4 propuestas para el Sínodo de los cristianos de base de España

El documento enviado desde Redes Cristianas hace referencia a la necesidad de una Iglesia “horizontal” y “de iguales”, que deje atrás “sus pretensiones de uniformismo doctrinal y moral”

La Asamblea Eclesial cierra proceso de escucha

La colaboración de los cristianos de base ha llegado al Sínodo de la Sinodalidad. Y es que estas comunidades católicas españolas, integradas en el colectivo Redes Cristianas, han enviado un documento al Vaticano y a la Conferencia Episcopal Española (CEE) en el que detallan sus aportaciones para el Sínodo, que se celebrará en octubre de 2023.


El documento enviado desde Redes Cristianas, bajo el título ‘Por una Iglesia posible y necesaria en España’, hace referencia a la necesidad de una Iglesia “horizontal” y “de iguales” y que deje atrás “sus pretensiones de uniformismo doctrinal y moral, su patriarcalismo y organización estamental piramidal”. En total, Redes Cristianas ha hecho 4 propuestas para una Iglesia sinodal:

1. Organización como una sociedad de iguales

“Ante esta consecuencia directa del Evangelio proclamada por Pablo, ya no se puede mantener, en el mundo de hoy, una Iglesia de clases y corporativismos donde el poder anacrónico se reparte solo entre varones y al margen de la formalidad democrática. Todo lo que puede hacer un varón en nuestras comunidades es igualmente posible y apropiado para la mujer y, por tanto, la Iglesia debe incorporar a la mujer [y a las otras personas diferentes] a todas sus funciones, tanto de reflexión, como de gobierno y de celebración”.

2. Acogida de comunidades

“Asumir a personas y colectivos que discrepan del pensamiento teológico y moral único, de las prácticas litúrgico-pastorales uniformes, de la espiritualidad única, etc., como, por ejemplo, Redes Cristianas (con todas las Comunidades de Base, los grupos críticos y colectivos que firmamos este documento)”.

3. Aplicar la Doctrina Social de la Iglesia

“Aplicar en el propio funcionamiento de la Iglesia las orientaciones de Doctrina Social que propone para la sociedad en su conjunto. Orientaciones sobre democracia, papel de la mujer, derechos de los trabajadores, etc”.

4. Cambio en las celebraciones

“Fomentando celebraciones cristianas vivas y creativas, donde todas las personas puedan participar; porque toda la comunidad es la que celebra y lo hace con naturalidad, sin vestimentas ni ritos extraños, sin necesidad de recintos sagrados, ni protagonismo de ningún celebrante. La horizontalidad en estas celebraciones conlleva un cuestionamiento de la figura del sacerdote-presidente, como ser investido de poderes sagrados, para subrayar el protagonismo ministerial de la comunidad en su conjunto. Una organización que, reconociendo la pluralidad de carismas, supere a la vez cualquier jerarquización de los ministerios. Y siempre haciendo iluminar la Palabra de Dios sobre la realidad social que nos rodea, pero respetando y haciendo presente lo esencial, el mandato de Jesús: “haced esto en memoria mía”. No repetimos un rito, sino un proyecto y un estilo de vida, el de Jesús. Y todo ello en clave de fiesta, con nuestros cantos y guitarras y compartiendo la comida como hermanos”.

Una Iglesia “decidida”

Asimismo, Redes Cristianas “apuesta” por una Iglesia “capaz de vivir en el contexto de una sociedad laica y fuertemente secularizada”, dispuesta a “aceptar que el inmenso depósito cultural y espiritual que atesora no puede fijarla en un pasado irrepetible, sino que la está empujando a seguir haciendo historia con toda la humanidad”, decidida a “devolver a la sociedad civil “todos los bienes histórico-culturales que ha inmatriculado durante más de 70 años al amparo de unas leyes nacidas bajo la dictadura franquista o abiertamente inconstitucionales”.

Por último, “comprometida a romper con la permisividad, el encubrimiento y la desidia que ha mantenido la jerarquía española sobre la pederastia, a pedir perdón y apoyar una investigación exhaustiva, imparcial y sincera que saque a la luz los abusos sexuales del clero y establezca medidas eficaces de reparación al ingente número de víctimas de este delito”.

Las CEBs hoy

LAS COMUNIDADES CRISTIANAS DE BASE HOY   Juan Cejudo 22 TH TH nº 166 AGOSTO 2021  

1,-CÓMO SURGEN:  

Surgen como respuesta a una liturgia vacía, de espaldas al pueblo, con misas en latín, donde los asistentes no se conocen ni participan…También por la falta de sacerdotes. Los catequistas, en varios países de Latinoamérica, (comienzan en Brasil a finales de los años 50) hacen de todo menos celebrar la eucaristía y confesar.  

2,-SE EXPANDEN POR LATINOAMÉRICA Y EUROPA CON EL APOYO DE NUMEROSOS OBISPOS Y AL CALOR DEL CONCILIO VATICANO II. En Latinoamérica muchos obispos organizan sus diócesis contando con las comunidades de base: Óscar Romero, Casaldáliga. Méndez Arceo, Helder Cámara… El Concilio Vaticano II influyo mucho con su eclesiología al lanzamiento de las CEB. El Concilio definió a la Iglesia como Pueblo de Dios (LG9) y afirma que la Iglesia designa a la iglesia local o particular, es decir a las «legítimas reuniones locales de fieles» (LC26) que concretizan y hacen presente en lugares determinados a la Iglesia entera y universal, aunque esas comunidades «sean pequeñas, pobres y en dispersión» (LG26) La Conferencia episcopal de obispos latinoamericanos reunidos en Medellín en 1968 daría un gran espaldarazo a las comunidades de base. Dice: «La Comunidad cristiana de base es el primero y fundamental núcleo eclesial que se responsabiliza de la riqueza y expansión de la fe, del culto y su expresión. Es por tanto la célula inicial de la estructuración eclesial y foco de evangelización y factor de promoción humana y desarrollo». Elemento fundamental son sus dirigentes que pueden ser sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas o seglares». Es fundamental la opción para liberar a los pobres que padecen una violencia institucionalizada y la lucha por la justicia, la promoción humana y el desarrollo. En España la Asamblea conjunta obispos-sacerdotes de 1971 daría también apoyo a las comunidades de base. Recordamos que en su homilía del 21 de mayo de 1978 Monseñor Romero dijo: «Por eso insisto tanto, queridos hermanos, en que haya más y más comunidades eclesiales de base. No es un invento de nuestros tiempos, es la gran necesidad de que los hombres cristianos se conozcan, se amen, vivan juntos concientizándose en esta energía divina.» Y unos meses después, el 10 de septiembre de 1978, dijo: «¡Cómo no me va a llenar el corazón de esperanza una Iglesia donde florecen las comunidades eclesiales de base! ¡Y porqué no voy a pedir a mis queridos Las Comunidades Eclesiales de Base «oyendo el clamor de los pobres y hambrientos de Dios, de justicia y de paz, puedan ser un instrumento de evangelización y de promoción de la persona humana» 23 TH nº 166 AGOSTO 2021 sacerdotes que hagan florecer comunidades por todas partes, en los barrios, en los cantones, en las familias!» Y recientemente el Sínodo de la Amazonía dice en su comunicado final: «Las comunidades eclesiales de base han sido y son un don de Dios a las Iglesias locales de la Amazonía.» También Francisco dirigió un mensaje de aliento al XIV Encuentro de las CEB de Brasil diciendo entre otras, estas palabras: que las Comunidades Eclesiales de Base «oyendo el clamor de los pobres y hambrientos de Dios, de justicia y de paz, puedan ser, en la sociedad de la nación brasileña, un instrumento de evangelización y de promoción de la persona humana» Esto entronca con el sentido de las primeras comunidades cristianas, como narran los Hechos de los Apóstoles. También Pablo habla de Iglesia referido a la familia, una ciudad, una región…. Las C.E B son verdadera Iglesia universal, concretada en estos pequeños grupos.  

