El virus de la desigualdad y la pandemia de la pobreza

 

José María Vera, de Intermón Oxfam

«La desigualdad ha crecido en la mayoría de los países, asentada en un sistema económico que favorece el acaparamiento de la riqueza, la renta, las oportunidades y los recursos naturales»

«De no enfrentar esta crisis descomunal de forma diferente a otras, asistiremos a un crecimiento agudo de la pobreza»

José Mª (Chema) Vera profundiza en las consecuencias sociales y económicas de la crisis del coronavirus en Cristianisme i Justícia

11.09.2020

(Cristianismeijusticia).- El coronavirus se abate sobre un mundo en que la desigualdad ha crecido en la mayoría de los países, asentada en un sistema económico que favorece el acaparamiento de la riqueza, la renta, las oportunidades y los recursos naturales por parte de unos pocos.

De no enfrentar esta crisis descomunal de forma diferente a otras, asistiremos a un crecimiento agudo de la pobreza y a la profundización de la brecha que divide a la humanidad entre quienes tienen acceso a protección y quienes quedan a la intemperie.

Con una larga trayectoria en relaciones internacionales, José Mª (Chema) Vera ha sido director de Oxfam Intermón, y actualmente es director de Oxfam Internacional.  Colabora desde hace años con Cristianisme i Justícia. Es miembro del Patronato y publicó en 2002 «Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional (Cuaderno nº 112). Lee su artículo pinchando aquí.

 

Entrevista a Noam Schomsky

Noam Chomsky, filósofo y lingüista: “Trump es el presidente más criminal que jamás haya habitado el planeta Tierra”

Noam Schomsky
Vijay Prashad: Hola y bienvenidos a News Click. Hoy tenemos la suerte de tener con nosotros al legendario Noam Chomsky. Noam, bienvenido a News Click.
Noam Chomsky: Un placer estar contigo, aunque sea solo de forma virtual.

Hace unos 60 o 70 años, Aimé Césaire escribió una frase que me gustaría leerle: “Una civilización que no puede solucionar los problemas que ha creado, es una civilización en decadencia”. En mi opinión, esta es una frase muy acertada. Noam, ¿cómo describiría la civilización actual, sobre todo en los países occidentales?

Hace 15 años escribí un libro titulado Estados fallidos, que se centraba sobre todo en Estados Unidos, pero que generalizaba sobre otras sociedades occidentales. Lo que han hecho, bueno, antes ya tenían muchos problemas, pero lo que ha hecho occidente en los últimos 40 años es participar en un proyecto, que está muy bien para las personas que lo han diseñado, de hecho, ellas viven en el paraíso, pero que es un desastre para casi todos los demás. Se llama neoliberalismo. En los años 70 prosperó realmente con Reagan y Thatcher. El diseño estaba bastante claro desde el principio, como podemos ver en los resultados actuales, que son muy parecidos a lo que ellos adelantaron.

La riqueza se ha concentrado hasta unos niveles extraordinarios, mientras que la población en general se ha quedado estancada, degradada. Por ejemplo Estados Unidos, donde actualmente un 0,1%, no un 1%, sino un 0,1% posee un 20% de la riqueza, y aproximadamente la mitad de la población tiene un patrimonio neto negativo, es decir, más pasivos que activos, así que más o menos un 70% vive al día, de nómina a nómina. Si se produce cualquier imprevisto, pues mala suerte. Las prestaciones también han disminuido considerablemente.

Lógicamente, la concentración de riqueza se traduce directamente en un si cabe mayor poder de control sobre el sistema político. Siempre ha existido, pero ahora se ha agudizado. Eso se puede apreciar en la legislación, que está diseñada para destruir a los sindicatos, para destruir los derechos laborales, para crear un sistema global, que luego ha resultado ser perjudicial para los mismos responsables. Es un frágil sistema global que está diseñado para sacar hasta el último céntimo de beneficio posible de la movilidad del capital, aunque claro, sin movilidad laboral. Es un sistema extremadamente proteccionista. Se habla mucho del libre mercado, pero eso son patrañas, es un sistema altamente proteccionista, que está diseñado para garantizar los derechos de los inversores.

Pongamos el ejemplo de los medicamentos, ya que últimamente se habla mucho de eso. Existe una medicina que parece servir para aliviar algunos síntomas. Es propiedad de una farmacéutica, Gilead, una farmacéutica enorme, que desarrolló el medicamento, en parte, como siempre, gracias a las ayudas gubernamentales para el desarrollo de la investigación. Pero ellos quieren quedarse con la patente.

