Mensaje de los obispos de Honduras

«Estamos por el cambio y conocemos las dificultades»Obispos de Honduras, al nuevo Gobierno: «Las esperanzas del pueblo no pueden quedar defraudadas»

Bandera de Honduras
Bandera de Honduras

En el marco de la nueva etapa de gobierno que está viviendo Honduras, los obispos de este país aprovecharon la reunión de su Asamblea plenaria para escribir su mensaje

Recuerdan a las autoridades responsables que las «esperanzas del pueblo no pueden quedar defraudadas», ya que en ese caso se correría el riesgo de que «cunda de nuevo la decepción»

Es su responsabilidad no dar continuidad al imparable fenómeno de la migración ilegal y que «surjan comportamientos sociales peligrosos»

Por | Sofía Lobos

(Vatican News).-El pasado 11 de febrero, con ocasión de la fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, los obispos de Honduras, país que está viviendo el inicio de un nuevo gobierno, publicaron un mensaje escrito en el marco de su Asamblea plenaria y titulado «Una Iglesia en camino, con Santa María, para la vida de Honduras», en el que se dirigen al Pueblo de Dios y a todas las personas de buena voluntad, «con la esperanza de que este tiempo que vivimos, con sus luces y sombras, sea para todos nosotros una oportunidad para consolidar nuestra identidad y nuestra misión en el mundo como bautizados, de manera individual y eclesial».

Caminemos juntos

Haciendo alusión al camino sinodal que está recorriendo actualmente la Iglesia Católica, los prelados hondureños destacan el valor de la palabra sínodo, que viene del griego y significa “Caminar juntos”:

«Este camino se inició entre nosotros hace dos años -escriben los obispos- conduciéndonos a la Primera Asamblea Eclesial de América Latina, celebrada en México y en todos los países del Continente (tanto con participación virtual como presencial) y ahora se extiende a nivel global con el espíritu de Comunión, Participación y Misión”.

Para los prelados, se trata de un nuevo camino que implica ante todo «una actitud de escucha, iluminada por la Palabra de Dios y una conversión que nos lleve a superar la indiferencia o la exclusión y marginación de muchos, y sentimos corresponsables de una nueva manera de ser Iglesia».

Contamos con la compañía de María

Y precisamente, en este caminar, la Conferencia Episcopal Hondureña resalta la presencia y la compañía de la Virgen María:

“Los hondureños nos sentimos muy bendecidos, porque estamos viviendo el camino sinodal, como un tiempo especial de gracia, de la mano de la Santísima Virgen, en la celebración del Año Jubilar Mariano, con motivo del 275º aniversario del hallazgo de la imagen de Nuestra Señora de Suyapa”

Las esperanzas de un pueblo

En cuanto a esta nueva etapa de gobierno en Honduras, los prelados hacen hincapié en que las «esperanzas del pueblo no pueden quedar defraudadas, pues correríamos el riesgo de que cunda de nuevo la decepción, continúe imparable la migración ilegal y surjan comportamientos sociales peligrosos».

Por otro lado, en su mensaje los obispos explican que ven con agrado la resolución del problema en el Congreso Nacional, aunque piden que estos procesos se realicen con «respeto a la institucionalidad y a la legalidad», en lugar de ser solucionados con «arreglos movidos más por intereses de grupo» que por el bien del país:

“Es importante que en el Congreso Nacional se establezcan con claridad las prioridades que tiene el país y se legisle en torno a ellas con una mirada hacia el futuro, en lugar de centrarse en determinaciones de carácter más secundario y ancladas en el pasado. Para combatir precisamente las malas prácticas que históricamente nos han afectado, es importante potenciar y respetar el sistema republicano, con la consecuente independencia de los Poderes del Estado legítimamente constituidos”

«Necesitamos un plan social y económicamente realista y factible, que garantice mejores condiciones de vida para las familias hondureñas; un plan que reduzca y, si es posible, que haga desaparecer el flagelo de la migración»

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NwYWNlX2NhcmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1492201532741328896&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fwww.religiondigital.org%2Famerica%2FObispos-Honduras-Gobierno-esperanzas-defraudadas_0_2424057581.html&sessionId=b388b003f8d63a0f167745f5f91b0552847a6e80&siteScreenName=ReligionDigit&theme=light&widgetsVersion=0a8eea3%3A1643743420422&width=550px

Plan de nación

En este contexto, el Episcopado de Honduras indica que no basta la buena voluntad para responder a las esperanzas de la población:

«Necesitamos un plan social y económicamente realista y factible, que garantice mejores condiciones de vida para las familias hondureñas; un plan que reduzca y, si es posible, que haga desaparecer el flagelo de la migración, que obliga a tantos hondureños a abandonar su patria; un plan que priorice el empleo, la salud, la educación y la construcción democrática».

«Y esto -añaden los obispos- es tarea de todos, del gobierno, de las instituciones y de las personas; pues hemos de estar más preocupados por aportar, que por estar pidiendo y recibiendo».

Honduras necesita políticos responsables

Finalmente, los mitrados afirman ser conscientes de que la realización de un plan de nación «requiere tiempo, procesos, profesionalismo, ética y diálogo»y que este se encontrará «con resistencias y enemigos, como la comipción y la impunidad, los egoísmos de personas e instituciones y la falta de una justicia objetiva, imparcial y no sometida a los intereses particulares».

«Por ello -se lee en el escrito- estamos por el cambio. Honduras necesita políticos responsables de la tarea asumida y un pueblo en auditoría y veeduría constante».

Orando juntos

El documento concluye con el deseo de los obispos de lograr verdaderos cambios a pesar de que los desafíos sean grandes:

«Refundemos Honduras no sobre ideologías ya gastadas, sino sobre la verdad, la justicia, el amor mutuo y la libertad, que son los pilares de la Doctrina Social de la Iglesia», concluyen los mitrados pidendo que la maternal intercesión de Santa María de Suyapa, Patrona de Honduras, «nos alcance de Dios la abundancia de su gracia, sabiduría y fortaleza».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s