La «dictadura grosera» de Nicaragua

El Papa afirma que Nicaragua vive una “dictadura grosera” fomentada por el “desequilibrio” de Ortega

“El celibato en la Iglesia podría revisarse”, ha defendido Francisco en una entrevista con Infobae

“Con mucho respeto, no me queda otra que pensar en un desequilibrio de la persona que dirige. Ahí tenemos un obispo preso, un hombre muy serio, muy capaz. Quiso dar su testimonio y no aceptó el exilio. Es una cosa que está fuera de lo que estamos viviendo, es como si fuera traer la dictadura comunista de 1917 o la hitleriana del 35, traer aquí las mismas… Son un tipo de dictaduras groseras”. Así ha respondido el papa Francisco, durante su entrevista con Infobae, a la situación por la que atraviesa Nicaragua actualmente con la dictadura de Daniel Ortega.

El Papa ha hablado de muchos temas diferentes en esta amplia entrevista, en la que también ha revelado su deseo de “viajar a Argentina” y que nunca ha pensado en quién no le votó como Pontífice, hace ya 10 años. “Yo no me voté, eso estoy seguro”, ha dicho, “pero los demás no sé nada”.

El Papa también ha reconocido que “de vez en cuando” llora “a escondidas”. “En público una vez no pude reprimirme, fue por la guerra: estaba diciendo un discurso y ahí me salió eso, y no pude reprimirme. Pero a escondidas. Que los psiquiatras interpreten, yo no me interpreto”, ha explicado entre risas.

Acogida a todos

El Papa también ha recordado las veces que ha hablado sobre la acogida de las personas homosexuales en la Iglesia, y ha subrayado que, sobre esta (y otras) realidades, “la gran respuesta la dio Jesús: todos. Todos. Adentro todos. Cuando los exquisitos no quisieron ir al banquete: vayan ahí al cruce de caminos y llamen a todos. Buenos, malos, viejos, jóvenes, chicos: todos. Todos. Y cada uno resuelve sus posturas ante el Señor con la fuerza que tenga”.

“Esta es una iglesia de pecadores”, ha continuado el Papa. “La iglesia de santos no sé dónde está, acá somos todos pecadores. ¿Y quién soy yo para juzgar a una persona si tiene buena voluntad? Si es más bien de la pandilla del diablo, bueno, a defender un poquito. Pero hoy día se pone mucho la lupa sobre este problema. Creo que hay que ir a lo esencial del evangelio: Jesús llama a todos y cada uno resuelve su relación con Dios como puede o como quiere. A veces uno quiere y no puede, pero el Señor espera siempre”, ha aseverado.

En cuanto al celibato, ha recordado que en la Iglesia católica de rito oriental los sacerdotes “pueden casarse”. “El celibato en la Iglesia podría revisarse”, ha subrayado, llegando, incluso, a señalar que “el machismo es malo. Y a veces el celibato te puede llevar a ser machista”.

Asimismo, en cuanto a las resistencias y distintos pareceres dentro de la Iglesia, el Papa ha señalado directamente el caso “de algún obispo americano, uno muy conocido, que fue nuncio”. Así, apuntando previsiblemente a Carlo Maria Viganò, ha dicho que “uno no sabe si ese hombre es católico o no es católico, está ahí en el borde. Esas resistencias mal manejadas. En la Iglesia desde el inicio hubo resistencias”.

Las mujeres en la Iglesia

Marginación de las Mujeres en la Iglesia: un error histórico

Mujeres de la WOC piden el sacerdocio femenino
Mujeres de la WOC piden el sacerdocio femenino

Hemos visto estos días el comportamiento procaz, tabernario y soez de unos universitarios en Madrid. Serán pocos, pero parece imposible que una sociedad occidental del siglo 21 genere elementos tan espurios

Al excluir a las mujeres de los mismos cargos y funciones que ostentan los hombres en la Iglesia, estamos apoyando modelos de patriarcado y de machismo también en la sociedad

La Iglesia no puede posponer por más tiempo la reforma sobre su modelo de gobierno. El actual representa una concepción excluyente del poder, reservada en exclusiva a varones, célibes y ordenados; un poder que resulta extremadamente vertical, piramidal, centralista, elitista y gerontocrático. Urge un modelo más abierto, transparente, corresponsable e incluyente de gobierno de la Iglesia

Por Faustino Vilabrille

Hemos visto estos días el comportamiento procaz, tabernario y soez de unos universitarios en Madrid. Serán pocos, pero parece imposible que una sociedad occidental del siglo 21 genere elementos tan espurios.

