MANIFIESTO POR EL DIA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS MIGRANTES

 En el día Internacional de las personas migrantes, salimos a la calle para revindicar nuestro legítimo derecho a buscar una vida mejor. Según la estimación mundial actual de Naciones Unidas, en 2022 había en el mundo cerca de 300 millones de migrantes internacionales -personas que viven en un país distinto al que nacieron-, migrar es una forma de adaptación, de respuesta a las condiciones del medio, condiciones de vida, oportunidades, pobreza, injusticia, violencia, necesidades primarias insatisfechas, inseguridad alimentaria, cambio climático, y en no pocas ocasiones persecución o desesperación. Sea por obligación-o sea pura supervivencia-o elección propia, no es nada fácil dejar atrás su país, su familia sus amigos, su casa.

El modelo de desarrollo neoliberal mundial, está pensado solo para el beneficio de unos pocos, y la obscena distribución de la riqueza en el mundo, propicia grandes injusticias y desigualdades económicas, que se a su vez se traducen en grandes desigualdades en las condiciones de vida de las personas, afectando a casi la mitad de la población mundial. Basta decir que una minoría de la población, el 10% más rico del mundo, acapara el 76% del total de la riqueza mundial, mientras a otros se le condena a una vida de privaciones, y desesperanza, por lo que migrar se convierte en el único y último recurso para alcanzar una vida mejor.

España fue hasta hace pocos años un país de inmigrantes, aun hoy muchos españoles y españolas, migran en busca de otras oportunidades, pero con una diferencia sustancial, estos no necesitan exponerse a peligros en su experiencia migratoria, ni correrán el riesgo de acabar en unas cárceles llamadas CIE,s donde se priva de libertad a seres humanos sin haber cometido ningún delito. Ese Norte llamado rico y civilizado sigue extrayendo riquezas y materias primas, de los países del Sur, esquilmando así sus recursos, empobreciendo a los países e impidiéndoles un crecimiento económico que facilite su desarrollo. Y mientras el dinero especulativo, de ese capitalismo financiero global atraviesa fronteras impunemente, beneficiándose del sufrimiento ajeno, y engendrando pobres por donde quiera que pasa, esas mismas fronteras impiden el paso a las personas, propiciando que se vean sometidas a mafias sin escrupulosos, y a rutas migratorias cada vez más peligrosas, -son incontables las muertes y las fosas sin nombre de personas desaparecidas en el mar y en el desierto-.

Cuando se derribó el muro de Berlín, el mundo contaba con una docena de muros, hoy en este mundo injusto estas vallas y muros pasan de los 90, y en Europa al menos diez estados tienen algún tipo de fortificación para impedir el paso de personas migrantes. Hacen falta menos muros y más puentes. Son fronteras que solo reproducen las desigualdades globales, y que son consecuencia de una política de control migratorio criminal implantada por la unión europea UE y su Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas llamada Frontex . Esta concepción mezquina de la política migratoria, no es fruto de la casualidad, sino de una estrategia bien definida, que tiene muchos efectos colaterales, y que propicia infames tragedias como nos recuerdan aquí en España los nombres de Tarajal en 2014, donde quince personas murieron ahogadas mientras nadaban para alcanzar la costa, rodeados por tierra y por mar, y bajo una lluvia de pelotas de goma y botes de humo lanzadas por agentes de la guardia civil, o las 37 muertes ocurridas en junio de 2022, entre la valla que separa Nador y Melilla, que sufrieron un grupo de subsaharianos, personas que tenían las mismas razones para obtener asilo, que lo ciudadanos ucranianos que han sido recibidos recientemente en España. Ellos en cambio fueron hostigados sin compasión, sufriendo una violencia inusitada y desproporcionada por parte de fuerzas policiales marroquíes y españolas que finalmente acabo con estas 37 vidas.

Muertos y amontonados como animales, fueron enterrados si identificar en fosas anónimas, así no solo les robaron la vida, también el derecho a que los familiares se despidieran, les enterrasen, y elaboraran un duelo con dignidad, para no tener que llorarles cada día con la incertidumbre de no saber dónde están. Ese mismo día, se produjeron muchas devoluciones en caliente incluso de menores, y ninguna de las personas que lograron cruzar, tuvo derecho a una asistencia legal. Algunos de los sobrevivientes se encuentran internados en el CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla) pero la mayoría están en cárceles marroquíes acusados de delitos graves. Que no se nos olviden.

 Algunos se empecinan en ver la migración como algo negativo, como una amenaza, la llegan a criminalizar incluso asimilándola a la delincuencia. En este punto no olvidamos las recientes palabras, del ex inspector jefe de la Comisaría Centro de València, Ricardo Ferris que, incitando al odio hacia las personas extranjeras, aseguró que “los inmigrantes eran delincuentes”. De esta manera se alimentan los bulos, insinuando que los migrantes invadimos y robamos los trabajos, que por cierto los nacionales suelen desdeñar. Ignoran que las migraciones han sido y serán algo consustancial en la historia de la humanidad, a pesar de las vallas, los muros y las barreras.

Ignoran las potenciales ventajas que brinda la migración supliendo las necesidades que tienen los países, participando y contribuyendo al crecimiento y la prosperidad de los mismos, y construyendo una sociedad multicultural, igualitaria, y diversa que hace más rica y más tolerante a esa sociedad.

Aunque se logre sobrevivir al calvario migratorio, llegar al país de acogida no es el final de las penalidades, el migrante se enfrenta a una nueva realidad: una situación administrativa irregular que los arroja a la precariedad y a la exclusión social. El hecho de “no tener papeles”, los obliga a sobrevivir como pueden en la economía sumergida, sometidas a abusos de todo tipo, sin contratos, con empleos de muy baja calidad, sin horarios, con salarios miserables, y en condiciones de trabajo precarias. Esto lo sufren muchas mujeres migrantes trabajadoras de hogar. Los migrantes también sufren la indiferencia de parte de la sociedad de acogida, así como actitudes racistas, o tienen que oír que se les relacione demasiadas veces con la delincuencia. Sufrir ese odio, el de esos que gritan “nuestra gente primero”, ese discurso xenófobo que algunos políticos sin escrúpulos saben explotar, mata tanto como las penurias a las que se ven sometidas las personas migrantes.

Es una vergüenza que la caridad se vista de Ayuda al Desarrollo -solo 4 países en el mundo cumplen el compromiso que se marcó hace unas décadas de destinar el 0,7% de su Renta Nacional a la misma- y que mucha de esa ayuda se utilice por los países del Norte como parte de su política exterior, no destinándose a combatir las verdaderas causas de las desigualdades estructurales que perpetúan el empobrecimiento. Existen determinantes, estructurales sociales y políticos en este injusto mundo, que permiten que la riqueza de unos tenga una relacion directa con el empobrecimiento de otros. No se nace pobre porque uno quiere, y no se elige el lugar de nacimiento, pero en la mayoría de los casos, esto va a condicionar la vida de las personas, porque si naces en un país empobrecido, probablemente nunca saldrás de pobre. ¿Habría que preguntarse con más frecuencia y con más conciencia, si el bienestar de las naciones llamadas avanzadas tiene que ver con el malestar de las personas empobrecidas y olvidadas? Para buscar un futuro y una vida mejor, a las personas migrantes nos sobran los motivos. Que no nos nieguen el derecho a visibilizar nuestra lucha y a elegir nuestro destino y un lugar en el mundo.¡¡¡¡ —————-

– Proclama.

-Declaramos con vehemencia que “ser inmigrante no es un delito”¡¡¡¡ y que ¡¡¡¡ningún ser humano es ilegal¡¡¡¡¡

-Denunciamos -El trato vejatorio y el racismo institucional que sufren las personas migrantes desde las administraciones e instituciones de los países europeos.

 -Las vulneraciones de los derechos más elementales que sufren las personas, privadas de libertad en los centros de internamiento (CIE), en donde malviven en condiciones insalubres, con una atención sanitaria deficiente, y en ocasiones siendo objeto de abusos y malos tratos. -La discriminación por cualquier motivo entre las que sobresalen la discriminación racial y la criminalización de las personas migrantes

– Que la única política migratoria de la UE, sea el control de fronteras y su externalización a terceros países, olvidando la necesidad de mecanismos que permitan una migración segura, ordenada y predecible. No existen por desgracia políticas migratorias de integración e inclusión para las personas migrantes, ni tampoco una política de asilo común en la UE. –

Exigimos

– El cierre incondicional y definitivo de todos Centros de Internamiento para extranjeros en España y en la Unión Europea.

-El cese de los retornos indiscriminados, que violan artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

– Frenar la propagación de los discursos del odio y de la incitación a la violencia contra las personas migrantes, y contra todos los grupos vulnerables. Exigimos que la justicia sea contundente contra los responsables de esta violencia.

-La regularización de las personas extranjeras que viven en España en situación irregular. Esta irregularidad, los arroja a la economía sumergida y les impide acceder a un mercado de trabajo regularizado donde se aprovechen sus capacidades, y de esta forma contribuir con sus aportaciones fiscales directas (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas: IRPF) y cotizaciones sociales a la riqueza del país. La irregularidad hace a las personas más vulnerables frente a la explotación y los abusos, situación que favorece solo a los explotadores.

La Ley Trans

El Congreso aprueba la Ley Trans: estas son sus claves principales

Historia de Helena Ortega Ruiz 

Este jueves el Congreso ha aprobado la Ley Trans, que se abre camino hacia el Senado tras ser respaldada por la mayoría de los diputados. El Proyecto de Ley para la Igualdad Real y Efectiva de las Personas Trans para la Garantía de los Derechos de las Personas LGTBI continúa gracias a los 188 votos a favor de los socios de Gobierno, 150 en contra de PP y Vox, y siete abstenciones; entre ellas, la de Carmen Calvo. A continuación, repasamos las claves principales de esta nueva ley:

Gracias a este proyecto las personas trans podrán cambiar su sexo legal en el Registro Civil sin someterse a condiciones médicas. A partir de ahora, lo podrán hacer en tres tramos de edad tras una doble solicitud: los mayores de 16 años sin requisitos, los que tienen entre 14 y 16, con el consentimiento de sus progenitores y entre 12 y 14, con aval judicial. Asimismo, tras ser solicitado, la persona deberá comparecer para que manifieste “su disconformidad” y en el plazo máximo de tres meses deberá volver a reiterar la petición. En el caso de personas extranjeras, podrán hacerlo si acreditan “la imposibilidad legal o de hecho” de hacerlo en su país.

