Sínodo 2023

La CEE envía un cuestionario a las diócesis para conocer el estado de la consulta

La fase diocesana se prolonga hasta agosto de 2022

El equipo sinodal de la CEE quiere avanzar en su labor de acompañamiento a los responsables diocesanos Después de varias semanas de proceso, las diócesis españolas han comenzado a compartir sus reflexiones en encuentros públicos y orientados a la escucha

Todo sobre el Sínodo 2021-2023                                                                                            Por | María Gomez / ARAS

El pasado lunes 7 de febrero, la Secretaría General del Sínodo presentó el primer balance oficial del camino sinodal. Hablaban de «gran satisfacción» porque el 98% de las conferencias episcopales y sínodos de las Iglesias orientales han designado a una persona o equipo responsable de guiar el Sínodo en las realidades locales.                            Y entre las conclusiones, varias fortalezas y alguna debilidad; entre ellas: «Los laicos y la vida consagrada están mostrando un gran entusiasmo (…) El miedo y la reticencia que se dan entre algunos grupos de fieles y entre el clero».                                             ¿Y en España? Tres meses después de iniciada la fase diocesana, ¿cómo se está desarrollando el Sínodo de la sinodalidad en las diócesis españolas?

El equipo sinodal constituido por la Conferencia Episcopal Española (CEE), que coordina el arzobispo Vicente Jiménez Zamora, mantuvo un encuentro en Madrid el pasado 27 de enero para concretar los pasos que quiere seguir dando en su labor de acompañamiento a las diócesis.                                                                                       Entre las medidas que van a poner en marcha, ha decidido que van a enviar a los responsables diocesanos un cuestionario para conocer en qué momento de la consulta se encuentran los grupos sinodales en España.                                          Los resultados se conocerán a principios de marzo, en una reunión que además servirá para mantener reuniones online por zonas y conocer en qué medida el proceso sinodal está llegando a las distintas realidades eclesiales (parroquias, asociaciones, movimientos, congregaciones, etc.) y a colectivos de alejados. Además, aprovecharán para realizar una jornada formativa.

Asamblea final en junio

Suponiendo que ese balance del estado del Sínodo en España se haga público, hasta ese momento no podrá conocerse con seguridad cuántas parroquias, grupos, movimientos, asociaciones, congregaciones y comunidades de todo tipo están participando en la consulta sinodal requerida por el papa Francisco.                                   Lo que sí es seguro es que en una fecha por concretar en el mes de junio se celebrará la Asamblea final o fiesta sinodal, un evento que será el momento culmen del discernimiento diocesano, donde se presentarán las síntesis y testimonios del camino sinodal y habrá espacios para la deliberación de los participantes y para la celebración.  Posteriormente, el equipo sinodal de la CEE elaborará una síntesis con las aportaciones diocesanas que enviará a los obispos españoles, estos las trabajarán en asamblea y mandarán a Roma (con fecha límite de agosto de 2022) un documento que, junto a las conclusiones de las conferencias episcopales del resto del mundo, serán la base del primer Instrumentum laboris[LEER MÁS: Por qué hay dos Instrumentum laboris del Sínodo de 2023]                                                                                                                   Primeros eventos sinodales en las diócesis                                                                     Después de varias semanas de camino sinodal, las diócesis españolas han comenzado a compartir sus reflexiones en encuentros públicos. Al mismo tiempo, el proceso sinodal recomienda ampliar la consulta más allá de las parroquias y comunidades, y abrirlos a la sociedad civil, y en esa línea también se han celebrado varios encuentros enfocados a la escucha.                                                                                                    Por ejemplo, en Madrid, el 11 de enero, tuvo lugar un encuentro público entre el cardenal Carlos Osoro y una veintena de políticos, creyentes y no creyentes, de todas las formaciones políticas (PP, Más Madrid, PSOE, Podemos, Ciudadanos, Recupera Madrid y Vox). Fue un debate amplio y rico donde se trataron los más diversos asuntos: desde la encíclica Fratelli Tutti, los sin-papeles y los pobres, hasta el papel de la mujer, los abusos o el materialismo.                                                                                                Entre otras muchas actividades y encuentros, Osoro también se ha reunido con los empresarios y con profesores universitarios.                                                                En Bilbao, en el auditorio de la Universidad de Deusto, el 23 de enero se celebró una jornada con un centenar de representantes de los 97 grupos sinodales de la diócesis, en los que han participado alrededor de 2.700 personas. Se presentó un resumen de las propuestas y se trabajó conjuntamente en un borrador del documento-síntesis. El obispo, Joseba Segura, insistió: «Los debates de ideas son necesarios en la Iglesia»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s