Disolución de 101 ONGs en Nicaragua

El Parlamento de Nicaragua disuelve un centenar de ONG y expulsa a las Misioneras de la Caridad

El Parlamento de Nicaragua disuelve un centenar de ONG y expulsa a las Misioneras de la Caridad
El Parlamento de Nicaragua disuelve un centenar de ONG y expulsa a las Misioneras de la Caridad

La disolución de las 101 ONG fue aprobada con carácter urgente y sin debate por los 75 diputados sandinistas y sus aliados. Otros 15 legisladores, de los 91 que integran el Parlamento, se abstuvieron, y uno se ausentó.

La ilegalización de las Misioneras de la Caridad y de las otras 100 ONG fue propuesta por el diputado sandinista Filiberto Rodríguez, a petición del Gobierno del presidente Daniel Ortega, a través del Ministerio de Gobernación

 | RD/Efe

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua,de mayoría gubernamental, canceló este miércoles las personalidades jurídicas de otras 101 ONG, incluida la Asociación Misioneras de la Caridad de la Orden Madre Teresa de Calcuta.

Las Misioneras de la Caridad, creada el 16 de agosto de 1988 durante el primer régimen sandinista (1979-1990) tras una visita a Nicaragua de Madre Teresa de Calcuta, mantenía una guardería, un hogar para niñas víctimas de abusos o abandonadas, y un asilo de ancianos, que comenzaron a cerrar desde el pasado 15 de junio.

La disolución de las 101 ONG fue aprobada con carácter urgente y sin debate por los 75 diputados sandinistas y sus aliados. Otros 15 legisladores, de los 91 que integran el Parlamento, se abstuvieron, y uno se ausentó.


La ilegalización de las Misioneras de la Caridad y de las otras 100 ONG fue propuesta por el diputado sandinista Filiberto Rodríguez, a petición del Gobierno del presidente Daniel Ortega, a través del Ministerio de Gobernación.

Sin permiso para cuidar a niños o ancianos

Según un informe de la Dirección General de Registro y Control de Organismos Sin Fines de Lucro de la cartera de Gobernación, las Misioneras de la Caridad incumplieron «con sus obligaciones» conforme la ley que los regula, y la Ley de Lavado de Activos, el Financiamiento al Terrorismo y el Financiamiento a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva.

Entre otros, las Misioneras de la Caridad no estaban acreditadas por el Ministerio de Familia para funcionar como guardería, centro de desarrollo infantil u hogar de niñas o asilo de ancianos, ni tenían permiso del Ministerio de Educación para realizar el reforzamiento de aprendizaje.

Además, no reportaban activos fijos, ni sus actividades de su sede en la ciudad de Granada (suroeste): hogar de niñas, comedor, guardería y reforzamiento de aprendizaje

«L´Osservatore en Strada»

Nace ‘L’Osservatore en Strada’, el periódico gratuito ‘con’ y ‘para’ los pobres

La nueva encíclica del Papa, en Osservatore Romano
La nueva encíclica del Papa, en Osservatore Romano

La comunidad de trabajo del Dicasterio para la Comunicación produce el periódico en papel y en su versión online «con» los pobres, para devolverles su derecho a la palabra

Cada primer domingo de mes, a partir del 29 de junio, con motivo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, será distribuido por los sin techo alojados en el Palazzo Migliori junto con voluntarios. La oferta de compra es gratuita

En la fiesta de los Santos Pedro y Pablo, el próximo 29 de junio, tras el rezo del Ángelus con el Santo Padre, se distribuirá entre los fieles en la Plaza de San Pedro una nueva revista mensual de L’Osservatore Romano. Se trata de L’Osservatore di Strada, un periódico concebido y producido por la comunidad de trabajo del Dicasterio para la Comunicación, que con este proyecto pretende dar voz a los que habitualmente no son escuchados, a los pobres, a las personas heridas por la vida, a los descartados y excluidos. Un periódico a través del cual reconocer y restituir el derecho a la palabra a quienes la sociedad contemporánea trata como «rechazados», poniendo de relieve el patrimonio de experiencias, conocimientos y valores del que son depositarios.

Un periódico «con» los pobres

L’Osservatore di Strada se publicará el primer domingo de cada mes, tanto en versión impresa como en línea. La distribución de ejemplares impresos de la revista mensual tendrá lugar todos los domingos cerca de la Plaza de San Pedro, con motivo del Ángelus del Papa.

Bergoglio en un almuerzo con los pobres de Roma.
Bergoglio en un almuerzo con los pobres de Roma. Osservatore Romano.

Algunos huéspedes del Palazzo Migliori, la estructura confiada por el Dicasterio de la Caridad a la Comunidad de San Egidio para dar un techo a quienes no lo tienen, con la ayuda de voluntarios, se harán cargo de ella. Aunque los pobres podrán conservar para sí las ofrendas que reciban de la labor de difusión (de hecho, el periódico se distribuirá gratuitamente), L’Osservatore di Strada no será sólo un periódico de los pobres y por los pobres.

Es y quiere ser sobre todo un periódico con los pobres, un periódico hecho junto a ellos, dando la oportunidad de expresarse a quienes tienen talento para escribir o dibujar, o simplemente una historia que contar o una opinión que expresar. Y si alguien carece de las «herramientas», el periódico se las proporcionará, implicando a intelectuales y personalidades del mundo de la cultura (escritores, poetas, periodistas, fotógrafos, dibujantes, directores, actores, músicos…) que pondrán su arte a disposición para realizar juntos una contribución que sea fruto, no de una fría mediación en la mesa, sino de una relación directa, cara a cara. Todos al mismo nivel. A todos la misma dignidad. A todos el mismo respeto.

Una portada, doce páginas y un tema por mes

El periódico constará de doce páginas. En la portada, un «editorial de calle» introducirá el tema del mes, que luego se desarrollará en el artículo «a cuatro manos y dos corazones» que ocupará las páginas 2 y 3. Para el primer número, dedicado al tema de «la calle», el artículo lleva las firmas de Mimmo, un sin techo del centro histórico de Roma, y del escritor Daniele Mencarelli.

Cada mes se dedicará un espacio especial (página 4) a la voz de los inmigrantes, que podrán contar su historia y sus esperanzas. L’Osservatore di Strada quiere participar también en la misión de las otras ediciones del periódico vaticano y de los demás órganos de información que dependen del Dicasterio para la Comunicación.

Por ello, en las páginas centrales, la reflexión sobre el tema del número estará protagonizada por el Papa Francisco, a través de una amplia antología de sus palabras y gestos. A esto le seguirá una página dedicada al voluntariado, con historias que relatan la relación entre el buen samaritano y el moribundo en el camino de Jericó. A continuación, se dedicarán dos páginas enteras a los «cantos de las periferias», una colección de relatos, reflexiones, poemas, dibujos realizados por personas asistidas por asociaciones y grupos eclesiásticos o simplemente encontradas en la calle.

