Luz Casanova

por Raúl Molina 

Hoy recojo un artículo de Miguel Ángel del Barrio sobre esta mujer de fe, mujer entregada, mujer de Iglesia, mujer venerable, que tanto ha iluminado la vida de muchos hombres y mujeres.


Luz Rodríguez Casanova

Luz Casanova

(Nació el 28 de agosto de 1873. Falleció el 8 de enero de 1949)

Hoy, 8 de enero de 2022, afectados todavía por la presencia agobiante del Covid-19 y las secuelas que está dejando a nuestro alrededor, recuerdo con alegría y esperanza a LUZ R. CASANOVA, fundadora de la Congregación de las Apostólicas del Corazón de Jesús, que falleció un día tal que hoy del año 1949.

Y la recuerdo porque, habiendo vivido en contacto con su vida y obra a través de algunas de sus seguidoras, me ayuda a vivir con los sentidos abiertos a la realidad que me rodea para, desde mi insignificancia, “tener oído atento al murmullo de los pobres”, procurando, a la vez, que se “sientan con derecho a contar con nuestro cariño” …

Sé de mis fragilidades, de los compromisos ineludibles que me atan, de mis ritmos habituales a los que estoy acostumbrado, de mis miedos confesados y no confesados, de mis desengaños, de…

Pero también sé de mis dinamismos interiores, de mi fe esperanzada, de mi confianza en la Palabra del Dios de la Vida, de mis sueños y mis ganas de hacerlos realidad, de mi confianza en compañeros y amigos, de…

Por eso, el “DADLOS VOSOTROS DE COMER”, del evangelio correspondiente a la liturgia del día de hoy (Mc 6, 34-44), resuena con novedad en el recuerdo agradecido de Luz R. Casanova…

Las fiestas de estos días, centradas en el reconocimiento del “Dios con nosotros” en el niño de Belén, nos lanzan de nuevo, como a los pastores y a los magos de oriente, a los ámbitos vitales donde vamos construyendo nuestras historias y la historia (hogares, comunidades, lugares de trabajo, la calle, el barrio, el tiempo libre, la oración…). Ahí es donde debemos descubrir y reconocer sus necesidades… ¡Y ponernos manos a la obra para atenderlas con dignidad!

en Luz R. Casanova, descubrimos que es posible, que está al alcance de nuestras manos, de nuestros pequeños gestos en marcha, de nuestros grandes sueños convertidos en proyectos de corto, medio o largo plazo, de nuestras esperanzas renovadas en la reflexión, convivencia y acción…

Por eso, BIEN-AVENTURADA, Luz, por la vida que nos regalaste… Y bienaventurados quienes en ti vemos las huellas de Jesús y hacemos nuestro su mensaje, desde ese “QUE POR MÍ NO QUEDE…” tan tuyo, sabiendo en quién estaba anclado tu corazón y de quién te habías fiado

Reconocimiento Meninas 2021

Fundación Luz Casanova: Reconocimiento Meninas 2021 

por Raúl Molina  

La Delegación de Gobierno en Madrid otorgó el pasado jueves 25 de noviembre, el “Reconocimiento Meninas 2021” contra la violencia de género a la Fundación Luz Casanova. 

Un poco de historia. 

Jesús le dice: «”¡María!”. Ella se vuelve y le dice: “¡Rabbuní!”, …María la Magdalena fue y anunció a los discípulos: “He visto al Señor y ha dicho esto” (Jn 20,16-18). 

En 1924 nace la congregación de las Apostólicas del Corazón de Jesús, fundada por Luz Rodríguez Casanova. Ya en esa época se acuñaron el apelativo de ‘Damas’ haciendo referencia a la importancia de una transformación social y eclesial desde lo femenino. Así, asumiendo las críticas de sus coetáneos, y como las propias apostólicas describen, ‘iniciaron una aventura laical desde el apostolado social femenino’. 

Hace, por lo tanto, más de cien años que este grupo de mujeres cogió el relevo de María Magdalena para hacer presente a Dios en el mundo desde su ser mujer y pidieron, como Judit, que se abrieran ‘las puertas de la ciudad para cumplir los deseos’ que el pueblo expresa en cada desaliento (Jdt 10,7-9). 

Y creó Dios al hombre a su imagen, 

a imagen de Dios lo creó, 

varón y mujer los creó (Gn 1,27). 

Mientras que la primera ley orgánica para la igualdad efectiva de mujeres y hombres que se aprueba en nuestro país es del año 2007, las Apostólicas ya introducían en su documento ‘Nos habla por el camino’, del año 2002, la necesidad de inspirarse en “las claves del feminismo y la perspectiva de género”, o como expresarían en ‘Junto al encinar de mambré’ (2008), la fidelidad a una “identidad femenina acogiendo las luces que en ese sentido nos aportan los diversos feminismos”. 

Oído atento 

En este devenir, intensificaron cada vez más el ‘oído atento’ al clamor de las mujeres que sufren en nuestras sociedades. Así se lanzaron a proyectos de inclusión social e igualdad, prevención de violencia de género o atención a mujeres sin hogar. 

Hago también referencia al interés que pusieron por introducir en sus colegios la identidad femenina de la congregación y su apuesta por el mundo de la mujer. Esto hizo que los centros escolares “Luz Casanova” asumieran como propio el horizonte de las relaciones igualitarias entre hombres y mujeres, la perspectiva de género como herramienta de análisis de estas relaciones, y el objetivo de convertir la escuela en un instrumento que limitara todos aquellos condicionantes sociales y culturales que dificultan el pleno desarrollo de la persona. 

Sería en 2007 cuando naciera la Fundación Luz Casanova compartiendo identidad con las Apostólicas del Corazón de Jesús, con el fin de trabajar “por una sociedad del cuidado y la inclusión hacia las personas en situación de grave desprotección y exclusión, con especial atención a las personas sin hogar, la población migrante y las mujeres y menores víctimas de violencia de género”. 

Una vez más nuestra Iglesia se hace portadora de la esperanza que Dios tiene para el mundo. Como las mismas apostólicas expresan “por la fe, empezamos a descubrir que había que replantear las obras sociales con un espíritu de justicia nuevo… compartiendo la vida con las personas y pueblos que padecen las consecuencias de las estructuras injustas, implicándonos en sus causas y celebrando la abundancia de la Misericordia de Dios”. 

En nuestra sociedad, la Fundación Luz Casanova es presencia de ese Dios que se encarna en la historia y derrama sobre nosotros su abundante misericordia