Según las reglas neoliberales de la Organización Mundial del Comercio, tienen derechos de monopolio durante décadas, así que pueden cobrar, no sé, unos 20.000 dólares por dosis, si quieren. Bueno, pues resulta que existe una ley en Estados Unidos, la Ley Bayh-Dole, puedes comprobarlo si quieres, que obliga, no autoriza, sino que obliga al gobierno a garantizar que si un medicamento se desarrolla con ayudas del gobierno, tiene que estar públicamente disponible a un precio razonable. Pero vivimos en un mundo de gobiernos criminales que no se preocupan en absoluto por el mundo. Para nada. Reagan lo dejó bien claro y todos los que han venido después han hecho lo mismo. Así que todos ignoran esta norma y ellos pueden cobrar lo que quieren. Bueno, ahora la presión sobre ellos es tan grande que puede que den marcha atrás, pero así es como está diseñado el sistema.

Y ese es el efecto que ha provocado en la gente, que ha marginado a muchas personas, ha creado lo que se denomina el precariado; es decir, una gran cantidad de personas en una situación muy precaria, sin sindicatos, sin ayudas. Tal y como señaló Thatcher, la sociedad no existe. Reagan y Thatcher dieron justo en el blanco. Lo primero que hicieron fue intentar destruir a los sindicatos, que es la única protección que tiene la gente frente al capitalismo depredador. Así que destruyámoslos. Bueno, Reagan ni siquiera aplicó, bueno, no ni siquiera, sino no aplicó a propósito la legislación laboral que obliga a respetar ciertos derechos laborales y no contratar esquiroles, que es ilegal en todo el mundo, para acabar con las huelgas, y las empresas solo tomaron el testigo e hicieron lo mismo.

Así que se abandona a la gente a su suerte, se la atomiza. Una de las consecuencias es una gran ira, rencor y odio hacia las instituciones. Y este es un terreno fértil para que aparezcan demagogos y digan que la culpa es de otro, como por ejemplo los inmigrantes, los espaldas mojadas, las madres que viven de las ayudas, como sucedió en tiempos de Reagan, algo que es extremadamente racista, y culpar de los problemas a las madres negras ricas que van a cobrar el subsidio en limusinas para robarte lo tuyo. Ese tipo de cosas. Trump es un genio en ese sentido, lo hace constantemente. Por eso habla tanto de construir el muro y todo lo demás.

Y esto está sucediendo en muchos otros países, terreno fácil para los demagogos. Ese es el mundo al que nos enfrentamos: un mundo de capitalismo salvaje y extremo que ha tenido 40 años para destrozarlo todo. En Europa esto se agudiza por la propia estructura de la Unión Europea, que transfiere todas las decisiones, las decisiones importantes, a una troika no electa, a Bruselas, que tiene a los grandes bancos observándola por encima de los hombros, así que puedes imaginarte cuál será el resultado. Ese es el mundo actual. Y todavía no he hablado de lo peor.

Pongamos India, por ejemplo, que en 50 años será un lugar inhabitable, si persiste la situación actual, muy probablemente, no es seguro, pero si el curso de las cosas sigue como hasta ahora, los análisis más creíbles sugieren que India será sencillamente inhabitable, todo el sur de Asia, será inhabitable, por el calentamiento del planeta. ¿Y esto a quién beneficia? A los ricos y poderosos: empresas de hidrocarburos, grandes bancos, fábricas contaminantes, etc. ¿Y qué estamos haciendo al respecto? Bueno, la mayoría de países está haciendo algo. El país que más hace es Estados Unidos.

Está corriendo hacia el precipicio lo más rápido posible. El principal plan de Trump es destruir las probabilidades de que exista una vida humana organizada. Literalmente. Este es el presidente humano más criminal que jamás haya habitado el planeta Tierra. De acuerdo, Hitler era un monstruo que quería matar a todos los judíos, a todos los gitanos, a 30 millones de personas. De eso podemos librarnos. Pero Hitler no quería acabar con la vida humana organizada en el planeta Tierra, Trump sí. Sabe perfectamente lo que está haciendo, pero le da igual. Y la gente que le apoya, por ejemplo el director general de JP Morgan Chase, que está volcando dinero en los combustibles fósiles, lo sabe perfectamente bien. Pero les da igual. Seguir leyendo

Pueblos originarios «en alerta por el extractivismo»

La celebración de la Pachamama en medio de la pandemiaEl Parlamento Plurinacional Indígena mostró su preocupación por las políticas  extractivas como solución a las consecuencias de la crisis sanitaria.

Por Darío Aranda

Las comunidades indígenas agradecen a la Pachamama siempre, pero el 1 de agosto es un día clave (es especial para los pueblos originarios andinos), momento en el que renuevan el vínculo con la Madre Tierra, cuando también se le pide mejores cosechas y buena salud. Este año, pandemia mediante, los pueblos indígenas recuerdan que el desastre actual tiene directa relación con el maltrato a la naturaleza. “La savia de la vida se renueva y nos preparamos para ofrendarle a la tierra. También nos mantenemos alerta ante los avances extractivistas que ponen en peligro el equilibrio que debemos mantener con ella”, afirmó el Parlamento Plurinacional Indígena.