3.- LAS COMUNIDADES DE BASE EN ESPAÑA TOMARÁN EL NOMBRE DE COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES (CCP). En España en más de 53 diócesis, después del Vaticano II, que vendría a respaldarlas, se ponen en marcha con el apoyo de curas obreros, parroquias populares, religiosas en barrios etc./  

En 1969. tiene lugar la 1ª Asamblea de Comunidades Cristianas de Base en Valencia Asistirían 148 personas de 24 diócesis y representantes de varios países europeos. En el trabajo de grupos en relación con la Iglesia Institución se diría lo siguiente: – Hay un sistema piramidal eclesiástico. Hay excesiva burocracia que se le impone a los cristianos. Prevalecen métodos autoritarios y a los fieles se les impone decisiones y leyes sin que ellos participen. -La jerarquía se arroga la representación de la Iglesia.-Hay un temor sacro al obispo, con atribuciones mágicas.- La autoridad eclesiástica da más crédito a la autoridad civil que a sacerdotes y seglares.-Hay un subdesarrollo del laico y también de los sacerdotes- Paternalismo con los seglares- A los sacerdotes se les prohíbe comprometerse en acciones temporales. – Se remueve a los sacerdotes críticos. – Falta libertad de expresión y de críticas-Se condenan teorías científicas- Se insiste mucho en la idea de pecado y castigo, sin destacar los positivo del amor.- Se predica la resignación En 1969. tiene lugar la 1ª Asamblea de Comunidades Cristianas de Base en Valencia 24 TH TH nº 166 AGOSTO 2021 – La Iglesia colabora con las dictaduras- Se critica el inmenso poder económico del Vaticano Ante esto las estrategias deben ser: – Sólo el diálogo es ineficaz. Hay que pasar a la acción en distintos niveles: diocesano, estatal… – Los cristianos de base son Iglesia. Están en la Iglesia y no se quieren salir de ella. No pretenden hacer una iglesia paralela como algunos acusan. Hay que crear comunidades de base. El documento final dice: – Las comunidades de base son comunidades concretas donde se dan relaciones interpersonales y donde cada uno tiene un nombre. -No hay un modelo determinado. Cada una funciona según su realidad – No se intenta formar ningún grupo político, pero deben servir de impulso al compromiso político. – Optan por una iglesia pobre. Se solidarizan con las luchas del pueblo. Denuncian la riqueza de la Iglesia. -Optan por una Iglesia libre que defiende la liberación de todos los pueblos del mundo. – Opta por una Iglesia de igualdad y sin privilegios. -Optan por una Iglesia de servicio. Denuncian y combaten las estructuras injustas de poder y trabajan para crear estructuras justas. Optan por una Iglesia independiente del Estado y denuncian el Concordato En una 1ª Etapa: la Comunidad no tiene compromiso ni celebra la eucaristía En una 2ª etapa: la Comunidad tiene un compromiso y celebra la eucaristía Proponen estas acciones: – Que miren a la promoción del pueblo, que promuevan la coordinación local, comarcal, provincial, nacional. Que estén orientadas a las comunidades de base Algunas acciones concretas que se acuerdan: – Crear un Boletín dirigido a la promoción del pueblo, crear comunidades de base interconectadas, denunciar situaciones de injusticias, exigir a la jerarquía que no asista a actos políticos, que se renuncie a cargos y funciones incompatibles con estos compromisos En la actualidad las CCP participan en plataformas abiertas y en redes de cristianos, comparten la vida, la fe y la lucha con otros grupos de creyentes que caminan en el mismo proceso de liberación social y de alternativa de Iglesia, estando coordinadas también con las CCB europeas. El colectivo europeo de CCB está formado por representantes de Austria, Francia, Países Bajos, Bélgica(flamenca y valona) Suiza (francófona y germanófila), España, País Vasco y Chequia. En la actualidad las CCP participan en plataformas abiertas y en redes de cristianos, comparten la vida, la fe y la lucha c on otros grupos de personas 25 TH nº 166 AGOSTO 2021  

4.- QUÉ ES UNA COMUNIDAD CRISTIANA DE BASE?                                                                                            Elementos constitutivos de una comunidad de base: – Es un grupo formado, normalmente, por entre 10-15 personas ( a veces menos) – Se da un clima de amistad participando de tristezas y alegrías de unos miembros y otros, creándose un verdadero ambiente familiar con ayuda mutua ante los problemas de sus miembros. – Hay un compromiso formal de pertenecer a ella asistiendo a sus reuniones con regularidad  

– Son reuniones de fe. El Evangelio o la Eucaristía es el centro de la vida cristiana. – Se intenta vivir el compromiso a favor de los oprimidos y sus justas causas – La comunidad la controlan los mismos que la componen, sin dirigismos de nadie. Nos unimos con otros colectivos cristianos que caminan en la misma dirección (RRCC).  

Es importante que se escuche nuestra voz en la Iglesia y en la sociedad, por eso difundimos lo que se llama en Andalucía la Voz de las CCP, con comunicados dirigidos a la opinión pública, sobre diversos acontecimientos eclesiales o sociales de interés. El compromiso de lucha implica para las CCP la reivindicación de los DDHH y el título I de la Constitución. Las CCP, igual que lucharon con fuerza contra la dictadura y la conquista de derechos sociales y políticos, hoy están participando en nuevas plataformas sociales como el 15M, PAH, Mareas de pensionistas, de sanidad, de educación, de mujeres, por la integración de los inmigrantes, por los derechos de los sin techo, plataformas antidesahucios, participando en ONGS o sindicatos comprometidos o partidos políticos que luchan por los más desfavorecidos. Actualmente existen en España unas 100 comunidades cristianas Populares agrupadas en 12 coordinadoras regionales de Asturias, Galicia, País Vasco, Rioja, Zaragoza, Barcelona, Valladolid, Madrid yToledo, Albacete, Valencia, Murcia y Andalucía. Se siguen celebrando reuniones de coordinadoras, encuentros estatales y regionales, encuentros europeos, hay denuncias sociopolíticas, hemos denunciado actitudes poco evangélicas de nuestros obispos y apoyado a teólogos represaliados Tenemos una revista digital que se llama Utopía y una página en facebook de las CCP de Granada que se puede encontrar en https://ccp-gr.blogspot.com/. También miembros de las CCP de Granada promueven en facebook otra página titulada «Cristianos de Base», que funciona bastante bien, con centenares de seguidores y se puede encontrar aquí: https://www.facebook.com/groups/306546226347371.                                                                               Igualmente otras comunidades de base del Estado también tienen sus medios propios Comunidad Eclesial de Base es un grupo pequeño en el cual sus integrantes se conocen, comparten su vida, celebran su fe y se ayudan mutuamente a vivir su compromiso en la construcción del Reino” 26 TH TH nº 166 AGOSTO 2021 de expresión en blogs, páginas webs o grupos de facebook. Teología de las Comunidades cristianas de base. Leonardo Boff en su libro Eclesiogénesis habla de 15 características que definen a la Iglesia de Base y que de modo muy resumido serían éstas: – Iglesia- pueblo de Dios. – Iglesia de los pobres y débiles. – Iglesia de los expoliados. – Una Iglesia de seglares. – Iglesia donde todos tienen poder sagrado, no solo algunos especialistas. – Iglesia toda ella ministerial. – Iglesia de diáspora. – Iglesia liberadora. – Iglesia que sacramentaliza las liberaciones concretas. – Iglesia que prolonga la gran tradición. – Iglesia en comunión con la gran Iglesia. Las CEBS no son una Iglesia paralela a la gran institución. – Iglesia que construye la unidad a partir de la misión liberadora. – Iglesia en una nueva concrección de su catolicidad. – Iglesia toda ella apostólica. – Iglesia realizadora de un nuevo estilo de santidad Son las comunidades de base aquellas «minorías abrahámicas» de las que habla Helder Cámara, que creen contra toda esperanza. Los grupos de Jesús, promovidos por Pagola, que se reúnen para leer y comentar el Evangelio, extendidos por toda España o son también comunidades cristianas de base o en vías de formarse, según el grado de maduración de ellas, pues la fe no es para vivirla a solas sino en comunidad. El sacerdote brasileño P. José Maríns, gran conocedor y animador de las CEBs en todo el continente latinoamericano durante más de 50 años, escribe lo que para las CEBs es innegociable: «Mantener como denominador común el hecho de ser una iglesia en salida, signo, fermento, primicia del Reino. Ser, en medio del pueblo de Dios, un acontecimiento significativo, más que cuantitativo, según la lógica del fermento. (Luis Van Velde Septiembre 2019. Redes Cristianas)  

5.-LA COMUNIDAD DE BASE TIENE 3 EJES FUNDAMENTALES: VER, JUZGAR Y ACTUAR.                            LA REALIDAD DEL VER. La vida de cada miembro de una CEB está construida sobre diferentes dimensiones o espacios: lo personal, la pareja, la familia, la vecindad, el trabajo, la organización social y política. En cada reunión en la CEB se toca algo de esa realidad Mantener como denominador común el hecho de ser una iglesia en salida, signo, fermento, primicia del Reino. Ser, en medio del pueblo de Dios, un acontecimiento significativo, más que cuantitativo, según la lógica del fermento. 27 TH nº 166 AGOSTO 2021 y se trata de verla, de confrontarla, de compartir la experiencia, de analizarla,…  

LA PALABRA DE DIOS. EL JUZGAR. Habrá varias vías para tratar de valorar, de juzgar, de comprender, de criticar la realidad. Las ciencias sociales pueden ser un apoyo. Pero para las CEBs el principal criterio para juzgar, la mayor fuente de luz es «La Palabra de Dios». Entendemos que Dios nos habla hoy en la realidad, en la historia. Su Palabra desde la Biblia es como un espejo para poder captar su mensaje actual. De ahí que hacemos tiempo para estudiar la Biblia. En la CEB necesitamos «saber cuál es la misión que Dios nos encomienda como Iglesia.» Nos interesa conocer las exigencias del seguimiento de Jesús. En cada reunión en la CEB buscamos como esa Palabra de Dios nos abra el horizonte de la historia y aprendemos a descubrir el pecado y sus raíces, y también las señales auténticas del Reino de Dios.  