Para cerrar estas páginas, un artículo presentará la experiencia de otros periódicos de calle publicados en Italia y en el mundo. Por último, «la otra portada», con dos lecturas, una en clave espiritual y otra humorística, del tema del número. Para el primer número, los autores son el cardenal Enrico Feroci y el artista callejero romano Maupal (Mauro Pallotta).

Un instrumento de «colaboración» al servicio de la caridad

«Un periódico de la amistad social y la fraternidad», L’Osservatore di Strada quiere ser también un instrumento al servicio de la comunión y la colaboración entre quienes se ponen al servicio de la caridad. En este empeño, el periódico ha recabado el apoyo de diversas realidades que operan en el mundo de la caridad -como Cáritas, San Vincenzo, la Comunidad de San Egidio, el Centro Astalli, el Círculo de San Pedro y la Asociación de los Santos Pedro y Pablo- y de varias personas, entre ellas el cardenal Konrad Krajewski, Limosnero pontificio, el cardenal Enrico Feroci y el Obispo Auxiliar de Roma para la Caridad, monseñor Benoni Ambarus. Para continuar su aventura, L’Osservatore di Strada depende totalmente de la generosidad de los benefactores, cuyos donativos le permitirán cubrir los gastos de impresión, y de los amigos y profesionales que pondrán su tiempo y talento a disposición de la redacción del periódico de forma gratuita

Criminalización de los migrantes

Los religiosos españoles alzan su voz ante la “desprotección” de los migrantes tras la última tragedia en la valla de Melilla

“Manifestamos nuestra preocupación ante la creciente criminalización de migrantes”, afirman la CONFER

LEER MÁS: La diócesis de Málaga reclama “la protección de los refugiados”

LEER MÁS: Justicia y Paz: “La cultura de la muerte está detrás de la política migratoria europea”

“Estamos profundamente consternados ante la desprotección que viven las personas migradas y refugiadas en la frontera sur y manifestamos nuestra preocupación ante la creciente criminalización de migrantes”. Así lo expresa la Conferencia Española de Religiosos (CONFER) en un comunicado ante la última tragedia vivida en la valla de Melilla el pasado viernes 24 de junio con la muerte de 37 personas además de otros tantos heridos.


“La CONFER ha apoyado y se ha manifestado en diversas ocasiones en favor de la vida, la dignidad y la hospitalidad ante la situación de las personas migradas y refugiadas que intentan buscar un futuro mejor y un lugar donde poder desarrollar sus proyectos en libertad. Rechazamos categóricamente el incumplimiento de los tratados internacionales a los que España está adscrito”, señalan en el mismo escrito.

Asimismo, “nos hacemos uno con la Iglesia de Melilla en su quehacer en favor de los migrantes y queremos unir nuestra voz a la de aquellos que trabajan por recuperar la dignidad y los derechos humanos de nuestros hermanos y hermanas migrantes”.

Málaga, contra al trato inhumano

La CONFER se adhiere también al comunicado emitido por la Delegación Diocesana de Migraciones de Málaga y Melilla, quienes el mismo viernes mostraban su preocupación por “la situación que se está viviendo en Nador: el trato inhumano que están recibiendo estas personas, mientras se les impide solicitar asilo”.

“Tanto Marruecos como España han optado por eliminar la dignidad humana en nuestras fronteras, sosteniendo a toda costa que hay que evitar la llegada de personas migrantes, olvidando las vidas que se desgarran por el camino. Las autoridades no pueden eludir su responsabilidad ante estos hechos, muchas de estas personas vienen huyendo de la guerra, de persecuciones y conflictos, la falta de vías seguras para solicitar asilo han ocasionado estas muertes, los heridos y la alarma social”, denuncia la diócesis malagueña. Por eso, exigen a las autoridades “la protección de los refugiados, como marcan los tratados internacionales”.

Por otro lado, manifestaban su preocupación por “la criminalización a los migrantes por parte de la sociedad. No son considerados suficientemente dignos para participar en la vida social como cualquier otro, se ha olvidado que tienen la misma dignidad que nosotros”. Y agregaron: “Nuestra actitud se debe regir por la ley suprema del amor fraterno”.

La Iglesia en Melilla está “atenta, socorriendo al ‘extraño en el camino’. Desde la Delegación seguiremos denunciando la vulneración de derechos en nuestra frontera sur y acompañando a las personas para restituir su dignidad como hijos de Dios”, subrayaron.

Justicia y paz, contra la cultura de la muerte

Por su parte, Justicia y Paz ha denunciado “la cultura de la muerte que hay detrás de la política migratoria europea y española que cada año se cobra miles de vidas”.

“Los gravísimos sucesos no deben calificarse como un episodio más en la gestión de flujos migratorios en el que se asume como normal la represión con extrema dureza por parte de fuerzas policiales, en el que se practican devoluciones en caliente y en el que se intenta desviar la atención de la opinión pública poniendo el énfasis en actuaciones de tipo violento que puedan haberse producido por parte de algunos migrantes”, afirman.

Y añaden: “No debe obviarse que la guerra, el hambre y las persecuciones están detrás de todas y cada una de las historias de las personas que salen de sus países. Tampoco debe obviarse que todos los países de la Unión Europea, además de los países en tránsito, son signatarios de la Convención de Ginebra sobre el estatuto de los refugiados que obliga a los estados miembros a proporcionar protección”.

Asimismo, “exigimos una investigación exhaustiva a los gobiernos español y marroquí sobre su actuación en estos hechos, al tiempo que lamentamos profundamente la falta de empatía que el presidente del Gobierno español ha mostrado en todo este lamentable episodio”.

«No son ‘invasores’, solo son seres humanos que buscan llegar a Europa

«El clamor de la Iglesia española ante el último drama en la valla de Melilla: «No más muertes en las fronteras»

La policía marroquí devuelve a algunos migrantes que habían cruzado la valla
La policía marroquí devuelve a algunos migrantes que habían cruzado la valla Javier G. Angosto/elDiario.es

Ya son 27 los muertos que se ha cobrado la tragedia

La Iglesia española pide recordar que estamos ante un «drama humanitario», por lo que es preciso «evitar un uso partidista y demagógico del complejo desafío de las migraciones, y analizar este  drama humanitario desde las claves que nos ofrece  la Doctrina Social de la Iglesia»

«Al tiempo que entendemos  la necesaria regulación de flujos migratorios, debemos considerar  la situación crítica y de  miseria, en la que se encuentran miles de migrantes subsaharianos hacinados al otro lado de la frontera de España»

«España carece de espacios o recursos donde emitir visados en muchos países africanos de donde proceden miles de migrantes susceptibles de solicitar protección internacional»

«La externalización y militarización de las fronteras por sí solo, no terminará con los problemas y las causas que provocan la movilidad de millones de personas migradas, refugiadas o desplazadas en el mundo»

Por Jesús Bastante

«No son ‘invasores’, solo son seres humanos que buscan llegar a Europa huyendo de guerras activas (57 en el mundo, 30 en África) y hambrunas, agravadas por las consecuencias de la guerra en Ucrania, y la sequía y las plagas provocadas por el cambio climático». Los obispos españoles, a través de la Subcomisión Episcopal para las Migraciones y la Movilidad Humana, han lamentado las muertes (ya van por 27) y los heridos en la valla de Melilla, así como el caos vivido en Nador, en la frontera marroquí.

