La política de «combatir a los emigrantes»

Obispos CELAM y Red Clamor: «La política de ‘combatir’ a los migrantes en la frontera es ineficaz, cara y mortal»

El camión challado con 50 migrantes fallecidos
El camión challado con 50 migrantes fallecidos

«Rechazamos los enfoques punitivos y ‘combatir’ a los migrantes irregulares como política migratoria y de fronteras por su ineficacia, altos costes financieros, y sobre todo porque se traducen en más muertes y esclavitud»

Son las palabras de Monseñor Cabrejos, en nombre del Episcopado Latinoamericano y del Caribe y de las organizaciones que integran la Red Clamor, tras el hallazgo de un camión con 50 migrantes fallecidos en un vehículo abandonado en San Antonio, una ciudad de Texas

El comunicado se refiere a otro trágico episodio similar ocurrido el viernes, 24 de junio, en Europa, cuando grupos de emigrantes subsaharianos intentaron cruzar la frontera entre Nador (Marruecos) y Melilla (España)

La Red Clamor se suma y concluye: «Con el Papa Francisco seguimos apostando por el derribo de muros. Pedimos justicia, verdad, investigación, reparación y no repetición de estos hechos sangrientos»cultura del descarte»

(Agencia Fides).- “Rechazamos los enfoques punitivos y ‘combatir’ a los migrantes irregulares como política migratoria y de fronteras, no solo por su ineficacia y altos costes financieros, sino sobre todo porque se traducen en más muertes y esclavitud en forma de trata, además, van en contra de un elemental sentido de humanidad y en contra del espíritu de un amplio ‘nosotros’ que el Papa Francisco nos llama a cultivar”.

Así escribe el Arzobispo de Trujillo y Presidente del CELAM, monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, en nombre del Episcopado Latinoamericano y del Caribe y de las organizaciones vinculadas a los migrantes que integran la Red Clamor, tras el hallazgo de un camión con 50 migrantes fallecidos, muchos de ellos menores de Guatemala, Honduras y México. Los cuerpos fueron descubiertos en un vehículo abandonado en San Antonio, una ciudad de Texas a unos 240 km de la frontera con México, en una zona de Estados Unidos donde fácilmente las temperaturas superan los 40 grados. En la declaración del 29 de junio expresan su consternación por el suceso y su solidaridad con las familias de los migrantes fallecidos.

“Este hecho criminal, como tantos otros que se están dando cada vez con mayor frecuencia en las fronteras de los países desarrollados, pone en evidencia la desesperación de quienes, en busca de un futuro mejor, están dispuestos a poner en riesgo su vida y la de sus familias”, continúa la carta señalando que el endurecimiento de las políticas migratorias no logra contener el flujo de migrantes y es causa directa de muertes y del aumento de la trata de personas.

La vida de ningún ser humano puede convertirse en una mercancía a la que se le da un precio de mercado para enriquecer a las mafias criminales, muchas veces en complicidad con los organismos de seguridad de nuestros países”, denuncia enérgicamente el escrito. El arzobispo expresa además su preocupación por el destino de los supervivientes, especialmente de los niños, considerando lo que está sucediendo con los menores migrantes en Estados Unidos.

Por ello, el CELAM y la Red Clamor hacen un llamamientoa todos los países de la región, especialmente al gobierno de Estados Unidos, a que amplíe sus opciones de migración legal para prevenir la muerte, la trata y el tráfico de seres humanos.

El comunicado se refiere a otro trágico episodio similar ocurrido hace unos días, el viernes 24 de junio en Europa, cuando grupos de emigrantes subsaharianos, tratando de escapar de la miseria, el hambre y las guerras en sus diferentes países y al no tener vías alternativas para ingresar España de forma segura y regulada, intentaron cruzar la frontera entre Nador (Marruecos) y Melilla (España).

“La llegada de más de 1.500 personas fue repelida por las fuerzas de seguridad de Marruecos y España, provocando una auténtica masacre, con más de 30 muertos”, denuncia la Red Clamor en su comunicado del 28 de junio. Los medios de comunicación y las redes sociales mostraron “los cuerpos tirados en el suelo, algunos vivos y otros muertos, bajo el sol, atados, recibiendo un trato cruel, inhumano y degradante por parte del ejército marroquí”.

La Red Clamor comparte el llamamiento de los obispos españoles al gobierno para que examine y atienda esta nueva crisis en la línea de proteger a los seres humanos y para que establezca con urgencia vías de acceso legales y seguras para las personas que migran de forma forzada. La Red Clamor se solidariza con los familiares de los hermanos asesinados y pide “justicia, verdad, investigación, reparación y no repetición de estos hechos sangrientos”, además de la liberación de los migrantes recluidos en los CIE (Centros de Internamiento de Extranjeros) dado que “son víctimas y como víctimas necesitan entornos seguros y acompañamiento humano, no una prisión”. También piden la repatriación de los cuerpos de los migrantes fallecidos a sus países.