LA ACCIÓN. EL ACTUAR. La realidad que vivimos y que comprendemos a la luz de la Palabra de Dios nos exige nuestro compromiso por transformarla. «Los problemas fecundados por la Palabra de Dios nos ponen en acción.» No basta con reflexión un texto bíblico, ni con iluminar la realidad. Sin pasos nuevos hacia la conversión, la transformación toda la reflexión sería en vano y de nada serviría. «En las CEBs nos organizamos para transformar este nuestro mundo.» De verdad es muy importante superar conclusiones de buenos propósitos o deseos. En cada reunión en la CEB buscamos pautas para la acción, para actuar sobre esos aspectos de la realidad que hemos puesto en medio de nosotros y que hemos iluminado con la Palabra de Dios. 

DIVERSAS FUNCIONES EN LA COMUNIDAD Está la función de coordinar la comunidad, la de catequizar, la de organizar las oraciones y liturgia, la de organizar los cantos, la preocupación por los enfermos, por los pobres, por los excluídos, por las justas causas sociales, la función de crear unidad en la comunidad. Todos somos necesarios, cada uno aportando lo que sepa y pueda…Todos fomentan la relación interpersonal entre sus miembros y comparten en común alegrías o tristezas. La comunidad de base toma opción por los oprimidos, por los que sufren en cualquier parte del mundo. Y es que Jesús estaba con los pobres, no con la clase dominante con quien terminaría enfrentado. 

LAS CCP NO SON UNA IGLESIA PARALELA Dice Tamayo en su libro: «Un proyecto de Iglesia para el futuro de España» «Del análisis que va haciendo queda claro que no se trata de crear una iglesia paralela, ni de volver a formas clandestinas, al margen de la oficial. Se trata de ser una alternativa de Iglesia en la Iglesia, que sea fiel a la causa de Jesús y a la causa del pueblo, sin estar unido al poder» La comunidad busca pautas para la acción, para actuar sobre aspectos de la realidad que hemos puesto en medio de nosotros 28 TH TH nº 166 AGOSTO 2021  

LA IMPORTANCIA DEL CATECUMENADO Y DE LA RENOVACIÓN ESPIRITUAL EN LAS CCP Necesario para ir madurando cristianamente. Es algo que no es nuevo, sino que entronca con la práctica de las primeras comunidades cristianas que exigían para ser cristiano hacer 3 años de catecumenado, pero no de teoría, sino de práctica cristiana. Luego, antes del bautismo serían de nuevo interrogados. Se habla de la Historia de la Salvación, los Sacramentos… 

 Alguno de la comunidad se encarga de los catecúmenos, pero toda la comunidad lo apoya. Importante es la iniciación cristiana de niños y niñas en la comunidad y la educación en la fe de los jóvenes. Y es muy importante irnos actualizando en nuestra formación espiritual. No podemos mantener esquemas religiosos que nos inculcaron desde niños pero con escasa o nula credibilidad . 

 Tenemos que seguir formándonos cristianamente con una teología actualizada que hoy pueden aportar numerosos teólogos y teólogas en línea renovadora como Castillo, Tamayo, Forcano, Queiruga, Arregui, Pepa Torres, Pikaza, Evaristo Villar, Victorino Pérez Prieto, Spong, Lenaers, y otros muchos también latinoamericanos (Leonardo Boff, Vigil, Ariel Valdés, Marcelo Barros….etc…) Hoy en nuestro país son muchas las comunidades de base que siguen funcionando. No podemos exponer aquí la vida de todas ellas. Pero sí me parece interesante exponer al menos algunas de ellas, que no quiere decir que sean las que mejor funcionan y más comprometidas estén, sino que son quizá aquellas que mejor conozco y con las que más me he relacionado. Existen otras muchas diseminadas por muchos puntos de España en Madrid, Zaragoza, Galicia, Albacete, Murcia, Cataluña, País Vasco….Pero no es posible hablar de todas. Sólo he seleccionado algunas de las que más conozco. Para ello he contado con la gran colaboración de varios compañeros como Pedro Castilla en Cádiz, Domingo Gómez Leyva en Granada y Deme Orte en Valencia a los que agradezco su esfuerzo y dedicación. Expongo a continuación, en las páginas siguientes, la experiencia vivida en comunidad contada por las propias comunidades. Así podremos entender mejor cómo se vive la fe comprometida hoy desde estas pequeñas comunidades cristianas de base que nos cuentan su experiencia como comunidad y su historia, algunas con más de 40 años de funcionamiento.  

VIVIR LA FE EN PEQUEÑAS COMUNIDADES, UN RETO PARA EL PRESENTE Y PARA EL FUTURO De todas estas experiencias que hemos expuesto hay una serie de puntos en común: Jesús y su evangelio es nuestro gran referente de vida. La Comunidad asume las causas de los más desfavorecidos e intenta dar respuesta a sus problemas junto a otros colectivos y personas, creyentes o no. La Comunidad celebra su fe con la Eucaristía como centro; una eucaristía compartida por todos, sin clericalismo, de La Comunidad asume las causas de los más desfavorecidos e intenta dar respuesta a sus problemas 29 TH nº 166 AGOSTO 2021 modo sencillo. Hay un compartir de vida y vivencias personales entre los miembros del grupo, como una gran familia y con apoyo mutuo. La Comunidad quiere seguir el estilo de vida de Jesús de Nazaret, aunque con nuestros defectos y limitaciones. Sé que no es fácil para todo el mundo poder vivir la fe en una comunidad de base, pero también es verdad que la fe es para vivirla en común con los demás, no a solas. ¿Qué posibilidades tenemos de ir promoviendo en nuestros entornos estas comunidades cristianas de base? Donde no las haya, quizá empezar con dos o tres sería suficiente. «Donde hay dos o más reunidos en mi nombre allí estoy yo en medio de ellos». Si hay que hacer autocrítica, sí debemos reconocer que actualmente suele darse una falta de personas jóvenes en muchas de nuestras comunidades y que la mayoría de sus miembros son personas de edad más bien madura. Sería fundamental promover este tipo de comunidades entre adolescentes y jóvenes para que sigan existiendo en el futuro, con el mismo espíritu en lo fundamental, aunque lógicamente con nuevas formas, más en consonancia con el estilo de la juventud de hoy. Sería una forma muy válida para la juventud, que masivamente se aleja de las prácticas desfasadas y vacías de la gran mayoría de las parroquias y que no les dice nada. Las Comunidades cristianas de base , ante la estampida de las iglesias de tantísima gente por su desfase en formas y rituales y falta de participación, son hoy más necesarias que nunca para crear una alternativa viva de Iglesia dentro de la Iglesia. ——————————————————————————————— ——— Bibliografía utilizada: -»Eclesiogénesis. Las Comunidades de base reinventan la Iglesia».- Leonardo Boff 1.984 -»Un proyecto de Iglesia para el futuro de España». Juan José Tamayo. 2019 -»Relanzamiento de las CCP: Una alternativa para vivir la fe». Antonio Moreno de la Fuente y Luís Ángel Aguilar con la colaboración de Javier Domínguez, José M.ª Mauriño y Luís Pernia. 2013 -Luís Van de Velde. Artículos varios en Redes Cristianas Colaboraciones: Agradecer las aportaciones de las Comunidades de Base «San José» de Cádiz, Las Piedras (La Barca de la Florida-Jerez- Cádiz), Málaga y Antequera, Granada y Andalucía y Benicarlat-Ciudad Fallera de Valencia Las pequeñas comunidades son hoy más necesarias que nunca para crear una alternativa viva de Iglesia dentro de la Iglesia. 

El compromiso político de los cristianos 

Pedro Pierre 

El recién e impactante mensaje del papa Francisco me incita a hacer unas reflexiones sobre el proceso de las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs) más antiguas de Guayaquil -¡ya 50 años!- en su compromiso político a partir de su fe cristiana… Nacieron en los sectores pobres y miserables de la ciudad de esa época, el ‘suburbio oeste’ en particular. ¿Puede una madre o un padre dejar que su hijo se estrelle contra una pared sin decir ni hacer nada o sólo mirar y limitarse a rezar? 

Evidentemente la respuesta es negativa… Pienso que como cristianos no podemos desinteresarnos de lo que pasa en nuestro país; tampoco podemos quedarnos callados o de brazos cruzados frente a estructuras contrarias a los derechos humanos, a la dignidad de las personas y al Evangelio de Jesús de Nazaret. 