En una nota, la Iglesia española pide recordar que estamos ante un «drama humanitario», por lo que es preciso «evitar un uso partidista y demagógico del complejo desafío de las migraciones, y analizar este  drama humanitario desde las claves que nos ofrece  la Doctrina Social de la Iglesia».

En este sentido, los obispos «lamentamos profundamente las pérdidas de vidas humanas y confiamos en el pronto restablecimiento de todas las personas heridas. Al mismo tiempo, expresamos nuestra solidaridad y cercanía, a sus familiares y compañeros».

Del mismo modo, «nos solidarizamos  con la preocupación de los habitantes en las ciudades fronterizas, y agradecemos a la Iglesia diocesana de Málaga su labor de acompañamiento a los migrantes y refugiados, haciendo nuestro el comunicado emitido por su delegación de migraciones».

Una mirada humanitaria

«Esperamos que las autoridades competentes contribuyan al esclarecimiento de los hechos y a tomar las medidas oportunas para que no vuelvan a suceder», recalca el texto, que invita a «contextualizar» los hechos violentos «con una mirada humanitaria  donde, al tiempo que entendemos  la necesaria regulación de flujos migratorios, debemos considerar  la situación crítica y de  miseria, en la que se encuentran miles de migrantes subsaharianos hacinados al otro lado de la frontera de España».

«Necesitamos humanizar e implementar nuevas políticas migratorias que tengan en cuenta la gravedad de la presión migratoria», recuerdan los obispos españoles, que subrayan que «España carece de espacios o recursos donde emitir visados en muchos países africanos de donde proceden miles de migrantes susceptibles de solicitar protección internacional».

No a la externalización y militarización de las fronteras

«La Iglesia aboga en todos los continentes por contribuir a salvar vidas, acoger y proteger a las personas migradas. Necesitamos una migración ordenada a través de vías legales y seguras, así como fomentar la colaboración al desarrollo  con los países que sufren guerras, conflictos y hambrunas», finaliza el texto, que denuncia que «la externalización y militarización de las fronteras por sí solo, no terminará con los problemas y las causas que provocan la movilidad de millones de personas migradas, refugiadas o desplazadas en el mundo».

«Invitamos, por tanto, a dar pasos de humanización, a analizar y afrontar esta nueva crisis dese la necesidad de protección de todo ser humano y el empeño por establecer con urgencia vías de acceso legales y seguras», concluyen los obispos.

La carrera de armamentos y los gastos militares…

Gastos militares y cumbre de la OTAN en Madrid. ¿Quién nos gobierna?

Manifestación en Madrid contra la cumbre de la OTAN
Manifestación en Madrid contra la cumbre de la OTAN

«Qué hay detrás? Primero vino la pandemia del Covid-19, y sin solución de continuidad la guerra de Ucrania. El gasto de la pandemia fue enorme en personas y en dinero, y tanto esta como la guerra les está sirviendo a las multinacionales para enriquecerse sin medida, ganando dinero a espuertas, de tal manera que el 10 % más poderoso económicamente posee ya tres cuartas partes de todo el patrimonio mundial»

«El gasto militar mundial alcanzó un nivel récord el segundo año de pandemia, 2021, con más de 2 billones de dólares. Los 5 países que más gastaron fueron:  EE.UU. con 801.000 millones de dólares, China con 293.000 millones, India 77.000 millones, R. Unido 68.000 millones y Rusia con 66.000 millones. Total 1305.000 millones de dólares, unos 1148.000 millones de euros»

«¿Hay algo más detrás y más profundo? Sí, el sistema neoliberal capitalista, capitaneado por los EE.UU., los países europeos, Rusia, China y Japón, pues todos se mueven en la órbita del país más rico del mundo, de momento, los EE.UU. El neoliberalismo es un sistema perverso»

Por Faustino Vilabrille

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor para todos los Seres Humanos y la Madre Tierra

Esta próxima semana se va a celebrar en Madrid una cumbre de la OTAN, que va a suponer para España un gasto de unos 50 millones euros. La OTAN o NATO es una entente POLITICO-MILITAR, que con frecuencia plantea a los países que la forman aumentar sus gastos militares. Parece que en Madrid también va a ser así, lo que nos da oportunidad para hablar un poco de los cuantiosísimos gastos militares mundiales, con lo magnífico que sería destinarlos a remediar los grandes males de la humanidad, especialmente de los países más empobrecidos y necesitados y para promover la educación, la sanidad, la alimentación, las comunicaciones, la ciencia, la investigación para la paz…

Por otra parte también decimos algo del poderío cada vez mayor de las multinacionales,  que ya están por encima de muchos gobiernos, a los que los sectores populares tenemos la máxima urgencia de defender, porque sin ellos no tendríamos acceso a los servicios más básicos, como la educación, la sanidad, o la asistencia social, porque las multinacionales lo privatizarían todo, incluso ayudadas por algunos gobiernos que… Y de ahí la necesidad tan grande que tenemos de educarnos políticamente, para no ser ingenuamente manipulados en función de los intereses de quienes más tienen y más quieren.

El tema del día

Por todas partes y en los diferentes medios se oye decir: “todo está subiendo mucho, la comida, la luz, el gasoil, la gasolina, el gas, la ropa.

Es cierto, muchos precios están imparables, pero no solo en España. En el resto de Europa están igual o peor. Según la previsión de OMIP, en un próximo futuro el precio de la electricidad aun van a ser más alto en Francia y en Alemania que en España. 

Qué hay detrás? Primero vino la pandemia del Covid-19, y sin solución de continuidad la guerra de Ucrania. El gasto de la pandemia fue enorme en personas y en dinero, y tanto esta como la guerra les está sirviendo a las multinacionales para enriquecerse sin medida, ganando dinero a espuertas, de tal manera que el 10 % más poderoso económicamente posee ya tres cuartas partes de todo el patrimonio mundial. Veamos algunos casos:

Multinacionales farmacéuticas

Las multinacionales farmacéuticas experimentaron crecimientos de vértigo. Pfizer, Moderna, BioNTech, AstraZeneca y Johnson & Johnson han encontrado en el covid-19 una verdadera oportunidad de negocio que rompió la barrera de los 74.000 millones de euros en 2021. El virus fue para ellas una mina de oro. (Fuente: Servimedia).

