Semana de Oración por la Unidad de los cristianos

«Aprendan a hacer el bien, busquen la justicia», lema de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

Cartel con el lema

El tema de las oraciones ecuménicas que se llevan a cabo del 18 al 25 de enero fue elegido por el Consejo de las Iglesias cristianas de Minnesota, en los EEUU

Se trata de una invocación del Libro de Isaías: «Aprendan a hacer el bien, busquen la justicia»

El Papa Francisco celebrará, como es tradición, las segundas Vísperas en la Basílica de San Pablo Extramuros, en la solemnidad de la conversión del Apóstol San Pablo

Por Alessandro Di Bussolo

(Vatican News).- El 18 de enero comienza la Semana de oración por la unidad de los cristianos 2023, cuyo tema fue elegido por un grupo local de los Estados Unidos de América convocado por el Consejo de las Iglesias de Minnesota. Se trata de una invocación tomada del Libro del Profeta Isaías (1, 17): «Aprendan a hacer el bien, busquen la justicia».

En diciembre del 2020, el grupo se había reunido, por primera vez a distancia, aunque muchos ya se conocían y todos estaban familiarizados con la labor del Consejo de las Iglesias de Minnesota, cuyos líderes son activistas y pastores de diversas congregaciones y comunidades.

 La Comisión internacional nombrada conjuntamente por el Consejo pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, ahora Dicasterio, y por la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de las Iglesias, y encargada de revisar los textos de la Semana, se reunió con los delegados del Consejo de las Iglesias de Minnesota en Bossey, Suiza, del 19 al 23 de septiembre del 2021.

El Grupo local que redactó el texto estaba formado por hombres y mujeres, madres, padres, personas capaces de narrar, representantes de las diversas experiencias de culto y expresiones espirituales, tanto de los pueblos indígenas de Estados Unidos como de las comunidades de inmigrantes – forzados o voluntarios – que ahora llaman “casa” a esta región, y que muestran, a nivel individual, diferentes capacidades para narrar y elaborar su propia historia.

En el grupo de Minnesota también hay migrantes y víctimas del racismo

Los miembros del grupo también representaban a regiones urbanas y suburbanas y a muchas comunidades cristianas. Esta diversidad permitió una reflexión profunda y una experiencia de solidaridad enriquecida por muchas perspectivas diferentes. Los miembros del grupo local de Minnesota esperan que su experiencia personal – de ser víctimas del racismo y la denigración como seres humanos – pueda servir de testimonio de la inhumanidad de la que pueden ser capaces los hijos de Dios, para con el prójimo. También existe un profundo deseo interior de que, como cristianos que encarnan el don de Dios de la unidad, se aborden y erradiquen las divisiones que impiden comprender y experimentar la verdad de que todos pertenecen a Cristo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s