Uniendo su voz a la de los Pastores del continente latinoamericano y el Caribe, la Red Clamor concluye: “Con el Papa Francisco seguimos apostando por el derribo de muros y por la construcción de puentes de solidaridad para combatir la cultura del descarte, hacer posible la amistad social y la fraternidad de los hijos e hijas de Dios, sin excluir a nadie, independientemente del color de piel, nacionalidad o estatus migratorio”

Dos Jesuitas asesinados en México

Fueron asesinados al querer defender a una persona que buscaba refugio en su parroquia

Los padres Javier Campos SJ, y Joaquín Mora SJ
Los padres Javier Campos SJ, y Joaquín Mora SJ

Se trata de los padres Javier Campos SJ, y Joaquín Mora SJ

«Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo por personas armadas»

«Los jesuitas de México no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales»

El superior provincial de la Compañía de Jesús en México, Luis Gerardo Moro Madrid SJ, ha informado este lunes de la muerte de dos jesuitas en Cerocahui (Tarahumara). «Con profundo dolor e indignación les informo que el día de hoy 20 de junio por la tarde, en Cerocahui, Tarahumara, los padres Javier Campos SJ, y Joaquín Mora SJ, fueron asesinados en el contexto de violencia que vive este país, luego de intentar defender a un hombre que buscaba refugio en el templo y que era perseguido por una persona armada».

Así se expresaba en un comunicado interno este martes. Unas horas después, publicaba un comunicado oficial en el que «con profundo dolor», denunciaba el homicidio«Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo por personas armadas». Según ha publicado la prensa local, los asesinos huyeron llevándose los cuerpos de los jesuitas.

Medidas de protección

Los jesuitas piden también «de forma inmediata» que se adopten «todas las medidas de protección para salvaguardar la vida de nuestros hermanos jesuitas, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui». Precisamente se encuentran en el país los jesuitas Esteban CornejoJesús Reyes Jesús Zaglul (jesuita de República Dominicana y asistente para América Latina Septentrional).

Por su parte, el superior general de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa SJ, ha expresado en un tuit que se encuentra conmocionado y triste por esta noticia: «Mis pensamientos y oraciones están con los Jesuitas en México y las familias de los hombres. Tenemos que detener la violencia en nuestro mundo y tanto sufrimiento innecesario«, asegura.

Además, la Fiscalía del Estado ha confirmado que son tres las personas asesinadas: los dos jesuitas y un civil. El Gobierno del Estado de Chihuahua condena y lamenta los hechos violentos ocurridos en los que los dos religiosos se convirtieron en víctimas circunstanciales. Ante esto, medios mexicanos aseguran que ya se han activado los mecanismos de coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional para brindar seguridad a los ciudadanos de esta población. Además, se ha activado una línea especial en el número de teléfono 911 para personas que tengan familiares y quienes necesiten información.

Dos jesuitas asesinados en México al defender a un hombre en una parroquia

«No callaremos»

En el comunicado, los jesuitas mexicanos recuerdan que estos hechos no son aislados: «La sierra tarahumara, como muchas otras regiones del país, enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas. Todos los días hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos«.

De esta forma, aseguran con rotundidad: «Los jesuitas de México no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales».

Denunciando lo ocurrido, recuerdan el dolor del pueblo ante la violencia imperante y se solidaridan «con tantas personas que padecen esta misma situación, sin que su sufrimiento suscite empatía y atención pública».

«Confiamos que los testimonios de vida cristiana de nuestros queridos Javier y Joaquín sigan inspirando a hombres y mujeres a entregarse en el servicio a los más desprotegidos», asegura el comunicado.

Foro Social Mundial

Foro Social Mundial: una mirada diferente para solucionar problemas actuales

Rubén Esper Ader, coordinador del Foro Socio-Ambiental Mendoza, dio detalles de la edición 2022, que se desarrolla en México
El Foro Social Mundial (FSM), que cumple veinte años de existencia, ha logrado congregar a miles de perso-nas en sus diversas ediciones mundiales. Organizacio-nes, movimientos sociales, activistas, autoridades, es-tudiantes y especialistas realizan una vez más este en-cuentro para seguir construyendo el lema que, en 2001, animó la iniciativa y que está cada vez más vigente: “¡Otro Mundo es Posible!”.

El evento se lleva a cabo en Ciudad de México desde el 1.º y hasta el 6 de mayo. A través de actividades y pro-cesos de debate, charlas, formación política, acciones de incidencia global y transnacional, el Foro Social Mundial compartirá los horizontes alternativos desde las organizaciones y movimientos sociales, ―en claro cues-tionamiento al imperialismo, así como al planteamiento económico del capitalismo y neoliberalismo patriarcal, racista, depredador, que sustenta la gobernanza mun-dial del Foro de Davos‖.