El Día de la Pachamama es tiempo de celebración, agradecimiento y diálogo con la naturaleza, desde Tucumán a San Juan, pasando por Salta y Jujuy hasta las comunidades de Bolivia, Chile, Perú y hasta Ecuador. Puede ser un momento público, donde organizaciones realizan un acto colectivo, pero también es un momento más íntimo, reservado al ámbito familiar. Y es también un momento de resistencia. Pero políticos de distintos colores y el turismo superficial suelen vaciarlo de contenido y llenar de selfies al momento en el que los indígenas cavan un pozo, se arrodillan y ofrendan semillas, alimentos, tabaco y bebidas.

“En las últimas décadas la nefasta política del neoliberalismo y el neocolonialismo sobre nuestros territorios, nuestras familias y nuestras conciencias, constituye un verdadero virus que contamina y amenaza la continuidad de los ciclos de la vida”, destacó el Parlamento Plurinacional Indígena, espacio conformado en 2010 y donde confluyen pueblos originarios de una decena de provincias.

En el marco de Día de la Pachamama, expresaron en un documento su preocupación porque distintos gobiernos y sectores empresarios proponen más políticas extractivas como una solución a las consecuencias de la pandemia. “El desmonte a nuestras selvas y montes nativos no sólo continúa, sino que se incrementó de manera impune durante la cuarentena. Ninguna crisis puede solucionarse con más explotación a nuestra Madre Tierra”, aseguran.

Los pueblos indígenas están entre quienes más protegen el ambiente. Lejos de la concepción colonial de occidente, para las comunidades originarias los humanos no están disociados de la naturaleza, la salud de las personas y de la naturaleza es una sola. Explican que las pandemias son parte de la crisis climática global, hecho que incluso –desde otra concepción– Naciones Unidas y sectores científicos concuerdan.

Amta Argentina Quiroga es autoridad filosófica y política del Pueblo Warpe de San Juan. No tiene dudas de que el coronavirus tiene directa relación con el daño que los humanos hacen sobre la Pachamama. Y va más allá: “Desde la llegada de Europa a nuestras vidas cayó sobre nosotros, una pandemia, llamada capitalismo, y hoy el covid-19 es una consecuencia de esa peste mayor”.

Ceferino Zárate forma parte de la comunidad Tinkunaku, del Pueblo Kolla de Salta. Confirma que celebrarán a la Pacha, pero también enmarca el contexto. Define que los pueblos indígenas son los “cuidadores ancestrales del bosque, cuidadores naturales de Madre Tierra”. Señala que entre el 4 y el 27 de julio sufrieron un enorme incendio, como nunca antes, que arrasó más de 5000 hectáreas de selva de yungas. “Los cerros siempre fueron verdes. Ahora están ennegrecidos”, describe con mezcla de tristeza y bronca, y explica que fue una pérdida gigantesca en biodiversidad, donde casi no recibieron ayuda de la Provincia.

Explica que a la Pachamama se le ofrendan partes de la cosecha. En su comunidad se trata de rituales familiares, en los hogares. Explica que desde temprano tienen preparada la comida y las hojas de coca que se compartirá con la Madre Tierra, también las bebidas, siempre al pie de la apacheta (un muro de piedra, suerte de altar). En su casa, la familia también se permite un momento para el canto y el baile. “Es un ritual con devoción y con gran respeto”, resalta.

Clemente Flores, de la Mesa de Pueblos Originarios de la Cuenca de Guayatayoc y Salinas Grandes (Jujuy), explica que siempre tomó distancia de las celebraciones mediáticas en torno a la Pachamama, lamenta que algunos sectores lo muestren solo como un hecho folclórico, sin recuperar la historia y cultura de los pueblos indígenas, sin tenerlos en cuenta como sujetos políticos y sociales que realmente son. Explica que las comunidades Kollas rendirán tributo a la Madre Tierra, en general en sus ámbitos familiares, en la intimidad del hogar y sin puestas en escena.

“Ofrendamos lo mejor de nuestras cosechas y bebidas. Agradecemos y también ratificamos que somos cuidadores del territorio. Desde hace diez años que decimos no la minería de litio, sí al cuidado del salinas, del agua, de la Pacha”, remarca Flores. Y unifica la destrucción del ambiente y la pandemia: “Estamos con temor porque las mineras ya no solo traen contaminación y destrucción, ahora también desparraman enfermedad, traen el virus a nuestros territorios, solo provocan dolor a estas tierras”. A fines de julio, la agencia Télam informó que la minera de litio Exar (de capitales chinos y canadienses) ya contaba con 200 afectados de covid en la localidad de Susques, y otros 60 casos en las mineras Pirquitas, Chinchillas y El Aguilar.

