La España Vaciada al Congreso

La España Vaciada busca fórmula para lograr grupo propio en el Congreso

Tomás Guitarte

Archivo – El diputado de Teruel Existe y presidente de la formación, Tomás Guitarte, durante su intervención en la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados tras el estado de alarma, en Madrid (España), a 24 de junio de 2020.

Cristina Armunia Berges / Iñigo Aduriz

La España Vaciada quiere tener lista para enero «la fórmula exacta» para concurrir a próximas citas electorales. La idea es presentar un proyecto de «ámbito estatal» con el que lograr un objetivo: lograr tener grupo propio en el Congreso de los Diputados. La senda la abrió Teruel Existe hace dos años, al lograr aterrizar con un diputado en la carrera de San Jerónimo tras anunciar por sorpresa su candidatura y convertirse en la fuerza más votada de la provincia. Ahora el movimiento de la España que reclama financiación, carreteras y servicios busca armar una candidatura a través de una federación o coalición.                                                                                                    «Lo que se está estudiando ahora es la fórmula de participación», explica el diputado Tomás Guitarte a elDiario.es. El turolense admite que se están barajando «alternativas distintas», pero que quieren dar con la «más adecuada», la que les sirva para lograr lo que se han propuesto. «El objetivo mínimo y a su vez el principal es conseguir un grupo parlamentario en el Congreso y en el Senado y para eso hay varias fórmulas».                    La idea de una multitud de plataformas al estilo Teruel Existe, pero sin un paraguas común, queda descartada. «Lo que sí que es evidente es que, bajo la fórmula que sea, lo que se trasladará al ciudadano español es una oferta conjunta. No va a ser 30 o 40 formaciones y que cada uno concurra por un sitio, sino que irán todas coligadas o federadas», confirma Guitarte.                                                                                          Al ser preguntado por si se están fijando en un modelo de partido parecido al del PSOE, insiste en la idea de poder «conseguir combinar los movimientos». «En cada provincia suele haber un movimiento potente. Lo que hablamos es de una federación, no que sea una solución federal, sino de una federación. Si esos movimientos se constituyen en formación política, hay varias fórmulas de agruparlos. Una de ellas es una federación entre ellos y otra simplemente una coalición electoral que se forma para participar en unas elecciones».

Pone como ejemplo las federaciones del PSOE o los diferentes grupos que formaron las confluencias de Podemos en pasadas elecciones. «Todo son federaciones o coaliciones. Es el mismo esquema, pero igual en vez de haber tres o cuatro federaciones puede haber 15 o 20», apunta. Por el momento, han pedido informes jurídicos «para conocer las ventajas de cada fórmula».

«La fórmula exacta no se definirá hasta finales de enero o principios de febrero porque lleva sus procesos contar con la opinión de todos. Desde abajo hacia arriba», añade.

La cara política más visible de esta España Vaciada cree que pueden llegar a ser los únicos «que oferten un modelo de desarrollo o un programa electoral distinto». «Porque lo que hay ahora, hay un matiz de izquierdas o de derechas, comparten un modelo de desarrollo que se ha seguido hasta ahora».

Según la normativa vigente, lograr conformar grupo propio en el Congreso –para ello es necesario contar con al menos 15 escaños o, a través de una segunda vía, superando los cinco diputados y el 5% de los votos en todo el país o el 15% en todas las circunscripciones en las que se concurre– supone ventajas políticas, económicas y de medios para los partidos.

Los grupos parlamentarios tienen garantizada su representación en todas las comisiones parlamentarias, en la Diputación Permanente y consiguen voz propia en la Junta de Portavoces y capacidad para intervenir en todos los debates en igualdad de condiciones. Dentro del Grupo Mixto, en cambio, hay que repartirse tiempos de intervención y asientos en las comisiones.

En las sesiones de control, tener grupo propio posibilita entrar en los cupos de preguntas e interpelaciones al Gobierno, así como ventajas a la hora de incluir sus proposiciones no de ley en los plenos. En términos económicos, además, las Cámaras reparten una subvención fija al mes igual para todos los grupos: en el Congreso esta ayuda es de 29.606,56 euros y en el Senado de 15.200 euros. Además, existe una «retribución variable», también mensual, que depende del número de parlamentarios que tenga cada grupo: 1.703,57 euros por cada diputado y 1.900 euros por cada senador.

Según el propio Guitarte, la constitución de esta herramienta política, a la que todavía no se dirige como partido, aunque ya está en el registro del Ministerio de Interior desde finales de septiembre, «probablemente requerirá una asamblea constituyente en función de cómo sea la herramienta que se esté utilizando».

Decidir la fórmula, fijar una asamblea constituyente y elegir los territorios a los que presentarse serán los siguientes pasos, que ya parecen inminentes, de la España Vaciada. Elegir bien en qué circunscripciones concurrir, al estilo de Más País en las últimas generales, será esencial para obtener grupo propio. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s