San Andrés

San Andrés Apóstol (El primero en seguir al Maestro)

San Andrés Apóstol

Por Francisca Abad Martín

Cuando es llamado y elegido por Jesús, asume con entusiasmo y sencillez su misión apostólica. No destaca especialmente en el Evangelio, pero da testimonio con su martirio en una cruz en forma de aspa, en que queda reflejada su fidelidad a la misión confiada por Jesús: ”Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio”.

Sabemos poco de su vida, solamente que era hermano de Simón Pedro, naturales de Betsaida, pequeña ciudad situada junto al lago de Genesaret, aunque parece ser que en los tiempos de la vida pública de Jesús su residencia estaba en Cafarnaúm, junto a su hermano Pedro, que estaba casado y vivía con su mujer en casa de su suegra. Probablemente Andrés era soltero, aunque el Evangelio no menciona nada a este respecto, porque escasas veces hacen referencia a él.

Juan y Andrés habían sido discípulos del Bautista y con él estaban en el río Jordán, cuando al pasar Jesús, Juan exclama: “He aquí el Cordero de Dios”. Ambos quedaron atónitos ante estas palabras y subyugados por la personalidad de Jesús, tanto que deciden seguirle. Jesús se vuelve y les pregunta: “¿Qué buscáis?” y ellos, en lugar de responderle, le hacen otra pregunta: “Rabí ¿dónde vives?” y Jesús les dice: “Venid y ved”. Fueron con Él hasta Cafarnaúm y se quedaron a su lado aquel día. Al llegar Andrés a casa de Pedro le dice: “Hemos hallado al Mesías” y Pedro el impetuoso, contagiado por el entusiasmo de su hermano, corre hasta Jesús y ya no se separarán de su lado.

Durante los tres años de la vida pública de Jesús, Andrés se hunde en el anonimato; apenas aparece, solo en contadas ocasiones es citado por los evangelistas. Sabemos que era pescador, lo mismo que Pedro, pero de carácter y talante bien distintos; frente a la fogosidad de Pedro, Andrés aparece más sereno y calmado. Aunque seguramente Andrés participaría en las pequeñas rivalidades entre los Apóstoles, no se arroga el honor de ser el primer llamado, ni parece jugar un papel relevante entre los doce, pues en los hechos más destacados de Jesús solo son mencionados tres: Pedro, Santiago y Juan.

Después de la Ascensión de Jesús, cuando todos se lanzan a predicar su doctrina, los documentos más antiguos, nos sitúan a Andrés por la zona de Asia Menor, Tracia, Bizancio, Capadocia y el Peloponeso, concretamente en esta última zona es donde sitúan su martirio, en la región de Acaya y en la población de Patrás. Existe una narración de los presbíteros de Acaya, donde el procónsul romano Egeas, temiendo la rápida eficacia de la predicación de Andrés, busca un sufrimiento refinado para él. Primero manda azotarlo bárbaramente y después atarlo en una cruz en forma de aspa, conocida siempre como la cruz de San Andrés. Dicen que estuvo en ella cuatro días y cuatro noches, instruyendo a sus discípulos, hasta que expiró.

En Patrás se encuentra precisamente una iglesia ortodoxa muy bonita dedicada a San Andrés y en toda la ciudad le tienen una gran devoción. Su culto se extendió, tanto en la Iglesia Oriental como en la Occidental.

Reflexión desde el contexto actual:

Todos los Apóstoles han de ser vistos como personas excepcionalmente predestinadas y elegidas por Jesucristo para formar el Colegio Apostólico, hombres que gozaron del privilegio de poder seguir a Jesús durante el tiempo   que permaneció en nuestra tierra, compartiendo con Él los afanes de cada día y siendo receptores directos de sus divinas enseñanzas. El título de apóstol que ostenta Andrés es la más grande distinción con la que el Maestro pudo enaltecer a unos humildes pescadores de Galilea. A Andrés le cabe también el honor de haber testimoniado heroicamente su fe en Cristo y por ello habrá de ser recordado por todas las generaciones que pueblan la tierra. Nuestro agradecimiento por su compromiso y ejemplaridad.