«Nuevo acuerdo civilizatorio»

El Parlamento Plurinacional Indígena realizó un llamado a comunidades y pueblos originarios para aunar esfuerzos y potenciar una agenda política propia, que no se subordine a ningún partido político, que articule con organizaciones sociales, feministas, juveniles, sindicales y campesinas, con un objetivo central: “Construir un nuevo acuerdo civilizatorio, que nos permita aprovechar esta nueva oportunidad que nos brinda la vida”. En el Parlamento confluyen la Confederación Mapuche de Neuquén, la Comunidad Warpe del Territorio del Cuyum, la Asamblea del Pueblo Qom del Río Bermejo (Chaco) y la Coordinadora del Pueblo Mapuche-Chewelche en Río Negro, entre otras organizaciones. También reclamaron al Congreso Nacional que sancione la ley de propiedad comunitaria indígena y al Poder Judicial que haga cumplir la Ley 26.160 (freno a los desalojos y relevamiento de los territorios).

El Papa Francisco, portavoz de las causas ambientalistas

Garzón aprecia en Twitter la lectura que el Papa está haciendo de la actualidad del planeta

El ministro Alberto Garzón

 “Ojalá todas las instituciones públicas y privadas supieran leer el momento del planeta de la misma manera que lo está haciendo la actual Iglesia Católica, con el Papa a la cabeza”, ha escrito en su cuenta de la red social

Verdadero portavoz mundial de las causas ambientalistas, Bergoglio llama a menudo a la frugalidad en el consumo para proteger los bienes de la tierra. Un hecho central en las preocupaciones del Ministro de Consumo español

Ambas figuras han denunciado repetidas veces las injusticias de la sociedad capitalista

04.09.2020 Lucía López Alonso

El actual Ministro de Consumo del Gobierno de España, Alberto Garzón, ha apreciado en Twitter la mirada de la Iglesia Católica a los problemas de la sociedad de hoy en día. “Ojalá todas las instituciones públicas y privadas supieran leer el momento del planeta de la misma manera que lo está haciendo la actual Iglesia Católica, con el Papa a la cabeza”, ha escrito en su cuenta de la red social.

El también líder de Izquierda Unida ha insistido en que “la transición ecológica no es una opción, sino una necesidad” y ha difundido el último vídeo del Papa Francisco. “No al saqueo, sí al compartir”, dice el Pontífice en su vídeo-mensaje. En el que reprende al Primer Mundo la explotación de los recursos de las naciones empobrecidas.

Verdadero portavoz mundial de las causas ambientalistas, Bergoglio llama a menudo a la frugalidad en el consumo para proteger los bienes de la tierra. Un hecho central en las preocupaciones del Ministro de Consumo español. Ambas figuras han denunciado repetidas veces las injusticias de la sociedad capitalista y defendido la conversión ecológica.

Ojalá todas las instituciones públicas y privadas supieran leer el momento del planeta de la misma manera que lo está haciendo la actual Iglesia Católica, con @Pontifex_es a la cabeza. La transición ecológica no es una opción, sino una necesidad. https://t.co/voADZ4iMbu

— Alberto Garzón (@agarzon) September 3, 2020

 

¿Cuál es el plan del Papa Francisco?

Bergoglio, el contrapoder en el poder: cuál es el plan del papa Francisco

Por Lucas Schaerer

Cómo ejerce el poder el primer Papa de la historia que patea el tablero puertas adentro, en la corte vaticana, y al mismo tiempo en el escenario mundial. Su pelea contra el Dios dinero. Su método de gobernanza, su gran sueño y el continuador.
El papa Francisco viene desenredando los nudos de la curia vaticana desde que fue elegido máxima autoridad de la Iglesia católica siete años atrás. “El esquema de Corte es lo que debe desaparecer”, prometió Jorge Bergoglio al asumir su pontificado. Y para ese objetivo trabaja día a día, noche a noche.

Asumió nuevo Obispo en la Diócesis de Laferrere
“Son hábitos, costumbres antiguas, que se pueden reformar”, le dijo a la periodista mexicana Valentina Alazraki, durante una entrevista repleta de definiciones. “El Estado de Ciudad del Vaticano, como forma de gobierno, la curia, es la última Corte europea de una monarquía absoluta, la última, la demás ya son monarquías constitucionales, la corte se diluye, todavía acá hay estructura de corte, que es lo que tiene que caer”, agregó.
Alazraki escucha atentamente y repregunta sobre “su” reforma. Él se ríe y balancea en su silla con los ojos brillosos, muy achinados. “No es mi reforma es de todos”, desliza, y vuelve a repetir que el desenredo se lo pidieron los cardenales. Esa nueva “mayoría” del cónclave celebra el 13 de marzo de 2013.

Para reformar el núcleo de poder de la “orga” más antigua y numérica de occidente (la Iglesia posee 1.300 millones de creyentes en el mundo, unos 410.000 sacerdotes y más de 700.000 mujeres consagradas), el papa Francisco armó un concejo de nueve cardenales. Lo que se le dice una “mesa chica”. Hoy cuenta con seis integrantes, coordinados por el hondureño Óscar Rodríguez Madariaga, un cardenal de un país periférico. Toda una señal. No fue casual que Rodríguez Madariaga haya sido víctima del poder económico y mediático, que lo atacó con una poderosa Fake News, que Francisco despreció con sutileza.