Vamos a mirar cómo estas CEBs han llegado poco a poco a interesarse en la política, a hablar de ella y actuar consecuentemente con su fe… En su mensaje por la Jornada Mundial de los Pobres el papa Francisco tiene palabras contundentes: “A todos quiero pedirles en nombre de Dios: Es hora de frenar la locomotora, una locomotora descontrolada que nos está llevando al abismo… (sistema) basado en la exclusión y la desigualdad, el descarte o la indiferencia, donde la cultura del privilegio, la explotación y el abuso son como un método habitual…” 

En los años ‘70, los miembros de estas CEBs se sintieron llamados a reunirse en torno a la amistad y la Palabra de Dios porque tenían el testimonio de entrega y solidaridad de otros miembros de su familia, o porque habían participado en cursos de alfabetización que se inspiraban en Paolo Freire, o porque habían descubierto que sus devociones religiosas eran un punto de partida para cambiar de vida y cambiar la vida social hacia mejores días. 

El mismo Concilio Vaticano 2°, a principios de los años ’60, había reconocido el potencial evangelizador de las pequeñas comunidades cristianas de los sectores populares. Al final del Concilio, en Roma, unos 40 obispos latinoamericanos habían hecho un Pacto en la Catacumba Domitila para “vivir pobremente y colaborar en la liberación de los pobres”: Eran “los padres de la Iglesia de los Pobres” de América Latina, que buscaban hacer realidad el sueño del papa Juan 23. En 1975, el papa Pablo 6° escribía una carta llamativa sobre “El Anuncio del Evangelio” donde recalcaba que “El Reino es lo único absoluto”, “La iglesia debe trabajar por liberación de millones de pobres”, “Las CEBs son una esperanza para la Iglesia universal”. 

En 1968, estos mismos obispos organizaron la 2ª Conferencia Episcopal Latinoamericana en Medellín (Colombia) para aplicar el Concilio a la realidad de América Latina. Reconocieron que la pobreza era el mayor problema del continente, con esta característica que era “empobrecimiento”, o sea, consecuencia de “un sistema que hace a los ricos más ricos a costa de los pobres cada vez más pobres”, tal como lo calificó el papa Juan Pablo 2°. Los obispos invitaban a los cristianos a solidarizarse con las causas de los pobres para hacer retroceder la pobreza, porque mientras haya estas “estructuras de pecado” que la producen, habrá demasiados pobres, lo que es un insulto a Dios. 

En Ecuador monseñor Leonidas Proaño junto con otros obispos se empeñaban en una pastoral liberadora: “Fomentar una pastoral al servicio del Reino… Comenzando ya la fiesta que vendrá… Caminar con los 2 pies: el de la Comunidad y el de las Organizaciones Populares”. 

En 1981, el papa Juan Pablo 2° confirmaba en una Carta encíclica sobre ‘el Trabajo Humano’ “la opción por las causas de los pobres” recalcada en una nueva Conferencia Episcopal Latinoamericana en Puebla (México, 1979): “La solidaridad de la Iglesia con los trabajadores es el criterio de nuestra fidelidad a Jesucristo para ser verdaderamente la Iglesia de los Pobres”. 

En 1992, nuevamente los obispos latinoamericanos se reunían en Santo Domingo de República Dominicana. Confirmaron la validez de las CEBs e invitaron a una Evangelización hecha de inculturación del Evangelio, la liturgia, el dogma, la Iglesia y de promoción social. En 2007 los mismos obispos reunidos en Aparecida (Brasil) retomaron la definición de las CEBs de Medellín como “primero y fundamental núcleo eclesial… célula inicial de estructuración eclesial”. 

Al comienzo del nuevo milenio, varios miembros de las CEBs de Guayaquil participaron en Cursos de Formación Cristiana organizados por la “Comisión de Vivencia Fe y Política”, promovida en el sur de Quito por el conocido padre José Carollo. Allí se descubrió que el compromiso político es parte integrante de la fe cristiana. Se reconoció que los partidos de derecha promueven un sistema capitalista de gobierno contrario a la Doctrina Social de la Iglesia y al mismo Evangelio porque este sistema, basado en la ganancia ilimitada, empobrece la mayoría de la población. A partir de eso se vio la necesidad de señalar cuáles eran estos partidos de derecha para avisar que no era ni bueno ni cristiano votar por ellos. 

Luego se reconoció que había que apoyar partidos de izquierda e involucrarse en sus actividades, cumpliendo lo que decían los obispos: “La política partidista es el campo de los laicos” para construir una sociedad más conforme al Reino de Dios. En ese tiempo nacieron varios movimientos políticos desde los cristianos: en el Oro, en Sucumbíos y otro promovido por el Consejo Nacional de los Laicos de la misma Conferencia episcopal. Hoy las CEBs antiguas de Guayaquil siguen su compromiso político en nombre de su fe cristiana, sintiéndose respaldadas por las palabras y las actitudes del papa Francisco. 

¡A estas CEBs queridas y a otras de Ecuador le digo lo mismo que acaba de decir el papa Francisco a los Movimientos Sociales: “¡Gracias por hacerme parte del proceso histórico que están transitando y gracias por compartir conmigo este diálogo fraterno que busca ver lo grande en lo pequeño y lo pequeño en lo grande, un diálogo que nace en las periferias!”… porque “el mundo se ve más claro desde las periferias.” 

Las CEBs en España

Las comunidades cristianas de base siguen vivas 

por Carlos F. Barberá 

Más de medio siglo después de su nacimiento, las comunidades de base siguen vivas. Según su coordinadora, en España agrupan a un millar de cristianos para los que el compromiso, y el compartir la vida y la celebración son esenciales. 

Nacidas en Latinoamérica en los años 60, las comunidades cristianas de base tuvieron, según los países, un amplio desarrollo. En el año 2000 se contaba que había en Brasil 70.000 de ellas. 

En España, llamadas comunidades cristianas populares (CCP), nacen igualmente en la década de los 60 y en 1969 tiene lugar la primera Asamblea nacional. 

En el libro Mysterium Liberationis Marcello Azebedo les asigna tres características: 1) renovación de la Iglesia local, 2) acceso popular a la Biblia y 3) conciencia social. 

En la experiencia española se añade la vinculación al grupo como comunidad de amistad y de vida, la búsqueda de una experiencia de fe y la celebración. 

Sin duda se identifican con las notas de Leonardo Boff en su libro Eclesiogénesis: 

  1. Iglesia pueblo de Dios.  
  1. Iglesia de los pobres y débiles. 
  1. Iglesia de los expoliados. 
  1. Una Iglesia de seglares. 
  1. Iglesia donde todos tienen poder sagrado, no solo algunos especialistas. 
  1. Iglesia toda ella ministerial.  
  1. Iglesia de diáspora. 
  1. Iglesia liberadora. 
  1. Iglesia que sacramentaliza las liberaciones concretas. 
  1. Iglesia que prolonga la gran tradición. 
  1. Iglesia en comunión con la gran Iglesia. Las CEBS no son una Iglesia paralela a la gran institución. 
  1. Iglesia que construye la unidad a partir de la misión liberadora. 
  1. Iglesia en una nueva concreción de su catolicidad. 
  1. Iglesia toda ella apostólica. 
  1. Iglesia realizadora de un nuevo estilo de santidad. 

Más de 50 años después de aquella primera Asamblea, ¿qué permanece de las CCP? 

Actualmente existen en España unas 100 comunidades agrupadas en 13 coordinadoras en Asturias, Galicia, País Vasco, La Rioja, Navarra,  Aragón, Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. 

No hace falta decir que cada una de las comunidades es independiente, define el estilo, el contenido y la frecuencia de sus reuniones,  pero hay sin duda un espíritu común que podríamos definir así: 

En las comunidades tiene gran importancia la cercanía personal. La amistad, la puesta en común de la vida son básicas. “Somos una amplia familia, un grupo de amigos y amigas”, dice uno de los miembros. Ello explica que a menudo las reuniones duren horas, hay que dejar tiempo para la convivencia y la participación. Esta cercanía ha llevado a veces a crisis,  enfrentamientos y defecciones pero en la actualidad se trata de grupos estables y consolidados. 

Ninguna de ellas se considera fuera de la Iglesia – es algo que se destaca en todos los documentos. No quieren separarse y fundar otra Iglesia pero sí viven en un clima de diáspora. Algunas de ellas han vivido la experiencia de la expulsión y la segregación. Así pues, en la práctica, frente a las declaraciones programáticas, su relación con la gran Iglesia es escasa. Probablemente sólo a través de Redes Cristianas, a la que están asociadas. 

Esto se refleja en sus celebraciones, que para ellas son muy importantes como lugar de puesta en común, y acción de gracias.  Si cuentan con la compañía de algún sacerdote, lo aceptan de buen grado pero, en caso contrario, están dispuestas a compartir y a celebrar sin él. Porque para ellas la celebración de la fe es un elemento fundamental. 

Lo es también el cultivo de la misma fe: algunas tienen un catecumenado de iniciación, en todas hay una formación con ayuda de la nueva teología (antes Castillo, Estrada, ahora Lenaers, Vigil, Martínez Lozano…)    

Y no se puede olvidar el cultivo de la acción. Son comunidades que quieren cambiar la Iglesia pero también el mundo. Cada una de las personas y cada uno de los grupos tienen sus propios compromisos pero los derechos humanos, la emigración, la exclusión, se abordan de muchas maneras. Casi ninguno de los frentes abiertos a su alrededor queda sin la aportación de los miembros de una comunidad. También sin duda hay grupos que apoyan proyectos en el Tercer Mundo. 