Rubén Esper Ader, coordinador del Foro Socio-Ambiental Mendoza, dialogó con Radio U sobre la im-portancia que tiene este evento a nivel mundial y detalló las urgencias sociales que tiene Mendoza y el país. En primer lugar, se refirió a la temática que se abordará en la edición 2022: ―Siempre hay ejes de trabajo en las dis-tintas ediciones del Foro Social Mundial. En esta oportunidad, se está desarrollando con dos modalidades: una presencial, en México, y otra con gente de todo el mundo que comparte el material de forma digital. Los ejes de este año son ‘Alternativas económicas de los ‘Comunicación: la disputa de nuevas narrativas y sobe-ranía digital’;

‘La construcción de la paz y la mitigación y estrategia para frenar la guerra’; ‘La defensa de la vida del medioambiente y los territorios’‖.Acerca de la participación de Mendoza en este evento, Esper Ader explicó que ―se tuvo la intención de ir a Mé-xico‖, perose pudo concretar, por lo que tendrán ―una participación post foro‖.

En ese sentido, contó que la provincia está ―dentro de la agenda del Foro Mundial‖, ya que este ha tenido actividades previas ―y en Mendo-za hubo una el pasado 23 de abril‖.El coordinador del Foro Social Mendoza realizó un aná-lisis de cómo ha ido cambiando el desarrollo del Foro Mundial desde sus inicios en Brasil hasta la actualidad con la guerra entre Rusia y Ucrania: ―Seguramente, hay un público que no sabe que existe desde hace 20 años. Nació en 2001, en Porto Alegre, porque era el estado de Brasil donde estaban los mayores estándares de vi-da. Fue como un ejemplo a seguir y nació como la con-tracara del Foro Mundial Económico de Davos‖.(unidiversidad.com.ar) 04/05/202

Foro Social Mundial

World Social Forum 2022

1/05/2022 – 6/05/2022

El próximo Foro Social Mundial 2022 tendrá lugar del 1 al 6 de Mayo de 2022 en la Ciudad de México, de forma presencial y virtual.
Te invitamos a conocer sus ejes movilizadores, sus comisiones de trabajo temático, su propuesta de facilitación y su ruta metodológica.
La programación del FSM está actualmente en curso de definición hasta la última semana del mes de abril. Desde ya:

Registra tu participación y la de tu organización y/o colectivo (los/las que poseen una cuenta existente en join.wsforum.net deben reutilizarla, y actualizar los datos existentes. En caso contrario, tendrás que crear una cuenta).
Propón actividades autogestionadas del 1 al 6 de mayo en México o eventualmente para fechas posteriores, aprovechando la doble modalidad presencial y/o virtual. Una vez registradas, las actividades se ensamblan en el programa del FSM de México 2022 y aparecen en el calendario global de actividades.
Los días y horarios propuestos para las actividades en la ciudad de México son sujetos a modificación según las condiciones logísticas definidas por la Comisión de programación.
Para cualquier ayuda y acompañamiento, no dudes en:

comunicarte por mail con wsf2022mx@wsf2022.org o programacionmx@wsf2022.org para cuestiones de programación.
chatear en vivo con nosotros y desde la mensajería presente en join.wsforum.net.
Agradecemos a todos.as los que se han movilizado hasta hoy para constituir el Grupo Facilitador del FSM de México y acompañar este nuevo proceso en los cinco continentes.

Saludos solidarios,
El Grupo Facilitador del FSM 2022

Primera Asamblea Eclesial de América latina y El Caribe

 Pedro Pierre 

Este domingo pasado concluyó en México la Primera Asamblea Eclesial de América Latina. Hasta la fecha se habían 5 Conferencias Episcopal Latinoamericanas: la primera en 1955 y la última en 2007. Así lo quiso el papa Francisco para avanzar en una reforma profunda de la Iglesia Católica, en la línea del Concilio Vaticano 2°. Hasta ahora, las Conferencias Episcopales Continentales y los Sínodos con el papa en Roma eran reuniones exclusivas de obispos. 

El Concilio Vaticano 2° definió la Iglesia como “Pueblo de Dios”. El papa Francisco quiere confirmar esta definición conciliar y la propuesta del Sínodo sobre la Amazonía celebrado en Roma en 2019 que abogan por una Iglesia sinodal, o sea, de un caminar juntos en la igualdad y las responsabilidades compartidas. 

Para avanzar en este camino el papa Francisco instituyó una “Conferencia Eclesial de la Amazonía” que agrupa a 9 países que participan de la Selva amazónica. Esta Conferencia Eclesial se empeña a poner en marcha los sueños del papa Francisco para una Iglesia sinodal, es decir, donde todas las y los bautizados están llamados a participar y decidir. La Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe marca un paso más: sentarse entre todas y todos los bautizados: seglares, religiosas y religiosas, diáconos, sacerdotes y obispos, en la misma mesa vestidos sólo de la túnica blanca de su bautismo para conformar una nueva manera de ser Iglesia. Estas novedades abren al paso a un Sínodo que tendrá lugar en Roma en 2023. 