En la “mesa chica” del papa Francisco se sientan los cardenales Óscar Rodríguez Maradiaga, Reinhard Marx, Seán Patrick O’Malley, Giuseppe Bertello y Osvald Gracias. Seguir leyendo

Es tarde, pero es nuestra hora

Antonio Aradillas: «¿Por qué asesinaron a Jesús de Nazaret?»

Enma Martínez Ocaña publica «Es tarde, pero es nuestra hora»

«Un buen libro editado por «Narcea», y una buena solución “anti-coronavírica” para sobrellevar comprometidamente estos tiempos de tristezas y muertes…»

De los diversos capítulos que componen las 178 páginas de su libro, en el apartado de «A la búsqueda de las causas», se afronta originariamente el tema radical del «por qué asesinaron a Jesús de Nazaret»

Enma Martínez Ocaña: «Este libro, aunque fraguado y pensado a lo largo de los últimos años, ha brotado durante el confinamiento provocado por la Covid-19»

02.09.2020 Antonio Aradillas

Se trata de una pregunta que con dolorosa, asidua y estremecedora frecuencia se formula la historia desde que acontecieron hechos tan luctuosos como los que definieron su muerte. La pregunta sigue estando todavía sin respuesta. O, al menos, muchos aún no la han deducido con claridad, compromiso y certeza, ni de la lectura de los evangelios, ni de las interpretaciones “sagradas” que les fueron suministradas a lo largo y ancho del proceso de la educación-información de su fe.

Y, por supuesto, no se trata ni solo ni fundamentalmente de saciar una curiosidad histórica siempre legítima. Se trata además y sobre todo, de que se nos ayude a descubrir a ver si de alguna manera entre los protagonistas de la muerte del Nazareno, más o menos misteriosamente, estuvimos todos, o algunos de nosotros o de los que llamamos “nuestros”…

El libro de la editorial “Narcea” al que hoy hago referencia, con el título “Es tarde: Pero es nuestra hora”, de su colección “Espiritualidad”, no trata específicamente del tema. La autora, Emma Martínez Ocaña”, licenciada en Teología espiritual y profesora, explica y comenta que “este libro, aunque fraguado y pensado a lo largo de los últimos años, ha brotado durante el confinamiento provocado por la “Covid-19. Y no solo es una reflexión sobre el acontecimiento en sí, y sobre lo que podríamos aprender de él, sino una mirada a las causas más profundas, con la finalidad de alertar ante la urgencia y gravedad de la situación actual, necesitada nuestra sociedad de cambios profundos para salvar la vida del planeta que habitamos y a nuestra especie, tarea a lo que podrá ayudar la lectura de estas páginas con llamadas a la esperanza activa y comprometida”.

Pero en el índice de los diversos capítulos que componen las 178 páginas de su libro, en el apartado de “A la búsqueda de las causas”, se afronta originariamente el tema radical del “por qué asesinaron a Jesús de Nazaret”.

En la página 52, y a modo de resumen, la teóloga apunta y subraya lo siguiente: “1-A Jesús lo mataron porque estorbaba dado que puso en cuestión los poderes establecidos de su tiempo, des-veló la cusa de la pobreza, expoliación, injusticia y dominación de su pueblo. 2-Desestabilizó los valores religiosos y políticos dominantes. 3- Optó claramente por quienes estaban marginados por los poderes religiosos, sociales, políticos económicos. 4- No se dejó comprar, ni amedrentar, ni manipular. 5- Congregó en torno a sí un movimiento de mujeres y hombres que le seguían y querían acoger su buena noticia y su modo de vivir. 6-Movilizaba a las masas con un gran poder de atracción personal que lo escuchaban, aclamaban y buscaban.7- Sanaba y ayudaba gratuitamente…”

 

Estamos perdiendo la Tierra

Cambio climático, deshielo, megaincendios en Siberia y temperaturas de récord: las consecuencias de la crisis climática ya están aquí

El verano de 2020 ha estado marcado por la pandemia, pero también por el deshielo de los glaciares de Groenlandia, que han alcanzado el punto de no retorno, y por los incendios forestales en la región ártica.

alejandro tena

Los síntomas son cada vez más evidentes. Estamos perdiendo la Tierra. Las consecuencias del calentamiento del planeta se tornan irrebatibles. Las advertencias científicas del pasado se consolidan con los hechos del presente, los ecosistemas se retuercen y la inacción aleja a la humanidad de un escenario optimista. Este verano que se cierra pasará a la historia por la trágica pandemia, pero también por el calor global, el deshielo, los incendios y los huracanes. Y es que los meses de julio y agosto de 2020 han arrojado demasiadas certezas sobre la crisis climática.