La iglesia nunca tomó en serio a las mujeres, a pesar de ser siempre mayoría en ella. Al excluir a las mujeres de los mismos cargos y funciones que ostentan los hombres en la Iglesia, estamos apoyando modelos de patriarcado y de machismo también en la sociedad. La iglesia debería ser la primera en tener en todas sus estructuras eclesiales el 50 % de mujeres, en paridad con los hombres. Que hagan unas lecturas o impartan la comunión es una insignificancia. Mucho hablar de la dignidad de la mujer, e incluso nombrar a una religiosa, Raffaela Petrini secretaria general del Gobierno del Estado de la Ciudad de Vaticano, pero de admitirla a los ministerios ordenados, nada de nada.  De no dar pasos en esta dirección, el patriarcado seguirá en pleno vigor en la Iglesia, y los altos cargos vaticanos seguirán en manos de hombres ordenados, considerándose en la práctica siempre superiores a las mujeres.

El evangelio de hoy habla de 10 leprosos curados por Jesús, que socialmente eran marginados como pecadores, manchados, aislados, recluidos en cuevas: en la Iglesia hemos tomado siempre a las mujeres, por lo menos, como menos dignas, como impuras, casi como leprosas, como manchadas. Incluso hubo un tiempo que les pedíamos ir al templo a purificarse después de dar a luz, igual que la religión judía se lo exigía a los leprosos.

Afortunadamente ya hay mujeres que van tomando nota de sus derechos y dignidad en la Iglesia, y por lo menos el Consejo de Mujeres Católicas, que reúne a más de 60 organizaciones de mujeres, entregó estos días al Vaticano el informe de conclusiones del Sínodo de Mujeres. En el documento exigen al Vaticano “desenmascarar las ideologías y teologías que justifican erróneamente el sexismo, el racismo, el clasismo y todas las formas de opresión o dominación”, así como lograr que la estructura vaticana reconozca “los vínculos entre el colonialismo, el patriarcado y las estructuras de la Iglesia de hoy, y trabajar para desmantelarlas, para que todos puedan participar con igualdad y alegría en la vida de la Iglesia”.

Católicas protestan por el machismo en la Iglesia
Católicas protestan por el machismo en la Iglesia

En un documento de 18 páginas las mujeres católicas denuncian “el abuso de poder, el clericalismo, el sexismo y el miedo” que sufren en el interior de la Iglesia, el Machismo que “conduce a la violencia de género y al abuso”.

“A pesar de nuestras diferencias, la plena participación de las mujeres en la Iglesia institucional y en la vida sacramental es el único signo efectivo de que los líderes de ella están comprometidos a construir verdaderamente una Iglesia sinodal. Nos sentimos frustradas por la falta de acceso a las instituciones pero, también y sobre todo, por la “cultura de la supremacía masculina” que, en multitud de ocasiones, conduce a “la violencia de género y al abuso sexual y espiritual en la sociedad y en la Iglesia”.

El objetivo es “renovar las estructuras de la Iglesia y las leyes canónicas” para “proteger los derechos de todos los miembros de la Iglesia, independientemente de su género o identidad sexual, y no sólo los derechos de los sacerdotes y obispos”. Por ello, insisten, es urgente “erradicar el clericalismo” y aplicar la “tolerancia cero de cualquier forma de abuso”.

Es necesario “crear una estructura y un entorno que permita a la Iglesia convertirse en un líder mundial en la defensa y el modelado de los derechos humanos integrales, en particular aquellos que protegen a las mujeres contra la violencia, el extremismo y los límites a su libertad” y “permitir la plena participación en la vida y el ministerio de la Iglesia de todos aquellos que se identifican como LGBTQI+”. (Fuente: Noticias Obreras).

NOTA.-Respondiendo a la llamada el Hermano Francisco hemos enviado al Vaticano 15 proposiciones para el Sínodo de la Sinodalidad Universal. Estas son las dos primeras proposiciones que hemos enviado, muy relacionadas con el tema arriba tratado:

PRIMERA: En la Iglesia se ha ido consolidando, especialmente después del concilio de Trento, un modelo de funcionamiento que adoptó el camino del absolutismo monárquico. Y ese modelo de gobierno, a pesar del giro eclesiológico del Vaticano II, sigue vigente hasta hoy, en la práctica y en el Derecho Canónico.