No es fácil reflejar en un artículo un espíritu común pero diverso. Las líneas siguientes, redactadas por una de las comunidades, la de Granada, puede quizá ayudar a hacerlo: “Internamente somos una comunidad igualitaria, libre, participativa y creativa. Nos sentimos con libertad para hacer lo que nos parece más oportuno sin depender de permisos ni normas impuestas. Cada año se elige un grupo coordinador y se forman varios grupos para preparar celebraciones y temas. Nuestras celebraciones suelen ser sencillas, pero preparadas, cuidando simbologías, lenguaje litúrgico renovado, relecturas bíblicas imaginativas, cantos “laicos” significativos, silencios cuidadosos… La participación es espontánea y expresiva. Nuestra experiencia comunitaria es gratificante año tras año, y por eso renovamos nuestra voluntad de seguir”. 

Más información sobre ellas se puede consultar en la Web de su coordinadora: http://www.ccp.org.es/ 

Varias Comunidades tienen páginas propias. Como las de Murcia: http://www.comunidadescristianasdebase-murcia.com

Las Comunidades de Zaragoza publican sus actividades y tomas de postura  en: https://ccp-zaragoza.blogspot.com/?m=1 

Las actividades de las CCP de Granada se pueden seguir  en https://ccp-gr.blogspot.com/?m=1 

Y las de Aragón en http://ccparagon.pangea.org/ 

El protagonismo de la comunidad cristiana

Hay que recuperar el protagonismo de la Comunidad Cristiana! 

Rufo González 

Las periferias, lugar teológico donde oír también la inspiración del Espíritu 
La degeneración de la Iglesia, tras la libertad dada por los emperadores romanos, Constantino y Teodosio, ha llegado a nosotros sobre todo en el protagonismo absoluto del clero y en la indiferencia mayoritaria de los cristianos. Bautizada la mayoría sin consentimiento personal, sin conversión al Evangelio, es lógico que la multitud se sienta receptiva del mensaje, del culto y de orientaciones morales para la vida. Como los asistentes a una obra de teatro: asisten, oyen mensajes, sacan conclusiones válidas para sus vidas. Pero no son la compañía teatral. Pagan la entrada aportando en la colecta o por participar en algún espectáculo más personal o familiar. 

El sistema de monarquía absoluta, legitimado por la teología, impide la sinodalidad en la Iglesia. Reproducido en tres niveles, Papa, obispo y párroco tienen la última palabra en sus respectivas congregaciones. Por ello, la Iglesia, en todos los niveles, vive en contradicción constante: quienes defienden el poder absoluto del Papa, obispo o párroco, cuando no comparten sus decisiones, les atacan sin misericordia. No tiene sentido un Papa, infalible y plenipotenciario, cediendo a pretensiones de los súbditos. Es la contradicción de todo poder absoluto, y más el concentrado en una sola persona. 

Se ha encerrado el Espíritu de Jesús en instituciones, leyes, ritos, cargos…, y en la ignorancia y pasividad de los bautizados, lejos de la vida de Jesús y de su comunidad. Instituciones organizadas digitalmente, sin control comunitario alguno, con carácter vitalicio, se convierten en fuente de abusos y prepotencia. Este es el triste espectáculo que de las Curias Vaticana, Diocesana y Parroquial. La libertad y dignidad, de origen evangélico, reivindicadas por algunos cristianos, están abriendo los ojos a la Iglesia. El abandono de muchos cristianos tiene su origen, tal vez sin clara conciencia, en la comprensión de los derechos y deberes humanos, no respetados por la Iglesia. Son muchos los encandilados por el Evangelio, pero desengañados por una Iglesia que se niega a evolucionar aceptando los avances científicos y las conquistas de derechos humanos, compatibles perfectamente con el mensaje de Jesús. 

El poder absoluto del clero no es evangélico. No basta que el Papa sea una persona sencilla, sobria, dialogante. El modelo clerical, donde todo el poder desciende del papa, baja a los obispos, a los presbíteros… imposibilita el cambio evangélico. Sólo ellos tienen poder decisorio (legislativo, judicial, ejecutivo) en la Iglesia. El pueblo estará a merced del Papa, del obispo, del párroco de turno. 

El Evangelio no quita a las comunidades la libertad de elegir a quienes mejor desempeñen las funciones evangélicas. Y menos la cooperación en la misión. Lo entendieron y lo practicaron los primeros cristianos (He 6, 3; 15, 22ss). Al cielo clama que aún haya parroquias sin Consejos de Pastoral y Economía. Lo denunciaba un amigo, muy activo mientras le dejaron los párrocos: “Me sorprende, Rufo, que esperes “gestos sorprendentes” de la Jerarquía… Hablas de los Consejos Parroquiales. ¡¡¡Qué pena!! Llevo 38 años como feligrés de la parroquia que tú impulsaste y animaste durante doce años. A partir del año 1978, tuvimos Consejo Parroquial presidido y orientado por los diversos párrocos y sacerdotes que desde entonces habéis pasado por la parroquia. Tú bien conoces la activa participación de los seglares en las diversas áreas de la pastoral. Y bien conoces también el efecto destructor del párroco que te sucedió en la parroquia. 

En un año, su falta de visión pastoral, su autosuficiencia y jactancia, unidas a su autoritarismo, han dado al traste con los Consejos. Y la parroquia ha quedado simplemente como un “supermercado de sacramentos”. Llegó a decir en uno de los últimos Consejos: “La parroquia es una empresa y yo soy el jefe”. Hago esta reseña no para ti, que bien la conoces, sino para los lectores de tu blog. Que conozcan de primera mano lo que ocurre cuando en una parroquia falta la “comunión” entre sacerdotes y seglares. Sí que sería un “gesto sorprendente” que los nuevos párrocos restauraran los Consejos de la parroquia. Pero lo dudo… En dos años no han movido ni un dedo… (Comentario de Pepe Mallo en el Blog “Atrévete a orar”, de Religión Digital 20.02.2016). Son los “nuevos” clérigos. 

El Espíritu sopla donde quiere (Jn 3, 8). También en las periferias. La Federación Latinoamericana y Europea del Movimiento pro Celibato Opcional (MOCEOP), en 20015 (29 octubre-1 noviembre), celebró un congreso en Guadarrama (Madrid), bajo el lema “Curas en unas comunidades adultas”. En comunicado “al Pueblo de Dios”, contaron su experiencia y convicciones. Fruto de creyentes obligados por ley a dejar su ministerio oficial en la Iglesia. Su conciencia, “núcleo más secreto y sagrario del ser humano…” (GS16), les movió “a integrarse en grupos comunitarios, buscando sentido a sus vidas y ayudando a quienes han encontrado, a descubrir su dignidad como seres humanos y como hijos de nuestro Padre-Madre Dios”. Pueden ser un lugar teológico donde oír la inspiración del Espíritu para reformar la Iglesia: 

1.- Estamos convencidos… de que el modelo de cristianismo mayoritariamente imperante está desfasado. Lejos de ayudar a la implantación del Reinado de Dios y su justicia, es con frecuencia un obstáculo para la vivencia de los valores evangélicos… 

2.- El eje del nuevo modelo de iglesia debe ser la vida comunitaria de los creyentes en Jesús. Sin esos grupos vivos que comparten su vida y su fe…, no hay Iglesia… 

3.- Para la renovación de la Iglesia y las comunidades creyentes hacia un modelo activamente comunitario del Pueblo de Dios, es preciso un cambio estructural… 

4.- Nuestro recorrido nos ha hecho experimentar y comprender que el motor de transformación está en el interior de las mismas comunidades: sólo comunidades adultas, maduras, pueden realizar esa transformación estructural necesaria y urgente… 

5.- También hemos comprendido y experimentado que los curas -célibes o no- no pueden seguir concentrando todo y asumir todas las tareas. Su misma identidad y la calidad de su servicio imponen una evolución hacia una mayor participación y hacia un pluralismo de modelos en función de las comunidades. 

6.- Esas comunidades adultas existen ya, ignoradas o perseguidas. Es necesario incentivarlas. Sus componentes comparten, viven la igualdad, la corresponsabilidad, la fraternidad y sororidad. Hay que seguir luchando por ese estilo de comunidades. 

7.- Esa adultez, mayoría de edad, les permite adaptarse a las exigencias culturales del mundo cambiante, vivir y formular la fe en lenguajes comprensibles y organizarse dentro según sus necesidades. Son libres y ejercen la libertad de los hijos e hijas de Dios… Su referencia no es la obediencia, sino la creatividad desde la fe… 

8.- Resulta contradictoria e injusta la situación de las mujeres, apartadas de las tareas de estudio, responsabilidad y gobierno. No existe fundamento para mantener esta discriminación… Se puede razonablemente esperar que su presencia cambiará las estructuras de animación y de gobierno a mejores, más justas y más equilibradas. 