El nivel que marca el mercurio del termómetro revela que el calor estival ha estado significativamente por encima de la media. Tanto es así, que el Servicio Europeo de Cambio Climático Copernicus ha registrado un mes de agosto mucho más cálido de lo normal, con unas temperaturas 0,44 grados por encima del promedio que lo convierten en el cuarto más caluroso desde que hay registros. Lejos de ser un dato anecdótico, se trata de una cifra que se inscribe dentro de una tendencia climática preocupante con temperaturas al alza. El mes de agosto, desde 2015 a 2020 ha sido más tórrido a nivel mundial que cualquier agosto anterior a esos seis años.

De esta forma se han llegado a registrar temperaturas inauditas de 55 grados en el Valle de la Muerte de California. Siberia, por su parte, ha confirmado que el calentamiento global está siendo más severo en la zona ártica del planeta, tal y como explica a Público la física y meteoróloga de Eltiempo.es Irene Santa . «Se han llegado a registrar 38 grados en esta región, cuando lo normal para esa etapa del año estaría en los 20 grados. Hablamos de una anomalía de 18 grados», expone.  «Ya sabíamos que el planeta se está calentando, pero esto corrobora que en el Ártico es el doble. Y no sólo en verano, las temperaturas medias de enero-mayo en la zona del centro y norte de Siberia han sido este año 8 grados por encima de lo normal».

Los termómetros no engañan y las consecuencias de este calor que lleva prolongándose durante los últimos años está dejando consecuencias directas en los ecosistemas. Uno de ellos es el deshielo de los casquetes polares. En ese sentido, este verano pasará a la historia después de que los glaciares de Groenlandia, la segunda masa de hielo más grande del mundo, se hayan reducido hasta alcanzar un punto de no retorno, tal y como informó la revista Nature. «El hielo que se descarga en el océano supera con creces la nieve que se acumula en la superficie de la capa de hielo», explicaban los autores de la investigación, que demuestra que la superficie helada sólo aumentaría su masa de hielo uno de cada cien años.

Las consecuencias de la constante subida de temperaturas también se han visto evidenciadas en el hielo del mar de Bering, donde los datos de satélite recogidos en una publicación de la revista Science Advance revelan que la capa gélida ha caído ya a un mínimo histórico. Algo similar ocurre con el glaciar Reina de los Dolomitas que ha perdido ya más del 80% de su volumen y, según una información de The Guardian, podría desaparecer dentro de 15 años si la tendencia de temperaturas elevadas continúa. Y es que el calor –no sólo del verano 2020, sino de los últimos años– ha propiciado que los lagos que se nutren del agua de los glaciares aumenten su tamaño un 50% por causa del deshielo.                                                                                                                                           La disminución gradual del hielo viene a confirmar las advertencias de los científicos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU a cerca de la subida del nivel del mar. En su último informe, publicado hace tan sólo un año, ya informaban de que el deshielo se había acelerado a unos ritmos hasta 2,5 veces superiores a la media del siglo anterior, lo que propiciará que, en el mejor de los casos, los

Arde Siberia

Los termómetros con cifras elevadas en Siberia han dejado un ecosistema mucho más seco de lo habitual, lo que ha permitido que esta región se convierta en un escenario idóneo para que el fuego se desate. Tanto es así, que esta zona de Rusia ha registrado uno de los mayores megaincendios del verano, con más de 300 focos activos y cerca de 9,26 millones de hectáreas calcinadas, más de la superficie que Portugal ocupa en el mapa, según las estimaciones de Greenpeace.                                                                                                                            El fuego en estas zonas del planeta tiene unas consecuencias más problemáticas que en cualquier otro lugar. Por un lado, el incendio quema la turba, un componente vegetal pastoso cuya mecha libera una gran cantidad de CO2 a la atmósfera. Y, por otra parte, el calor de las llamas contribuye a que se derrita el permafrost –la capa de suelo que permanece congelada– y se libere el metano que durante miles de años ha permanecido almacenado bajo tierra. De esta forma, los incendios pasan a ser al mismo tiempo una consecuencia y una causa de la crisis climática, puesto que contribuyen a la emisión de toneladas de elementos contaminantes que aceleran el calentamiento del planeta.                                                                                                                                    Además del atípico megaincendio siberiano, el verano de 2020 deja otros focos importantes como el actual fuego de California –el segundo más grande de la historia del Estado norteamericano–, o los incendios de la Amazonía, que van camino de ser los peores registrados en un mes de agosto desde hace diez años, según los expertos del Instituto Nacional de Investigación Espacial del Brasil.