Los menores entre 12 y 14 años requieren autorización judicial para llevar a cabo este cambio: el expediente será de “tramitación preferente” y se solicitará en el juzgado, siendo acompañado de “medios documentales o testificales” que acrediten que su transexualidad es “estable”. Tras ser citados para comparecer, se les podrá pedir pruebas a sus representantes. Además, los menores que hayan cambiado su nombre, pero no su sexo legal tendrán derecho a que todas las administraciones, empresas y personas físicas expidan sus documentos con arreglo a su nombre.

En la actualidad, para que el hijo de una pareja de lesbianas o bisexuales con pareja mujer conste como hijo de ambas en el Registro Civil la ley exige que estén casadas, algo que no ocurre con las parejas heterosexuales. Por lo tanto, la ley acaba con esta situación, y añade que también el “progenitor no gestante” puede declararlo.

Este tipo de terapias que pretenden cambiar la orientación sexual o identidad de género de una persona quedan sujetas a multas de entre 10.001 y 150.000 euros. Además, se incorporarán contenidos de diversidad en las aulas educativas, ya que la ley prevé que se fomente el respeto a la “diversidad sexual, de género y familiar” en los materiales escolares. Por este motivo, los menores trans deberán ser tratados “conforme a su identidad” en el ámbito educativo y las administraciones deberán impulsar protocolos de acompañamiento al alumnado trans y contra el acoso tránsfobo.

10 de diciembre: Día de los Derechos Humanos

Muchos derechos humanos todavía ignorados, también por las religiones

 Desde el año 1950, el 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos, coincidiendo con el aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que se aprobó en 1948. Por otra parte, 1968 fue declarado como el Año Internacional de los Derechos Humanos

Como lectores y colaboradores de RELIGIÓN DIGITAL hemos de sentirnos golpeados por el hecho de que los Derechos Humanos no son respetados. E incluso dentro del ámbitos de las religiones, Iglesias y tradiciones espirituales hay déficit de sensibilidad a los derechos humanos

Por Leandro Sequeiros

Los derechos humanos, son derechos inalienables y que pertenecen a todos los seres humanos, sin importar su raza, sexo, nacionalidad, lengua, religión, origen étnico o cualquier otra condición. Actualmente, existe una lista de derechos humanos creada por la Organización de las Naciones Unidas, donde se defiende el derecho a la vida, la libertad, a la educación, al trabajo y muchos otros más, que deben ser respetados sin que exista discriminación alguna. Pero este código se refiere casi todo a derechos individuales que tienen su contrapartida en los deberes ciudadanos de respetar los derechos de los demás ciudadanos.

En estos años se han incluido como Derechos Humanos los derechos ambientales, sociales y políticos.

 La Declaración Universal de los Derechos Humanos

«Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos»

Es el texto del artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. En base a esta premisa, la Declaración proclama los derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento ni ninguna otra condición.

Lema 2022: Dignidad, libertad y justicia para todos

Este es el lema para la campaña de 2022, una campaña que va a durar un año entero para conmemorar el 75 Aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que se producirá en 2023.

El objetivo de esta campaña es que la población tenga un mayor conocimiento de la Declaración y el activismo asociado a ella, para asi poder abordar los problemas mundiales más acuciantes.

Bandera Lgtbi

Igualdad, inclusión y no discriminación están en el centro del discurso de este año, protegiendo a los grupos más vulnerables: niños, mujeres, pueblos indígenas, personas LGBTI, migrantes, personas con capacidades diferentes.

Y la igualdad debe aplicarse cumpliendo este mandato: «Reconstruir mejor, más justo y más verde» con los objetivos siguientes:

Basar la economía en los derechos humanos para romper ciclos de pobreza.Servir de base a un nuevo contrato social, con más derechos sociales y culturales.Igualdad de oportunidades para los jóvenes.Acabar con la injusticia de las vacunas.Justicia climática y derecho a un medio ambiente saludable.

Los derechos humanos y el viaje del Papa a Bahréin

Un titular de prensa era este: El Papa Francisco llega a Bahréin como «peregrino de paz» y pide la promoción de los «derechos humanos fundamentales»

Y decía a continuación: hace muy pocos días, a comienzos del mes de noviembre, el papa Francisco peregrinó a este pequeño país. En su primer discurso en Awali, el Santo Padre ha señalado además la emergencia de la crisis laboral mundial: «Que se garanticen en todas partes condiciones laborales dignas».

La mayor riqueza de este país, según el Papa, es su “variedad étnica y cultural, la convivencia pacífica y la tradicional hospitalidad de la población”. Francisco ha alertado que en los últimos tiempos está creciendo “la indiferencia y la sospecha recíproca, la expansión de rivalidades y contraposiciones que se pensaban superadas, populismos, extremismos e imperialismos que ponen en peligro la seguridad de todos”. El Santo Padre ha pedido así no dejar evaporar “la posibilidad del encuentro entre civilizaciones, religiones y culturas, ¡no permitamos que se sequen las raíces de lo humano! ¡Trabajemos juntos, trabajemos por todos, por la esperanza!”.

Libertad religiosa plena

El Papa ha subrayado además cómo los temas del respeto, la tolerancia y la libertad religiosa “han de ser puestos en práctica constantemente, para que la libertad religiosa sea plena y no se limite a la libertad de culto; para que la misma dignidad y la igualdad de oportunidades sean reconocidas concretamente a cada grupo y a cada persona; para que no haya discriminaciones y los derechos humanos fundamentales no sean violados, sino promovidos. Pienso principalmente en el derecho a la vida, en la necesidad de garantizarlo siempre”.

En sus discursos, el Papa ha hecho también referencia al tema de la inmigración en Bahréin: “Cerca de la mitad de la población residente es extranjera y trabaja de modo notable por el desarrollo de un país en el que, aun habiendo dejado la propia patria, se siente en casa”. Aun así, Francisco ha advertido que “el trabajo aún es muy escaso, y hay demasiado trabajo deshumanizador. Eso no sólo conlleva graves riesgos de inestabilidad social, sino que representa un atentado a la dignidad humana”.

Por último, el Papa no se ha olvidado de la guerra, otro de los temas de más actualidad: “Siembra destrucción en todas partes y erradica la esperanza. En la guerra emerge el lado peor del hombre: el egoísmo, la violencia y la mentira. Sí, porque la guerra, toda guerra, representa también la muerte de la verdad. Rechacemos la lógica de las armas e invirtamos la ruta, convirtiendo los enormes gastos militares en inversiones para combatir el hambre, la falta de asistencia sanitaria y de instrucción. Tengo el corazón lleno de dolor por tantas situaciones de conflicto”.

Francisco ha hecho un ulterior llamamiento por la paz: “¡Que callen las armas, comprometámonos en todas partes y realmente por la paz! “Estoy aquí como creyente, como cristiano, como hombre y peregrino de paz, porque hoy más que nunca estamos llamados, en todo el mundo, a comprometernos seriamente por la paz”, así ha finalizado su primer discurso el Papa Francisco en el Reino de Bahréin.

Mujeres que hicieron posible la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Las mujeres, a través de la historia, han desempeñado un rol fundamental en todo lo concerniente al desarrollo y avance de la humanidad. Uno de ellos ha sido su participación en la creación del documento para que fuera posible la Declaración de los Derechos Humanos.

Una de estas mujeres fue Eleanor Roosevelt, primera dama de los Estados Unidos. Fue embajadora, delegada y presidenta del comité de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Otra importante líder femenina fue Hansa Mehta, de origen hindú, luchadora incansable de los derechos de la mujer y mundialmente conocida por su célebre frase «Todos los seres humanos nacen libres e iguales».

Mujeres con voz y con voto

También cabe mencionar el trabajo de mujeres como Begum Shaista Ikramullah, nacida en Pakistán, quien propuso la igualdad de derechos en el matrimonio para acabar con el matrimonio infantil y no deseado.

Pero la lista no acaba, Lakshmi Menon y Minerva Bernardino, conocidas por defender la igualdad de derechos de hombres y mujeres. Evdpkia Uralova, quien abogó por la igualdad salarial. Marie-Helene Lefaucheux, defendió lo no discriminación sexual y Boddil Begtrup, quien propuso la inclusión de los derechos de las minorías.

 Los Derechos Humanos, también reflejados en la gran pantalla

El mágico mundo del cine es una ventana abierta al espectador, a través de la cual puede contemplar todo lo que le rodea, inclusive las tristes realidades, injusticias y atropellos que se comenten a diario hacia niños, mujeres y hombres, vulnerando todos sus derechos.

Durante años, los cineastas han buscado sensibilizar a las personas exhibiendo películas con una trama real o imaginaria, pero que deje un mensaje de esperanza, fe y optimismo de que podemos hacer de este mundo, un lugar mucho más humano.

Aquí te dejamos algunas de las producciones cinematográficas que más impacto han dejado en los amantes de la gran pantalla en lo relacionado con los derechos humanos:

La Lista de Schindler (1994): Una película, que sin lugar a dudas mostró todo el sufrimiento y la barbarie sufrida por los judíos en la Alemania nazi.

Lalia (1999): Nominada a los premios Goya, este documental muestra la difícil vida de una pequeña niña en el Sahara, quien se ve obligada a permanecer en un campo de refugiados y sometida a una realidad terrible, de la cual sueña con escapar.

El niño con la pijama de rayas (2008): Una historia dramática, pero también aleccionadora y humana, que muestra la inocencia de un niño en un mundo sumido en una guerra mundial, pero que, a pesar de todo, es capaz de creer en la verdadera amistad.

12 años de esclavitud (2013): Una cinta que narra hechos reales vividos por un hombre de raza negra, quien es sometido a la esclavitud. Aquí se narra cómo pueden ser vulnerados los derechos de un ser humano, que siendo libre, de un momento a otro, pierde su libertad y es sometido a crueles torturas.

Los Derechos Humanos: Una oportunidad para el cambio de modelo de sociedad

Sin lugar a dudas, la humanidad a lo largo de su historia, ha pasado por duros momentos, pero justo ahora, todos los seres humanos tenemos la oportunidad de dar el gran paso hacia el cambio que está pidiendo a gritos nuestro planeta.

