Tres años de la España Vaciada: la primavera rural

Desde su primera manifestación en la Plaza de Colón en 2019, la coordinadora ha duplicado las plataformas que la componen y ha revolucionado la agenda política en torno al acuciante problema de la despoblación en el país.

(20/03/2022) Varios manifestantes durante la la marcha por el mundo rural el 20 de marzo en Madrid.
Varios manifestantes durante la marcha por el mundo rural el 20 de marzo en Madrid.  Isabel Infantes / EUROPA PRESS

ADHIK ARRILUCEA@ADHIKARRILUCEA

Existen dos Españas, una llena y otra vaciada, que en algún momento también estuvo llena. Hace exactamente tres años, el 31 de marzo de 2019, más de 80 plataformas se concentraron en la Plaza de Colón de Madrid para reivindicar que los territorios despoblados también existen, pero sufren una grave desatención por parte de los políticos y la ciudadanía, lo que ha llevado a una pérdida de recursos y desarrollo.

Según los datos del Comisionado del Gobierno Frente al Reto Demográfico, el 90% de la población española, más de 42 millones de habitantes, se concentra en 1.500 municipios que se extienden por el 30% del territorio. Esto implica que solo un 10% de los españoles, menos de cinco millones, tiene la tarea de sostener el 70% de la superficie del país. La densidad media de la España Vaciada apenas supera los 14 habitantes por kilómetro cuadrado.

En aquella primera manifestación, se escucharon y leyeron consignas como «ni tontos ni anormales, somos jóvenes rurales» o «en invierno me tengo que meter en Facebook para ver gente». El proyecto estaba exento de colores, y es que acudieron políticos de todo el espectro, como la exministra del PPIsabel Tejerina, o el diputado de PodemosPablo Echenique.

Los problemas de la despoblación en el Estado llaman cada vez más la atención. Entre 2011 y 2019 se recortó severamente el número de ediles de los pueblos, llevándose a más de 1.200 concejales en zonas de AragónExtremaduraCastilla-La Mancha y Castilla y León.

El 90% de los médicos rurales no perciben ningún incentivo

Pero la política institucional no ha sido la única afectada. El deterioro de servicios esenciales como la medicina entorpecen el bienestar de los habitantes en el 70% del territorio. Figuras como la del médico rural han sido la gran olvidada de la España vacía. Según una encuesta de la Organización Médica Colegial, el 45% de los preguntados se desplaza a diario más de 50 kilómetros para acudir a sus poblaciones de trabajo y el 90% no percibe incentivo alguno por su trabajo rural.

El salto a la política institucional

La España Vaciada duplicó en 2021 las plataformas que la componen, representando a 28 provincias y 12 comunidades autónomas. La coordinadora decidió en su III Asamblea Nacional, celebrada el pasado mes de septiembre, que concurrirá a las próximas citas electorales para formar un grupo parlamentario propio.Se ha debatido mucho sobre si el proyecto contra la despoblación se posiciona a la izquierda o a la derecha del espectro ideológico. El diputado de Teruel Existe votó a favor de la investidura de Sánchez, pero no sin presiones. El presidente del PP en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, también ha tratado de buscar una alternativa a Vox con Soria ¡Ya!

La derecha salió a las calles el 19 de marzo para apoyar a colectivos agrarios y ganaderos. Sin embargo, el soporte mediático que muestran los grupos conservadores contrasta con las políticas que emprenden en el poder.

De momento está por ver lo que sucederá en las próximas elecciones y cómo la España Vaciada reequilibrará la balanza del ajedrez político. Tres años después de aquella célebre manifestación, las palabras del territorio rural siguen vigentes: «Que seamos pocos no significa que tengamos que vivir peor»