Lara, hermanita del evangelio, que desde mediados de los años 90 se unió a BIPO. A lo largo de estos 20 años, varias personas han formado parte del equipo, entre ellas fue muy importante el aporte del padre Daniel Sánchez Barbero, párroco durante 20 años de una zona muy pobre y marginal de San Salvador quien facilitó un espacio físico para nuestras reuniones semanales y los talleres bíblicos en los primeros años, también el padre Francisco Soto quien en los últimos 10 años que permaneció en el país fue un incansable animador del equipo.
Desde hace 20 años el Equipo de BIPO se dedica al estudio, promoción y divulgación de la Biblia mediante una metodología, sencilla, popular, participativa, interpretando la Palabra de Dios desde los contextos en que se escribió y la realidad que viven nuestros pueblos. Se busca que los pobres lean la Biblia con propiedad, seguridad y autoridad. Es una lectura popular, comunitaria y comprometida hecha en pequeñas comunidades conformadas por 12 o más personas en distintos lugares del país, que ponen en práctica el análisis de ver, juzgar, actuar y celebrar.
Leyendo en grupos la Biblia, los pobres comenzaron a compartir lo que eran y tenían, a partir, es decir a organizarse y organizar los compromisos, participando y abriéndose a las participaciones de los demás en la construcción de la justicia y además, a repartir entre ellos y con los otros, todo aquello que construye la vida y da crecimiento a la comunidad.

Un nuevo movimiento está dándose en las comunidades cristianas enraizadas a la vida, esperanzas y clamores de los pobres. Es un movimiento para leer nuevamente la Biblia en la comunidad. Es un movimiento que va naciendo y creciendo de muchas maneras y en muchos lugares. Nuevamente la Biblia adquiere la fuerza y el espíritu que la produjo, es Palabra que comunica comunión. La Biblia deja de ser palabra jerárquica, para convertirse en Palabra del pueblo..
Nosotros somos parte de ese movimiento. Estamos leyendo comunitariamente la Biblia y la leemos articulando e intercambiando otras experiencias en donde la lectura comunitaria de los biblistas comienza a suscitar el movimiento de la comunidad.
Somos un grupo de agentes de pastoral, animados por servir al Reino de Dios que está manifestándose en las diferentes realidades de los pobres. Queremos servir expandiendo el entusiasmo por este método, esta actitud y esta práctica con la que los pobres están leyendo comunitariamente la Biblia.

1.- OBJETIVOS GENERALES

Podemos concretarlos en los siguientes:

1.- Ayudar a que se tome conciencia de que el estudio y la reflexión de la Palabra de Dios es algo muy importante y necesario para las comunidades, Parroquias y sus agentes de Pastoral, para su autoliberación y desarrollo comunitario, en un mundo cambiante constantemente
2.- Capacitar a los agentes de pastoral, animadores de comunidades, catequistas etc. en el conocimiento de los textos bíblicos y su interpretación teniendo en cuenta el contexto en que fueron escritos.
3.- Ir creando grupos y comunidades bíblicas capaces de hacer síntesis entre Palabra de Dios y vida, fe y compromiso.

2. Medios de los que disponemos.

a) Estamos 12 personas, como hemos dicho anteriormente, de forma voluntaria, es decir, sin remuneración alguna.
b) Disponemos de un local facilitado por su dueño, donde nos reunimos. Contamos con un secretario a quien damos una pequeña remuneración por 4 horas diarias en las que atiende y lleva a cabo las funciones propias de una secretaría.
c) Nos reunimos todos los miércoles, de 2 a 5 de la tarde para orar, estudiar y preparar los contenidos de talleres de formación programados.
d) Durante 7 años Editamos una revista mensual, “La Biblia en Comunidad”, como medio de comunicación, información y formación para los agentes de pastoral, sacerdotes, religiosas y comunidades.
e) Disponemos de una Biblioteca, aunque modesta, disponible para el equipo BIPO y para cuantas personas desean profundizar en temáticas concretas o libros determinados de la Biblia.
f) Los medios económicos que necesitamos, cada año, nos han llegado de las propias personas que pertenecemos al grupo y de algunas instituciones que nos conocen y que valoran nuestro trabajo.



3- PROGRAMA ANUAL DE TRABAJO QUE REALIZAMOS

1.- Talleres anuales de formación que prepara el Equipo de BIPO.
a) Taller de Adviento (los talleres son de un día) Basado en las lecturas de los domingos de adviento. Se entrega un folleto para que los participantes lo reproduzcan en sus Parroquias o comunidades.
b) Taller de Cuaresma, con los temas de las lecturas de cuaresma y se entrega el material de cada subtema.
c) Talleres del Eje: Son tres talleres bíblicos sobre un tema de interés y actualidad que el equipo escoge: este año el tema eje es: “No tengan miedo, manténganse firmes en la fe”. Se desarrollan en los meses de Mayo, Junio y Julio.
d) Taller para preparar el Mes de la Bíblica. Es un taller que impartimos en agosto para celebrar el Mes de la Biblia, que es septiembre y cuenten las comunidades con material bíblico para su estudio.
f) Semana Intensiva de la Biblia: Una Semana de formación bíblica en base a un libro expecífico, en régimen de internado, destinada especialmente a los agentes de pastoral y animadores de comunidades. Se realiza en la última semana de septiembre para culminar con la fiesta de San Jerónimo, nuestro patrón. Cuando se ha contado con apoyo, hemos invitado a un Biblista teólogo/a, del movimiento bíblico latinoamericano que imparta la formación.

2.- Lo que nos demandan las Parroquias y comunidades:
Durante el año, atendemos a solicitudes de algunos párrocos y comunidades para que les demos formación bíblica.
Para ello nos organizamos en pequeños equipos de 3 que son enviados por el Equipo y preparan el tema a desarrollar y el material.
Normalmente son cursos de Iniciación bíblica para introducir a los participantes en el estudio de la Palabra de Dios.

3.- La Revista mensual “La Biblia en Comunidad”
Un esfuerzo realizado durante 7 años que finalizó en diciembre de 2012 por no poder continuar sosteniéndola. Se editaban 1,000 ejemplares mensuales y se distribuian en todo el país. Su contenido recogía experiencias de comunidades, noticias, artículos de opinión, un tema de estudio bíblico, otro de metodología de lectura comunitaria, con un sentido crítico de la realidad socio política del país.

4.- PERSONAS E INSTITUCIONES QUE SE BENEFICIAN

– A los 7 talleres que realizamos en el año acuden una media, por taller, de 50 personas, que son multiplicadores en sus respectivas Parroquias y comunidades.
– A la Semana Intensiva de la Biblia, suelen participar entre 35 y 40 personas.
– Se editaban 1.000 revistas, pero sabemos que sus lectores son muchos más porque muchas tienen como destino las Parroquias, sus grupos y comunidades.
– Cada año enviamos desde BIPO a dos personas al curso intensivo de Biblia organizado en el DEI en Costa Rica para su formación. Contamos con beca completa para las dos personas, y de parte de BIPO aportamos el costo del transporte.
Y las numerosas personas, grupos de parroquias y comunidades a las que atendemos a través del año, impartiendo charlas, talleres y cursos bíblicos por toda la geografía del El Salvador

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s