Estamos atravesando una profunda crisis de valores como no se había presentado antes y que ha trastocado todos los cimientos de la vida de toda la raza humana. Sin embargo, no todo está perdido, pero hace falta mayor conciencia, unión, compromiso y mundo de igualdad para que logremos salir adelante y superar esta difícil prueba que nos trajo la pandemia.

Juntos podremos hacer de nuestro planeta un lugar más sostenible, con mayores oportunidades para todos y teniendo muy presente el llamamiento de las Naciones Unidas en relación a los derechos humanos, donde exista el compromiso de los distintos sectores de la vida pública y privada, organizaciones, gobiernos y la sociedad en general para contribuir a la pronta recuperación y a un mayor bienestar colectivo, donde todos salgamos ganando.

¿Cómo celebrar el Día de los Derechos Humanos?

Todos los seres que vivimos en este planeta tenemos derechos humanos universales y esto fue posible, gracias a que un grupo de personas, trabajando durante años de manera mancomunada en las Asambleas de las Naciones Unidas, lograron hacer posible un sueño que beneficiara a todos los ciudadanos del mundo.

Hoy gozamos de una lista basada en 30 artículos que están redactados en uno de los documentos más emblemáticos para toda la humanidad y que ha significado una gran victoria para el progreso, la libertad y la paz de los pueblos. Y unas declaraciones complementarias de Derechos y obligaciones (medio ambiente, los niños, las personas vulnerables).

Iglesia y derechos humanos

En este sentido, es una fecha significativa, que invita a la reflexión, pero también a la celebración, sobre todo, en un momento tan difícil para toda la humanidad, donde los derechos de las personas más vulnerables pueden verse afectados debido a la pandemia conocida como COVID-19 que, nos guste o no, sigue ahí y afecta todavía a los países pobres.

Es responsabilidad de todos, trabajar por una sociedad mejor, nuestro pequeño granito de arena, puede hacer la diferencia, así que aprovechemos esta fecha para contribuir de alguna manera, ya sea publicando algún material informativo sobre este interesante tema en las distintas redes sociales. Tu opinión también cuenta y no te olvides de incluir la etiqueta #DíadelosDerechosHumanos.

FIFA y Qatar, el mundial de la vergüenza

Por Silvio Schachter Fuentes: Rebelión

«El juego se ha convertido en espectáculo, con pocos protagonistas y muchos espectadores, fútbol para mirar, y el espectáculo se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos del mundo, que no se organiza para jugar sino para impedir que se juegue».

Eduardo Galeano

Pese a la violación sistemática de derechos humanos, a su nula tradición futbolística, a su escasa amplitud territorial y sus agobiantes temperaturas que obligaron a correr la competencia a los inéditos meses de noviembre y diciembre. ¿Cómo Qatar pudo ser elegido anfitrión de la primera Copa del Mundo en Medio Oriente? Una trama tejida con negocios y corrupción, digna de un relato de no ficción, lo hizo posible.

El pequeño Emirato y la FIFA, socios y algo más

Qatar tiene una superficie 11.571 km², la mitad de una provincia como Tucumán. Allí viven 2,5 millones de habitantes pero solo el 10 % es considerado ciudadano. El pequeño emirato está gobernado por una monarquía absoluta hereditaria, la dinastía al Thani. Cuyas figura principales son el emir, Hamad Ben Khalifa al Thani y su hijo y príncipe heredero, Tamim Ben Hamad al Thani .

Cuenta con una Asamblea consultiva, de 45 miembros de los cuales 15 son designados directamente por el Emir, el resto es elegido por distrito, su constitución fue postergada varias veces hasta concretarse en 2021, en vísperas del mundial. Como era de esperar ninguna mujer fue elegida.

Tiene unas mínimas fuerzas armadas, puesto que este rol lo delegaron en EEUU y El Reino Unido a cambio les permiten tener una base militar, que se mantiene desde la guerra del Golfo.

A pesar de todos los factores en su contra, el jueves 2 de diciembre de 2010, en Zúrich, el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter, anunció el resultado de la votación en el Ejecutivo de la FIFA, el país árabe seria la sede del mundial de 2022. La designación final llegó en una cuarta instancia con 22 votos a su favor contra 14 para la candidatura norteamericana.

Lo primero que hizo sospechar, que Qatar fuese elegida como sede, fue la climatología. Todos los candidatos (Australia, Corea del Sur, Estados Unidos y Japón) eran compatibles con la histórica celebración de los mundiales en los meses de junio y julio en el verano del norte. Todos menos Qatar. Este simple hecho debería haber descartado su candidatura, pero no, la FIFA prefirió alterar el calendario de todas las competiciones nacionales y regionales para encajar el torneo a finales de año. En la temporada estival las temperaturas superan los 40 grados.

Al poco tiempo se fueron acumulando los testimonios y pruebas que demostraban que la votación a favor de Qatar estuvo atravesada por actos flagrantes de corrupción. Las investigaciones de la prensa europea revelaron que el presidente de la Federación qatarí y también titular de la Confederación Asiática de fútbol, el millonario Mohammed bin Hamman, pagó hasta 3,6 millones a miembros de la FIFA para asegurarse el voto favorable a Qatar.

En 2016, el británico The Sunday Times publicó nuevas informaciones que afirmaban que Qatar pagó a la FIFA 880 millones de dólares a cambio de la adjudicación del Mundial en dos partidas presupuestarias diferentes. La primera fue en 2010: 400 millones, en secreto y 21 días antes de la votación. La oferta era de Al Jazeera por conseguir los derechos televisivos de los mundiales de 2018 y 2022, con una cláusula extra de 88 millones si Qatar era la elegida.

Luego se conoció que nueve días antes de la votación, se reunieron el entonces presidente de la UEFA, el francés Michael Platini, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy y el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, emir de Qatar, el jeque Hamad Ben Jassem, en aquel momento primer ministro y ministro de relaciones exteriores del emirato, y Sebastien Bazin, como representante del fondo Colony Capital, dueño del PSG. En ese encuentro habría un intercambio de favores: el jeque compraría el PSG para salvarlo de la quiebra y ayudaría a hundir a Canal Plus Francia, muy crítica con Sarkozy a cambio de adjudicar el Mundial a Qatar. En 2018, para promover su libro Mi verdad, Blatter ya había declarado lo siguiente: “Qatar ganó después de la intervención política del expresidente francés Sarkozy junto a Platini”.

En junio de 2011 Qatar Sports Investments se convirtió en dueño PSG. Nasser Al-Khelaïfi empresario catarí. ejerce desde 2011 el cargo de presidente del Paris Saint-Germain lo que le permitió además, ocupar un puesto importante en la UEFA.

El diario inglés The Sunday Times publicó una investigación basada en correos electrónicos y recibos bancarios, donde se acreditaba el pago de US$7 millones a miembros del comité ejecutivo y presidentes de federaciones por parte del comité catarí encargado de presentar la postulación de su país como anfitrión del mundial 2022. Escándalo que salpicó a dos glorias del fútbol mundial: el alemán Franz Beckenbauer y el francés Michel Platini.

EEUU abrió una megacausa conocida como FIFA-Gate, impulsada por la fiscal general Loretta Lynch, que además del caso Qatar, investigó irregularidades en los contratos multimillonarios de televisión de Copas del Mundo (2018 y 2022) y Copas América.

A pesar de los sobornos y de la caída y prisión de dirigentes que arrastró el caso y las denuncias sobre comprobadas violaciones de los derechos humanos, el torneo se celebra dónde y como estaba previsto.

Las obras nunca se detuvieron y los organizadores no dudaron en invertir los recursos necesarios para concretarla. Entre los 8 estadios, 2 reformados y 6 nuevos, que se desmantelaran terminado el mundial, los hoteles, las autopistas, las obras en el aeropuerto, y otras instalaciones, todo en un mínimo radio de 65 km, la Copa del Mundo de la FIFA en Qatar cuesta más de 140 mil millones de dólares. Es considerado el más caro de la historia.

¿Cuál es el sustento de esa certidumbre? El poder del petróleo, el gas y sus negocios en el mundo. Sus reservas de petróleo son de 25 mil millones de barriles, que le permitirían una producción durante al menos 40 años. Además, el país cuenta aproximadamente con el 14% de las reservas de gas en el mundo.

El fondo de la familia real, llamado The Qatar Investment Authority, fue fundado en 2005 para hacer crecer el dinero de los recursos naturales de la nación. Este fondo forma parte de un grupo de inversores que compró una participación del 61% en la red de tuberías de gas británica de la National Grid, se asoció con el grupo de materias primas Glencore para comprar una participación de 19,5% en el gigante ruso Rosneft. También posee una participación de 4,6% en Royal Dutch Shell. Es el tercer mayor inversor en Volkswagen después de la familia Porsche y del estado alemán de Baja Sajonia. El fondo tiene una participación del 13% en Tiffany Co. También posee el 9% de Glencore y el 21% de Siemens. Qatar fue recompensado con una participación de 6% en Barclays después de rescatarlo durante la crisis financiera mundial. Posee el 8% de Credit Suisse.

Esta trama tejida en la economía mundial, le aseguro la base para intervenir en el fútbol mundial junto a sus vecinos del Golfo Pérsico, Arabia Saudita y Emiratos Árabes. Además del PSG, el club con el tridente ofensivo mas envidiado y más caro del fútbol, Neymar, Mbappe y Messi, los cataríes son dueños del Málaga, cuyo presidente es el jeque Nasser Al Thani, que es miembro de la familia real de su país. El club inglés Newcastle United (conocido como las Urracas) pertenece a un conglomerado wahabita, Mohammad bin Salmán bin Abdulaziz, el príncipe heredero​ de Arabia Saudita es su presidente. El jeque árabe Sheij Mansour, perteneciente a la familia que gobierna Abu Dhabi con una fortuna estimada en 20.000 millones es junto a Khaldoon Al Mubarak, el propietario del City Football Group, un conglomerado deportivo dueño del Manchester City, el Melbourne City y el New York City. Así, las ligas futbolísticas de países como Inglaterra, Francia, Italia y España entre otras, se han convertido en coto de caza de empresarios multimillonarios, oligarcas, políticos y miembros de casas reales. El dinero que circula por parte de estas billeteras influyentes, les permite comprar silencios de gobiernos que se dicen democráticos, ante los crímenes y atropellos contra los derechos humanos que se cometen en estos países, que gozan de absoluta impunidad.