Pfizer-Biontech y Moderna, a finales de 2021, obtuvieron unos beneficios de 65000 dólares (unos 57.000 euros) cada minuto (Fuente: Oxfam-Intermón), y dedicaron menos del uno por ciento de sus suministros totales de vacunas a los países pobres.

Multinacionales petroleras

Cepsa ganó 265 millones, más del triple. La noruega Equinor ganó 4.478 millones de euros, 2,5 veces las ganancias de hace un año. Exxon, la mayor petrolera estadounidense, ganó 5.480 millones de dólares, el doble. Y su rival Chevron, 6.259 millones, el 355% más.

Las Petroleras han ingresado 3300 millones de euros EXTRA desde la invasión d Ucrania. Solo en marzo, 107 millones cada día, y en España 7,6 millones de euros EXTRA cada día. (Fuente: @greenpeace_esp, 18/05/22).

Multinacionales fabricantes de armas y gastos militares

La cifra total de las ventas, en plena pandemia, ascendió a 470.000 millones de euros), después de seis años consecutivos de aumentos (Fuente SIPRI). Las 41 compañías de EE.UU. incluidas entre las 100 principales del mundo acapararon el 54% de las ventas totales el año pasado, con 252.000 millones de euros (Fuente: El País). Desde el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania, en poco más de una semana el valor de las 15 empresas armamentistas con mayores ventas del mundo –de las que nueve son estadunidenses–, se disparó en alrededor de 71.500 millones de euros, revelan datos de mercado de las diferentes compañías. Un día antes de estallar la guerra dichas compañías tenían un valor conjunto de 705.000 millones de euros (era el 23 de febrero) y una semana después (el 2 de marzo) habían subido a 777.000 millones de euros.

Armas nucleares
Armas nucleares

El gasto militar mundial alcanzó un nivel récord el segundo año de pandemia, 2021, con más de 2 billones de dólares. Los 5 países que más gastaron fueron:  EE.UU. con 801.000 millones de dólares, China con 293.000 millones, India 77.000 millones, R. Unido 68.000 millones y Rusia con 66.000 millones. Total 1305.000 millones de dólares, unos 1148.000 millones de euros.

 Ahora, con la guerra de Ucrania, todos los países desarrollados se sienten justificados para aumentar los gastos militares.

 Los días 29 y 30 se va a reunir la OTAN (NATO) en Madrid. Es una alianza política y militar, que tiene objetivos POLÍTICOS Y MILITARES. Parece que esta cumbre va a fijar un nuevo «Concepto Estratégico» y los aliados renueven su compromiso de incrementar el gasto militar. De momento a los españoles ya nos va a suponer un gasto de unos 50 millones de Euros la celebración de esta cumbre en Madrid.

 Por cierto; ¿No se ha precipitado la OTAN en querer incorporar a Ucrania en su organización? ¿No hemos ido a azuzar al león a la puerta de su jaula? Está claro que Putin declaró la guerra y es el responsable de esa decisión, pero ¿es solo él el único responsable de los cuantiosísimos daños y gastos que está causando esta guerra, no solo a Ucrania, por supuesto a la que más, sino también a nivel mundial y seguro que también a muchos ciudadanos y familias rusas que ven morir a sus miembros o hijos en esta guerra? Una guerra tan cruel y tan dañina en plena Europa del siglo XXI. ¡¡¡Increíble!!! ¿Estaremos bien informados de todo lo que hay detrás?

 La carrera de armamentos y los gastos militares son lo más abyecto de este mundo, lo más contrario a Jesucristo y su mensaje, lo más indigno del ser humano, la mayor contradicción con el Dios de Jesucristo. Con ellos se podría crear un mundo infinitamente mejor, más justo, más humano, más feliz, más digno del ser humano.

 Estas multinacionales de la alimentación llevan decenas de años aprovechándose de unas tierras y una mano de obra baratas para conseguir una producción en masa que les reporta enormes beneficios, a pesar de su alto coste social y medioambiental, pero afortunadamente, gracias a la presión de organizaciones internacionales, comprometidas con los consumidores y el medio ambiente, están mejorando un poco sus políticas productivas y comerciales. (Fuente: Oxfam Internacional-Servimedia).

Parece que el Covid-19 y la guerra Rusia-Ucrania fueron diseñados para enriquecer a los que más tienen y empobrecer a todos los demás. Pero todos somos víctimas y a la vez culpables, del poderío de las multinacionales, porque por un lado nos crean necesidades y por otro las secundamos comprando todo lo que nos ofrecen.

 ¿Hay algo más detrás y más profundo? Sí, el sistema neoliberal capitalista, capitaneado por los EE.UU., los países europeos, Rusia, China y Japón, pues todos se mueven en la órbita del país más rico del mundo, de momento, los EE.UU. El neoliberalismo es un sistema perverso, que cada vez hace más ricos a los más ricos y más pobres a los empobrecidos, aumentando cada día más las asimetrías ricos-pobres, Norte (países ricos)-Sur (países pobres).

 ¿Pueden los gobiernos hacer algo contra este estado de cosas? Hay que decir que cada vez menos, porque las multinacionales cada vez son más poderosas y algunas ya tienen más fuerza que muchos gobiernos. El presupuesto de las multinacionales más grandes supera el presupuesto de muchos países. Si la multinacional Apple fuera un país, tendría un tamaño similar al de la economía turca, holandesa o suiza. De las 100 principales entidades económicas del mundo 69 son empresas y solo 31 son países. Hay multinacionales que ya pueden comprar todo un estado si quieren, y su influencia en las decisiones gubernamentales es enorme, con capacidad de volcar los resultados electorales en una u otra dirección.

Esta semana un amigo me decía: “yo ahora podría comprar un coche nuevo, pero no siento ninguna necesidad de hacerlo y además no lo necesito porque el que tengo me sirve perfectamente para mis necesidades”. Pero claro, piensa y siente de manera muy diferente a como piensa y siente la gran mayoría de la sociedad, porque ahora mismo se está preparando para irse dos meses a Ruanda, y conocer la realidad del país: cómo vive la gente, qué necesidades tiene, la situación de los niños y las mujeres y los pobres. “no voy de turismo, ni a ver gorilas, ni parques naturales, quiero conocer la realidad de la gente que sufre, que pasa necesidad, y cuando me jubile poder ayudarles”. Hay quien presumía estos días en un medio de comunicación de gastar 900 euros en un chuletón…, y no hace mucho un deportista famoso presumía de gastarse 20.000 en una botella de champán. Hay una diferencia abismal entre uno y otro planteamiento.

