«Predicate Evangelium» en el encuentro de cardenales

Cardenal Czerny: “Praedicate Evangelium, una experiencia de Iglesia y una esperanza de Iglesia”

Encuentro de cardenales sobre Praedicate Evangelium
Encuentro de cardenales sobre Praedicate Evangelium

Omella: «Se insiste mucho en evangelizar y que la Iglesia y todas las estructuras están para evangelizar y no para fiscalizar, para imponer, sino anunciar a Jesucristo”

“Nuestra gran misión es evangelizar, el problema es cómo”

Maradiaga: “No se considera un simple texto canónico, sino un nuevo espíritu”

“Al Santo Padre se le veía muy bien, estaba muy contento”

Por| Luis Miguel Modino, enviado especial a Roma

Casi doscientos cardenales reunidos en el Aula del Sínodo para debatir sobre la última Constitución del Papa Francisco, la Praedicate Evangelium, un encuentro que ha comenzado con la escucha de unos a otros, algo de particular importancia en un colegio cardenalicio que recoge “las voces de las muchas iglesias que son representadas”, como afirma el Cardenal Michael Czerny, que no duda en calificar el momento como una “una experiencia de Iglesia y una esperanza de Iglesia”.

Omella: «Todas las estructuras están para evangelizar»

En la misma línea se ha expresado el Cardenal Omella, que ha destacado la fraternidad, normalidad y clima de libertad vivido entre los purpurados, que ve como un modo de “poner en práctica la sinodalidad”. El arzobispo de Barcelona ha destacado, como recoge el preámbulo de la última Constitución Apostólica de Francisco, “donde se insiste mucho en evangelizar y que la Iglesia y todas las estructuras están para evangelizar y no para fiscalizar, para imponer, sino anunciar a Jesucristo”, señala el presidente de la Conferencia Episcopal Española.

Ha sido algo en lo que también ha insistido el Papa en su breve alocución inicial, haciendo ver que “en el fondo es desarrollar el Concilio Vaticano II y la sinodalidad, que trabajemos en esa línea de trabajar en comunión”. Algo que tiene que ser llevado a cabo en las diócesis y parroquias, “porque si no, no tiene sentido”, insiste el Cardenal Omella, que ha afirmado que esto ha sido resaltado en los grupos. Desde su punto de vista, “todos estamos implicados, no solo los cardenales y los que trabajan en las curias, sino obispos, sacerdotes, padres de familia y todos los bautizados”.

¿Cómo evangelizar?

Para el presidente del episcopado español, “nuestra gran misión es evangelizar, el problema es cómo”, insistiendo en la necesidad de hechos más que palabras, “sobre todo de caridad, de fraternidad, de trabajar por la justicia, por la paz”. En ese sentido, dijo que, en su grupo de trabajo, en que los cardenales han sido divididos por lenguas, se ha recordado la Carta de Diogneto, donde se insiste en que los cristianos tengan un estilo distinto, que sean “como el alma dentro del cuerpo”, algo a lo que ha llamado a asumir sin ninguna vergüenza.

De modo alguno se puede hablar de pre-cónclave, algo en lo que ha insistido el arzobispo de Barcelona, como también hizo el cardenal Rodríguez Maradiaga, que llegó a ver estas especulaciones como “telenovela barata”, reconociendo el presidente de la Conferencia Episcopal Española que “conocer a cardenales de otros lugares, eso nos hace crecer en comunión y en conocimiento, eso es bueno”, pero sin que eso pueda llevar a hablar de pre-cónclave”.  

Al hablar de la Praedicate Evangelium, el cardenal Maradiaga ha resaltado que “no se considera un simple texto canónico, sino un nuevo espíritu”, algo que ve como muy importante. Como en el caso del cardenal Omella, el purpurado hondureño ha destacado el que la Iglesia esté ante “un paradigma para que se pueda llevar a la práctica en las curias diocesanas”, un paso adelante muy bueno, según él.

‘Meter el diente’ al texto

Sobre la intervención del Papa, Rodríguez Maradiaga ha resaltado su agradecimiento a todo el trabajo de la Curia, y en su insistencia “en que le metamos el diente y la pongamos en práctica”. Un encuentro del que no espera sorpresas, inclusive ningún nuevo nombramiento inmediato entre el alto escalón curial.

Finalmente, el Cardenal Adalberto Martínez Flores, uno de los que recibió el capelo el pasado día 27 de agosto, ha destacado que “al Santo Padre se le veía muy bien, estaba muy contento”. El arzobispo de Asunción ve este momento como oportunidad de los cardenales para conocerse, resaltando la alegría del pueblo paraguayo por su nombramiento, “por esta mirada del Santo Padre hacia el Paraguay”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s