Recogerá las experiencias y los nuevos caminos de una Iglesia sinodal, que se están dando en las Américas. La temática de este Sínodo ya se está analizando en todos los países: “Hacia una Iglesia sinodal: participación, comunión y misión”. El propósito del papa Francisco es claro: “La Iglesia del tercer milenio será sinodal”. Estamos en un tiempo de sueños, esperanzas y compromisos para fortalecer el seguimiento de Jesucristo y la construcción del Reino afín de hacer un mundo más fraterno y justo y más amigable con la naturaleza. 

En cuanto a la Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe, es la gran novedad para el continente y una gran esperanza para la iglesia católica en su conjunto. Como lo decía el papa Juan Pablo 2°, “América Latina es el continente de la esperanza” tanto para la Iglesia como para la sociedad en su conjunto. El tema de esta Asamblea era: “Todas somos discípulos misioneros en salida”, es decir, todas y todos los bautizados somos ‘discípulos’ de Jesucristo y ‘misioneros’ del Reino al servicio de una transformación social y eclesial. La Asamblea tenía una doble dimensión: por una parte, era ‘presencial’ con un centenar de participantes y, por otra, ‘virtual’ al nivel de todo el continente. 

El gran logro de esta Asamblea es de haber confirmado el camino sinodal de la Iglesia, declarando que “la sinodalidad pertenece a la esencia de la Iglesia”. Esta sinodalidad existe ya en diversos espacios y nos invita a multiplicarlos. La Asamblea tuvo sus falencias que fueron señalados por los mismos asambleístas: las 2/3ª partes de los participantes eran varones como también los obispos, sacerdotes y religiosos/as, los jóvenes llegando sólo al 8%; el trabajo de secretaría no siempre recogía el sentir y los aportes de los participantes; se denunció el miedo y el ‘freno’ que representaban estas 2/3ª partes de clérigos parte para enfrentar los desafíos y los necesarios cambios estructurales. 

Con todo esta primera Asamblea abrió dos caminos decisivos: Un camino de conversión y otro de confirmación. El primer camino de conversión es para la institución católica. Esta tiene que sustituir su carácter clerical por el eclesial. Tiene que ser “una Iglesia en salida” hacia su misión bautismal, o sea, volver a reconocer y dar a los bautizados los derechos y las responsabilidades que les corresponden, en particular a las mujeres, los jóvenes, los indígenas y los afrodescendientes. 

Tiene que despojarse de su poder jerárquico poniéndose al servicio del Pueblo de Dios que es el verdadero encargado de la misión de Jesús. Insiste en que ir al encuentro de Jesucristo como discípulos de él y convertirse en misioneros del Reino es convertirse a los pobres, a su causa y a su camino. Allí está la actualización de la verdadera opción por los pobres que hizo el mismo Jesús de Nazaret. Actualmente los grandes protagonistas de esta sinodalidad son las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs). 

El segundo camino que abre la Asamblea Eclesial es confirmar y ampliar las vivencias sinodales de las Comunidades Eclesiales de Base y grupos afines que nacieron antes del Concilio Vaticano 2°, fueron señaladas por él mismo Concilio como un “signo de los tiempos”, es decir, obra del Espíritu Santo. Estas CEBs son la Iglesia de los Pobres soñada por el papa Juan 23. Fueron ‘bautizadas’ la Conferencia Episcopal de Medellín en 1968 como “primer y fundamental núcleo eclesial”, luego ‘confirmadas’ en la Conferencia de Puebla en 1979. 

La Conferencia de Aparecida en 2007, al afirmar que “la Iglesia necesita un fuerte remezón”, vuelve a asumirlas como “célula inicial de estructuración eclesial, focos de fe, de evangelización y transformación social” porque “retoman la experiencia de las primeras Comunidades cristianas”. Por todo eso esta primera Asamblea Eclesial de México insiste en sus conclusiones a “promover más decididamente las comunidades eclesiales de base y pequeñas comunidades como una experiencia de Iglesia sinodal”. 

La Asamblea Eclesial abre una nueva etapa en la renovación de la Iglesia hacia más democracia y equidad. Si estamos seguros que “los cambios vienen de abajo”, confirmémonos los cristianos en el camino abierto por los pobres en la Comunidades Eclesiales de Base y grupos afines para ser “la Buena Nueva del nuevo milenio” … Buena Nueva de una Iglesia al servicio de la construcción efectiva de un mundo más justo y fraterno. 

Una misión en la Arquidiócesis de Mexico

El cardenal Carlos Aguiar convoca a un mes de misión en la Arquidiócesis de México 

La llamada Megamisión 2021 comenzará el próximo 24 de octubre y concluirá el 21 de noviembre. Este año se atenderán pastoralmente tres ambientes: salud, pobreza y ecología 

Por tercer año consecutivo, la Arquidiócesis Primada de México llevará a cabo su Megamisión, con actividades y espacios de formación y capacitación, por lo que el arzobispo primado, el cardenal Carlos Aguiar Retes, llamó a los laicos, miembros de la vida consagrada, presbíteros, agentes de pastoral, movimientos laicales y personas de buena voluntad, a unirse a esta iniciativa. 