Conclusiones:

 1.-Es evidente que cada día que pasa estamos más en las manos y el poder del dinero, es decir, del neoliberalismo capitalista. Cada vez manda y gobierna más el dinero que los gobiernos y el poder político.

 2.-Seguro que la mayoría de los que nos quejamos del aumento desorbitado de los precios, echamos la culpa a los gobiernos: en España a Pedro Sánchez, en Francia a Macrón, en el Reino Unido a Boris Johnson, en Italia a Mario Draghi, en Alemania al Canciller Federal… Son gobiernos de diferente color y todos reciben las mismas críticas, porque no nos damos cuenta de que muy por encima de ellos están los grandes poderes económicos, y contra estos, pocos levantan o levantamos la voz, porque también son ellos mismos los que controlan los medios de comunicación, y a muchos ciudadanos nos entretienen y duermen con diferentes opios: mitos del futbol, de otros deportes, juegos de azar, publicidad, ocio vacacional, drogadicciones, etc. lo importante para esos medios económicos es que no pensemos. Sin duda los gobernantes podrían gobernar mejor y más unidos gobiernos y oposición, sobre todo en los grandes temas de estado, pero muchas veces los vemos mucho más preocupados por mantener el poder o por alcanzarlo, incluso como carrera profesional para resolver su vida, que por servir al pueblo de forma leal, honrada y sincera.

 3.-Pero es evidente que los propios gobiernos están subyugados por las multinacionales, incluso la UE, que es incapaz de controlar el precio de los combustibles, la electricidad o los alimentos en los países que la forman. Un ejemplo: vimos cómo en fechas recientes el precio del crudo bajaba en origen, y sin embargo la gasolina y el gasoil subían y subían sin parar, llegando a duplicar el precio en muy poco tiempo, y poniendo a otros sectores como los transportistas en pie de guerra.

 4.-Los ciudadanos de a pie dependemos de los gobiernos para acceder a los servicios básicos: educación, salud, alimentación, etc. Solo los gobiernos nos pueden defender de la voracidad de las grandes corporaciones, que lo quieren privatizar todo y a veces algunos gobernantes, también españoles, las secundaron  y aun las secundan con el pretexto de favorecer la competencia, pero ellas saben bien ponerse acuerdo para pactar políticas comerciales a favor de sus beneficios y esquivar las Comisiones Nacionales de la Competencia (CNC).

 5.-Necesitamos mucha más información y sobre todo formación políticay mucho más compromiso ciudadano para promover, defender y apoyar a gobiernos que realmente miren por los intereses del pueblo y en especial de los ciudadanos más vulnerables, y que sean gobiernos por lo menos capaces de controlar la avaricia de las multinacionales, gravando sus ganancias con una fuerte hipoteca social. La única fuerza capaz de hacer frente al neoliberalismo, a sus multinacionales y a los gobiernos que las apoyan, es la de un pueblo políticamente educado y maduro. En esto, aun estamos en pañales. Esa educación política es totalmente necesaria e imprescindible para defender el futuro de la humanidad y del planeta que la sustenta. El Papa Francisco, el único líder actual más creíble, expresa muy claramente todo esto en sus Encíclicas.

 En el Evangelio del domingo de hoy Jesús nos dice que vayamos a anunciar el Reino de Dios. ¿Qué es le Reino de Dios para Jesucristo? Es justicia, amor, fraternidad, igualdad, solidaridad, paz, vida, compasión. En la promoción de estos valores tendríamos que estar unidos los seres humanos: creyentes, no creyentes, agnósticos, ateos, librepensadores, unidos por la finalidad de construir un mundo mejor para tod@s y todas las criaturas de la Creación.

 Feliz domingo a tod@s.-Faustino

Las cooviviendas GRUPO 5

Un cóctel de adicción, psicosis y discapacidad intelectual: así es la lucha de J. por su independencia

Las Coviviendas Grupo 5 nacieron para atender a personas con discapacidad intelectual y enfermedad mental con el foco puesto en la inclusión en la comunidad

Andrea Menéndez Faya

J.P.A (28 años, Madrid) está buscando trabajo haciendo chapuzas. Su día a día no se diferencia mucho del tuyo o del mío. “Me levanto, pongo la lavadora, la tiendo, hago la cama, y voy al Centro Especial de Empleo para buscar trabajo. Después salgo y vengo aquí a hacer la comida”, dice tímidamente. J.P.A. —que prefiere identificarse con las siglas de su nombre para mantener su privacidad—es una de las personas que viven actualmente en las Coviviendas Grupo 5 de Avenida de América.

Sin embargo, su vida sí ha sido muy distinta a la de la mayoría. Con cinco años se le diagnostica —tarde— un retraso formativo. De ahí en adelante, tanto para él como para su madre, M.A., comenzó un calvario de centros, instituciones y juicios. Un pasado marcado por las adicciones, las malas compañías, abusos, e incluso algunos delitos menores, y un problema de salud mental diagnosticado como esquizofrenia y psicosis. Su madre luchó por darle una estabilidad que le propiciara un futuro. Lo logró a través de una incapacidad permanente y la tutela de la Comunidad de Madrid. Y después de mucho sufrimiento, llegó la calma.

Cómo funciona una covivienda

En enero de 2022 nació un proyecto que aspira a revolucionar la atención a personas en situación vulnerable, como J.P.A.Coviviendas Grupo 5 es un híbrido —no es residencia, tampoco un piso tutelado— en el que cada vivienda es independiente y donde residen personas con discapacidad intelectual leve, moderada o grave, originada durante el desarrollo, con evidencia de enfermedad mental y presencia de una o más conductas que les limiten para la utilización de recursos comunitarios.

“El objetivo de estas unidades de convivencia es que las personas que vivan aquí las consideren su hogar, a la vez que se procura que tengan formación o trabajo fuera de ellas”— dice Paloma Sol, directora del centro— “Al ser perfiles muy específicos, lo que buscamos es que los apoyos que reciben sean individuales, si este aspecto es importante en cualquier servicio de atención, aquí es esencial. Aquí van a empezar una nueva vida, están labrando su futuro”.

Coviviendas Grupo 5 no es un servicio permanente, está pensado como una herramienta para el mañana. Cada persona marca de forma individual el camino a seguir, sus objetivos laborales o formativos, sus intereses, y, en base a sus capacidades, se les acompaña en todo el proceso para que puedan alcanzarlos a través de personal con experiencia en discapacidad y salud mental. No hay un periodo de tiempo limitado en este acompañamiento, se adapta a lo que requiera cada individuo, y tampoco existe una fórmula mágica para lograrlo. “Damos atención a personas con discapacidad intelectual y con problemas de salud mental, con o sin trastornos de conducta, cuyas necesidades no pueden ser abordadas adecuadamente en los recursos generales de discapacidad o salud mental”, explica la directora.