9.- Es preciso reconocer a estas comunidades el derecho a encomendar las tareas, servicios y ministerios a las personas que consideren más preparadas y adecuadas, sin distinción de sexo ni estado. Serán comunidades abiertas, inclusivas, plurales… 

Que el Espíritu de Jesús nos dé humildad para reconocerle en esta invitación con que termina el “comunicado al todo el Pueblo de Dios”: “Invitamos a todos los creyentes en Jesús a ser valientes y adentrarse en estas sendas de creatividad, adultez y libertad, para hacer cada día más real el Evangelio de la misericordia y de la responsabilidad ante los seres humanos y ante nuestra Madre Tierra”. 

Manifiesto de las CEBs de la Región de Murcia

Las Comunidades Cristianas de Base de la región de Murcia hemos celebrado unas jornadas de reflexión sobre “Espiritualidad y liberación socio-económica y política”, tras las cuales queremos expresar  y compartir el siguiente MANIFIESTO: 

*Nos sentimos llamados a vivir la espiritualidad como una dimensión humana desde la profundidad del ser, como aliento, desde el centro de la vida y en relación con todo lo que existe. Que nos aporte un nuevo talante abierto, fraterno y solidario con el que afrontar todo lo real que nos acontece. 

*Somos conscientes de las situaciones de injusticia, pobreza y desigualdad que se dan en la humanidad como consecuencia de un sistema económico neoliberal que da lugar a una sociedad fragmentada, desigual, materialista y competitiva. Analizamos la realidad discerniendo críticamente toda información que ayude a construir una sociedad más justa. Porque nos conmueve y nos indigna el dolor y el sufrimiento injusto y evitable de tantos hermanos nuestros (Afganistán, Haití, Ceuta, inmigrantes ahogados….) denunciamos activamente esas realidades. 

*Queremos comprometernos con opciones políticas liberadoras que pongan en el centro el cuidado de la vida de todo lo que existe; en igualdad y en armonía de todos los ámbitos. Hacemos nuestra la invitación del papa Francisco a promover la “amistad social”, que se recoge en la  encíclica Fratelli Tutti, como una nueva exigencia. 

*Buscamos despertar la conciencia para caminar hacia un mundo más humano, generando vínculos y alianzas. Creemos que son necesarios cambios que vayan a la raíz de los hechos y situaciones. Reducir nuestros niveles de consumo y deconstruir algunas de nuestras convicciones caducas y erróneas. 

*Necesitamos una gobernanza mundial basada en el bien común, la igualdad, la educación en el respeto y el diálogo, la ciencia, la sabiduría, la moderación y la paz En definitiva somos relación amorosa, y desde ahí hemos de construir vida y relaciones humanas. 

*Nos preocupa el nivel de deterioro del planeta que se manifiesta en el cambio climático, pérdida de biodiversidad, desertificación, escasez de agua…. Lo que puede ocasionar destrucción e impedir la vida de todos los seres. Su defensa y recuperación ha de ser una tarea prioritaria. 

*Sabemos que nada de esto es fácil, pero estamos convencidos de que la sanación del género humano es posible; hay que dejar emerger las potencialidades y ver las crisis como oportunidad para el cambio. 

*Ponemos en valor lo sencillo, lo pequeño, lo cercano, la práctica del bien ejercido en nuestro entorno, la realización de actividades que desde la modestia y de acuerdo con nuestras posibilidades, puedan mejorar la vida y ser germen de otras actuaciones. 

*Tenemos como referente en nuestro caminar a Jesús de Nazaret. Su seguimiento es lo que nos mueve; su experiencia de vida. Supo tomar conciencia de la realidad en que vivió denunciando y reivindicando la justicia. Así mismo nos marcó el camino de la felicidad a través de las bienaventuranzas. También nos sirve de estímulo el testimonio de muchas personas que dedican su vida a mejorar la vida de los demás. 

*Optamos por defender y mantener una esperanza auténtica, activa, comprometida. Por seguir con ilusión trabajando por un mundo mejor y posible. 

Murcia, agosto de 2021 

Lo que dice Aparecida de las CEBs

José Marins, (2007)

5. 2. 3. COMUNIDADES ECLESIALES DE BASE Y PEQUEÑAS COMUNIDADES (178-189)
1. Las CEBs son escuelas de formación:
a. de cristianos comprometidos con su fe;
b. de discípulos misioneros
2. Miembros de las CEBs han dado el testimonio de una entrega generosa hasta derramar su sangre (mártires)
3. Ellas retoman la experiencia de las Primeras Comunidades Cristianas (Hechos 2,42-47).

4. Son célula inicial de estructuración eclesial; focos de fe y de evangelización
5. Llevan el Pueblo a la Palabra de Dios;
6. Llevan al compromiso social en nombre del Evangelio;
7. Hacen surgir nuevos servicios laicales;
8. Educan los adultos en la fe
9. Las CEBs tienen espiritualidad y comunión eclesial, fundamentadas en la Palabra de Dios y en las
orientaciones de sus pastores

10. Son misioneras evangelizando los más sencillos y alejados
11. Son expresión visible de la opción preferencial por los pobres.
12. Son fuente y semilla de vida a través de múltiples servicios y ministerios en la sociedad y en la Iglesia
13. Son signo de vitalidad en la Iglesia Particular
14. Pueden contribuir para revitalizar las parroquias (como comunidad de comunidades)
15. Como los demás miembros e instituciones eclesiales cuidarán del tesoro de la Tradición y del Magisterio.

16. Buscan que la Eucaristía sea el centro de su vida y la Palabra de Dios el faro de su camino y actuación.

EN SINTESIS

1. Las CEBs perseveran (resisten a las crisis y no están decadentes), porque:
o Florecen n. 99e
o Manifiestan frutos del Espíritu y de comunión n. 307
o Han sido fieles hasta el martirio n.178
2. Las CEBs renacen porque:
§ Viven la Palabra de Dios n. 178
§ El compromiso social n. 178
§ Despiertan nuevos ministerios en la sociedad y en la Iglesia n. 178
§ Son misioneras n. 179
§ Eucarísticas n. 180
§ Espiritualidad y comunión eclesial n. 179

3. Las CEBs sorprenden porque:
Ø Retoman la experiencia de las primeras comunidades cristianas n. 178
Ø Fieles a la Tradición y al Magisterio n. 179
Ø Optan por los pobres n. 179
Ø Son escuelas de formación (n. 178). Educan los adultos en la fe (n.178). Preparan discípulos y misioneros para la nueva evangelización (n. 307)
Ø Revitalizan tanto las parroquias (n. 179) como la Iglesia Particular (n. 179)
Ø Válido punto de partida para la Misión Continental (4ª redacción n. 195)

Las CEBs en América Latina-Carta circular

“ LA  IGLESIA  DE  LOS  POBRES ”  EN  LAS  CEBs

Rupturas  y  novedades  en  América  Latina

Pedro Pierre, Guayaquil, julio de 2021.

CONTENU

1.      Mis vivencias en este camino de las CEBs (Comunidades Eclesiales de Base)

2.      Las CEBs adultas están en vía de desaparición, pero… dejan muchas huellas.

3.      Conclusión: Es una esperanza que desestabiliza.

—————————————-

La sinodalidad, ese camino eclesial donde vivimos como iguales y con iguales responsabilidad, ha pasado a ser el gran tema de reflexión y resistencia en la Iglesia católica… Y no es para menos. Quienes tenemos una larga experiencia de las CEBs (Comunidades Eclesiales de Base) nos sentimos felices porque es una confirmación de nuestra manera de vivir, como nuevo de Iglesia, el seguimiento de Jesucristo.

COMENZARÉ CONTANDO MIS VIVENCIAS EN ESTE CAMINO DE LAS CEBs…

Siempre estuve en un trabajo parroquial en sectores populares en la línea de las CEBs tanto en la ciudad como en el campo. Primero estuve en una parroquia suburbana de Guayaquil (1976-1987). Luego de unos estudios en Roma estuve durante 8 años (1989-1997) en Nicaragua en una parroquia del campo en la zona tropical del este del país, de 120,000 habitantes en unas 130 comunidades bien organizadas. El centro urbano contaba con unos 15,000 habitantes. Visitaba en carro unas 30 comunidades cada 3 meses  y las demás 100, una vez al año, en mula o macho, por grupos de 10 a 20 durante un día cada uno. Estas Comunidades eran distantes de 3 a 5 horas de camino. Había en la parroquia unos 3,000 ministr@s de 27 ministerios diferentes: eclesiales, sociales y cívicos. El resto del tiempo lo dedicaba a la formación: tod@s est@s ministr@s tenían seguían un curso anual de formación de 3 a 6 días… Para los candidatos al diaconado (en mi época eran 4) el curso anual era de un mes.