La Megamisión 2021 dará inicio el Domingo Mundial de las Misiones, 24 de octubre del 2021, con una misa de envío en la Basílica de Guadalupe, a las 12:00 horas, y concluirá con una misa de acción de gracias el domingo 21 de noviembre, Solemnidad de Cristo Rey, también a las 12:00 horas en la casita del Tepeyac. 

Todo un mes misionero 

La primera Megamisión tuvo lugar en octubre de 2019, como una respuesta a la convocatoria del papa Francisco de celebrar en cada diócesis del mundo un mes misionero. En aquella ocasión, fueron 72 horas de intensa misión en cinco ambientes: ecología, hospitales, cárceles, inclusión de personas con discapacidad y pobreza. Y concluyó con un rally y un concierto en el Centro Histórico de la Ciudad de México. 

La segunda Megamisión se llevó a cabo en octubre de 2020; ese año se agregó el ambiente de familia a los cinco anteriores; sin embargo, debido a la pandemia de Covid-19, ésta se realizó en un 90% de forma virtual, con más de cien actividades, entre foros y talleres. 

Para este 2021, el cardenal Aguiar Retes ha convocado a todo un mes misionero bajo el lema: “La caridad, el corazón de la Misión”, aunque se centrará sólo en tres ambientes: salud, pobreza y ecología. 

Con ello –explicó el arzobispo de México a través de una circular- se busca mostrar una Iglesia cercana a “los hermanos de nuestras propias comunidades parroquiales que pasan por alguna necesidad, tanto con posibles acciones presenciales, cuidando en todo momento las medidas sanitarias pertinentes, como con opciones”. 

Aprovechar la estructura pastoral 

Para lograr este objetivo, el cardenal Aguiar Retes pide al pueblo de Dios que peregrina en la Arquidiócesis de México impulsar y vivir en “comunión y sinodalidad la acción socio-caritativa de la Arquidiócesis Primada de México, apoyados desde las Cáritas parroquiales y otras instancias pastorales”. 

Aseguró que frente al cambio de época que se vive, con sus particulares circunstancias, desafiantes, crecientes y en constante evolución, la Iglesia ha logrado “descubrir nuevas experiencias para evangelizar y mostrar el rostro misericordioso de Cristo, que mira y vive mediante la caridad ejercitada en la cotidianidad de la vida”. 

La Arquidiócesis de México ofreció este sitio web para que los fieles puedan consultar el calendario de actividades y los materiales de apoyo para realizar la misión en sus respectivas parroquias, aunque dejó la puerta abierta a nuevas opciones a implementar. 

“Nuestro Señor Jesucristo y Santa María de Guadalupe, Estrella de la Nueva Evangelización, guíen y acompañen nuestra vocación de discípulos misioneros y nuestras acciones sean fecundas para transmitir su amor a los niños, jóvenes, familias y adultos mayores de nuestra amada Arquidiócesis; y así, nuestras palabras y obras generen frutos abundantes mediante las iniciativas comunitarias y parroquiales que se llevarán a cabo”, concluyó el cardenal Aguiar en su misiva a la arquidiócesis. 

Encuentro Internacional Hechos 29

Colombia, presente en el encuentro internacional de evangelizadores digitales

Vida Nueva conversó con Sor Selfie sobre este evento a realizarse en México y que busca reunir a influencers católicos de todo el continente

Influencers católicos de Colombia han dicho presente en el encuentro internacional ‘Hechos 29’ a celebrarse del 23 al 28 de agosto de manera presencial en México y con participaciones virtuales desde todo el mundo.

En este evento desde Colombia participarán la religiosa Marta Moreno, @sorselfie,  la joven laica Ana Cristina Tobón -@mydailydate y los sacerdotes José Varela @josevarela17 y John Hebert Rojas @padrejohnhebertrojas, quienes hacen parte del proyecto evangelizador de @curaslocos.

Vida Nueva ha conversado con Sor Selfie, quien además estará como facilitadora del taller Cómo y por qué evangelizar en Tiktok, junto a otros compañeros del colectivo Catholitokers. Este evento está organizado por el movimiento Ilumina.

Mejorar la evangelización digital

PREGUNTA.- ¿En qué consiste este evento?

RESPUESTA.- “El evento se divide en dos partes, la primera es una pre Jornada: ¿Qué es?: Semana de retiro, del 23 al 27 de agosto, en el cual los evangelizadores participarán de diferentes actividades de formación, integración, oración y vida en comunidad. Con el objetivo de generar una experiencia espiritual para evangelizadores digitales, en la cual se logre meditar y discernir sobre la misión, además, una experiencia comunitaria de convivencia y formación.

La segunda parte a la cual estamos invitados todos es la Jornada que se llevará a cabo el 28 de agosto, Se realizará a través de 24 diferentes talleres, además de un encuentro con panel de expertos, conferencias, concierto y oración.