Presentación del Boletín

Les presento el nº 1 del Boletín mensual de la UAP, que saldrá el 1er dgo de cada mes para poder informar del proceso sinodal que vamos a vivir unidos a la Iglesia diocesana y la Iglesia universal.

Es, sobre todo, para los que no pueden tener acceso a la Web http://www.unassemillitas.com donde vienen todos los artículos del Boletín.

También iniciamos todos los domingos a partir desde hoy hasta finales de enero, varios artículos sobre el «Legado de Rutilio Grande», preparándonos a la beatificación de Rutilio y compañeros mártires, que tendrá lugar el 22 de enero próximo.

Los Boletines los pueden adquirir en cada una de las tres parroquias del UAP: Fuente de P.N. (Elena), El Acebrón Reyes), Torrubia del Campo (Bea), o también a Perpetuo o Daniel.

 BOLETIN MENSUAL Nº 1 (Oct-2021) Unidad de Acción Pastoral (UAP)  (Fuente de P.N., El Acebrón, Torrubia del Campo)  

Contenido: 

  • Carta del Sr. Obispo 
  • Comenzamos el Curso Pastoral 2021-2022 
  • La Unidad de Acción Pastoral (UAP) 
  • Proyecto de Unidad de Acción Pastoral (UAP) 
  • ¿Qué es un Sínodo? 
  • El Papa habla del Sínodo 
  • Tema de formación: 

 “Volver a Jesús” de J.A. Pagola (1) 

Los Dolores de María

Virgen de la Soledad de Fuente de Pedro Naharro                                Fiestas Patronales-Septiembre 020                                                                        

 

María mártir del alma (San Bernardo)

Nuestra Señora de los Dolores

Virgen de la Soledad

María configurada con la Cruz de Jesús

La Bendita entre todas las mujeres, la Amada de Dios, su santísima Madre, conoció el dolor y la angustia

  1.- La maternidad virgen de María:

“José, su esposo, como era justo y no quería difamarla, decidió repudiarla en privado.” (Mt 1, 19)

2.- La hora del parto

“Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento.” (Lc 2, 4-7).

3.- La profecía de Simeón

“A ti misma una espada te traspasará el alma.” (Lc 2, 35).

4.- El exilio de María

“José se levantó, tomó al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto.” (Mt 2, 13-14

5.- La angustia de María

«Hijo ¿por qué nos has tratado así? Tu padre y yo te buscábamos angustiados.(Lc 2, 48)

6.- El despojo afectivo

«Mujer, ¿qué tengo yo que ver contigo? Todavía no ha llegado mi hora» (Jn 2, 4)

7.- Las ofensas a su Hijo

«Nosotros no hemos nacido de la prostitución; no tenemos más padre que Dios»Jn 8, 40

8.- La Pasión de Jesús

“Las calzadas de Sión están de luto, que nadie viene a las solemnidades. Todas sus puertas desoladas, sus sacerdotes gimiendo, afligidas sus vírgenes, ¡y ella misma en amargura! De la hija de Sión se ha ido todo su esplendor.” (Lm 1, 4-6).

9.- Testigo del despojo de Jesús

“«No la rompamos; sino echemos a suertes a ver a quién le toca», para que se cumpliera la Escritura: Se han repartido mis vestidos, han echado a suertes mi túnica.” Jn 19,23-24

10.- La muerte de Jesús

“Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena.” (Jn 19, 25).

11.- La nueva maternidad

“Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo». Luego dice al discípulo: «Ahí tienes a tu madre». Y desde aquella hora, el discípulo la acogió en su casa.” (Jn 19, 26-27).

Nuestra Señora de los Dolores, Virgen de las Angustias, María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso, Virgen de la Soledad: A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ruega por nosotros en esta hora recia de pandemia.

Por Ángel Moreno de Buenafuente del Sistal