The Chosen. Los elegidos.

La primera serie sobre Jesús de Nazaret

Por Peio Sánchez

La serie The Chosen ha sido un inesperado éxito de público. Y resulta novedoso en el gran y competitivo mercado de las series. Ya contábamos con los largometrajes sobre Jesús que han poblado la historia del cine con más o menos acierto. Se trata de una herencia alargada donde hay gran variedad de visiones, con inclinaciones al espectáculo como en la “La historia más grande jamás contada”, a la literalidad como en “El Evangelio según san Mateo”, a la indagación enredada sobre la humanidad y la divinidad en “La última tentación de Cristo” o a la exploración trágica sobre el sentido del sufrimiento en “La pasión de Cristo”. Ya el formato televisivo se han acercado a Jesús en las series sobre la Biblia y especialmente resulta inspiradora para “The Chosen” la serie anglo-italiana “Anno Domini” (1985), donde se hace una narración entre ficción y realidad sobre los hechos de los apóstoles.

Este es legado que recibe como un reto el creador de la serie Dallas Jenkins. Se trata de adentrarse en la figura de Jesús desde la mirada de “Los elegidos”. Dallas nace en una familia evangelista, su padre Jerry B Jenkins es un famoso novelista cristiano que lanzó con el peculiar Tim LaHaye una serie de novelas de ficción apocalíptica que han sido llevadas a la pantalla, recordemos “Desaparecidos sin rastro” (2014) con Nicolas Cage. Desde joven se dedica a la producción de cine cristiano realizando películas de tono menor como “Un golpe del destino” (2010) y «The Resurrection of Gavin Stone” (2017). Sin embargo, en ellas gana técnica cinematográfica y afina la dirección de actores.

“The Chosen” en un salto importante, aunque el comienzo fue germinal. La producción de plantea originalmente como un crowdfunding y el visionado en una app. Pero esta forma de realización tenía a la base una especial relación con el público, y ya antes de nacer crece una red de colaboradores que harán de difusores de la serie. Esto ha garantizado la consolidación de la producción de las tres primeras temporadas y el proyecto aspira ha llegar hasta siete; adentrándose en la vida de Jesús, la pascua y las primeras comunidades. Todo ellos acompañado del crecimiento en la distribución en plataformas y televisiones.

Tres criterios y una mirada marcan el estilo de “The Chosen”. El primer criterio es el cuidado por la historicidad en el guion, la ambientación y la puesta en escena. Con las licencias de la creación ficticia de muchos rasgos de los discípulos se asume la investigación histórica reciente sobre la figura de Jesús. El segundo criterio es la mirada ecuménica, por ello son asesores de la serie un rabino, un sacerdote católico y un pastor. En este sentido cabe resaltar la fidelidad a los textos bíblicos y al contexto religioso judío.

El tercer criterio es la intención de realizar un relato con vigencia actual, así la atención a las figuras femeninas entre las discípulas, la presentación de los contextos conflictivos y de poder entre los propios discípulos y los grupos de la época, así como la situación de los empobrecidos y vulnerables que reclaman la atención de Jesús. Esto supone algunas licencias que se ponen al servicio del atractivo de la narración como que Mateo sea un tipo Sheldon Cooper de “The Big Bang Theory” o la predicación de las bienaventuranzas se parezca a un mitin religioso evangelista.

La mirada es la mejor intuición: mostrar a Jesús desde la experiencia de los primeros discípulos. No es una historia sobre Jesús sino sobre los discípulos que llevan a Jesús. Este punto de vista garantiza introducir elementos de ficción que perfilan la actualidad del personaje y su arco de transformación sin desgastar la verdadera historia. Lo que a la vez permite acercarse a la persona de Jesús en sus mismas palabras y obras, en sus intenciones y en su conciencia. Esta opción posibilita ir poco a poco en la narración, a paso de serie, entrando en aspectos que van desde los milagros a la variedad social de la época, desde la predicación a los gestos de Jesús, desde su oración a sus diferentes relaciones. Añadiendo contrapuntos e historias secundarias como Nicodemo, el fariseo simpatizante; Atticus, miembro de la policía secreta de Roma; Tamar, la discípula etíope;  Quintus, el poderoso lleno de dudas; o Edén, la esposa de Pedro.

El reparto de jóvenes actores va mejorando con el avance de la serie con Jonathan Roumie como Jesús, Elizabeth Tabish como María de Magdala y Shahar Isaac como Pedro entre un amplísimo elenco. La cuidadosa puesta en escena, la originalidad de la iluminación, la atención meticulosa por el lugar de la cámara y una reseñable banda sonora marcan un estilo para acompaña la historia dando atractivo y dignidad.

Ciertamente que todas las transposiciones fílmicas sobre la vida de Jesús tienen fuertes limitaciones, que no solo son las inherentes al misterio del personaje que representan sino que también están afectadas por la dificultad de trasladar al lenguaje fílmico los cuatro evangelios escritos con una fuerte dependencia de la tradición oral. Además, los estereotipos culturales de siglos de tradición condicionan la visión histórica no solo de Jesús sino de su entorno.

Sin embargo, sin sobredimensionar las pretensiones, The Chosen es un relato atractivo y actual dirigido a grandes públicos y permite que la adherencia a la serie sea una ocasión para un mejor conocimiento popular de Jesús, también a generaciones que lo desconocen. Esperemos larga vida a esta serie a no perder de vista.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s