Las comunidades campesinas y pobres de Perú están gritando ¡Escuchemos!


Pronunciamiento del Equipo de Lectura Pastoral de la Biblia de Perú, frente a lo que pasa en el país

Protestas de comunidades campesinas en Perú

«Queremos hacer pública, en primer lugar, nuestra solidaridad y cercanía con nuestros hermanos y hermanas de las comunidades campesinas y pobres de las diversas regiones del país»

«Siempre se intenta descalificar y difamar primero para poder reprimir después con fachada de legalidad»

«Condenamos la violencia en cualquiera de sus formas y venga de donde venga, pero recordemos que la primera violencia es la institucionalizada y legalizada con discursos falsos»

«En nuestros hermanos y hermanas, campesinos, campesinas y pobres que luchan por dignidad y justicia, reconocemos a los nuevos rostros de Jesús de Nazaret acusado de hereje y subversivo para poder ser crucificado»

 | ELPB

Queremos hacer pública, en primer lugar, nuestra solidaridad y cercanía con nuestros hermanos y hermanas de las comunidades campesinas y pobres de las diversas regiones del país; especialmente de la región del sur andina, con quienes hemos tenido durante mucho tiempo vínculos de articulación y mucho camino andado juntos.

Vemos su sufrimiento en la represión, escuchamos su clamor ante el maltrato, sentimos su humillación ante el desprecio y queremos estar cerca de ell@s en sus luchas de liberación.

La sangre de nuestros hermanos y hermanas grita desde el suelo, desde la tierra que abrió sus fauces para recibir la sangre derramada de nuestr@s herman@s

Como país, debemos enfrentar el desafío que se nos presenta: ¡Escuchemos! Y Hagámonos la pregunta, ¿qué hemos hecho con nuestr@ herman@? Los responsables de estas muertes y de esta sangre derramada, llevarán para siempre, como Caín, la marca en la frente que los identificará en la memoria de nuestro pueblo.

Las comunidades campesinas y pobres, están gritando; han gritado fuerte desde las elecciones pasadas y están gritando fuerte ahora. Necesitamos escuchar ese grito en vez de querer reprimirlo y silenciarlo. Se les quiso, y se les quiere, silenciar a través del desprecio, la discriminación y la mentira.

Se les quiso silenciar con la falsa narrativa del “¡Fraude!” y con el desprecio y la discriminación del “son ignorantes”, “no saben firmar”, “los engañan fácilmente”, “son manipulados”.

Se les sigue queriendo silenciar con la descalificación y la calumnia, con la falsa narrativa del vandalismo, de la mano negra extranjera o del terrorismo.

Según los datos ofrecidos por el primer ministro en su conferencia de prensa, en Puno hubo 9000 manifestantes y en Juliaca 15000. O sea que, según él afirma, sólo en esta región, hay una “turba de vándalos” de 24000 peruan@s.

«Se les sigue queriendo silenciar con la descalificación y la calumnia, con la falsa narrativa del vandalismo, de la mano negra extranjera o del terrorismo»

Si le agregamos l@s de Cuzco, Ayacucho y las otras regiones, ¿Cuánt@s “vándalos violentistas” hay en Perú?

¿Tantos miles de peruan@s son “terroristas”? ¿Tod@s est@s peruan@s están “movidos y soliviantados por elnarcotráfico y por Evo Morales” como afirma el premier?

¿Tant@s miles de peruan@s son l@s mal@s, mientras los poquitos pobrecitos ministros y congresistas son los buenos?

Condenamos la violencia en cualquiera de sus formas y venga de donde venga; por eso, condenamos también la violencia “infiltrada” que lleva a la muerte de nuestros “hermanos” policías; pero recordemos que la primera violencia es la institucionalizada y legalizada con discursos falsos.

«La primera violencia es la institucionalizada y legalizada con discursos falsos»

No dudamos que pueda haber infiltrados que provocan violencia, pero no aceptamos que las protestas legítimas del pueblo sean descalificadas con la difamación y la mentira, y no creemos que la represión y la muerte sean el camino para responder al resentimiento y la rabia justas, acumuladas por tantas formas de desprecio durante tanto tiempo.

No aceptamos que se siga reprimiendo al pueblo pobre mientras desde los poderes establecidos, y los grupos de poder afines, siguen queriendo destruir las instituciones democráticas del país…

siguen queriendo gobernar los que perdieron en las democráticas elecciones pasadas…

«¿Quiénes son los vándalos más dañinos en el largo plazo?»

¿Quiénes son los vándalos más dañinos en el largo plazo? ¿Los que “impiden el libre tránsito y destruyen propiedad pública o privada, agreden a policías y a los comerciantes que quieren seguir trabajando”? como afirman; ¿O los congresistas que están dinamitando nuestras instituciones fundamentales?

¿Qué nos afecta más?

Acabar con la autonomía del Tribunal Constitucional, manipular y controlar los organismos electorales, destruir la calidad educativa por sus intereses particulares, pervertir y corromper el congreso con la relección inmediata de ellos mismos y con la admisión sin filtros de personas corruptas y sin partidos, fomentar los partidos vientres de alquiler, eliminar la posibilidad de cerrar el congreso, pero no la de censurar y defenestrar al presidente, querer destruir el ojo que llora y el museo de la memoria, ¿no son actos de vandalismo antidemocrático y actos de terror más graves a largo plazo?

Siempre se intenta descalificar y difamar primero para poder reprimir después con fachada de legalidad. Por eso, en nuestr@s herman@s campesin@s y pobres que luchan por dignidad y justicia reconocemos a los nuevos rostros de Jesús de Nazaret acusado de hereje y subversivo para poder ser crucificado.

¡BASTA YA DE SANGRE! ¡BASTA YA DE REPRESIÓN!

Para poder dialogar, necesitamos primero escuchar al otr@.

Equipo de Lectura Pastoral de la Biblia – Perú

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s