El teólogo de la felicidad

Ernesto Brotóns: el teólogo de la felicidad es el nuevo obispo de Plasencia

El director del Centro de Estudios Teólogicos de Aragón, de 54 años, es enviado a Extremadura por el Papa y con el beneplácito del cardenal Omella

El sacerdote maño Ernesto Brotóns es el nuevo obispo de Plasencia. Así lo ha anunciado a mediodía la Santa Sede. Brotóns, de 54 años, asumirá el pastoreo de la diócesis extremeña, tan solo siete meses después de que José Luis Retana saliera para encargarse de pilotar Salamanca y Ciudad Rodrigo.Además, se da por hecho que la mano del cardenal Juan José Omella está detrás de la designación de Brotóns, amén de la terna presentada por el nuncio Bernardito Auza, teniendo en cuenta el conocimiento a fondo que el presidente del Episcopado tiene sobre el clero aragonés.

Conocido y reconocido

Brotóns es un hombre conocido, reconocido y apreciado en la región, pues ha ejercido tanto de párroco rural en la comarca de Campos Romanos como en la iglesia señera de ‘El Buen Pastor’ de Zaragoza. No en vano es el director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón, el CRETA, que desde sus orígenes ha estado vinculado a la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca. Es más, su nueva responsabilidad la asume justo cuando termina el curso académico en el que han celebrado los 50 años de existencia de este proyecto formativo.

Conocedor a fondo de San Agustín, especialmente en lo que a la trinidad se refiere, su obra má valorada es ‘Dios y la felicidad. Historia y teología de una relación’ (Koinonía), donde desarrolla una teología de la felicidad, que propone volver a Jesús, redescubriendo en él un programa para construir una vida colmada.

El nuevo obispo de Plasencia

El nuevo obispo de Plasencia reivindica “la dignidad y derechos” de la España rural

Ernesto Brotóns

Ernesto Brotóns arranca su primera intervención tras su designación mostrando su solidaridad con los afectados por los incendios de Las Hurdes y Monfragüe“Llego con la ‘L’ de prácticas”, admite el hasta hora director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón

El nuevo obispo de Plasencia, Ernesto Brotóns, se ha comprometido a “servir lo mejor que sepa y pueda” a una diócesis que está a caballo entre Extremadura y Castilla y León. En el transcurso de una rueda de prensa celebrada en el arzobispado de Zaragoza, confesó que asume su destino “con la ‘L’ de prácticas, nuevo en esta tierra y en el ministerio episcopal”.n sus primeras palabras, quiso mostrar su “preocupación y solidaridad “con los afectados por los incendios de Extremadura” tanto en Las Hurdes como en Monfragüe. A la par, reivindicó la “dignidad y derechos” de la España rural y vaciada, tanto en su tierra aragonesa de origen como en la que será ahora su diócesis.

Conversión pastoral

“La Iglesia no existe para sí misma”, defendió el hasta ahora director del director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón, el CRETA, que subrayó la urgencia de una “conversión pastoral y misionera” en línea del Papa Francisco para configurar “una sociedad más justa, humana y fraterna”.

En esta misma línea, subrayó que los cristianos están llamados a ser “hermanos y servidores de los más pequeños” con una “palabra significativa y provocativa que decir” en medio de este mundo de hoy “con demasiados sueños rotos, pero también luces”.

Brotóns no tiene todavía fecha prevista para su ordenación episcopal, pero sí prevé que será a finales de septiembre o principios de octubre. Agradecido por la “inmerecida confianza” recibida del Papa y el respaldo de la Iglesia en Aragón a lo largo de toda su trayectoria, reconoció que asume el nuevo encargo “con cierto temor y temblor, consciente de mis luces y mis sombras”, pero “con enorme confianza e ilusión