La avanzada empresaria de las monarquías del Golfo sobre el deporte y particularmente sobre el fútbol es nueva pero siguen la historia de otras corporaciones. La Juventus de Turín pertenece al grupo Agnelli, dueños entre otras cosas de la Fíat y la Ferrari, el Milán integra la constelación de las múltiples empresas del grupo Berlusconi, la Philips es dueña del club Holandés PSV, el Bayer Leverkusen pertenece a firma Bayer y la Toyota es dueña del club Nagoya. La operatoria empresarial toma como modelo el sistema de propiedad privada de las franquicias de los equipos deportivos de las principales ligas de EEUU.

Tecnología del siglo XXI, sobre trabajo esclavo y opresión de género

Qatar ha explotado a sus trabajadores y trabajadoras inmigrantes, importados del sur de Asia y África para hacer posible la Copa del Mundo; según el Parlamento Europeo, tiene la proporción más alta de inmigrantes en el mundo: el 85 % de su población son inmigrantes y el 94 % de su fuerza laboral viene del extranjero. Sin estos trabajadores, la Copa del Mundo no hubiera sido posible y sin embargo, están sujetos a todo tipo de abusos, violencia legitimada durante décadas por el sistema de esclavitud moderna conocido como Kafala. Con ella ciudadanos y empresas privadas toman el rol de patrocinadores y el estado monárquico delega en estos contratistas la supervisión y responsabilidad de trabajadores extranjeros. Sin el permiso de estos patrocinadores un trabajador no puede ni cambiar de trabajo, ni renunciar al trabajo ni volver a su país. Si bien recientemente, de cara al mundial , se suprimió legalmente la Kafala, testimonios confirman que en la práctica se siguen aplicando sus reglas. Por otra parte sigue sin reconocerse el derecho de la población trabajadora migrante a afiliarse a un sindicato.

Las empresas y el Estado se aprovechan de la necesidad de cientos de miles de huir de la pobreza y el hambre en países como Nepal, Bangladesh, Sri Lanka India, Kenia y Filipinas, quienes además para conseguir empleo deben abonar comisiones a los contratistas. Trabajan en empleos de casi 20 horas, siete días a la semana y a 50 grados, y se ven obligados a vivir en campamentos, hacinados, a menudo sin agua corriente ni sistema de alcantarillado. Según las denuncias de varios organismos internacionales de DDHH, han muerto 6.500 trabajadores en las obras del Mundial. Como revelan estos informes, el trabajar con altísimas temperaturas, sumado al esfuerzo físico, deriva en infartos. El gobierno se niega a informar las causas de estas muertes. El cambio de calendario fue pensado para proteger a los protagonistas del mundial, pero no para quienes hicieron posibles sus obras. No sólo es devastador el impacto emocional para las familias de las víctimas, sino también la pérdida de su sostén principal. La falta de compensación económica los deja en una situación de pobreza aún más profunda.

Las trabajadoras domésticas, cuyo número se estima en más de 170.000, son aún más invisibilizadas que los obreros en las obras, son maltratadas en la intimidad de los domicilios privados donde se encuentran recluidas, y padecen abusos y violaciones sistemáticas. Sufren el doble apremio como empleadas y como mujeres.

Amnistía Internacional destacó en 2020 en un informe demoledor que :”De las 105 mujeres entrevistadas, a 87 sus patrones les confiscaron sus pasaportes, la mitad de ellas trabajaban más de 18 horas al día y la mayoría sin un solo día de descanso”

El lema de Qatar 2022 es: “Espera lo increíble” lo increíble es verificar cómo la FIFA ha hecho la vista gorda ante todo este cuadro y como, junto a su socia, la monarquía del gas, hacen oídos sordos a los reclamos de indemnización a los trabajadores migrantes.

Patriarcado, machismo y homofobia, rigen en un sistema opresivo de desigualdad de género que están en plena vigencia en el Emirato. El primer artículo de la constitución permanente del estado de Qatar señala que la Ley Sharia (Ley Religiosa Islámica) será la fuente principal de sus legislaciones y es la que rige las relaciones familiares. Ese mismo artículo ordena a los Tribunales aplicar la Ley Sharia en caso de Zina. La Zina, según la Ley islámica, son las relaciones sexuales ilegales (extramatrimoniales). A pesar de que se habla de vínculos heterosexuales, por defecto las personas LGBTIQ siempre van a estar bajo un marco ilegal.

Hasta hace poco la homosexualidad se castigaba con la muerte. Nasser Al Khater el director ejecutivo del comité organizador respondió a principios de diciembre de 2021, ante la pregunta de si durante el evento se permitirá mostrar abiertamente la homosexualidad : “que se respete la cultura del país y no se traspase un límite, el de las muestras públicas de afecto”. El 28 de junio de 2022, el Día Internacional del Orgullo LGBTQ y ante la posibilidad de alguna protesta, expresó en un nuevo comunicado: “lucir la bandera LGTBIQ en el Mundial se puede castigar con 7 a 11 años de cárcel”

Si bien Qatar tiene una realidad más flexible ante los temas de género que sus vecinos fundamentalistas del Golfo, el sistema discriminatorio de tutela masculina que se aplica niega a las mujeres el derecho a tomar decisiones clave sobre sus vidas, como señaló en su informe la Human Rights Watch “‘Everything I Have to Do is Tied to a Man’: Women and Qatar’s Male Guardianship Rules”, “Todo lo que tengo que hacer está ligado a un hombre. Las mujeres y las normas de tutela masculina en Qatar”, donde se analizan las normas y prácticas oficiales de tutela masculina. Las mujeres en Qatar deben conseguir el permiso de sus tutores masculinos para casarse, estudiar en el extranjero con becas del Gobierno, acceder a muchos empleos gubernamentales, viajar al extranjero hasta cierta edad y recibir algunas formas de atención de la salud reproductiva. Este sistema discriminatorio también niega a las mujeres la posibilidad de desempeñarse como tutoras principales de sus hijos e hijas, aunque estén divorciadas y tengan la custodia legal.

Periodismo y sportwashing

Como sucede cada cuatro años en vísperas de la Copa del Mundo, los medios de comunicación masivos alimentan, con programas interminables, la pasión futbolera. Horas y horas de transmisiones con detalles insignificantes, polémicas absurdas, análisis superficiales, se repiten agotadoramente, un cúmulo de obviedades que llenan espacios de tv, radio y diarios para promover el evento de mayor audiencia mundial. Los jugadores protagonistas principales , son a su vez el producto que vende productos. Los espectadores también son parte esencial de los eventos deportivos, como lo demostró la pandemia, nada hay tan vacío como un estadio de fútbol sin público ni fans. Pagan para ofrecer su contribución al negocio.

Casi todos los gobiernos de países con tradición futbolera y expectativas triunfalistas, se suben al carro negacionista. Argentina no es la excepción. Dentro del amplio menú de divisas ahora apareció el dólar Qatar, el presidente de Aerolíneas Argentinas, anuncio que un avión de la empresa que viajar con turistas a Qatar llevara la imagen de los futbolistas pintada en su fuselaje. Como noticia de tapa se publicó que la Secretaria de Comercio recibió a los Kiosqueros, porque la empresa que fabrica las figuritas del Mundial no le garantiza la exclusividad y el abastecimiento ante la inusitada demanda. El éxito en la copa America y la presencia de Messi, el multimillonario numero10, alimentan las expectativas.

El periodismo, particularmente el de las grandes cadenas de comunicación, ESPN, FOX, TNT dueñas de los principales derechos de transmisión, contribuyen a lo que se denomina sportswashing o blanqueo de la imagen deportiva» convirtiéndose en una práctica habitual de usar el deporte como un mecanismo donde se reemplaza determinada imagen que se tiene de un país y su régimen, donde se verifican crímenes y violaciones sistemáticas a los derechos humanos comienzan a aparecer noticias relacionadas con el auspicio a equipos o eventos deportivos, para así cambiar la percepción pública de un país

Así los medios de comunicación de todo el mundo, realizan una campaña publicitaria para lavarle la cara a Qatar. Mujeres hablando en noticieros, o incluso en programas televisivos de chimentos, que intentan alivianar la discriminación a las personas LGBTIQ, y la falta de libertad que padece el género femenino. Hay un pequeño detalle, ninguna de las personas que hablan son cataríes, todas las voces son extranjeras

Casi ningún medio importante ha reflejado las protestas por la realización del mundial en un país que viola sistemáticamente los derechos humanos. Noruega, Alemania y Australia son algunos de los equipos que al salir a la cancha han exhibido leyendas de apoyo a los trabajadores inmigrantes. Los jugadores holandeses han posado con camisetas en las que se podía leer la frase: «Derechos humanos, fuera y dentro de la cancha»: la consigna que

popularizo la selección de fútbol de Noruega sobre el Mundial de Qatar. Según una encuesta realizada por Public First para la iniciativa «More in Common«, el 62 % de los británicos cree que el tratamiento del movimiento LGBTQ+ en el país, con penas de hasta siete años de prisión, debería ser suficiente para prohibir a Qatar organizar la Copa del Mundo. Son parte de los múltiples rechazos a Qatar 2022 que organizaciones y colectivos feministas, LGTB+ y movimientos de trabajadores han expresado a lo largo de estos años. Estos actos no hacen mas que exponer el silencio ominoso de otras selecciones y jugadores que eluden comprometerse para

Durante décadas la existencia del Apartheid en Sudáfrica motivo la separación de ese país en todas las asociaciones deportivas del mundo. Nada indica que algo semejante podría ocurrir ahora.

Como una versión deportiva del film The Truman Show, donde nada es lo que parece, pero igualmente todos lo consumen como si fuera real, se repiten los videos que muestran la reluciente imagen de Doha como una ciudad perfecta, con estadios y hoteles relucientes. Nada dicen sobre como los brillantes rascacielos de Oriente Medio y los sofisticados estadios, se construyeron con el sudor y la sangre de los trabajadores esclavizados de Asia y África.

FIFA, negocios y corrupción. Cuando lo importante no es competir

A medida que el deporte se ha hecho industria, ha ido desterrando la belleza que nace de la alegría de jugar porque sí. El fútbol profesional condena lo que es inútil, y es inútil lo que no es rentable”.

Eduardo Galeano

La FIFA, que posee 211 federaciones adscritas, con más miembros que la propia Organización de las Naciones Unidas (ONU) una cifra que no supera a la Cruz Roja (164), o la UNESCO (150) y otras. El 31 de marzo, informaron que la FIFA registró ingresos por 6.400 millones de dólares durante el período 2019-2022. Por lo tanto, estiman que se superarán los 7 mil millones antes de finalizar el año mundialista. Además, los activos de FIFA aumentaron un 21% en 2021, alcanzando así los 5.500 millones de dólares.

