El tiempo de los presos es tiempo de Dios

«Entrañas maternales. Esa es la motivación esencial de la persona voluntaria»

Cárcel
Cárcel

“El voluntariado es el lugar donde la compasión y la solidaridad se encuentran. Ambos conceptos comparten los mismos valores fundamentales: apoyarse mutuamente desde una posición de confianza, humildad, respeto e igualdad”

«Cada uno es llamado a sincronizar el tiempo del propio corazón, único e irrepetible, con el tiempo del corazón misericordioso de Dios»

Por Xaquín Campo Freire

— Ya estamos en NAVIDAD. Y aquí me tienes, amigo Xaquín, otra vez más para seguir hablando de la cárcel y de los presos. Hoy tengo una hora o más. Hace unos días, 05-12-2022, era el “Día del voluntariado”. Es curioso eso de tener que poner días para aquello que no debemos olvidar. Tiene su aquél de positivo y también de negativo, supongo. De forma muy reiterada te he escuchado, eso de: “El TIEMPO DE LOS PRESOS ES TIEMPO DE DIOS”. 

¿Quieres entonces que hablemos de eso? Haces alusión a dos temas bien interesantes. Ambos le afectan a las cárceles de forma muy directa

1º.- “El voluntariado es el lugar donde la compasión y la solidaridad se encuentran. Ambos conceptos comparten los mismos valores fundamentales: apoyarse mutuamente desde una posición de confianza, humildad, respeto e igualdad”. ¿Sabes de quién es esta cita? Ya veo que señalas hacia Biblia que ves ahí encima de la mesa. No. Aunque en ella, ya en el Antiguo Testamento ambas utopías son elementos absolutamente axiales y fundamentales. Y no digamos ya toda la forma de vivir de Jesús de Nazaret. Te voy a repetir algo de lo que mi benemérito mentor bíblico, D. Uxío García Amor, nos ha hablado mucho. El vocablo hebreo rahamim, plural del sustantivo raham, significa exactamente seno materno. La traducción literal sería entrañas maternales. Esa es la motivación esencial de la persona voluntaria que esté bien constituida.

Belén

La palabra hamal, literalmente: mantener con vida a un enemigo derrotado, expresa ese rasgo de compasión, que significa: mostrar compasión, conceder el perdón y la conmuta de las penas. Dedicarle parte de la vida para que viva. Por eso el Día Internacional del Voluntariado, 5 de diciembre, es el recordatorio para celebrar y agradecerles a las personas del mundo su valioso tiempo y esfuerzos voluntarios al servicio de los más necesitados y de las causas humanitarias más urgentes e imprescindibles. Es unir esfuerzos y promover iniciativas positivas para una mejor atención. Porque también necesitan absolutamente aliento y ánimo y saber que no están solos. Los temas de los Días Internacionales están vinculados a los principales campos de acción de las Naciones Unidas para: “mantenimiento de la paz, protección de los derechos humanos, promoción del desarrollo sostenible, defensa del derecho internacional y la ayuda humanitaria”. 

¿Son necesarios estos recordatorios en días significativos? Sí. Pues de lo contrario quedaríamos al albur de los más aprovechados y abusones. 

2º.- Y hablando del segundo tema: “El TIEMPO ES DE DIOS” 

Sí, en la vida todo es dialéctico. Y eso es positivo si sabemos “vivir en el hoy de Dios”, como dijo el Hermano Roger de Taizè. Eso que tú me atribuyes no es una  idea mía. Se lo debemos a Juan Pablo II, en el MENSAJE JUBILAR PARA LOS PRESOS EN EL AÑO 2000: Año Santo Romano. Es un documento corto pero muy importante para el mundo de las prisiones, para los Estados,  ciertamente,  para la Pastoral Penitenciaria y para el mundo actual. En él el Papa habla muy claro de varias cosas, entre ellas esa que a ti te llama tanto la atención y a mí también. Por eso mismo,  más que un comentario prefiero una lectura conjunta del texto literal y luego hablamos de ello, si te parece. Vale la pena la cita: 

“El Jubileo los recuerdan que el tiempo es de Dios. Y não escapa la este señorío de Dios el tiempo de la detención. 1º.-Los poderes públicos que, en cumplimiento de una disposición legal, privan de la libertad personal a un ser humano poniendo como que entre paréntesis un período mas o menos largo de su existencia, deben saber que no son señores del tiempo del recluso». 2º. «Del mismo modo, quien se encuentra detenido, no debe vivir como si el tiempo de prisión le fuera sustraído de manera irremediable”. También el tiempo transcurrido en la cárcel es tiempo de Dios y como tal debe ser vivido; es tiempo que há ser ofrecido a Dios como ocasión de verdad, de humildad, de expiación y también de fé». 3º. «El Jubileo sirve para recordarnos que no solo el tiempo es de Dios. Más aún: los momentos en que supiéremos recapitular todo en Cristo se tornan para nosotros «en un año de gracia del Señor». 4º. «Durante el período del Jubileo cada uno es llamado a sincronizar el tiempo del propio corazón, único e irrepetible, con el tiempo del corazón misericordioso de Dios, siempre pronto a acompañar la cada uno, al ritmo de su paso, hasta ala salvación» 5º. «Sin embargo, aunque a veces, la condición carcelaria corra el riesgo de despersonalizar el individuo, privándolo de muchas posibilidades de expresarse a sí mismo públicamente, el recluso debe recordar que, delante de Dios, no es así: el Jubileo es el tiempo de la persona, donde cada uno es él mismo delante de Dios, à imagen y semejanza de Él. Y cada uno/una es llamado a acelerar su paso, con rumbo hacia la salvación y progresar en el descubrimiento gradual de la verdad sobre sí mismo». (Mensaje Jubilar, 3).

Navidad en la cárcel

Si juntamos los dos temas que tú citas podemos concluir: Voluntariados en la cárcel, ¿para qué?

 “El voluntariado es el lugar donde la compasión, (concepto bíblico) y la solidaridad (concepto más civil) se encuentran. Ambos conceptos comparten los mismos valores fundamentales: apoyarse mutuamente desde una posición de confianza, humildad, respeto e igualdad”. “Mantenimiento de la paz, protección de los derechos humanos, promoción del desarrollo sostenible, defensa del derecho internacional y la ayuda humanitaria”. (ONU). 

Y ahora que estamos comenzando un nuevo año: Cada uno es llamado a sincronizar el tiempo del propio corazón, único e irrepetible, con el tiempo del corazón misericordioso de Dios, «en un año de gracia del Señor», siempre prontos a acompañarnos cada uno, al ritmo de su paso, hasta la salvación». (X. P. II)

“El TIEMPO ES DE DIOS”. EL DE LOS PRESOS TAMBIÉN.

Xaquín, vale la pena que sigamos hablando! 
—  Amigo: FELIZ NADAL! FELIZ ANO NOVO! E UN BO 2023! 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s