El objetivo es encontrarnos como Iglesia en salida, y así despertar, acompañar y capacitar a los asistentes para promover y mejorar la evangelización digital. Recordando que la evangelización es tarea de todos los miembros de la Iglesia y es una tarea urgente que el Papa Francisco justo en este mes de Agosto nos invita a vivir. Podrán participar de manera presencial y virtual”.

Un evento de envío

P.- ¿Por qué se ha elegido como nombre Hechos 29?

R.- “Tal vez no todos lo habrán notado, pero en libro de Hechos de los Apóstoles solo tiene 28 capítulos. Entonces, ¿por qué Hechos 29?, porque estamos convencidos que ese libro de los Hechos se sigue escribiendo, somos todos nosotros los que estamos formando día a día la historia del capítulo 29, de la continuación de la historia de salvación de Jesús.

Es por eso que “Hechos29” no es solo un evento de congregación, sino también de envío. Un espacio para reunirnos en nuestro cenáculo, y después, ir a cumplir la misión que el buen Dios nos ha encomendado como evangelizadores digitales”.

Nueva tierra de evangelizadores

P.- ¿Qué significa evangelizar digitalmente en estos tiempos?

R.- “El año 2020 fue un tiempo de grandes retos para la humanidad, donde la cuarentena, la incertidumbre, y el dolor causado por la pandemia, parecía que nos alejaba cada vez más a unos de otros.

Mientras tanto la Iglesia Católica, como siempre, iba caminando con su pueblo, sufriendo con él, y pensando en cómo llevar a todos el mensaje de esperanza de un Dios que ya ha vencido a la muerte.

Como Iglesia en salida, fue entonces que las Redes Sociales dejaron de ser un mero espacio de esparcimiento, para convertirse en la nueva “tierra” de evangelizadores, espacios de misión, de encuentro, de acompañamiento, y hasta un sitio en el cual, a la distancia, se podía ser parte de la celebración de la Santa Misa.

Un camino largo

P:  ¿En Colombia cómo ve el tema de la evangelización digital?

R: “En Colombia el tema ha avanzado muchísimo durante el último año en el que la pandemia nos obligó a volvernos creativos. Ver como sacerdotes, religiosas y laicos deciden emprender en el terreno de la evangelización digital es grandioso.

Sin embargo, el camino es largo. Siento que aún es mucho lo que se puede lograr y hacer. El evento de Hechos 29 por ejemplo, sabemos que será motor de impulso para muchos jóvenes que anhelan profundamente ser misioneros en las redes”.

Hora de vernos

P.-¿Qué pasa con el cara a cara, cómo llegar a esas periferias de quienes no tienen acceso a tecnologías?

R: El lema de Hechos.29 lo dice muy claro: “¡Es hora de vernos!” Realmente la presencialidad nunca va a perder su importancia, por eso además de la evangelización digital el papa Francisco  insiste mucho en ser una Iglesia en salida y gracias a Dios contamos con muchos misioneros sacerdotes, Religiosos y laicos que están en sitios de misión llevando la buena nueva del Evangelio, que incluso se nutren de la  evangelización digital para su tarea.

Hoy gracias a la pandemia hemos crecido en presencia evangelizadora en las redes pero en la medida en que la misma nos permita encontrarnos volveremos a vernos cara a cara y esto es lo que ha querido este evento encontrarnos para dar respuesta a los retos evangelizadores en el hoy que vivimos”

5 criterios para orientar a vida política

Elecciones 2021 en México: los 5 criterios del obispo de Nuevo Laredo para orientar el voto católico

Enrique Sánchez expuso estas líneas a la luz de la Doctrina Social Cristiana para elegir a las autoridades el próximo 6 de junio

Con motivo de las próximas elecciones del 6 de junio, en las que habrán de elegir en México más de 20 mil cargos de gobierno, el obispo de la Diócesis de Nuevo Laredo, conformada con territorio de Tamaulipas y Nuevo León, envió un mensaje a los fieles.
Tras animar a los ciudadanos a participar con responsabilidad en el proceso electoral considerado el más grande de la historia del país, el obispo Enrique Sánchez Martínez exhortó a los fieles a realizar un esfuerzo de discernimiento, para lo cual propuso una serie de criterios que, desde la Doctrina Social de la Iglesia y la fe, pueden ayudar:
Primer criterio. Pide identificar a los partidos o candidatos que tiene la capacidad de buscar y realizar el bien común, en las circunstancias concretas en que vivimos; que, por cierto –dice– “reclaman más acciones que discursos”.
Honorabilidad y verdad
Segundo criterio. Invita a conocer a los candidatos con la mejor información disponible sobre ellos: propuestas, programas y valores que los mueven y proponen. “Debemos informarnos sobre su capacidad de atender las necesidades de México y de nuestra realidad con honorabilidad, verdad, congruencia y sentido humano“, señaló.
Tercer criterio. Pide favorecer a aquellos que promuevan la dignidad de la persona humana; la defensa de la vida; el matrimonio y la familia como núcleos fundamentales del bienestar social. Candidatos que estén dispuestos a atender la violencia y las amenazas del crimen organizado; que se interesen por los más débiles, los más vulnerables; que promuevan trabajo con salarios dignos, y que se comprometan a cuidar de la Casa común.
Cuarto criterio. Exhorta a erradicar la apatía y la indiferencia ya que, cuando no hay participación, “solo una minoría decide quiénes nos deben gobernar; y hay que estar atentos y vigilantes para evitar cualquier manipulación en el ejercicio de su voto a través de la presión, las dádivas o los chantajes”, dice.
Quinto criterio. El obispo recuerda que la democracia no termina emitiendo el voto, sino que es necesario dar seguimiento a este proceso, exigir el cumplimiento de promesas de campaña y pedir la rendición de cuentas de manera transparente, deber al que todo político está obligado.
Finalmente, Enrique Sánchez Martínez pidió orar a Santa María de Guadalupe: “madre del verdadero Dios por quien se vive y Patrona de nuestra libertad, para que interceda por nosotros para que, por medio de nuestra activa participación cívica, coloquemos responsablemente los cimientos de un futuro mejor”.