Por derechos de televisación tiene garantizados 2.640 millones de dólares, el 56% del total, los patrocinios le aportarán 1.353 millones de dólares, un 29% de la factura, el ticketing y hospitality generarán 500 millones de dólares, mientras que por derechos de licencia facturará 140 millones de dólares.

La FIFA para este mundial sumo el patrocinio global de Hisense, el gigante de productos electrónicos propiedad del gobierno chino, de Mengniu Dairy otra empresa china de fabricación y distribución de productos lácteos y helados, a Crypto.com, la mayor aplicación para intercambio de criptomonedas, a Byju’s, la corporación india de enseñanza virtual , a Vivo, McDonald’s y Budweiser que se agregan a sus socios históricos de Qatar Airways, Visa, Adidas, Coca-Cola, Wanda y Hyundai. Se trata de las únicas entidades comerciales a las que se les permite reclamar para sí una asociación directa con la FIFA y usar la marca del Mundial en sus productos para promociones, anuncios y marketing.

Con todo este volumen de dinero e intereses en juego es fácil entender porque el qatarí no es el único caso de corrupción que agita a la FIFA. ¿Cuándo se produjo el cambio que llevó al fútbol a esta situación? Fue básicamente a partir de 1974, cuando el brasilero Joao Havelange llegó a la cumbre de la FIFA anunciando: «He venido a vender un producto llamado Fútbol”. Cuando asumió, de la Copa del mundo participaban 16 equipos, número que se fue ampliando hasta llegar al doble en Qatar y que será de 48 en 2026, en el mundial con triple sede en Canadá, Estados Unidos y México. El mandamás brasilero llegó en el momento justo en el cual el deporte y el fútbol espectáculo en particular, lograron a través de la tecnología satelital tener presencia en todos los rincones del planeta, ampliando así hasta límites impensados el mercado de consumidores para las principales corporaciones.

Havelange tuvo su acto bautismal con el primer mundial organizado por la FIFA bajo su mandato, el de Argentina 1978. La idea fue limpiar la imagen de la brutal dictadura. En ese Mundial se puso en práctica el primer gran sportwashing del futbol, en el olimpismo se recuerda el oprobio de la misma operatoria para las realizadas en 1936, las Olimpiadas de Hitler. «Argentina está ahora más apta que nunca para ser sede del torneo» fueron las palabras pronunciadas por Havelange, para respaldar el torneo que buscó tapar con la pelota los crímenes de la dictadura de Jorge Rafael Videla y que generó amplio repudio en el mundo. Lamentablemente contó con multitudes que festejaron el título obtenido en el estadio de River próximo a la ESMA y con la imagen celebratoria en primer plano de los dictadores Videla, Massera y Agosti. Havelange se relacionó muy bien con todos los dictadores del mundo, además de los argentinos, con la chilena, la de Brasil, y con numerosos autócratas africanos y asiáticos.

En 1994 Joao Havelange habló en New York ante prominentes hombres de negocios y comentó eufórico: «Puedo afirmar que el movimiento financiero del fútbol en el mundo alcanza anualmente la suma de 225 mil millones de dolares. Es casi el doble de los 136 mil millones de dólares facturados en este año por la General Motors”. Empresa que figuraba a la cabeza de las mayores corporaciones multinacionales. Fue el dirigente que estableció relaciones estrechas con empresas como Coca Cola, VISA y ADIDAS convirtiéndolas en socias y que a partir de esa alianza multiplicaron sus ventas por miles de millones de dólares.

Havelange y su trama delictiva le otorgaron a la FIFA el poder que hoy posee y como señaló Diego Armando Maradona: “Allí donde iba Havelange no se hablaba de fútbol, sino de negocios, sobornos, de pagos ilegales para conseguir sus objetivos”. “Es la organización más corrupta y deplorable sobre la Tierra”, señalo Gary Lineker, el exfutbolista de la selección inglesa en los años 1980 y goleador del mundial de México.

No casualmente la FIFA tiene su sede en Zurich, ha aprovechado muy bien las condiciones muy generosas y discretas con que Suiza trata a quienes tienen que ocultar los orígenes de sus dineros.

Un ejemplo de sus operatorias ilegales lo refleja la empresa International Sports and Leisure, ISL. que fue creada por Horse Dassler, el hijo de Adi Dassler, fundador de Adidas, para comercializar eventos deportivos ligados al fútbol, que se concentró principalmente en Latinoamérica. Las investigaciones sobre la actuación de esta empresa determinaron que ILS fue la base para que decenas de funcionarios de la FIFA recibieran sobornos y comisiones ilegales de las empresas de mercadeo, a cambio de conseguir los llamados “derechos de comercialización de los eventos organizados por el ente rector del fútbol”

En diciembre del 2015, el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter fue procesado por la mega causa FIFA –Gate, junto otras 42 personas, entre dirigentes y empresarios, cinco de ellos de nacionalidad argentina. Fue reemplazado en la conducción el italo suizo Gianni Infantino, quien prometió terminar con la corrupción pero no con los negocios y es quien avala todo lo actuado en Qatar.

El futbol de nuestro continente es parte importante de esta red mafiosa. El ex presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) durante 2013/2014, el uruguayo Eugenio Figueredo, recibía sobornos de hasta 90.000 dólares mensuales. Figueredo admitió que “recibía importantes sumas de dinero para mantener el status quo” en el seno de la institución bajo su mando. Figueredo fue extraditado por la justicia de Suiza a Uruguay, donde fue encarcelado por estafa y lavado de activos. Las investigaciones a la Conmebol demostraron la participación de los argentinos Meiszner y Burga en una serie de sobornos relacionados con la concesión de los derechos de televisión y marketing de torneos de la CONMEBOL y de torneos de la Concacaf, durante los periodos comprendidos entre 2004 y 2012, 2012 y 2015 y 2010 y 2015 respectivamente, Meiszener fue secretario general de la Conmebol; y también tuvo el mismo cargo en la Asociación de Futbol Argentino (AFA). Quien logró eludir todas las investigaciones apañado paro los sucesivos gobiernos de Argentina fue Julio Humberto Grondona quien se desempeñó como presidente de la AFA durante 35 años (1979-2014), siendo la persona que más años estuvo al frente del ente regulador del fútbol argentino. El 6 de abril de 1979, casi un año después de la Copa Mundial de Fútbol disputada en el país, durante la dictadura, fue designado presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), con el importante apoyo del vicealmirante Carlos Lacoste, hombre de Massera, primo de Videla quien controló hasta el último resorte del Mundial 78. Lacoste apareció involucrado en varios actos de corrupcion ligados al EAM78, Ente Autárquico Mundial 78. Asimismo, Grondona fue vicepresidente 1° de la FIFA desde el 30 de abril de 1988, ocupando la presidencia de la Comisión de Finanzas y el Consejo de Mercadotecnia y Televisión de la misma entidad. A pesar de innumerables pruebas de su participación en actos ilícitos, protegido por los sucesivos gobiernos, logró evitar la cárcel y mantenerse en el cargo hasta su muerte en 2014.

Entre los que no pudieron zafar de la justicia se destaca la figura de Alejandro Burzaco, ex CEO de Torneos y hermano de Eugenio, quien fuera Secretario de Seguridad del macrismo. Macri quien usó su paso por la presidencia de Boca Junior para lanzarse a la política que lo llevo a la Casa Rosada, se reunió recientemente en la Patagonia con Al Rumayan, el saudita presidente del Newcastle, con quien jugo al golf en la estancia de su amigo el inglés, el perseguidor del pueblo mapuche, Joe Lewis. Seguramente habrán conversado, entre otros temas, como administrar los fondos de la Fundación FIFA, que preside el expresidente involucrado en los Panamá Papers.

Ante el Mundial de Fútbol

Estos son los derechos humanos que Catar no respeta (tampoco durante el Mundial)

El país organizador de la Copa del Mundo de fútbol no reconoce las libertades de las mujeres, persigue al colectivo LGBTI, restringe la libertad de expresión y explota a las personas migrantes.

VÍCTOR LÓPEZ@VICTORRLOPZ

Queda poco más de una semana para que arranque el Mundial de fútbol masculino en Catar y no se deja de hablar de alineaciones, selecciones favoritas y quinielas de finalistas. El país anfitrión casi ha conseguido su objetivo: un lavado de imagen capaz de tapar las vulneraciones de derechos humanos que sufren cada día las mujeres, las personas migrantes, la prensa o el colectivo LGBTI. La FIFA, otras federaciones nacionales y algunos medios han contribuido a este blanqueo. No obstante, los códigos de conducta que rigen el emirato dejan bien claro lo que se permite y lo que no, lo que es moral y lo que ni por asomo. Las autoridades cataríes recuerdan incisivamente sus normas y restricciones de cara a la celebración deportiva, mientras compran el silencio de los visitantes y aficionados más maleables. Este es el listado de derechos humanos fundamentales que Catar, uno de los territorios más conservadores y ricos del mundo, todavía no reconoce.

Las mujeres, bajo el yugo del varón

La población de Catar está profundamente descompensada. Mientras que los hombres constituyen el 75% del censo, las mujeres suponen un pobre 25%. Sin duda, los hombres valen más en la monarquía ultraconservadora del emirato. Por valer, lo valen todo. Ellas no pueden hacer nada sin el permiso y la aprobación de un varón. Ni estudiar en el extranjero, ni casarse, ni acceder a ciertos puestos de trabajo. Tampoco pueden viajar a otros países, ni recibir tratamientos de salud reproductiva. Las mujeres en Catar viven en la más absoluta sumisión, dependientes para todo de la tutela de un sujeto masculino.

Las mujeres que se divorcian en Catar pierden la tutela de sus hijas e hijos

La figura del dueño y propietario la ocupa primero el padre. En su defecto, lo hacen el abuelo, el tío o el hermano mayor. En Catar, cualquier hombre vale para controlar a una mujer. Una vez se casan, la tutela pasa a manos de sus maridos. En el matrimonio, la legislación sigue discriminando a las mujeres, que sufren agresiones y son subestimadas. Si se atreven a pedir el divorcio, tienen que superar una dura carrera de obstáculos. Las que llegan a la meta, reciben el trofeo en forma de venganza: se quedan sin la tutela de sus hijas e hijos. 