La crisis climática es capaz de desencadenar al mismo tiempo fenómenos opuestos. Así, mientras California y Siberia ardían, el litoral atlántico se veía azotado por una temporada de huracanes cuya llegada se adelantó a julio, cuando el temporal Isaías ponía en jaque a la República Dominicana y dejaba seis muertes en Estados Unidos. La causa de que esta zona del Atlántico haya estado marcada por grandes tormentas durante el mes de agosto tiene que ver con el incremento de la temperatura del mar, que favorece el desarrollo de este tipo de fenómenos. De esta forma, las repercusiones de la crisis climática parecen ir más allá del calor y van encaminadas a hacer del planeta un lugar incomodo, donde las inundaciones, las lluvias torrenciales y los incendios son cada vez más comunes.

 

Abandono injusto de los mayores

Los obispos denuncian el «abandono injusto» sufrido por los mayores durante la pandemia, «por el mero hecho de la edad»

Mensaje de la Comisión Episcopal para Pastoral Social y Promoción Humana de la Conferencia Episcopal Española (CEE), con motivo de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, que se celebra este 1 de septiembre

El Episcopado español clama por «el cuidado de la fragilidad» en una pandemia que «ha sido una auténtica tempestad»

31.08.2020 | RD/Agencias

Los obispos españoles han denunciado el “abandono injusto” durante la pandemia de miles de mayores por el mero hecho de la edad, el crecimiento de las desigualdades sociales y educativas, así como algunas prácticas irresponsables de personas e instituciones que hacen aún más urgente una conversión de los cuidados”. Por ello, hacen hincapié en la necesidad de “la espiritualidad para alimentar una pasión por el cuidado del mundo”.

“Las profesiones del cuidado han sido testimonio de la grandeza de la humanidad, las familias han sabido acompañar incluso en la distancia, las organizaciones sociales han respondido con prontitud y creatividad al impacto social de la pandemia, y la Iglesia, desde su profunda humildad, se ha mostrado “experta en humanidad” en momentos complejos”, afirma el mensaje de la Comisión Episcopal para Pastoral Social y Promoción Humana de la Conferencia Episcopal Española (CEE), con motivo de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, que se celebra este 1 de septiembre.

«Una tempestad»

En su mensaje, recuerdan que el cuidado de la propia vida y de las relaciones con la naturaleza es “inseparable” de la fraternidad, la justicia y la fidelidad a los demás. Así, añaden que, como señala el Papa Francisco en el Mensaje emitido por esta Jornada, la pandemia del COVID19 “ha sido una auténtica tempestad”, al desenmascarar la vulnerabilidad y dejar al descubierto “falsas y superfluas seguridades”, por lo que se viven tiempos “de hondo sufrimiento, incertidumbre y perplejidad que agudizan la urgencia del cuidado de la fragilidad”.

Según los prelados españoles, esta situación global ha impactado en un mundo sumido en una profunda “crisis de los cuidados”, que tiene sus manifestaciones en los descuidos hacia la “oprimida y devastada tierra”, en los descuidos hacia hermanos y hermanas bajo la “cultura del descarte” y en los descuidos de la vida interior relacionada con “el cuidado de la ecología y con el bien común”.

«Velar por nuestra vida es un imperativo evangélico»

Por todo ello, los obispos vinculan el cuidado de la propia vida y de las relaciones con la naturaleza a la fraternidad, la justicia y la fidelidad a los demás. “Velar responsablemente por nuestra vida es un imperativo evangélico, pero este cuidado no puede convertirse en un egoísmo indiferente que olvida a los prójimos”, prosiguen.

Los Obispos de la Comisión Episcopal para la Pastoral social y Promoción humana creen que los cuidados deben estar en el centro de la política, la economía, la ética, la familia y la pastoral, al tiempo que consideran que la conversión ecológica se hace “apremiante” en estos días, poniendo el foco en el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

“La ecología también supone el cuidado de las riquezas culturales de la humanidad para promover un nuevo estilo de vida”, argumentan, sin olvidar que en estos meses se ha podido contemplar “el potencial humano para el cuidado de los hermanos y hermanas”.

 

Se prevé una hambruna de «proporciones bíblicas»

La ONU alerta que la pandemia del coronavirus amenaza al mundo con una hambruna «de proporciones bíblicas»

Para finales de 2020, el número de personas que padecen hambre podría aumentar en un 80 % a nivel mundial y en un 269 % en los países latinoamericanos.

Los problemas de desnutrición y de hambruna agravados por el impacto económico de la pandemia del coronavirus podrían alcanzar «proporciones bíblicas», advirtió el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, David Beasley.

Según señaló este sábado en una entrevista con TASS, en los próximos seis meses la entidad necesitará casi 5.000 millones de dólares en fondos para seguir adelante con sus actividades humanitarias, que buscan mitigar las consecuencias de la pandemia.

«Todos nuestros datos, incluido el pronóstico del PMA sobre un aumento del 80% [a nivel mundial] en el número de personas que padecen inseguridad alimentaria —de 140 millones antes de la pandemia a 270 millones para finales de este año—, apuntan a un desastre real. Estamos en riesgo de una hambruna de proporciones bíblicas«, alertó Beasley.