Camargo ¡Nunca más!

¡Nunca más!: Parlamentarios católicos de 13 países iberoamericanos exigen una nueva política migratoria en la región

70 dirigentes políticos y sociales de 13 países de España y América Latina se pronuncian con fuerza ante el crimen cometido contra 19 migrantes centroamericanos en la ciudad de Camargo en México
En el caso de México, es verdaderamente significativo que el manifiesto ha sido impulsado por parlamentarios de prácticamente todos los partidos políticos, tanto de la oposición como de la 4T
«Nos sumamos al dolor y a la exigencia de justicia de las familias de las diecinueve personas asesinadas y cuyos cuerpos fueron hallados calcinados en el municipio de Camargo, Tamaulipas, el pasado 22 de enero»
«Hacemos un llamado para hacer un replanteamiento de la política migratoria en nuestra región. Los migrantes no deben ser vistos como delincuentes ni pueden seguir a merced del crimen organizado»
«Es necesario se implementen de manera urgente programas eficaces de prevención, protección y atención a los migrantes para que esto no vuelva a ocurrir. ¡Nunca más algo así!»
12.02.2021 Seguir leyendo

Jornaleros agrícolas, esclavos en la modernidad global


Por Juan Danell Sánchez
Ciudad de México.- Son seres humanos sin tierra, y la tierra quedaría infecunda sin ellos. Llevan los pies descalzados, no necesitan el frío, porque tampoco tienen abrigo. No distinguen el hambre de entre sus grandes carencias, lo que llegue a sus estómagos es una bendición suprema. Visten remiendos con largas historias de fregadero y detergentes elementales. Y sin ellos, hombres, mujeres, niños, ancianos: ni siembra, ni cosecha. Y sin cosecha las ciudades colapsarían, y los sistemas financieros dejarían de existir, y la industria pararía sus máquinas y sus chacuacos se apagarían también, los parásitos de las bolsas de valores quedarían secos.

Esos seres humanos se cuentan por millones en el globo terráqueo, cada uno con la desgracia clasista lacrada en su existencia que es ignorada y está proscrita de la justicia social, política y económica del mundo capitalista.

Las estadísticas burdas de los organismos internacionales calculan la existencia de 450 millones de jornaleros agrícolas, como se les denomina a los trabajadores sin derecho alguno para tener una vida digna, son el último eslabón de la cadena de explotación de la fuerza de trabajo y, sin embargo, conforman el pilar fundamental, el más importante, en el proceso de la producción de alimentos para el abasto global.

“(…) 450 millones de mujeres y hombres que trabajan como asalariados en la agricultura y que están en el corazón mismo del sistema de producción alimentaria para el comercio, han sido ignorados hasta la fecha. Estos trabajadores asalariados representan más del 40% de la fuerza de trabajo agrícola en el mundo (1,125 millones de personas) y, tanto ellos como sus familias, están dentro de la población rural pobre en muchos países. Los trabajadores agrícolas asalariados no poseen ni arriendan las tierras en las que trabajan, ni las herramientas ni equipos que utilizan. En este aspecto, son un grupo distinto al de los campesinos”.

Esto es sólo un fragmento de un informe elaborado en conjunto por la FAO, la OIT y la UITA con la finalidad de promover el reconocimiento de este grupo de trabajadores por quienes establecen las políticas y toman las decisiones en los Estados y gobiernos del mundo.

Ellos, quienes trabajan la tierra en jornadas miserables de Sol a Sol, conocidas así en México porque empiezan la labranza al despuntar el alba y la terminan con el ocaso en los surcos, habitan en viviendas sin drenaje, no conocen las tuberías de agua potable, carecen de los servicios fundamentales, duermen en camastros en el mejor de los casos, porque para muchos la tierra misma cobijada por petates desnudos es el único aposento que conocen.