Las mujeres cataríes ni siquiera pueden vestirse como ellas quieran. En público, están obligadas a utilizar el hiyab, un velo para cubrir la cabeza y el pecho. Las que muestran un mínimo gesto de rebeldía, sufren represalias. Igual que las que se quedan embarazadas fuera del matrimonio, que son llevadas a juicio y corren el riesgo de acabar lapidadas. Los hombres, en cambio, tienen permitido casarse hasta en cuatro ocasiones.

Penas de prisión para el colectivo LGBTI

En Catar, las relaciones entre personas del mismo sexo tampoco están permitidas. En el artículo 296 de su Código Penal las califican como «sodomía o disipación». El colectivo LGBTI sufre persecuciones, acoso y menoscabos de forma arbitraria. Ser homosexual en el emirato se considera un delito, penalizado con hasta siete años de prisión. En Catar, por ley, prefieren la homofobia. 

De hecho, hace un par de semanas Jalid Salman, embajador del Mundial de fútbol, dijo en una entrevista para la televisión pública alemana que la homosexualidad era un «daño mental«. Soltó el dardo sin ningún tipo de pudor. A continuación, recordó que en el país anfitrión había unas normas y que «todo el mundo tendría que cumplirlas». 

Los trabajadores migrantes, sin derechos

Las personas migrantes sufren abusos y explotación en el trabajo de forma autorizada. La kafala es el sistema laboral predominante en Catar y otros países del Golfo Pérsico. Consiste en un modelo de patrocinio que mantiene a los trabajadores legalmente vinculados a sus empresas o empresarios. No pueden cruzar las fronteras del emirato sin un patrocinador que, supuestamente, los respalde. Una vez acceden, quedan a su merced. Tienen dificultades para cambiar de empleo y no pueden abandonar el país a la ligera. Necesitan la autorización de sus jerarcas para prácticamente cualquier movimiento. 

Las personas migrantes trabajan sin descanso, bajo temperaturas extremas y sin protección

Además de trabajar de lunes a domingo, sin medidas de seguridad y bajo temperaturas extremas, viven hacinados en campamentos que las propias empresas ponen a su disposición. Son viviendas comunes, donde comparten habitación con hasta otras ocho personas, sin higiene ni protección. Este sistema ha recibido numerosas quejas y las autoridades cataríes se habían comprometido a eliminarlo en 2018, pero todo apunta a que sigue dominando los cánones del trabajo y dando rienda suelta al despotismo de los magnates. 

Las leyes de la censura 

La libertad de expresión también está restringida en el país asiático. Las voces discordantes no gustan a los jeques cataríes. La legislación es tremendamente abusiva en este sentido y no hay escrúpulos a la hora de perseguir cualquier postura crítica. Sonadas son las detenciones y los ensañamientos perpetrados contra periodistas y activistas por los derechos humanos que operan en Catar. Ahora que se aproxima el Mundial de fútbol, el país anfitrión intenta comprar el silencio de los aficionados extranjeros regalando viajes gratis y entradas para los partidos. Pero gratis en este mundo no hay nada y la moneda de cambio tiene un valor incalculable: su complicidad.

Mundial de Qatar con bandera roja

Tarjeta roja de la Iglesia al Mundial de Qatar: los derechos humanos, en fuera de juego

El 20 de noviembre, el balón comenzará a rodar por los siete estadios de este país árabe, en el campeonato más caro de la historia y “manchado de sangre”, según plataformas sociales eclesiales

El sábado 19 de noviembre, la entidad cristiana Encuentro y Solidaridad se concentraba junto al Teatro Real de Madrid para visibilizar, en forma de tarjeta roja, su solidaridad con las víctimas que ha dejado la construcción de las infraestructuras para el próximo Mundial de fútbol.

Y es que, desde que la FIFA decidió en 2010 celebrar allí su campeonato más significativo, la Copa del Mundo, no han dejado de sucederse las manifestaciones contra la forma en la que en esta región de la península arábiga, que tiene la tercera reserva mundial de gas natural, con el gobierno absolutista de la familia Al Thani a la cabeza, pisotea los derechos humanos, especialmente de los migrantes que han acudido en estos años al país.

Junto a los indicios de corrupción en el proceso de selección de la sede de esta 22ª edición del campeonato mundial, desde el primer momento son muchas las plataformas sociales que no han ocultado su preocupación por que Qatar, un país donde se mantiene la pena de muerte para los homosexuales, sea el lugar idóneo para una competición con tanta repercusión.

A esto, enseguida se ha sumado el hecho de que el país ha estado en el foco de la inteligencia internacional por su vinculación con el terrorismo islamista o la situación de las condiciones laborales de los trabajadores migrantes. Aspectos para los que la Familia Real y la organización del campeonato no han dado respuestas muy satisfactorias y se han conformado con decir que las informaciones son bulos.

En 2008, se inauguró el primer templo católico de Qatar desde la conquista musulmana del siglo VII. Es la iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Doha, situada en una zona donde hay espacios de oración para anglicanos, ortodoxos, coptos y fieles del rito siro-malabar. Se convertirá así en el punto de referencia con un plan pastoral específica para los católicos de las selecciones, sus delegaciones o espectadores del Mundial. En esta atención se empeñará la actual comunidad, formada por entre 200.000 y 300.000 católicos, procedentes de otros países y empleados en varios proyectos relacionados con la infraestructura pública del país. No en vano, se trata del templo cristiano más grande del Golfo Pérsico, con capacidad para más de 2.000 fieles.

Sistema de esclavitud

Sin duda alguna, la situación de los trabajadores extranjeros ha sido el elemento crítico que ha hecho despertar a la comunidad internacional. Un completo informe de la Fundación para la Democracia denuncia que más de 7.000 trabajadores han muerto en las obras de este mundial, entre estadios, red ferroviaria, hoteles, centros de convenciones…                                 Lo que supone un promedio de 12 vidas perdidas a la semana desde 2010. La mayoría de los trabajadores proceden de Nepal, India, Pakistán, Bangladesh y Sri Lanka.

El presidente de esta fundación, Guillermo Whpei, que ha hecho un seguimiento continuo de la problemática, está satisfecho por la “visibilidad” que los medios han dado al informe, a pesar de ser un tema que “muchos prefieren esconder”. “En 2018 se lo presentamos al papa Francisco, que demostró su interés y preocupación sobre el tema”, destaca a Vida Nueva. Y no solo interés. Al conocer de boca de Whpei estas vejaciones contra los derechos humanos, el Pontífice argentino se habría mostrado horrorizado y habría compartido un espontáneo “yo no puedo creer esto”. Acto seguido, escribiría una carta de puño y letra para el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, donde abordaba esta lacra. Hasta ahora, no ha trascendido que Infantino respondiera o tomara cartas en el asunto.

En esta previa a que el balón comience a rodar, el presidente de la fundación espera “que todo el planeta sepa que esta vez el Mundial se jugará en estadios manchados de sangre. Miles de trabajadores migrantes han perdido la vida para el disfrute de unos pocos… Este es el Mundial de la vergüenza”, denuncia.

Tibias mejoras

Si bien reconoce que ha habido “tibias mejoras” de última hora, reclama que, para los dirigentes qataríes, “hecha la ley, hecha la trampa”, ya que, tras la presión internacional, “supuestamente se abolió el sistema del kafala, en el que los trabajadores quedaban a merced de la voluntad de un empleador, en una relación muy asimétrica”, pero se sustituyó por un sistema de visado que ha obligado a los trabajadores a pagar grandes sumas en el mercado negro. “Ahora, el trabajador le paga mensualmente al revendedor de la visa y sigue estando a merced de un sistema que no puede vencer. Un trabajador llega a pagar 3.500 euros a un reclutador para conseguir un trabajo que le dará un salario mensual de 285 euros”, relata, tachando la situación en Qatar de auténtica “esclavitud”.

A pesar de esto no se esperan grandes boicots y se teme que los pocos derechos conseguidos en este tiempo se vayan con los futbolistas el próximo 18 de diciembre, al acabar el campeonato. “El fútbol es tan fuerte que moviliza al mundo, y es por eso por lo que el papel de la FIFA es clave. En vez de recomendar a las federaciones de todo el mundo que se centren en el fútbol, deberían pedirle al mundo que se centre en los derechos humanos. Ese es el desafío”, exige, citando a Maradona, cuando reclamaba que “la pelota no se mancha”

Siempre la Cañada Real

Dos años sin luz en la Cañada Real: 4.000 personas se enfrentan a un nuevo invierno «en una situación dantesca»

Una niña camina por la Cañada Real, en una imagen de archivo tomada el 31 de diciembre de 2021, en Madrid
Una niña camina por la Cañada Real, Madrid

Activistas, organizaciones y vecinos solicitan que se reestablezca el suministro eléctrico en los sectores afectados y se haga contratos de la luz a las familias. 

CRISTINA DEL GALLEGO

Dos años sin luz llevan algunos vecinos de la Cañada Real. Todo comenzó en octubre del 2020. Desde entonces, alrededor de 4.000 personas –1.800 menores– están afectadas por esta situación que les impide poner el aire acondicionado o el ventilador en plena ola de calor, o la calefacción en mitad del invierno. 

Empieza octubre de 2022 y parece que nada ha cambiado. El sector VI de la Cañada Real continúa sin suministro eléctrico. Tan solo un pequeño tramo goza de lo que, para estos vecinos, ya es un privilegio. Por su parte, en el sector V se redujo tanto la potencia contratada que, apretándose el cinturón, han conseguido superar el verano, pero ahora que el frío ya se asoma de nuevo, los vecinos temen volver a quedarse sin luz ni calefacción. 

«La situación es dantesca, es una vulneración de derechos humanos permanente y continuada«, describe el abogado Javier Rubio Público. «Quien allí vive es población vulnerable, que es quien más ayuda necesita para calentarse, conservar la salud, para que los niños tengan una vida medianamente digna…», recuerda el también activista. 

«Es una vulneración de derechos que clama al cielo, pero nadie hace nada. La Comunidad de Madrid no hace nada, pero los ayuntamientos de Rivas y Madrid tampoco están restableciendo la luz. Lo primero es eso, luego ya se harán los realojos», apunta.