“Para nosotros es un reto. Cada persona es diferente, y cada día también lo es. Eso nos aleja de las residencias en las que se crea monotonía porque cada día es igual o muy parecido al anterior. Nosotros dependemos de si nos reciben en Servicios Sociales, en un Centro de Formación, en un Centro Especial de Empleo… jugamos con nuestro currículum personal y salimos a la calle a que ellos se busquen su vida y lo que quieren hacer en ella”, concluye Paloma Sol. 

Una nueva vida

Para la madre de J.P.A., el centro de coviviendas supone un cambio radical. Su hijo ha encontrado, por fin, una forma de desarrollarse personalmente. “Mentalmente tiene doce años. Lo que necesita es que le traten de forma humana, que le ayuden a crecer y a ser autónomo. En estos cuatro meses, que al principio daban mucho miedo, vemos un camino a esa autonomía personal. Está aprendiendo a cuidarse, a hacer sus tareas, y también a formarse laboralmente, aprendiendo rutinas y responsabilidades”

Pero no todo es trabajar o realizar las tareas básicas del hogar. También hay tiempo para el ocio. “A veces me cuesta, pero salgo”, dice J.P.A. Y es que el cambio de los centros en los que había estado y en los que apenas salía de forma controlada, es grande. Entre todos los residentes organizan el plan de ocio cada semana, y, a parte de esta elección consensuada, se les acompaña también en otro tipo de actividades externas que elijan de forma individual, potenciando que tengan grupos sociales fuera del centro. 

La salud mental, una prioridad

Un equipo técnico de profesionales cualificados hace la evaluación individual de cada residente para adaptarse a sus necesidades, también en salud mental. Este equipo está compuesto por una terapeuta ocupacional, psiquiatría, enfermería, el educador-monitor, y una psicóloga, Rebeca Barranquero: “Trabajamos en función de los objetivos que se plantee la persona y los que nosotros como profesionales creemos que necesita. Cada departamento trabaja sus áreas y juntos las ponemos en común por el bienestar de la persona. En el caso de la psicología, estamos centrados en las alteraciones conductuales (si se presentan), y en el aspecto emocional”.

Dentro de ese equipo destaca la terapia ocupacional, no solo en empleo y formación, también en las actividades del hogar, que tienen un papel muy importante. “Muchas de las personas que entran en el centro necesitan un entrenamiento previo, puesto que no han tenido la oportunidad hasta el momento de aprender a desarrollar este tipo de habilidades”. 

“Buscamos la integración a la comunidad, ya sea dentro de la vivienda o fuera, en el ámbito laboral, de ocio o de relaciones sociales”, explica la terapeuta. “Nuestro trabajo no se queda solo aquí, estamos coordinados con el exterior mientras residen, pero también cuando dejan de vivir con nosotros”, concluye.

ANARCOCAPITALISMO

 

Es el nombre con que algunos definen la última etapa del sistema económico neoliberal empeñado en limitar cada vez más el papel del Estado y la regulación política de la vida económica. En realidad, supone reemplazar la regulación de los mercados y las políticas redistributivas por la ley del más fuerte, lo que está conduciendo a una degradación de los derechos sociales y la vida política en general.

Son diversas las formas de esta cultura-praxis anarcocapitalista: la facilidad con que los grandes capitales recurren a múltiples formas de elusión y evasión fiscal, negándose a responsabilizarse, en igualdad de condiciones, del sostenimiento del Estado. En lo que colabora la renuncia, por parte de éste, a garantizar el cumplimiento del mandato constitucional en lo que se refiere a una “fiscalidad justa y progresiva”.

La facilidad con que las grandes corporaciones, y cada vez más empresas, han ignorado las disposiciones del “Estatuto de los trabajadores” sobre el derecho a la sindicación de sus empleados, la jornada laboral con su limitación de horas de trabajo diario, la retribución de horas extra, el rechazo de los despidos libres y gratuitos, el reconocimiento de los derechos asociados a una relación laboral para los trabajadores autónomos, etc. Es sintomático, en este sentido, la reacción furibunda de algunos sectores sociales y medios de comunicación contra las medidas que la actual ministra de trabajo está poniendo en marcha para corregir esta deriva de un capitalismo des-controlado.

Otro síntoma de esta cultura anarcocapitalista: el recurso generalizado, por parte de la Administración, a la privatización de competencias propias de un Estado responsable del bien común. Una muestra puede ser el reciente “Anteproyecto de ley de medidas urgentes para el impulso de la actividad económica y la modernización de la Administración” de la Comunidad de Madrid. Plantea, por ejemplo, la creación de una Agencia de Contratación Sanitaria que delegará sus funciones en empresas privadas. De esta forma el gobierno podría eludir el control parlamentario y ciudadano de las adjudicaciones en la contratación pública, dando amparo legal a privatizaciones opacas,

Asimismo, modifica la Ley del Suelo, introduciendo un nuevo artículo, “Régimen de la colaboración público-privada, por el que entidades privadas podrán gestionar el otorgamiento de licencias urbanísticas o verificar usos de suelos. Resta competencias a los municipios y termina con la obligación de las constructoras de ceder suelo a los ayuntamientos.

Políticas como estas están en el origen de la debilidad de los Estados y el crecimiento de la desigualdad. Según el reciente Informe Mundial sobre Desigualdad, “por la desregulación y las privatizaciones, durante los últimos 40 años, los gobiernos de los países se han vuelto significativamente más pobres. La riqueza ya no pertenece a los Sistemas-Estado, sino, en mayor medida, a individuos y familias. España destaca como el país rico en el que más ha crecido la riqueza privada.” Políticas que, lamentablemente, han contado con la pasividad de una opinión pública domesticada por sus medios de comunicación.

Los relatores de la ONU, en el comienzo de la pandemia, denunciaban sus consecuencias en el ámbito de los derechos sociales: “El coronavirus revela los efectos catastróficos de la privatización de servicios básicos. La conversión de los servicios públicos en producto financiero ha resultado en un aumento de los precios, el deterioro de su calidad y la precarización de las condiciones laborales de sus trabajadores. Las empresas privadas no responden a los intereses públicos, sino a los de sus accionistas.”

La otra cara, lógica por otra parte, de esta antipolítica neoliberal es el creciente recurso a un autoritarismo antidemocrático promocionado por los poderes financieros y mediáticos que se benefician de la situación y ejercen el poder real, sin contar con los gobiernos o los parlamentos. Libertad para los más fuertes que se traduce en incremento de medidas policiales para hacer frente al lógico malestar de las mayorías sociales.

Ante este panorama recordamos, una vez más, las palabras de Francisco en “Fratelli Tutti”: “Asistimos a un debilitamiento del poder de los Estados, sobre todo porque la dimensión económico-financiera, de características transnacionales, tiende a predominar sobre la política” (172). “Pero, ¿puede haber un camino eficaz hacia la fraternidad universal y la paz social sin una buena política, una política que no esté sometida al dictado de las finanzas?” (168).