Se les ha recluido a ser como los cultivos y las cosechas: estacionales por sistema. Así los contratan; por ciclos agrícolas, en el primavera-verano para labrar la tierra, preñarla y realizar labores culturales; en otoño-invierno para levantar las cosechas, en promedios de 30 a 60 días por periodo. El resto del año regresan a sus comunidades remontadas en el olvido de la sociedad local y global, con los morrales repletos de esperanza y desencanto, las talegas vacías y con frecuencia con enfermedades profesionales, incurables, causadas por la prolongada exposición a que se someten al contacto con los agroquímicos utilizados en la agricultura industrial. Ya cobijados por la querencia de su oriundez, tendrán que producir lo propio en superficies que se miden por metros cuadrados, de los que obtienen kilos de granos, siempre insuficientes para calmar el hambre. Pero su trabajo garantiza el abasto mundial de más de dos mil 800 millones de toneladas de alimentos.

Organismos como la Unicef los han definido como “las personas jornaleras agrícolas son aquellas trabajador[a]s eventuales del campo que se emplean, a cambio de un salario, en labores que van desde la preparación del terreno, hasta el cuidado y cosecha de los cultivos”. Que en el caso de México se estima que junto con sus familias representan alrededor de seis millones de personas, equivalentes a 5% de la población total del país, y que sobreviven en esas condiciones miserables.

En el texto del informe de los organismos internacionales se argumenta “que la contribución de los trabajadores agrícolas y sus sindicatos, para hacer que la producción y la seguridad alimentarias sean sostenibles, tiene un potencial enorme y poco explotado. Los trabajadores agrícolas son un grupo con talento y motivación que, con el apoyo adecuado y con sus sindicatos, pueden trabajar para mejorar sus propios medios de vida y los de sus comunidades, pueden garantizar la seguridad alimentaria y la inocuidad de los alimentos para la comunidad mundial y pueden ayudar a poner a la agricultura en condiciones verdaderamente sostenibles desde el punto de vista económico, social y ambiental”.

Y en esa vorágine de la inopia mundial, las estadísticas revelan que “más de 150 millones de niños, menores de 18 años, trabajan en las tareas peor pagadas y a menudo las más peligrosas. Muchos pequeños agricultores dependen también de ingresos salariales, trabajando para ello con regularidad en explotaciones y plantaciones que les permitan complementar sus ingresos básicos”.

Los organismos internacionales coinciden en que este sector social vive situaciones de discriminación asociadas a sus altos niveles de marginación, su alta movilidad migratoria, el carácter informal de la mayor parte de sus relaciones laborales, así como por su origen étnico.

La explicación que de alguna forma se pretende dar para analizar la permanencia de los llamados jornaleros agrícolas a través del tiempo, la ubican en que las personas jornaleras tienden a trabajar por estaciones, por lo que hay períodos del año en que no reciben ingresos.

“Por otra parte, dicen, una proporción considerable no cuenta con un empleador fijo, por lo que cambia de lugar de trabajo frecuentemente (incluso tras un período de semanas o días) atendiendo necesidades temporales en cada uno. Lo anterior dificulta su acceso a contratos que formalicen sus actividades, prestaciones de seguridad social, e incluso condiciones de trabajo decente, por ejemplo, jornadas de máximo 8 horas; pago de horas extra y salario justo”.

A lo cual se suma que el acceso a derechos como salud, educación, alimentación y vivienda son extraordinariamente limitados. Y en esto resulta inadmisible que, en casos como México, no se cuente con un padrón confiable y único del número de personas que laboran como jornaleros agrícolas. INEGI (2016) reporta 3 millones 885 mil trabajadores agropecuarios en el país, 2.5 millones de los cuales son peones o jornaleros en la agricultura.

Sin embargo, en el Diario Oficial de la Federación (2016), se estima que la población impactada por esta actividad laboral alcanza los 5.9 millones de personas. En lo que si están de acuerdo es que el origen de estos trabajadores se concentra en Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Puebla y Veracruz.

Y un dato más que revela esa realidad de este sector del campo mexicano: de cada cien personas que se dedican al trabajo agrícola de apoyo (peones o jornaleros), 66 son remuneradas, 34 no reciben ningún ingreso, sólo pago en especie, y solo cuatro cuentan con acceso a servicios de salud, dicen los números del INEGI.

Y son parte de este núcleo mundial de trabajadores que sin duda se pueden considerar pilares en los procesos productivos del campo, lamentablemente también se les puede identificar como los esclavos del campo en la modernidad industrial, que han jugado un papel fundamental para que no falten los alimentos en las mesas de las ciudades, aún en tiempos tan críticos como los actuales de la pandemia provocada por un virus liberado de su hábitat para desgracia de la humanidad.

Juan Danell Sánchez, reportero mexicano, director de la revista electrónica sostenible.com.mx y autor del libro Campanas Rotas. jdanell1@hotmail.com