          La Iglesia no puede posponer por más tiempo la reforma sobre su modelo de gobierno. El actual representa una concepción excluyente del poder, reservada en exclusiva a varones, célibes y ordenados; un poder que resulta extremadamente vertical, piramidal, centralista, elitista y gerontocrático. Urge un modelo más abierto, transparente, corresponsable e incluyente de gobierno de la Iglesia.

Presentación del libro sobre La Revuelta en San Carlos Borromeo
Presentación del libro sobre La Revuelta en San Carlos Borromeo

          El poder hay que definirlo y regularlo al servicio de la Comunidad. No vale un gobierno para el pueblo pero sin el pueblo. Una cosa es la constitución dogmática de la Iglesia, en cuanto que el poder sacramental no lo recibe del pueblo mediante una elección democrática sin más. Pero otra cosa es la constitución pastoral de la Iglesia, la cual no puede  ser entendida sin el pueblo. Por ejemplo, la ordenación sacramental para consagrar la Eucaristía no procede del pueblo, pero sí puede y debe proceder del pueblo la designación de las personas que deban ejercer ese ministerio sacramental. En los Hechos de los Apóstoles, esta claro que la Comunidad presentó  dos miembros para elegir a uno de ellos como Apóstol, y para elegir a uno de los dos echaron a suertes (Hechos 1,23-26). Es decir, no fue elegido a dedo. Para elegir a los siete Servidores de la Comunidad, los doce Apóstoles convocaron la Asamblea de los discípulos y fue esta quien eligió a los que les parecieron los mejores, que los presentó a los Apóstoles y estos les impusieron las manos (Hechos 6,1-6). Por tanto  la designación de las personas estaba en manos de la Comunidad.

          En consecuencia, el sistema piramidal de gobierno de la Iglesia, donde todo viene de arriba abajo tiene que desaparecer, y la designación y elección de las personas que ejerzan toda clase de funciones ministeriales y de servicio a la Comunidad tiene que ser competencia de la Comunidad. Es necesario formular esto teológica y jurídicamente, con la correspondiente reforma en profundidad del Código de Derecho Canónico. La Iglesia tiene que dar el paso a ser una democracia pura y plena  en la elección y designación de las personas que ejerzan en ella cualquier clase de función o servicio.

SEGUNDA: La Comunidad la forman indistintamente hombres y mujeres. Sociológicamente en la actualidad, la forman más mujeres que hombres.

-Entre los seguidores de Jesús había hombres y mujeres.

Las mujeres en la Iglesia
Las mujeres en la Iglesia

-El hecho cumbre de la vida personal de Jesús es su Resurrección. Sin ella Jesús sería solo un hombre más o menos relevante de la historia, posiblemente hoy ya casi desconocido. Lo dijo muy claro Pablo de Tarso: «Si Cristo no resucitó vana es nuestra fe» (1Corintios 15,14). Jesús Resucitado se presentó primero a las mujeres antes que a los hombres. Este hecho de la Resurrección de Jesús es más importante que la misma Eucaristía. Pues bien, las mujeres fueron encargadas por Jesús de comunicar a los Apóstoles su Resurrección. Y una mujer, María Magdalena, fue la primera persona a la que se presentó Jesús Resucitado. ¿Cómo excluirlas, pues, del ministerio ordenado para celebrar la Eucaristía?

-Jesucristo no rechazó deliberadamente a la mujer del ministerio ordenado, y en las Iglesias de Pablo hubo mujeres que ejercieron este ministerio. Por tanto las mujeres han de ser designadas por la Comunidad y admitidas de inmediato al ministerio ordenado sacramental en todas sus dimensiones, de tal manera que las mujeres pueden ser elegidas, igual que los varones, por la Comunidad para el diaconado, el sacerdocio, el episcopado y el pontificado.

En consecuencia:

          1º.-Es una decisión urgente que no admite espera, que en cualquier estructura de la Iglesia, sean parroquias, curias, cátedras, facultades teológicas, sínodos, concilios, posibles colegios cardenalicios (en el supuesto de que sigan en vigor), conferencias episcopales, organismos vaticanos, etc, han de estar presentes las mujeres con los mismos derechos, deberes y facultades que los hombres.