¡El pueblo es de la democracia!

La Iglesia de los pobres del Ecuador se suma a los gritos indígenas

Ecuador

No nos dejemos engañar por afirmaciones tales que «¡La democracia está en peligro!» o «¡Los Indios están subvirtiendo el orden!»

La Constitución reconoce el derecho a la resistencia y a las manifestaciones pacíficas. Los reclamos de los Indígenas organizados nacionalmente en la CONAIE se enmarcan en un diálogo rechazado reiteradamente por un gobierno que se autoproclama falsamente ‘del encuentro’

El levantamiento de los Indígenas lleva ya 10 días y se ha generalizado. Por esta razón, unos miembros de la Iglesia de los pobres de varias provincias del país, estamos haciendo publica nuestra solidaridad con un pueblo que reclama sus justos derechos

La Iglesia de los pobres del Ecuador se suma a los gritos indígenas y se expresa a través de esta carta abierta al país y al mundo, a los 10 días del paro nacional en el país

Por| Pedro Pierre

No nos dejemos engañar por afirmaciones tales que “¡La democracia está en peligro!” o “¡Los Indios están subvirtiendo el orden!” … porque quienes están destruyendo la democracia son un gobierno que tiene 83% por ciento de desaprobación, unas instituciones y empresas corruptas que desoyen las necesidades de la inmensa mayoría de los ecuatorianos y una fuerza policial y militar que atropella los derechos humanos y constitucionales de los manifestantes.

Por eso la Constitución reconoce el derecho a la resistencia y a las manifestaciones pacíficas de los que reclaman un cambio de rumbo y la salida de un presidente que atropella a su propio pueblo por imponer un modelo de organización nacional que empobrece a las personas, se olvida del bien común de la nación, desbarata la convivencia social y destruye la naturaleza. La política es la más noble actividad de los seres humanos, porque su objetivo es la organización armoniosa y consensuada de los ciudadanos. La economía es la organización equitativa de la repartición de los bienes y servicios de una nación.

Los reclamos de los Indígenas organizados nacionalmente en la CONAIE (Confederación de las Nacionalidades Indígenas del Ecuador) se enmarcan en un diálogo rechazado reiteradamente por un gobierno que se autoproclama falsamente “del encuentro”, que los califica injustamente de vándalos, delincuentes y terroristas y que los reprime causando más hambre, numerosos heridos y presos, y cuatro muertos.

El levantamiento de los Indígenas lleva ya 10 días y se ha generalizado en todas las provincias del país, incluyendo las Islas Galápagos, y todas las clases sociales, menos el puño de familias que sólo conocen la dominación, la explotación, la manipulación y la represión. Los gritos por un cambio de sistema político y económico ahora son unánimes, más allá de todas las mayorías absolutas. La democracia ahogada por los últimos años de dos gobiernos indolentes se expresa en las carreteras, las calles y las plazas de nuestro país y debe ser oída y respetada, porque se trata de respetar y fomentar los derechos básicos de todos los seres humanos.

Por esta razón unos miembros de la Iglesia de los pobres de varias provincias del país estamos haciendo publica nuestra solidaridad con un pueblo que reclama sus justos derechos a vivir en la dignidad y se encuentre satisfecha en sus derechos. He aquí unos extractos de nuestra proclama, como un aporte más para la construcción de una salida positiva a las justas reclamaciones y a las pacíficas manifestaciones del Pueblo del Ecuador

Carta abierta al país y al mundo – A los 10 días del paro nacional en Ecuador

Junio 22 de 2022.

‘Derribó a los poderosos de sus tronos y exaltó a los humildes’ (Lucas 1,51).

Somos integrantes de la Iglesia de los pobres del Ecuador, que ha hecho suya “la causa de Jesús de Nazaret”. Con la Iglesia Latinoamericana, sus mártires y profetas, hemos hecho la opción por los pobres y su liberación integral.

La situación catastrófica por la que estamos pasando en el país, a causa de la aplicación del modelo neoliberal… “En todas partes las injusticias son una violencia. Y se puede decir, debemos decir, que la injusticia es la primera de todas las violencias, la violencia número uno”, monseñor Helder Cámara de Brasil.

El descontento, abandono y explotación se manifiesta en la actual protesta social con un paro nacional. Después de varios intentos infructuosos de diálogo la CONAIE demanda respuesta a 10 planteamientos mediante un levantamiento. A estos reclamos y a este levantamiento indígena se han ido sumando las organizaciones sociales y el pueblo en general: Ya llevan 10 días y enfrentan una fuerte represión de parte del gobierno de Guillermo Lasso, que ha provocado hasta ahora la muerte de 4 personas, 5 personas que han perdido un ojo, más de un centenar de heridos y decenas de presos.

… Reconocemos en los justos reclamos de los Indígenas y los pobres del país la voz de los humildes, que están exigiendo la sustitución de una aparente democracia sometida a la dictadura del mercado por una economía solidaria y equitativa…

Por estas razones, nos identificamos con el levantamiento popular y pacífico de la CONAIE y de las demás Organizaciones Sociales porque “una fe sin obras es completamente muerta” (Santiago 2,14). Apoyamos los 10 reclamos que se han presentado al gobierno y la Revocatoria de Mandato, que demuestran el incumplimiento del Plan de Gobierno, las privatizaciones y su baja credibilidad.

Denunciamos el uso desmedido de la fuerza por parte de la policía y el ejército, propios de una dictadura, a la vez que rechazamos los hechos violentos de ciertos manifestantes e infiltrados del gobierno.

Abogamos por un diálogo real y constructivo que incluya los diversos sectores de la sociedad ecuatoriana…Queremos paz, una paz que es fruto de la fraternidad y de la justicia.

Nos comprometemos a “hacer propia la angustia de los pobres… denunciar al injusto y al malvado”, siguiendo el ejemplo de monseñor Leonidas Proaño y otros pastores; a impulsar una mayor conciencia política basada en la ética del bien común; a construir un Ecuador fraterno, inclusivo y equitativo, porque reconocemos en todo esto la presencia y el crecimiento del reinado de Dios.”

Depende de todos nosotros un desenlace que vaya satisfaciendo las necesidades más sentidas que sigamos trabajando a la sustitución del mortífero sistema neoliberal. El Reino es justicia, fraternidad y comunidad.

Apoyo a los migrantes

La Iglesia española se adhiere a una ILP ‘Fratelli Tutti’

migrantes Ceuta

Las plataformas eclesiales en defensa de los migrantes invitan a firmar una Iniciativa Legislativa Popular para el Congreso de los Diputados

La Iglesia española vuelve a ponerse en camino por -y con- los migrantes, siguiendo las exhortaciones del Papa Francisco en ‘Fratelli Tutti’. En esta ocasión, se ha sumado a la Iniciativa Legislativa Popular que reclama al Congreso de los Diputados  una regularización extraordinaria de personas que se encuentran en situación irregular en nuestro país, un gran número de ellos menores.


