El cristianismo de los inicios

¿Cómo era el dinamismo sinodal en la Iglesia de los inicios?

Revista Bíblica
Revista Bíblica

El Sínodo convocado por el papa Francisco sigue animando a los biblistas, especialmente a los dedicados al estudio de los orígenes del cristianismo, a investigar cómo la Iglesia desde sus inicios ha impulsado procesos de discernimiento para resolver preguntas, dificultades y toma de decisiones

En el nº 2022, 1-2 de Revista Bíblica, auspiciada por la Asociación Bíblica Argentina (ABA), y editada y distribuida por Editorial Verbo Divino, hay que destacar el artículo que examina la Primera carta de Pedro a partir de las perspectivas que ofrece el documento de La sinodalidad en la vida y en la misión de la Iglesia

 | RD/EVD

El Sínodo convocado por el papa Francisco sigue animando a los biblistas, especialmente a los dedicados al estudio de los orígenes del cristianismo, a investigar cómo la Iglesia desde sus inicios ha impulsado procesos de discernimiento para resolver preguntas, dificultades y toma de decisiones acerca de los caminos que se han de seguir cuando diferentes posturas se
enfrentan.
En el nº 2022, 1-2 de Revista Bíblica, auspiciada por la Asociación Bíblica Argentina (ABA), y editada y distribuida por Editorial Verbo Divino, hay que destacar el artículo que examina la Primera carta de Pedro a partir de las perspectivas que ofrece el documento de La sinodalidad en la vida y en la misión de la Iglesia.

Este artículo, titulado “El espíritu sinodal de la primera carta de Pedro”, aborda las expresiones que ponen en evidencia la intención del autor con las iglesias de Asia Menor de gestar comunión y “hacer camino” juntos.

Modelo de discernimiento


La Primera carta de Pedro, en este artículo, es puesta como modelo de discernimiento y
búsqueda de identidad cristiana. Es un escrito que se ofrece a los creyentes para animarlos a perseverar en la fe y en la coherencia de vida, proponiendo un modo de caminar juntos; es decir, en comunión con todas las demás iglesias dispersas por el mundo que sufren del mismo modo.
Los autores del artículo son María José Schultz, quien recientemente ha publicado la obra La estrategia misionera de la Primera carta de Pedro, y José Manuel Hernández Carracedo, autor de La caracterización de Jesús en las notas del narrador del evangelio de Juan.
Se transcribe a continuación el último párrafo del artículo a modo de síntesis:

“… 1 Pe, por las circunstancias que viven sus destinatarios y el objetivo que busca
cumplir, puede ser considerada testimonio vivo del dinamismo sinodal que la Iglesia de
los inicios promovió vivir entre las distintas comunidades locales, pero especialmente
se caracteriza por instalar y promover el sentido de fraternidad. En cuanto a las
comunidades dispersas y minoritarias en el imperio, las insta a percibirse en comunión
de fe, esperanza y misión con todas las demás que viven las mismas circunstancias y,
sobre todo, a recorrer juntos el mismo camino, el camino de Jesucristo. El carácter
sinodal de la Iglesia, de la cual la carta es ejemplo, no solo señala la condición de hacer
camino juntos, sino que tiene por objetivo indicar el camino, por una parte, el de Dios
hacia la humanidad y, por otra, el de la humanidad hacia Dios. En este último caso, la
carta explícitamente señala que el camino por el que los cristianos deben transitar
juntos son las huellas de Jesús”.