Según las estimaciones de la agencia humanitaria, la falta de seguridad alimentaria afectará en especial a América Latina, donde se prevé un crecimiento de un 269 % en el número de personas que padecen hambre y desnutrición.

Una situación igualmente dramática —agregó— se observa en la parte oriental y central de Asia, donde se prevé un aumento del hambre del 135%, mientras que en Sudáfrica esta proporción ascenderá a casi el 90%.

«La misión del PMA es la de proporcionar alimentos a 138 millones de personas en 2020. Se trata de la mayor operación humanitaria de la historia, y esta crisis sin precedentes requiere una cantidad increíble de dinero», aseveró Beasley. «El PMA necesita 4.900 millones de dólares durante los próximos seis meses para continuar su labor humanitaria en 83 países», agregó el funcionario, señalando que para la mayoría de estos países la ayuda de la organización internacional es «la única oportunidad de sobrevivir».

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/364041-pandemia-amenaza-hambruna-proporciones-bíblicas

 

Mensaje del Papa Fancisco ante la ONU

Francisco aboga ante Naciones Unidas por el multilateralismo frente a «actitudes de nacionalismo» que «dejan fuera a los más pobres»

Pide vacunas para todos. «Y si hay que privilegiar a alguien, que ése sea el más pobre, el más vulnerable, aquel que normalmente queda discriminado por no tener poder ni recursos económicos»

“Muchos (refugiados) son víctimas de la trata, la esclavitud sexual o el trabajo forzado, explotados en labores degradantes, sin un salario justo. ¡Esto que es intolerable, sin embargo, es hoy una realidad que muchos ignoran intencionalmente!”

«Millones de niños no pueden regresar a la escuela. En muchas partes del mundo esta situación amenaza un aumento del trabajo infantil, la explotación, el maltratado y la desnutrición”

«Hay que desmantelar las lógicas perversas que atribuyen a la posesión de armas la seguridad personal y social»

Volvió a exigir a los países ricos que respondan “reduciendo, o incluso condonando, la deuda que pesa en los presupuestos de aquellos más pobres”

Aboga por “cerrar las guaridas fiscales, evitar las evasiones y el lavado de dinero que le roban a la sociedad, como también para decir a las naciones la importancia de defender la justicia y el bien común sobre los intereses de las empresas y multinacionales más poderosas”

25.09.2020 Jesús Bastante

“La pandemia nos ha mostrado que no podemos vivir sin el otro, o peor aún, uno contra el otro. Las Naciones Unidas fueron creadas para unir a las naciones, para acercarlas, como un puente entre los pueblos; usémoslo para transformar el desafío que enfrentamos en una oportunidad para construir juntos, una vez más, el futuro que queremos”. El Papa Francisco acaba de intervenir ante el plenario de Naciones Unidas, dentro de los actos por el 75 aniversario del organismo internacional.

En un histórico discurso (virtual como el de todos los líderes mundiales, por la pandemia), Bergogli destacó que la efeméride es “una oportunidad para reiterar el deseo de la Santa Sede de que esta Organización sea un verdadero signo e instrumento de unidad entre los Estados y de servicio a la entera familia humana”.

Especialmente, durante esta pandemia, que “está cambiando nuestra forma de vida, cuestionando nuestros sistemas económicos, sanitarios y sociales, y exponiendo nuestra fragilidad como criaturas” y nos obliga a “elegir entre lo que cuenta verdaderamente y lo que pasa, para separar lo que es necesario de lo que no lo es”.

Dos caminos posibles

“Nos enfrentamos, pues, a la elección entre uno de los dos caminos posibles: uno conduce al fortalecimiento del multilateralismo, expresión de una renovada corresponsabilidad mundial, de una solidaridad fundamentada en la justicia y en el cumplimiento de la paz y de la unidad de la familia humana, proyecto de Dios sobre el mundo; el otro, da preferencia a las actitudes de autosuficiencia, nacionalismo, proteccionismo, individualismo y aislamiento, dejando afuera los más pobres, los más vulnerables, los habitantes de las periferias existenciales. Y ciertamente será perjudicial para la entera comunidad, causando autolesiones a todos. Y esto no debe prevalecer”, subrayó el pontífice.

Al tiempo, renovó el llamamiento a todos los responsables políticos, pero también al sector privado, a tomar “las medidas adecuadas para garantizar el acceso a las vacunas contra el COVID-19 y a las tecnologías esenciales necesarias para atender a los enfermos”. “Y si hay que privilegiar a alguien, que ése sea el más pobre, el más vulnerable, aquel que normalmente queda discriminado por no tener poder ni recursos económicos”, añadió.

Bergoglio también mostró su preocupación por la incertidumbre del mercado laboral y la “robotización” generalizada del trabajo, clamando por “un marco ético más fuerte, capaz de superar la «tan difundida e inconscientemente consolidada ‘cultura del descarte’”. Seguir leyendo