«La Comunidad de Madrid se mantiene impávida, mirando para otro lado y utiliza los realojos para tapar los cortes de luz», realojos que no son inmediatos, explica. «Pueden durar ocho años y durante ese tiempo la gente tiene que seguir viviendo», añade.

En la misma línea se pronuncia Amnistía Internacional. Su directora en Madrid, Jenifer Rebollo, matiza a Público que lo que «se está vulnerando es el derecho a un suministro eléctrico y este, a su vez, imposibilita que se puedan dar los derechos a la salud, la educación o la vivienda digna. Así es imposible mantener el derecho a tener un nivel de vida adecuado».

Desde la organización rememoran cómo ya en 2011 tuvieron que trabajar en la Cañada Real. Entonces, por los desalojos que allí se estaban produciendo. «La historia de Cañada Real no deja de ser la historia de la falta de políticas públicas de vivienda que, en este caso, se inicia en los años 60. Son décadas de desatención por parte de las autoridades», remarca Rebollo. «Ahora, nos encontramos con que, más de 10 años después, tenemos que volver a trabajar con ellos», relata.

Solicitan que se reestablezca con urgencia el suministro eléctrico e instan a las autoridades a que se regularice la situación al respecto, que se haga contratos, se ponga en marcha una mesa de seguimiento y se permita la constante participación de los vecinos en la toma de decisiones.

La batalla judicial para conseguir revertir estos hechos continúa: a la denuncia por coacciones contra la Comunidad de Madrid y Naturgy de diciembre de 2020 se suma una reclamación colectiva interpuesta en febrero de 2022 por la Plataforma Cívica por la luz en Cañada ante el Consejo de Europa por incumplimiento de la Carta Social Europea. 

Público se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Madrid sin recibir respuesta a las preguntas efectuadas en el momento de la publicación de este reportaje.

El Defensor del Pueblo y Save The Children piden soluciones

A estas peticiones se ha sumado Save The Children, que esta semana ha entregado 47.000 firmas a la Delegación del Gobierno de Madrid, encargada de coordinar la Comisión interministerial sobre la Cañada Real y de dialogar con la Comunidad de Madrid y los tres ayuntamientos implicados (Madrid, Rivas y Coslada).

En un comunicado hecho público califica el escenario de «urgencia» y pide soluciones para evitar que, en los próximos meses, ante la llegada del invierno, «vuelvan a producirse situaciones graves».

El Defensor del Pueblo se ha vuelto a pronunciar al respecto una vez más. Este martes, Ángel Gabilondo ha pedido que «se afronte y se resuelva» la situación en la Cañada Real, que ha calificado de «insostenible».

«Había un pacto suscrito entre diferentes administraciones; con los pactos se pueden hacer dos cosas: desde luego, cumplirlos, o también reescribirlos si hace falta, pero no ignorarlos, y no podemos ignorar la existencia de estos asentamientos en condiciones mínimas de habitabilidad«, ha zanjado.

En el Día Mundial del Agua

José Luis Sánchez: «El acceso al agua es un derecho humano que toda persona debería tener cubierto»

El agua y las pandemias de la humanidad.
El agua y las pandemias de la humanidad.

Las ciudades que se encuentran en guerra no tienen el suministro del agua garantizado, con los problemas que conlleva, no sólo para subsistir sino para unas condiciones higiénicas y sanitarias mínimas. Tanto Ucrania como Yemen, Siria, Afganistán, Congo, Libia y otros lugares padecen esta situación

Dotar de acceso al agua, para beber, cultivar y mantener unas condiciones mínimas de saneamiento e higiene, es un deber moral que tenemos con los hermanos más necesitados

22.03.2022

La Cátedra de la Caridad Santo Tomás de Villanueva de la Universidad Católica de Valencia se une a la celebración del Día Mundial del Agua el 22 de marzo, recordando que “el acceso al agua es un derecho fundamental que toda persona debería tener cubierto. El agua es vida, y, sin ella, ésta se hace prácticamente imposible. Por ello, tenemos que ayudar a que todos y cada uno de los seres humanos puedan tener este bien universal como una necesidad básica de todo hombre. Hay que hacer todo lo que se pueda para conjugar humanidad, técnica y todos los recursos para conseguirlo. Sabemos que no es fácil”, según ha indicado D. José Luis Sánchez García, Director ejecutivo de la cátedra y Vicario de Cultura y Relaciones Institucionales de la Archidiócesis de Valencia.

El Día Mundial del Agua fue declarado en 1992 por las Naciones Unidas con el objetivo de concienciar acerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar medidas para abordarla.

Escasez de agua
Escasez de agua

En este año 2022, el foco está puesto en las aguas subterráneas, bajo el lema “haciendo visible lo invisible”. El agua presente en los acuíferos (formaciones de rocas, arenas y gravas que contienen cantidades importantes de agua) es de vital importancia ya que casi la totalidad del agua dulce en forma líquida en el mundo es agua subterránea. Su papel es clave para el correcto funcionamiento de los ecosistemas del planeta.

La mayoría de las zonas áridas del mundo sólo disponen de acceso a agua gracias a estos acuíferos subterráneos, que explotan a través de pozos y bombas. Dotar de acceso al agua, para beber, cultivar y mantener unas condiciones mínimas de saneamiento e higiene, es un deber moral que tenemos con los hermanos más necesitados.

Derecho al agua

Las ciudades que se encuentran en guerra no tienen el suministro del agua garantizado, con los problemas que conlleva, no sólo para subsistir sino para unas condiciones higiénicas y sanitarias mínimas. Tanto Ucrania como Yemen, Siria, Afganistán, Congo, Libia y otros lugares padecen esta situación.

El Santo Padre, en su encíclica sobre el cuidado de la casa común, continúa advirtiendo que la contaminación del agua no es responsabilidad exclusiva de las fábricas, sino que hace una llamada de atención al vertido de detergentes y otros productos químicos usados por la población en ríos, lagos y mares. La UNESCO ya denunció en 2017 que “en el mundo más del 80 por ciento de las aguas residuales (más del 95 por ciento en algunos países en desarrollo) se vierte al medio ambiente sin tratamiento alguno.”

El Vicario de Cultura y Relaciones Institucionales de la Archidiócesis de Valencia y Director de la Cátedra de la Caridad, D. José Luis Sánchez, ha concluido que “urge aunar esfuerzos para gestionar de manera sostenible el correcto uso de este bien tan preciado para que todos los pueblos y sus futuras generaciones tengan acceso a él. No solo la ortodoxia de la fe, desde el mandamiento del amor, nos implica a ayudar, sino la ortopraxis de la misma”.

La Cátedra de la Caridad de la Universidad Católica de Valencia desarrolla una labor de investigación permanente a través de la línea Pobreza y Hambre, que reúne a más de 50 expertos investigadores, cuya labor científica, de carácter multidisciplinar, tiene como eje estructural la denuncia de la pobreza, el hambre y la destrucción de alimentos, así como la propuesta de soluciones sostenibles que puedan contribuir a la erradicación de estas carencias

Por los derechos fundamentales de cada ser humano

‘Esenciales’: 600 organizaciones piden en el Congreso una regularización extraordinaria de personas migrantes

'Esenciales'
‘Esenciales’

Esenciales es una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que busca reunir 500.000 firmas para regularizar de forma extraordinaria a 500.000 personas para que puedan ejercer sus derechos

La campaña se presenta a las 11, frente al Congreso de los Diputados, con una instalación visual que reproduce el estrado del hemiciclo

En pocos días han conseguido el apoyo de cerca de 600 organizaciones y 100.000 firmas

(Esenciales).- Esta semana tendrá lugar el acto de presentación de la campaña Esenciales, una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para llevar al Congreso la regularización de personas migrantes. El objetivo de la ILP es conseguir una regularización general y extraordinaria de 500.000 personas migrantes, para que puedan ejercer derechos básicos como el acceso a la vivienda, a la educación o a la sanidad.

Este tipo de iniciativas tienen que reunir un total de 500.000 firmas para salir adelante, de las que Esenciales ha conseguido ya más de 100.000 desde que echó a andar. La campaña cuenta también con el apoyo de cerca de 600 organizaciones sociales.

El acto de presentación tendrá lugar hoy martes 15 de marzo, a las 11.00 horas, frente al Congreso de los Diputados (Carrera de San Jerónimo, s/n. Madrid). La convocatoria contará con una instalación visual consistente en la reproducción del estrado del Congreso, donde dos portavoces de la iniciativa contarán a los medios de comunicación asistentes los detalles de la ILP.

Qué es Esenciales

Esenciales es un proyecto social impulsado por un grupo de organizaciones entre las que se encuentra #RegularizacionYA, un movimiento estatal que suma colectivos, redes y organizaciones de personas migrantes y racializadas con gran legitimidad y presencia en el territorio nacional; Fundación para la Ciudadanía Global, una organización de defensa de los derechos humanos; la Fundación Por Causa, una organización que lucha por lograr cambios en la política migratoria española y europea a través de la información, la investigación y la comunicación; REDES, una agrupación de más de cincuenta entidades dedicadas a la Cooperación al Desarrollo; Alianza para la Solidaridad, una ONG de Cooperación para el Desarrollo miembro de la Federación Internacional de ActionAid y Por un Mundo Más Justo, un partido político que tiene por propósito central defender la idea de ciudadanía global, el respeto de los derechos humanos y la sostenibilidad ambiental.

Las estimaciones más recientes calculan que en España residen de manera administrativa irregular entre 390.000 y 470.000 personas, de las cuales una tercera parte serían menores de edad. El sistema de acceso a la residencia contemplado en la ley de extranjería resulta insuficiente y limitado, no se ajusta a la realidad y no responde a la situación actual de exclusión de las personas migrantes que viven y trabajan en el Estado español.

Esto genera una situación de vulnerabilidad y desprotección que acrecienta la exclusión social e impacta en el conjunto de la sociedad. La situación de irregularidad supone una condena a la explotación laboral, la invisibilidad frente a las instituciones, la desprotección legal o la exclusión de facto de servicios públicos esenciales como la vivienda, la educación y la sanidad. Ante esta situación, una regularización extraordinaria supondría una apuesta por los derechos fundamentales de cada ser humano.

