Reivindicando el mundo ural

Obispos convocan un toque de campanas para reivindicar el mundo rural: «Extremadura, ¡levántate y anda!»

Obispos de Extremadura
Obispos de Extremadura

«Los obispos extremeños escuchamos los clamores de nuestro pueblo. Y nos unimos a asociaciones y grupos como los que componen la Plataforma Extremadura Vaciada, al Movimiento Rural Cristiano presente en nuestras tres diócesis y las Delegaciones de Pastoral Rural Misionera»

Invitamos a «a las comunidades cristianas de nuestras tres diócesis extremeñas a que lleven a cabo el próximo 31 de marzo, a las doce de la mañana, un toque de campanas en todos los templos de cada parroquia»

Pedimos a los fieles que este toque «sea expresión de nuestra preocupación por cuanto acontece en el mundo Pedi y de nuestro deseo de colaborar en la justicia que necesita nuestra región»

«Extremadura, ¡levántate y anda!, como dijo Jesús a Lázaro»

(Diócesis de Plasencia).- Los obispos de la Provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz han publicado esta mañana una carta a los fieles extremeños sobre la situación de nuestros pueblos. En ella vuelven a dar la voz de alarma sobre el vaciamiento progresivo del mundo rural, que cada vez están más envejecidos y empobrecidos, rebajados de servicios.

Los obispos se unen a los movimientos que trabajan en este terreno y señalan que “las comunidades cristianas están llamadas a ser fermento de renovación de este mundo”.

Animan “a las comunidades cristianas de nuestras tres diócesis extremeñas a que lleven a cabo el próximo 31 de marzo, a las doce de la mañana, un toque de campanas en todos los templos de cada parroquia, que sea expresión de nuestra preocupación por cuanto acontece en el mundo rural y de nuestro deseo de colaborar en la justicia que necesita nuestra región”.

Provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz

Carta a los fieles sobre la situación de nuestros pueblos

18 de marzo de 2022


Queridos hermanos:

El papa Francisco nos invita a escuchar los clamores de los pueblos, para poder ejercer con transparencia el rol profético (cf. QA 19). Nuestros pueblos claman por sus gentes que no cesan, año tras año, de irse a otros lugares, a construir proyectos personales más atrayentes, al tiempo que empobrecen su lugar de origen. En efecto, nuestros pueblos, con una gran diferencia en muchos casos entre defunciones y nacimientos, se ven privados cada vez más del mejor capital, que es el humano. Al mismo tiempo, nuestra tierra ve cómo sus productos, de una gran calidad, en muchos casos son transformados en otras regiones, perdiendo esa gran fuente de riqueza. Además, nuestros pueblos, envejecidos, cada vez más despoblados, con menos servicios de todo tipo (sanitarios, de comunicaciones, financieros) asisten al riesgo creciente de una amenaza abusiva.

Por ello, los obispos extremeños escuchamos los clamores de nuestro pueblo. Y nos unimos a asociaciones y grupos como los que componen la Plataforma Extremadura Vaciada, al Movimiento Rural Cristiano presente en nuestras tres diócesis y las Delegaciones de Pastoral Rural Misionera, que nos piden que no callemos ante la realidad marcada por el sufrimiento en nuestros pueblos. Nuestra respuesta debe pasar por el Evangelio y por la indignación. Porque “es necesario indignarse, como se indignaba Moisés, como se indignaba Jesús, como Dios se indigna ante la injusticia. No es sano que nos habituemos al mal, no nos hace bien que nos anestesien la conciencia social” (QA 15). Hemos de despertarnos y ayudar a otros a despertarse. Las comunidades cristianas están llamadas a ser fermento de renovación de este mundo, de esta tierra nuestra, de estos pueblos nuestros, cuyas alegrías y esperanzas son las nuestras, cuyos dolores y angustias son los nuestros (cf. GS 1).

Por eso, haciéndonos eco de la invitación que nos han hecho Extremadura Vaciada, las Delegaciones de Pastoral Rural y el Movimiento Rural Cristiano, animamos a las comunidades cristianas de nuestras tres diócesis extremeñas a que lleven a cabo el próximo 31 de marzo, a las doce de la mañana, un toque de campanas en todos los templos de cada parroquia, que sea expresión de nuestra preocupación por cuanto acontece en el mundo rural y de nuestro deseo de colaborar en la justicia que necesita nuestra región.

Extremadura, ¡levántate y anda!, como dijo Jesús a Lázaro.

+ Jesús Pulido Arriero. Obispo de Coria-Cáceres

+ Celso Morga Iruzubieta. Arzobispo de Mérida-Badajoz

+ Ciriaco Benavente Mateos. Admin. Apostólico de Plasencia