Allí en Nicaragua hice la experiencia de una Iglesia en manos de los seglares. Había una Asamblea anual de delegados de cada Comunidad, unas 150 personas. Esta Asamblea era conducida por los seglares: se evaluaba la realidad de la parroquia en lo social y lo eclesial (¿respondemos a las necesidades sociales y religiosas?), buscando luces en la Palabra de Dios y los documentos eclesiales, en particular latinoamericanos y se decidía la programación del trabajo de toda el año siguiente. Había en Semana santa las celebraciones del Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección, incluida ‘la Cena del Señor’, con chicha o café y tortilla de maíz. Los laicos celebraban los sacramentos de los enfermos y la confesión comunitaria con absolución (la del final del ‘Yo confieso’) de los moribundos o enfermos graves… En definitiva, los laicos eran ‘sacerdotes’ a la manera de las y los de las primeras comunidades cristianas. Era la Iglesia de los Pobres viva y muy activa deseada por el papa Juan 23… con la gran suerte que el obispo apoyaba esto, un poco asustado a veces de ver todo lo que se podía hacer cuando los laicos “toman en serio el Evangelio”… Por supuesto esa línea de Iglesia había comenzada antes de que yo llegara. Todas las parroquias iban también por ese camino y nos ayudábamos compartiendo experiencias y formación.

Me confirma estas opciones el mismo padre José Comblin (fallecido en 2011) que encontré muchas veces desde que llegué a Ecuador en 1976. Él decía más o menos lo siguiente:

1.      La Institución eclesial es como Rusia en tiempos de Gorbachov: un cascarón vacío que va a romperse no se sabe cuándo… ¿Qué habrá para sustituirlo?

2.      Va a haber una ruptura en la Iglesia. No puede ser de otra manera: la institución es incapaz de renovarse. Construyamos paralelamente y en comunión la Iglesia de los Pobres, desde los laicos y comunidades nuevas.

3.      El camino es la misión bautismal de los laicos: ser profeta, sacerdote y rey-pastor. El sacerdocio bautismal es primero, según el Concilio, sobre el sacerdocio ordenado y terminará sustituyéndolo.

4.      Nos quedaremos con 2 sacramentos: el bautismo y la fracción del pan, como en las primeras Comunidades.

5.      El cristianismo como religión está desapareciendo (ritos, sacerdocio ordenado, dogmas, moral, templos…). Volvemos al movimiento de Jesús por el Reino, es decir, la promoción de los valores humanos y los derechos de la naturaleza en nombre del Dios de la Vida y del Amor, esa Energía vital que todo lo habita.

6.      Vamos hacia un humanismo integral abierto a esta trascendencia.

7.      Las otras religiones tienen mucho que enseñarnos…

Personalmente creo que la puesta en marcha de una Iglesia sinodal es una ‘ruptura’. Con ella comienza otro modelo de Iglesia iniciado, desde las bases, a la manera de las CEBs en “autonomía y comunión” con la jerarquía eclesial. De hecho las CEBs caminamos en ruptura con los obispos y sacerdotes que nos persiguen y tratan de destruirnos a lo largo y ancho del continente.

POR OTRA PARTE, PIENSO QUE LAS CEBs ADULTAS ESTÁN EN VÍA DE DESAPARICIÓN, PERO DEJAN MUCHAS HUELLAS

Haré aquí la diferencia entre las CEBs adultas que nacimos en Brasil por los años 1955 y las CEBs juveniles.

Las CEBs juveniles que tuvieron su primera reunión continental el año pasado en el 11° Encuentro Continental que se realizó en Guayaquil. Ellas van por un camino nuevo tanto en lo teológico, como en la interpretación bíblica… Sus opciones muestran un decidido compromiso social. Estas CEBs juveniles vienen de las CEBs adultas, pero tienen su propia identidad y su propio camino.

Las CEBs adultos quedamos como un testimonio irremplazable. Decimos que:

–        otra forma de Iglesia es posible: la Iglesia de los pobres

–        otra forma de vivir y celebrar los sacramentos es posible

–        otra forma de religiosidad popular liberadora es posible,

–        otra forma de interpretar la Biblia mucho menos fundamentalista es posible,

–        otra forma de espiritualidad ‘laica’ es posible,

–        ….

CONCLUSIÓN: Es una esperanza que desestabiliza…

… Sobre todo si añoramos el pasado y no nos actualizamos tanto en la realidad social como en las transformaciones eclesiales impulsados por el papa Francisco. Además, ‘no hay camino abierto, el camino se está haciendo caminando’. El desafío es:

1.      Compartir todo esto con los laicos más abiertos y comprometidos y entre sacerdotes y obispos que vamos por este camino, como también con tod@s quieren emprenderlo.

2.      No quedarnos sólo en lo eclesial y espiritual, sino en lo social y lo político.

3.      Animarnos por una fuerte espiritualidad liberadora centrada en Jesús histórico, la oración contemplativa, la lectura de los signos de los tiempos y la sabiduría de todas las religiones.

4.      Estar convencido que el Reino es el horizonte definitivo y comienza a acontecer hoy en nosotros y en medio de nosotros.

Confirmémonos en este camino esperanzado para ser los testigos de un Iglesia renovada que responda a los actuales desafíos en fidelidad creativa a Jesús de Nazaret y a las primeras Comunidades cristianas

Propuestas para un cristianismo liberador

Propuestas para reconstruir las izquierdas y reubicar el cristianismo liberador

Los Diez Mandamientos de la nueva izquierda, según Tamayo

«Las cartas van dirigidas a diferentes colectivos que conforman la izquierda plural hoy: partidos políticos y movimientos sociales que luchan contra el capitalismo, el colonialismo, el racismo, el sexismo, la homofobia, así como a la ciudadanía no organizada que comparte los objetivos y aspiraciones de dichos partidos y movimientos»

«Estos diez mandamientos se resumen en dos: primero, la opción de las izquierdas no está entre la política de lo posible y la de lo imposible, sino “en saber estar siempre a la izquierda de lo posible”; segundo, la opción de las izquierdas no está entre democracia y revolución, sino en “democratizar la revolución y revolucionar la democracia”, como el mismo Boaventura afirma»

Por Juan José Tamayo

En septiembre de 2017 fui invitado por el Ministerio de Educación de El Salvador a participar en el Encuentro Internacional sobre Cultura de Paz en El Salvador: educación, memoria y justicia transicional” con una conferencia sobre “Monseñor Romero; Hacia una cultura de Paz. Ese año coincidían dos efemérides de especial relevancia en el país: los 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz y el centenario del natalicio de monseñor Romero.

Durante mi estancia en San Salvador, la dirigencia de Frente Farabundo Martí de liberación Nacional, que en ese momento ostentaba la Presidencia de la República de El Salvador en la persona de Salvador Sánchez Cerán, me invitó a un coloquio sobre la reconstrucción de la izquierda, que contó con un debate enriquecedor. En dicho coloquio hice una reflexión sobre el tema teniendo como referencia las “Catorce cartas a las izquierdas”, del prestigioso científico social portugués Boaventura de Sousa Santos, que recoge en su libro La difícil democracia (Akal, Madrid, 2017). Ofrezco a continuación una síntesis de mi exposición cuatro años después, que creo posee la misma vigencia, o quizá mayor, que entonces.

El presente decálogo constituye una lectura personal de las “Catorce cartas a las izquierdas”, del prestigioso científico social portugués Boaventura de Sousa Santos, que recoge en su libro La difícil democracia (Akal, Madrid, 2017). El género literario epistolar utilizado demuestra la modestia con la que el autor hace sus propuestas: no son tesis, sino “cartas”, no imposiciones, sino invitaciones o, mejor, incitaciones, e incluso, provocaciones para el debate entre las izquierdas. Las cartas van dirigidas a diferentes colectivos que conforman la izquierda plural hoy: partidos políticos y movimientos sociales que luchan contra el capitalismo, el colonialismo, el racismo, el sexismo, la homofobia, así como a la ciudadanía no organizada que comparte los objetivos y aspiraciones de dichos partidos y movimientos.Son una llamada a reconstruir las izquierdas para evitar la barbarie que se avecina y constituyen una interpelación para que las izquierdas se reinventen en las actuales condiciones partiendo de una rigurosa lectura del cambio de paradigma que se está produciendo y al que deben contribuir política e ideológicamente.

He aquí las líneas fundamentales, que reformulo en el siguiente decálogo.

1. Urgencia de la reflexión. Las izquierdas no suelen estar prestas para la reflexión ni cuando gobiernan ni cuando están en la oposición. Siempre tienen otras urgencias antes que la de reflexionar. Y eso es un suicidio, porque sin reflexión se impone la repetición cansina de slogans intemporales que no hacen avanzar la historia hacia la emancipación, sino que la someten a la dictadura de lo dado. Frente a la instalación en lo dado, que se limita a dar respuestas del pasado a preguntas del presente sin creatividad alguna, las izquierdas deberían seguir la propuesta de Bloch: “Si la teoría no coincide con los hechos, peor para los hechos”.