Educar en derechos humanos

Educar en derechos humanos, educar en igualdad de género 

 

Juan José Tamayo

A principios del siglo XXI fui durante varios años sucesivamente vicepresidente y presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE). Hoy soy miembro de su Junta Directiva. Desde entonces, una de mis preocupaciones ha sido la educación en derechos humanos, una de las asignaturas pendientes en el currículum escolar en nuestro país, que ni siquiera la democracia ha logrado darle la importancia que merece. Con motivo del Día de los Derechos Humanos, 73 años después de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ofrezco a continuación unas reflexiones sobre el tema con el objetivo de contribuir a su plena incorporación en el sistema educativo en todos los grados, niveles y modalidades. 

Escasa —y muchas veces raquítica— es la incorporación de los derechos humanos en los programas educativos de la enseñanza reglada, al tiempo que deficiente su desarrollo por considerarla una asignatura menor. En una concepción bancaria de la educación, por utilizar una expresión de la pedagogía de Paulo Freire, no parece tener cabida el discurso de los derechos humanos. 

En un enfoque tecnológico del sistema educativo, los derechos humanos pasan a segundo término e incluso se tornan superfluos. En una visión educativa orientada a la productividad y al consumo, la imagen que transmite del ser humano es la de homo consumens. En una pedagogía puramente intelectualista, lo que importa es el cultivo de la mente sin prestar atención a la educación en la convivencia cívica, en el respeto de las otras y de los otros, que constituye el corazón de la educación en derechos humanos. 

Reconocer los derechos del alumnado y educación no directiva 

La educación en los derechos humanos debe ser la piedra angular del sistema educativo, pero dándole un contenido nuevo y alternativo al planteamiento formal, intelectualista, elitista y selectivo con que frecuentemente se ha hecho hasta ahora. La condición primera y necesaria a cumplir para una correcta educación en derechos humanos es el reconocimiento del alumnado no como simple vasija de barro a moldear, sino como sujeto de derechos y protagonista de la educación, de su dignidad inalienable, una dignidad igual para todas y todos, sin ningún tipo de discriminación: étnico-cultural, de género, de identidad sexual, de clase, de religión, de edad, de procedencia geográfica, etc. A partir de dicho reconocimiento deben facilitarse entre el alumnado cauces para la práctica de la libertad de opinión y de pensamiento (librepensamiento), el fomento de la libertad de expresión y del espíritu crítico y la participación activa. Ello requiere una pedagogía no directiva. 

Para ello es necesario reconocer los derechos de los niños, las niñas, adolescentes y jóvenes en el ámbito escolar. Es la clave de bóveda del sistema educativo. Como reconoce Begoña López, del grupo ASPASIA, “la LOMLOE (Ley Orgánica de Modificación de la LOE) es la primera Ley educativa en España que señala como eje principal de la misma los Derechos de la Infancia, concretamente en su Preámbulo, que debe impregnar todo el desarrollo de la misma”: 

«La Ley incluye el enfoque de derechos de la infancia entre los principios rectores del sistema, según lo establecido en la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas (1989), reconociendo el interés superior del menor, su derecho a la educación y la obligación que tiene el Estado de asegurar el cumplimiento efectivo de sus derechos.» 

Educar en la igualdad y la justicia de género, contra la discriminación y violencia de género 

Uno de los atentados más graves contra la dignidad y los derechos de los seres humanos es la discriminación de género ejercida por el patriarcado en alianza con otros sistemas de dominación como el colonialismo, el capitalismo y los fundamentalismos religiosos hasta desembocar en violencia contra las mujeres basada en la masculinidad hegemónica y en odio contra su vida, que con frecuencia termina en feminicidios.  

Para erradicar tamaña agresión contra la mitad de la humanidad, creo que la educación en derechos humanos debe poner especial empeño en educar en la igualdad y la justicia de género bajo la guía del feminismo, ya que de lo contrario se seguirá reforzando el patriarcado desde la escuela y reproduciendo las actitudes sexistas, difíciles de erradicar en la edad adulta. Requiere también educar en el respeto a las diferentes identidades afectivo-sexuales más allá de la heteronormatividad y de la binariedad sexual. El espacio escolar es el lugar más adecuado para deconstruir los discursos de odio homófobos, sexistas y antiLGTBI, que desembocan a menudo en prácticas violentas. 

Educar en la memoria histórica, contra los totalitarismos 

Es necesario, asimismo, educar en la crítica de los sistemas totalitarios que transgreden sistemáticamente los derechos humanos, y de las tendencias autoritarias en los propios sistemas democráticos, que imponen el pensamiento único. Aquí es donde hay que incorporar en los sistemas educativos la memoria histórica –“subversiva”, en palabras de Walter Benjamin– de las víctimas contra la desmemoria y el olvido, que exige el derecho a la verdad, la justicia, la rehabilitación, la reparación, la dignificación de las víctimas, el compromiso de no repetición y la condena de los victimarios. 

Educar en los derechos de la naturaleza 

Inseparable del reconocimiento de la dignidad y los derechos de todos los seres humanos y su inviolabilidad es la defensa de la dignidad y de los derechos de la naturaleza, así como su cuidado y actitud compasiva para con los sufrimientos causados por los seres humanos. Ello exige la crítica del antropocentrismo y del modelo de desarrollo científico técnico de la modernidad que explota a la naturaleza en beneficio del capitalismo y la depreda de manera inmisericorde hasta convertirla en basurero. 

Educar en una ciudadanía global 

Frente a la estrecha identificación entre derechos humanos y nación, que solo reconoce derechos a las personas nativas y los niega a las personas migrantes y refugiadas, apátridas, etc., hay que educar en una ciudadanía global que considera a todas las personas sujetos de derechos y posibilita su pleno ejercicio en todos los terrenos: social, político, educativo, cultural, sanitario, laboral, lúdico, etc. Ello implica fomentar en el alumnado actitudes hospitalarias y solidarias y erradicar las actitudes xenófobas, racistas y aporofóbicas que con frecuencia se encuentran grabadas en el imaginario social y se transmiten con facilidad a los niños, las niñas y los adolescentes. 

«El laicismo es una de las principales asignaturas pendientes que no se ha aprobado en la vida política española a nivel institucional a lo largo de los cuarenta y cuatro años de democracia, donde quedan todavía no pocos restos de nacionalcatolicismo». 

Educar en el laicismo 

El laicismo es una de las principales asignaturas pendientes que no se ha aprobado en la vida política española a nivel institucional a lo largo de los cuarenta y cuatro años de democracia, donde quedan todavía no pocos restos de nacionalcatolicismo, y tampoco en la educación, donde sigue manteniéndose la enseñanza confesional de la religión en los diferentes niveles de enseñanza, sea pública, concertada o privada, que lleva en la práctica a confesionalizar la educación. Por eso resulta necesaria y urgente la educación en el laicismo. Una educación que nada tiene que ver con educar en el ateísmo, el agnosticismo o la persecución a las religiones y a las personas religiosas, como a veces se intenta presentar falsamente para desacreditar el laicismo. 

En absoluto. La educación en el laicismo no es anti, sino pro-; consiste en educar en los valores cívicos de la libertad, la igualdad (no clónica), la justicia, la solidaridad, la fraternidad-sororidad, el respeto al pluriverso étnico-cultural, religioso-espiritual y la diversidad de creencias y no creencias, en la participación activa en la vida política, así como en el cuidado de la naturaleza y la defensa de la ecodiversidad. Su base es la ciudadanía común y global, que no admite exclusiones ni discriminaciones, y su fundamento es la dignidad de la persona y su dimensión social. El resultado es la ética laica. 

El laicismo constituye el marco político, jurídico y cívico más adecuado e inclusivo para la convivencia de las diferentes ideologías políticas, la diversidad cultural y el pluriverso religioso; en definitiva, una convivencia dentro de las diferencias, siempre que estas no desemboquen en desigualdades. Precisamente el laicismo como marco político y jurídico debe tener carácter social, que ha de traducirse en luchar contra las desigualdades de todo tipo. 

Conforme a esta imagen de laicismo, que considero la más coherente con la tradición ilustrada de la que procede y con su práctica en los Estados laicos, las religiones no tienen razones éticas, políticas o religiosas para oponerse a la educación en el laicismo. Todo lo contrario, creo que deben apoyarla, ya que dicha educación implica la defensa de la igualdad de todas las religiones ante la ley, posibilita su libre ejercicio y elimina cualquier discriminación o privilegio. Asimismo, constituye la mejor garantía para el reconocimiento y la práctica de la libertad de conciencia y de la libertad religiosa. 

Educar en la interculturalidad y el diálogo interreligioso, contra los fundamentalismos 

Finalmente, educar en los derechos humanos requiere una educación intercultural. No vivimos en un universo cultural, en una única cosmovisión, sino en un pluriverso de cosmovisiones. La historia de las culturas es la mejor escuela para el reconocimiento de dicho pluriverso. Tampoco vivimos en un universo religioso, sino en un amplio mosaico de religiones y espiritualidades. La historia de las religiones así lo demuestra. Ello exige huir de las clasificaciones apriorísticas de culturas y religiones superiores e inferiores, culturas y religiones universales y locales, que suelen hacerse en las aulas en el estudio comparado de las culturas y desembocan en imperialismo cultural. Entiendo la interculturalidad como la comunicación simétrica y la interacción dinámica de las diferentes cosmovisiones, es decir, culturas, filosofías, teologías, concepciones morales, sistemas jurídicos, epistemologías. 

En la interculturalidad no hay una absorción o precedencia de una cultura sobre otra, como sucede en el caso de la “asimilación”, como tampoco coexistencia, como es el caso del “multiculturalismo”, que suele desembocar en racismo encubierto, sino correlación, comunicación fluida, diálogo simétrico y compromiso de compartir un espacio comunitario humanizador. La interculturalidad constituye una experiencia de apertura a las personas de otras culturas mediante la acogida, que obliga a replantear la propia vida tanto a nivel personal como social. 

En el ámbito educativo implica la apertura a la pluralidad de textos y contextos, considerados todos ellos fuentes de conocimiento, a la pluralidad de culturas como fuentes inagotables de sabiduría, la disposición a valorar la riqueza de otras tradiciones culturales, religiosas y étnicas, la no discriminación de las personas y los grupos que pertenecen a ellas, pero tampoco “conferir privilegio alguno [a priori] a ningún lenguaje, religión y cultura”, como afirma el filósofo y teólogo intercultural Raimon Panikkar. 

__________________ 

Juan José Tamayo es teólogo de la liberación, miembro de la Junta Directiva de la Asociación Pro Derechos Humanos de España y autor de La compasión en un mundo injusto (Fragmenta, 2021)