“En estos momentos, se calcula que en España se encuentran unas 390.000 y 470.000 personas ‘sin papeles’. Una tercera parte serían menores de edad. La realidad es que el sistema de acceso a la residencia que contempla la Ley de Extranjería es insuficiente y muy limitado, y no se ajusta ni a la realidad de estas personas que viven entre nosotros y están trabajando en nuestro país, ni a la realidad de nuestro mercado laboral, ya que los requisitos que se exigen son de muy difícil cumplimiento: para que una persona pueda conseguir la residencia en España se exigen contratos a jornada completa, como mínimo de un año, con requisitos especiales también en los empleadores. En definitiva, unas condiciones laborales irreales, porque para cumplirlas, deben residir durante tres años de forma irregular y los empresarios no pueden contratarlos de forma legal mientras no pase ese tiempo. Todo esto no hace más que abocarlos a la exclusión y al trabajo precario, más expuestos a sufrir todo tipo de abusos y explotación”, analiza La delegada diocesana de Migraciones de la diócesis de Málaga, Pilar Gallardo, que ha analizado la iniciativa y anima a lo fieles a firmarla.

Frente a esta situación, desde Málaga decidieron no quedarse de brazos cruzados, y, al serles remitida la ILP, y tras analizarla, vieron que coincidía con el espíritu de ‘Fratelli Tutti’. De hecho, incluso la Conferencia Episcopal a través de la Comisión de Migraciones ha dado su bendición, “porque la Iglesia promueve desde siempre una ciudadanía global; que toda persona, esté en el territorio que esté, esté integrada y pueda ejercer su derecho como ciudadana de manera integral”. Algo que viene repitiendo también Francisco estos últimos días, como en la recepción de los nuevos embajadores de la semana pasada.

“Plena ciudadanía”

“La propuesta está en la línea de la Iglesia Católica y defendida por el papa Francisco a través de los verbos acoger, proteger, promover e integrar a las personas migradas. Es lo que el Santo Padre afirma en la encíclica ‘Fratelli tutti’ cuando aboga por establecer en nuestra sociedad el concepto de ‘plena ciudadanía’, porque regularizar a las personas migradas contribuye precisamente a eso, y es una continua y prioritaria demanda de nuestra Iglesia de cara a poder acompañar a estas personas y que se integren dignamente en nuestra sociedad”, explica Gallardo.

la delegada también recuerda el mensaje de los obispos españoles en la última Jornada del Migrante y del Refugiado: “tenemos la tarea de ayudar a recrear el modelo de ciudadanía que propicie una cultura de la integración que, además, aprenda a globalizar la responsabilidad de vivir juntos a la casa común que es la tierra, y la salida es incorporar aquello que nos dice ‘Fratelli tutti’, una mejor política, una política puesta al servicio del verdadero bien común, y esto pasa en primer lugar por respetar los derechos fundamentales de cada ser humano”.

Aporte económico y fiscal

Gallardo añade que, a efectos económicos y recaudatorios, la situación actual hace que “estemos perdiendo el gran aporte económico y fiscal que estas personas aportan a la sociedad mientras que, al estar de forma irregular, no pueden contribuir dignamente con sus capacidades para el sostenimiento de nuestra sociedad. El hecho de que haya tantas personas de forma irregular pone de relieve el déficit de gobernanza pública, porque están fuera del radar de las instituciones. Además, es una deuda de gratitud también, porque muchas de ellas han jugado un papel esencial durante la pandemia. La ILP es justa y responde a lo que pide la Iglesia y a lo que pide la sociedad civil”.

¿Cómo sumarse?

Pueden firmar esta Iniciativa Legislativa Popular personas de nacionalidad española y mayores de 18 años o que vayan a cumplir los 18 antes del 23 de septiembre de 2022, que es cuando se entrega el pliego de firmas. Se puede firmar en las parroquias a través de las cáritas y también en los Círculos del Silencio que se convocan los segundos miércoles de cada mes en el centro de la capital y algunos puntos de la provincia. Y recientemente se ha abierto la posibilidad de firmar con certificado digital. Es muy importante asegurarse de que cada persona firme solo una vez, porque si se hace dos veces, se invalida la página entera de firmas donde se refleja la firma repetida.

Ante la cumbre de la OTAN en Madrid

Multitud de ONG reclaman al Gobierno abandonar sus planteamientos belicistas a las puertas de la cumbre de la OTAN

Pedro Sánchez y Jens Stoltenberg
Pedro Sánchez y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg

La Coordinadora, una plataforma estatal de organizaciones sociales y humanitarias, ha calificado de «despropósito» las intenciones del Ejecutivo de aumentar el gasto militar hasta llegar al 2% del PIB en 2030

PÚBLICO

La Coordinadora ha reclamado al Gobierno apostar por «la diplomacia, el diálogo y la cultura de paz» a las puertas de la cumbre de la OTAN. Esta plataforma, que integra en su red a organizaciones como Cáritas, Unicef o Cruz Roja, ha calificado de «despropósito» las intenciones del Ejecutivo de aumentar el gasto militar hasta llegar al 2% del PIB en 2030. 

La entidad ha subrayado que «la agresión militar rusa a Ucrania ya ha causado la muerte de 4.432 personas civiles y ha generado una grave crisis humanitaria y de desplazamiento» y ha recordado que existen «otros 30 conflictos armados activos». 

Desde la organización defienden que pedir la paz «es la única opción aceptable». Al mismo tiempo denuncian que el incremento de los gastos militares y la carrera armamentística «se presentan como una opción inevitable fuera de todo cuestionamiento y que se está normalizando en el discurso público».

  • La «militarización de las mentes»

El grupo señala que se intenta llevar a cabo una «militarización de las mentes», que denominan como un intento de explicar realidades complejas como «un simple enfrentamiento entre unos y otros». De hecho han añadido que «el 10% del PIB mundial se destina a gasto militar, lo que supone 2.117 dólares por persona«. 

Por esta razón han reclamado una serie de medidas concretas. La más directa es «frenar» el aumento en el presupuesto militar y, por el contrario, asegurar que «el dinero público se destine a políticas que garantizan los derechos humanos y seguridad colectiva». También han pedido que España se adhiera al Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares (el TPAN). 

En otro apartado recogen la necesidad de desarrollar políticas de acogida integrales que «garantice una protección y acompañamiento a las personas refugiadas». Y son claros con la ley mordaza. En sintonía con otras organizaciones sociales, la Coordinadora ha reclamado que se fulmine esta norma para «proteger la libertad de expresión y reunión en España».