          2º.-La Ley del celibato, impuesta por la Iglesia, que no fue exigida por Jesucristo para nada, debe ser anulada, y por tanto para todas las funciones y ministerios citados han ser elegibles tanto personas solteras como casadas, como de cualquier otra condición distinta, coherente con la dignidad de toda persona humana. El Apóstol Pedro estaba casado, pues Jesús mismo curó a su suegra (salvo que estuviera viudo, que no nos consta). En las primeras Comunidades cristianas, ser buen padre de familia, acreditaba para ser buen Obispo (1Timoteo 3,1-7 y Tito 1,5-8).

3º.-¿Es acaso algo indigno ser Mujer? Jesús de Nazaret nació de una mujer que estaba en gestación cuando fue a ver a su prima Isabel (Lucas 1,45) y así estaba cuando fue a empadronarse, y allí se le cumplieron los días del alumbramiento (Lucas 2,5-6), y así de este alumbramiento de María nació Jesús de Nazaret, Camino, Verdad y Vida para la Humanidad y la Creación.

Sobre machismos y revueltas

Por Pepa Torres
Se manifiesta en su versión hard, con toda su crudeza como macromachismos y en su versión light con comportamientos y prácticas sutiles, pero igualmente violentas y discriminatorias contra la dignidad de las mujeres, como “micromachismos”. La expresión máxima son los feminicidios y las mujeres asesinadas cada año en España por violencia de género, así como las 850.000 que cada año sufren malos tratos en sus hogares sin atreverse a denunciarlo, o las impresionantes cifras de violencia sexual que seguimos padeciendo las mujeres, especialmente las que están en situación irregular y su indefensión de facto ante la ley y las miles de mujeres víctimas de trata en nuestro país. Pero estos macromachismos que nos escandalizan se gestan en comportamiento cotidianos caracterizados por su sutileza y la permisividad social ante ellos, incluidos muchas veces los de las propias mujeres. Los micromachismos se ejercen para mantener y conservar mayores ventajas, comodidades y derechos que lo social adjudica a los varones, socavando la autonomía personal y la libertad de pensamiento de las mujeres.

Los micromachismos son en definitivas estrategias masculinas para seguir situándose por encima de las mujeres sin dejar de ser políticamente correctos. Su gravedad radica en que se enmarcan en una naturalidad tal, que los convierten en incuestionables porque funcionan como dispositivos mentales automatizados en el proceso de “ser hombres”. Se expresan también en bromas, chistes, expresiones coloquiales que identifican a las mujeres como seres subordinados, o cuerpos a disposición del varón, ciudadanas de segunda categoría, o menores de edad necesitadas de la “tutela” o la protección masculina, con necesidad de “ser salvadas por el beso de un príncipe”, sin pedirles permiso como nuevas Cenicientas o Bellas Durmientes. Seguir leyendo

Marcha en Tarancón el 25-N

Pitada estudiantil contra la violencia de género en Tarancón

R.L.C

.-

Más de 150 personas han participado en la V Marcha contra la Violencia de Género, que ha finalizado con la lectura del manifiesto del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha en la plaza del Ayuntamiento.
Más de 150 personas, mayoritariamente estudiantes y profesores de los centros educativos con Educación Secundaria de Tarancón, han participado esta mañana en la V Marcha contra la Violencia de Género organizada por el Centro de la Mujer y el Ayuntamiento. El sonido de los pitos ha sido el escogido para reivindicar la necesidad de luchar en conjunto contra una lacra social que ya se ha cobrado la vida de más de un millar de mujeres de toda España desde 2003, fecha desde la que se tienen los primeros registros oficiales. El recorrido ha comenzado a la mitad de la avenida Miguel de Cervantes, para avanzar por las calles Zapatería y Duque de Riánsares, hasta finalizar en la plaza del Ayuntamiento. Los escolares han portado diferentes pancartas con lemas como «Basta ya» o «No a la violencia de género». La lectura del manifiesto, del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha ha corrido a cargo de la concejal del área, Conchi Zarco. A continuación, concejalas del PSOE y el PP, así como estudiantes han leído diferentes frases. También se ha podido escuchar la misiva premiada en la octava edición del Concurso Cartas al Maltratador, convocado por el instituto La Hontanilla de la localidad.«Que esto no se quede solamente en un acto sin más y todos juntos luchemos para que no haya más muertes, ni más violencia contra las mujeres», ha expresado Zarco.Con el lema Alza tu voz, las actividades con motivo del Día contra la Violencia de Género en Tarancón continúan este martes, a las once, con una charla sobre cyberviolencia de género, a las once en el Centro de la Mujer, y el miércoles con una tertulia radiofónica. La cifra de mujeres víctimas de violencia de género que atiende el Centro de la Mujer de Tarancón, de ámbito comarcal, está en el medio centenar. A lo largo de 2019 ha habido un total de 41 denuncias, lo que supone casi un cincuenta por ciento más que el año pasado

