Adviento: Se hace camino al cavar 

Adviento: Se hace camino al cavar 

«Enderezar lo torcido, rellenar los socavones, abajar los montículos, hacernos accesibles a los otros. Somos especialistas en levantar muros, cavar fosos, sembrar los caminos de zarzas traicioneras. Preferimos aislarnos en nuestras cuevas prehistóricas que a abrirnos a las posibilidades de lo nuevo» 

«Los caminos que llevan a la Iglesia y a la Religión también se han hecho complejos y a veces escarpados.. Porque son muy estrechos y sólo caben los que se creen buenísimos, porque son complicados de seguir y de paisajes raquíticos o aburridísimos, porque hay mucha gente interesada en ocultarlos y sembrarlos de cocodrilos y pirañas» 

 Toño Casado 

Los orientales son de decir frases muy bonitas, como para enmarcar: “Recorre a menudo el camino que va hacia casa de tu amigo. Si no lo haces, el tiempo lo cubrirá de hierba y ya no lo podrás encontrar”. Así dijo el Pequeño Saltamontes…  Y es verdad que los caminos poco transitados se van desdibujando de los mapas del corazón, hasta qué nos preguntamos si todo aquello que ocurrió no fue un mero espejismo en el desierto de nuestras vidas. 

Y sin embargo debemos trabajar para conservar los caminos que nos conectan a los demás y a Dios.  Enderezar lo torcido, rellenar los socavones, abajar los montículos, hacernos accesibles a los otros. Somos especialistas en levantar muros, cavar fosos, sembrar los caminos de zarzas traicioneras. Preferimos aislarnos en nuestras cuevas prehistóricas que a abrirnos a las posibilidades de lo nuevo. Porque a veces creemos que es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer; a ver si nos vamos a ilusionar demasiado y el príncipe o la princesa nos vuelve a salir rana por muchos besos que le demos… 

Lo más cómodo siempre es el sillón y las series de Netflix. Te vas cavando un foso alrededor, te tapas con la manta y cada vez quedas menos con el personal, hasta convertirte en un náufrago que ya no escribe mensajes en botellas. Mejor quedarse ante una pantalla jugando juegos on line que bajar al bar o al parque a estar con seres de carne y hueso. Y así te vas quedando sin caminos por los que transitar, convirtiéndote en un ser sedentario, aislado, temeroso y muchas veces, gordo. 

Los caminos que llevan a la Iglesia y a la Religión también se han hecho complejos y a veces escarpados.. Porque son muy estrechos y sólo caben los que se creen buenísimos, porque son complicados de seguir y de paisajes raquíticos o aburridísimos, porque hay mucha gente interesada en ocultarlos y sembrarlos de cocodrilos y pirañas, asegurando que esas sendas no llevan a ningún sitio. Mejor quedarnos tranquilitos y dentro los de siempre, no sea que vayan a venir los que no esperamos… 

Hay que trabajar, hay que ponerse manos a la obra. Hay que esforzarse para recuperar los caminos perdidos. Eso requiere sudor, horas e inteligencia, para ver por donde trazar mejor nuestra trayectoria y construir nuestros puentes. Con esperanza constructiva y perseverante creyendo que los caminos son buenos, que Dios y los demás nos saldrán al encuentro pero sabiendo que nosotros también debemos trabajar para hacer nuestra parte. 

“Yo soy el camino” decía Jesús el Nazareno. Quien recorre de nuevo la senda de Jesús haciendo el mismo recorrido encontrará un banquete y buenas vista al final de la etapa de la vida. Pero no olvidemos que como buen Camino Jesús fue pisado, y que el accidentado itinerario de su vida acabó en una montaña del calvario con vistas a toda la humanidad, pero muy dura de vivir. 

Abre caminos, no te encierres. Inténtalo, no pierdas la esperanza de reencontrarte con los demás y con Dios. Escucha sus Palabras y no te canses de abrir el túnel incluso arañando las rocas con tus manos.  El viene a tu encuentro desde el otro lado con una tuneladora de Amor incalculable. Y su Luz hará de tu oscuridad mediodía. 

Y no te olvides de que debes hacer en este mundo de foso y fronteras de espino. ¿Cómo te sitúas ante tus hermanos que no encuentran caminos a la esperanza de una vida más digna? 

Tiempo de abrir caminos. No te canses. Manos a la obra 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s