2. Los Estados nacionales son pos-soberanos: han perdido la soberanía y han transferido no pocas de sus prerrogativas a los poderes financieros.  Esa es precisamente la pretensión del neoliberalismo: desorganizar el Estados siguiendo una serie de transiciones regresivas: de la responsabilidad colectiva a la individual; de la acción basada en la tributación a la acción con base en el crédito que genera la asfixia financiera del Estado; del reconocimiento de la existencia de bienes públicos a cuidar por el Estado a la idea de que las intervenciones del Estado en áreas potencialmente rentables reducen ilegítimamente las posibilidades del beneficio privado.; de la primacía del Estado a la del mercado; de los derechos sociales a la filantropía.3. Las izquierdas del Norte global empezaron siendo colonialistas y algunas siguen siéndolo hoy, suscribieron el “pacto colonial”, aceptaron acríticamente que las independencias de las colonias terminarían con el colonialismo y minusvaloraron el neocolonialismo y el colonialismo interno. Es hora de cambiar de rumbo. El desafío que tienen delante es participar activamente en las luchas anticoloniales de nuevo tipo.

4. Las izquierdas deben refundar la democracia más allá del neoliberalismo y enfrentarse a la antidemocracia, compaginar democracia representativa y democracia participativa y directa, y articular estas democracias con la democracia comunitaria de las comunidades indígenas y campesinas africanas, asiáticas y latinoamericanas. Han de legitimar otras formas de democracia como la demo-diversidad, ampliar los campos de deliberación democráticas en la familia, la calle, la escuela, la universidad, la fábrica, los conocimientos y saberes, y los medios de comunicación social. Están llamadas a promover la reforma democrática de la ONU y de las agencias internacionales, defender una democracia anticapitalista ante un capitalismo cada vez más antidemocrático y salvaje. En caso de tener que optar entre capitalismo y democracia, hacer prevalecer la democracia real.

En afortunada expresión de Boaventura, es necesario democratizar la democracia, asediada por la dictadura del mercado y secuestrada por poderes antidemocráticos, poner la justicia al servicio de la democracia y de la ciudadanía, y en el caso de nuestro continente, ¡democratizar Europa! Una democracia real y radical que sea al mismo tiempo posliberal, anticapitalista, anticolonial y antipatriarcal, ecológica, etc.5. Es prioritario, incluso un imperativo irrenunciable, des-mercantilizar. Producimos y utilizamos mercancías, pero ni nosotros ni los otros somos mercancías, como tampoco lo es la naturaleza. Por eso nuestra relación con los otros y con la naturaleza tiene que ser fraterno-sororal y eco-humana, no mercantil. Los seres humanos somos ciudadanos antes que consumidores y emprendedores. No todo es venal, no todo se compra y se vende. Hay bienes que son públicos y comunes con los que no se puede mercantilizar, mercadear: la naturaleza, el agua, la salud, la cultura, la educación.  

6. Des-colonizar es otra de las tareas urgentes de las izquierdas. Lo que significa erradicar de las relaciones sociales toda forma de dominación basada en la dialéctica superioridad-inferioridad de algunos seres humanos: mujeres, negros, indígenas, etc. La tarea de la descolonización le afecta especialmente a Europa, centro del colonialismo moderno. Su complejo de superioridad en todos los órdenes: religioso, cultural, político, científico-técnico, epistemológico, etc., le llevó a creer que tenía una misión colonizadora, e incluso redentora, del mundo y la incapacitó para descubrir los valores de otras culturas no europeas. Si Europa quiere reconciliarse con el mundo y consigo misma resulta necesaria, decisiva y urgente su descolonización. Para ello tiene que vencer su arrogancia multisecular.7. Existe una disyunción, que Boaventura califica de perturbadora, entre las izquierdas latinoamericanas y las europeas. Las europeas parecen coincidir en la necesidad del crecimiento como respuesta a las patologías que sufre Europa, como solución al problema del desempleo y como mejora de las condiciones de vida de quienes la tienen más amenazadas. Las izquierdas latinoamericanas se debaten en torno al modelo de desarrollo y crecimiento y en concreto en torno al extractivismo. Dos son las posturas: la que se muestra a favor como medio para reducir la pobreza y la que se declara contraria por considerarlo la fase más reciente del colonialismo. Para Boaventura, el neo-extractivismo constituye la continuidad más directa del colonialismo histórico, ya que supone:

. la expulsión de campesinos e indígenas de sus tierras y territorios (negación del derecho al territorio);

. el asesinato múltiple e impune de líderes y lideresas sociales a manos de sicarios contratados por los empresarios;

. la expansión de la frontera agrícola sin asumir responsabilidad alguna en el deterioro y destrucción ambiental.

. el envenenamiento de poblaciones campesinas por la pulverización aérea de herbicidas e insecticidas.  

8. Las izquierdas deben construir una alternativa de poder, y no solo una alternancia en el poder.  La política de izquierdas debe ser simultánea y conjuntamente anticapitalista, antiimperialista, contrahegemónica, antirracista, anticolonial, antipatriarcal y antihomófoba.9. La pluralidad de las izquierdas es un valor a fomentar y a defender, pero hay que evitar la fragmentación. Por lo mismo es necesario reconocer la diferencia como derecho, pero intentando maximizar las convergencias y minimizar las divergencias.

10. Los partidos y gobiernos progresistas o de izquierda abandonaron con relativa frecuencia la defensa de los derechos humanos más básicos en nombre del desarrollo. Boaventura mira el mundo con los ojos de la Blimunda de la novela Memorial del convento, de Saramago, que veían en la oscuridad, y constata que:

– la mayoría de los seres humanos no son sujetos de derechos humanos, sino objetos de discursos de derechos humanos.

– hay mucho sufrimiento humano injusto no considerado violación de derechos humanos.

– se invoca la defensa de los derechos humanos para justificar la invasión de países, saqueo de sus riquezas Y muertes de víctimas inocentes consideradas efectos colaterales.

A la vista de estas situaciones, Boaventura se pregunta: “¿La primacía del lenguaje de los derechos humanos es el producto de una victoria histórica o de una derrota histórica? ¿La invocación de los derechos humanos es una herramienta eficaz en la lucha contra la indignidad a la que están sujetos tantos grupos sociales, o se trata, más bien, de un obstáculo que des-radicaliza y trivializa la opresión en que se traduce la indignidad y suaviza la mala conciencia de los opresores?” (p. 337). Yo me inclino por la segunda parte de la disyuntiva. Los hechos están a la vista lo demuestran.

Estos diez mandamientos se resumen en dos: primero, la opción de las izquierdas no está entre la política de lo posible y la de lo imposible, sino “en saber estar siempre a la izquierda de lo posible”; segundo, la opción de las izquierdas no está entre democracia y revolución, sino en “democratizar la revolución y revolucionar la democracia”, como el mismo Boaventura afirma.

Espero que estas reflexiones contribuyan a repensar la relación del cristianismo liberador en el Sur Global y sus correspondientes teologías de la liberación con las izquierdas alternativas en el actual momento histórico caracterizado por la complejidad y la incertidumbre en todos los campos del saber y del quehacer humano. Dos guías excelentes para reformular, repensar y practicar esta relación son Sobre izquierda alternativa y cristianismo emancipador, de Francisco Fernández Buey en una edición de Rafael Díaz-Salazar (Trotta, Madrid, 2021), y Cristianismo de liberación. Perspectivas marxistas y ecosocialistas, de Michael Löwy (El Viejo Topo, Barcelona, 2019) Fernández Buey sigue el hilo rojo, herético, utópico y subversivo de las religiones, y muy especialmente del cristianismo, como inspiradoras de no pocas de las luchas por la justicia y la igualdad, como ya hiciera el filósofo de la esperanza Ernst Bloch, y reconoce el importante papel jugado por el cristianismo emancipador en la construcción de una izquierda alternativa ecosocialista, que compagine el rojo, el verde y el violeta. Ejemplifica dicho papel en tres figuras relevantes de distintos momentos históricos:Bartolomé de Las Casas, Simone Weil y José María Valverde.

Michael Löwy destaca la correcta ubicación del cristianismo de liberación en los movimientos populares de América Latina y de sus luchas ecosocialistas, y de la teología de la liberación en el horizonte de la teoría crítica del capitalismo. Los cristianos y las cristianas de liberación comparten con los movimientos populares el análisis de la realidad desde “punto de vista de los vencidos”, como afirmara Walter Benjamin. Löwyreconoce la relevancia histórica de dicho cristianismo en la resistencia al neoliberalismo, al poder ideológico del sistema y a la religión del mercado. “Su perspectiva -afirma- no es el desarrollo, sino la liberación, rompiendo con las estrecheces opresivas del sistema dominante”.

Comunidades Eclesiales de base

Comunidades Eclesiales de Base: Un método de reunión y un modo de vivir

CEBs : “ VER, JUZGAR, ACTUAR Y CELEBRAR ”
Un método de reunión y un modo de vivir
Pedro Pierre. CEBs de Guayaquil.
Las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs) tienen un particular método de reunión y de acción heredado de… Jesús. Fue en el Concilio Vaticano 2° donde encontró su auge. Anteriormente fue asumido por los movimientos eclesiales llamados de la Acción Católica. Este método es también un modo de vivir. Seguir leyendo