Disolución de 101 ONGs en Nicaragua

El Parlamento de Nicaragua disuelve un centenar de ONG y expulsa a las Misioneras de la Caridad

El Parlamento de Nicaragua disuelve un centenar de ONG y expulsa a las Misioneras de la Caridad
El Parlamento de Nicaragua disuelve un centenar de ONG y expulsa a las Misioneras de la Caridad

La disolución de las 101 ONG fue aprobada con carácter urgente y sin debate por los 75 diputados sandinistas y sus aliados. Otros 15 legisladores, de los 91 que integran el Parlamento, se abstuvieron, y uno se ausentó.

La ilegalización de las Misioneras de la Caridad y de las otras 100 ONG fue propuesta por el diputado sandinista Filiberto Rodríguez, a petición del Gobierno del presidente Daniel Ortega, a través del Ministerio de Gobernación

 | RD/Efe

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua,de mayoría gubernamental, canceló este miércoles las personalidades jurídicas de otras 101 ONG, incluida la Asociación Misioneras de la Caridad de la Orden Madre Teresa de Calcuta.

Las Misioneras de la Caridad, creada el 16 de agosto de 1988 durante el primer régimen sandinista (1979-1990) tras una visita a Nicaragua de Madre Teresa de Calcuta, mantenía una guardería, un hogar para niñas víctimas de abusos o abandonadas, y un asilo de ancianos, que comenzaron a cerrar desde el pasado 15 de junio.

La disolución de las 101 ONG fue aprobada con carácter urgente y sin debate por los 75 diputados sandinistas y sus aliados. Otros 15 legisladores, de los 91 que integran el Parlamento, se abstuvieron, y uno se ausentó.


La ilegalización de las Misioneras de la Caridad y de las otras 100 ONG fue propuesta por el diputado sandinista Filiberto Rodríguez, a petición del Gobierno del presidente Daniel Ortega, a través del Ministerio de Gobernación.

Sin permiso para cuidar a niños o ancianos

Según un informe de la Dirección General de Registro y Control de Organismos Sin Fines de Lucro de la cartera de Gobernación, las Misioneras de la Caridad incumplieron «con sus obligaciones» conforme la ley que los regula, y la Ley de Lavado de Activos, el Financiamiento al Terrorismo y el Financiamiento a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva.

Entre otros, las Misioneras de la Caridad no estaban acreditadas por el Ministerio de Familia para funcionar como guardería, centro de desarrollo infantil u hogar de niñas o asilo de ancianos, ni tenían permiso del Ministerio de Educación para realizar el reforzamiento de aprendizaje.

Además, no reportaban activos fijos, ni sus actividades de su sede en la ciudad de Granada (suroeste): hogar de niñas, comedor, guardería y reforzamiento de aprendizaje

La confrontación de la Iglesia con el régimen nicaragüense

Un obispo de Nicaragua, en ayuno “indefinido” por la perscución 24 horas de la policía de Ortega

Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, es uno de los pastores más críticos con el régimen sandinista

La confrontación en Nicaragua entre la Iglesia y el régimen de Daniel Ortega es ya máxima. A la expulsión, semanas atrás, del nuncio papal, el polaco Waldemar Sommertag, quien apenas tuvo unas horas para recoger sus cosas antes de cruzar la frontera, causando el malestar de la Santa Sede, se ha sumado el último choque con un obispo


En este caso, Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, quien ha denunciado, a través de un vídeo difundido en redes sociales, lo que le ocurrió ayer, jueves 19 de mayo: “Hoy he sido perseguido durante todo el día por la policía sandinista, desde la mañana hasta estas horas de la noche, en todo el momento y durante todos mis movimientos del día”.

Vigilancia indisumulada

Un notorio hostigamiento policial que en absoluto se disimuló por parte de los agentes: “Estando en la casa de mi sobrina, he ido directamente a preguntarle a los oficiales de la policía sobre por qué me persiguen. Ellos me han informado de que obedecen órdenes.

Tras invitarles a dejar por ese día la persecución y pedirles “que se fueran a descansar”, sucedió, por mandato del “Gobierno”, precisamente lo contrario: “Entraron en mi círculo de privacidad familiar (…), poniendo en riesgo la seguridad de mi familia”.

Protegido por un sacerdote

Con el fin de evitar males mayores a sus familiares, Álvarez encontró cobijo en una parroquia de Managua, acogiéndole el sacerdote Carlos Herrera.

Con un evidente malestar, el obispo, uno de los más críticos con el régimen sandinista, ha anunciado que inicia “un ayuno a agua y suero” que será “indefinido” hasta que la policía se comprometa a dejar de acosarle.

A través de Twitter, Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua que permanece en el exilio en Miami tras las amenazas poco veladas del régimen de Ortega, ha mostrado su apoyo a su compañero: “Le ofrezco mi solidaridad y mi cercanía fraterna a mi hermano Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, quien está siendo hostigado por la policía. Me uno a su oración, pidiéndole al Señor que lo proteja con la fortaleza de su Espíritu”.

Solidaridad con el pueblo nicaragüense

Más de ochenta organizaciones de la sociedad civil y organizaciones religiosas de base, muestran su apoyo al pueblo nicaragüense

Libertad para Nicaragua
Libertad para Nicaragua

La paz es fruto de la justicia’: por la libertad de Nicaragua, frente al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo

Hoy 6 de junio inicia la controvertida Cumbre de las Américas y diversas organizaciones  muestran su solidaridad con los más de 180 presos y presas políticas con el objetivo de no  olvidar la crisis sociopolítica que vive el país centroamericano bajo el régimen autoritario de Daniel Ortega y Rosario Murillo

Los firmantes instan a la comunidad internacional a mantener  la presión al régimen para lograr una salida cívica y pacífica al conflicto

En el comunicado firmado por más de ochenta organizaciones de muy diversas características y procedencia, denuncian la situación de vulneración de los derechos humanos que vive toda la población, especialmente las personas presas políticas que se encuentran en la Dirección de Auxilio Judicial, popularmente conocida como El Chipote.  

El grupo de apoyo al pueblo de nicaragüense y las organizaciones firmantes, hacen énfasis en  denunciar las condiciones de malos tratos que violan las normas elementales de los derechos humanos,  así como la indefensión en la que se encuentran al ser condenados en juicios amañados que no  cumplen con ninguna garantía jurídica. Condenas que no solo afectan a la persona presa, sino también  a familia de las mismas, llevando al exilio a muchas de ellas para poder denunciar esta situación. 

El número de personas presas políticas ha ido en aumento y actualmente superan los más de 180,  cuando redactamos el comunicado eran 170. Lo mismo sucede con el número de organizaciones de la  sociedad civil a las que se les ha cancelado su personería jurídica, llegando a duplicar el número que  indicábamos, a inicios de mayo eran más de 200 y ahora suman más de 450. 

Nicaragua
Nicaragua

La iglesia católica tampoco se libra del acoso del régimen. El pasado mes de marzo se retiró el  beneplácito al Nuncio Mons Waldemar Sommertag imponiéndole la salida inmediata del país. Asimismo,  diversos sacerdotes denuncian acoso y persecución por parte de la policía. Es el caso de Mons Rolando  Álvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa y administrador de la diócesis de Estelí y el sacerdote Harvy  Padilla de la parroquia San Juan Bautista de la ciudad de Masaya.