 

25-N : CLM contra la violencia de género

«Aquí estamos, nosotras no matamos»: así grita Castilla-La Mancha contra la violencia machista
Las convocatorias de este 25 de noviembre fueron el colofón de decenas de actividades con motivo del Día de Eliminación de la violencia contra las Mujeres
En Toledo, los manifestantes portaban siluetas negras con las iniciales y las edades de los identificados como responsables de asesinato machista

Bárbara D. Alarcón / Francisca Bravo

«Aquí estamos, nosotras no matamos» fue el rugido de centenares de personas que acudieron a la convocatoria de la plataforma 8M de Toledo. Decenas de manifestantes portaban figuras negras, sin rostro, en las que se leía «asesino» y mostraba las iniciales y la edad de los identificados como responsables de un crimen mortal de violencia de género. La manifestación en la capital regional fue una de las muchas que invadieron la región este 25 de noviembre.

«Por las que están, las que no están, las que peligran», la marcha partió desde la Vega hasta la Plaza del Ayuntamiento, donde se acogió un sepulcral minuto de silencio en recuerdo a la última víctima mortal de violencia machista, una joven canaria de 26 años. «Para que sea la última de verdad», recalcaban desde la organización de la marcha.

«Hay que poner patas arriba la cultura basada en la desigualdad»

Desde la Plataforma 8M Toledo han recordado con mariposas de papel, «deteniendo su aleteo», a las asesinadas por la violencia de género. «También queremos recordar a sus asesinos con la intención de denunciar que no hay un solo perfil de maltratador, los hay de todas las edades, culturas, nivel económico e ideológico».

«Salimos a la calle para que los asesinatos por violencia machista no se maquillen» ya que, según la Plataforma, durante este año han sido asesinadas 96 mujeres por violencia machista, aunque las cifras oficiales contabilizan «solo una parte», y reducen el número de víctimas a 52.

Entre las reclamaciones que han motivado una nueva manifestación este 25 de noviembre, la Plataforma ha destacado que «las estadísticas oficiales deben recoger todos los tipos de violencias contra las mujeres y niñas»; una educación en igualdad sin estereotipos; juzgados exclusivos de violencia de género en todas las provincias; o leyes «que no pueden ser papel mojado».

«La sociedad tal y como está construida está sustentada en códigos de dominación masculina sobre la subordinación femenina, reivindicamos políticas valientes, presupuesto suficiente, no solo las migajas», añadían. «Las mujeres no somos cuerpos, cosas, vasijas… Las mujeres no estamos para satisfacer voluntades que no sean las nuestras», «somos el corazón de aquellas que no están y la voz de las que están, de las que peligran».

El baile de Cuenca contra la violencia machista

«No estás sola», «no consiento la violencia sexual» o «no estamos todas, faltan las asesinadas» son algunos de los lemas que se escucharon en la concentración celebrada en Cuenca, según informa Las Noticias de Cuenca. A la concentración se sumó también una coreografía del grupo ‘Bailando la Vida’.

‘Bailando la vida’ es un grupo de baile que utiliza la danza como terapia y han escenificado este 25 de noviembre la canción contra la violencia machista Solo quiero bailar, creada por el instituto Juan de Ávila de Ciudad Real, que ha sido reconocido este lunes en Cuenca por el Gobierno regional en el acto institucional del 25N junto a otros cuatro centros de Castilla-La Mancha por el Gobierno regional -entre ellos el IES Pedro Mercedes de la capital conquense- por su contribución a la defensa de la igualdad.

Albacete «no tolera» la violencia machista

«Es necesario rechazar los argumentos machistas que niegan la especificidad e incluso la existencia de la violencia de género. Mujeres y hombres deben unirse en una reacción unánime y contundente contra el maltrato. Es necesario decir basta ya. ¡Albacete no tolera las violencias machistas!».

Así finalizaba el manifiesto que con motivo del Día Internacional de de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, convocaba a todas las administraciones a tener una sola voz en contra de la violencia de género en la Plaza del Altozano de Albacete y que ha sido leído por dos voluntarios jóvenes, Raquel y Jesús.