«Praedicate Evangelium» para los cardenales

Francisco con los cardenales: Los 12 principios irrenunciables de su pontificado que les va a repetir

Francisco, en la ceremonia del consistorio del 27 de agosto
Francisco, en la ceremonia del consistorio del 27 de agosto

El papa Francisco está en este momento reflexionado con casi 200 cardenales de todo el mundo, en una cita inédita, sobre la reforma de la Curia contenida Praedicate evangelium, la nueva constitución apostólica firmada el 19 de marzo, que entró en vigor el 5 de junio (solemnidad de Pentecostés) y cuya traducción del italiano se ha demorado meses, en lo que ha sido el primer intento de torpedearla

Los cardenales van a tener que aprender a hacerse a un lado, a compartir tareas con los laicos, que ya podrán presidir cualquier dicasterio vaticano

Estos dos días de reflexión habrán de servir para que los purpurados comiencen a familiarizarse con los nuevos dicasterios y normas que los rigen, pues el grueso del articulado de Praedicate Evangelium está dedicado a ese nuevo engranaje

Por José Lorenzo

Dos días para ‘meterles’ en la cabeza un trabajo de nueve años. El papa Francisco está en este momento reflexionado con casi 200 cardenales de todo el mundo, en una cita inédita, sobre la reforma de la Curia contenida Praedicate evangelium, la nueva constitución apostólica firmada el 19 de marzo, que entró en vigor el 5 de junio (solemnidad de Pentecostés) y cuya traducción del italiano se ha demorado meses, en lo que ha sido el primer intento de torpedearla.

“Esa reforma se está llevando a cabo, pero es un proceso lento porque hay quienes arrastran los pies con respecto a esto y no sólo arrastran los pies, sino que se oponen obstinadamente a lo que la Iglesia ha decretado realmente. Es un asunto muy serio”, acaba de declarar al The Tablet el flamante nuevo cardenal Roche ante lo que es objetivo prioritario de este encuentro cardenalicio: abordar la reforma de la Curia romana y empaparse de las nuevas normas que conlleva.

Lo señala el cardenal Roche, sí, y no se ha cansado de repetirlo quien ha sido el director de orquesta de la reforma, el cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, coordinador del Consejo de Cardenales que durante esos nueve años ha dado forma -con un seguimiento muy estrecho por parte del Papa- a esta reforma, la quinta en la historia de la Iglesia y que viene a sustituir a la Pastor Bonus (1988) de Juan Pablo II.

“El trabajo no ha sido siempre fácil. Ha habido resistencias. Algunas personas querían que las cosas siguieran más o menos como estaban, con algunos retoques o mejoras que no les afectaran demasiado en sus posiciones”, reconoció el cardenal Maradiaga en el libro ‘Praedicate evangelium. Una nueva Curia para un tiempo nuevo’, una conversación con Fernando Prado.

Francisco reúne a todos los cardenales
Francisco reúne a todos los cardenales Vatican Media

Precisamente, uno de los objetivos de la reforma que trae consigo Praedicate Evangelium era “romper con esa burocratización”. “Estábamos profundamente convencidos de que no podía seguir así. Una Curia así no tenía futuro, se podía convertir en un engranaje de poderes”, abundaba el purpurado hondureño.

Cardenales: aprender a compartir el ‘poder’

Pero, ¿cómo va a afectar a la Curia romana y a los cardenales, que tendrán que ayudar a impulsarla, esta histórica reforma? En primer lugar, los cardenales van a tener que aprender a hacerse a un lado, a compartir tareas con los laicos, que ya podrán presidir cualquier dicasterio vaticano.

“La Constitución apostólica se convierte en sí misma en una verdadera llamada a implicar más a los laicos en el trabajo curial, sobre todo en las áreas vinculadas a las realidades temporales, como la tutela de la familia o la vida, la promoción de la justicia, la protección de los menores, la economía o la salvaguarda de la Creación”, señala el cardenal Maradiaga como uno de los puntos más destacados de la reforma de Francisco en el citado libro.

De hecho, en el nuevo Consejo para Asuntos Económicos ya no solo hay cardenales, sino que a los ocho purpurados existentes se incorporan siete laicos expertos que tendrán exactamente la misma capacidad decisoria que los clérigos.

Cinco años tope: adiós a la burocratización

Además, el desempeño de las funciones en la Curia tendrá un período de tiempo máximo de cinco años, al final de los cuales, las personas que las realizaban deberán regresar a sus lugares de origen para evitar así que Roma se llene de sacerdotes-funcionarios que acaban eludiendo tareas pastorales en sus países de origen.

También esto rige para algunas funcionales cardenalicias. Así, por ejemplo, el decano del colegio cardenalicio tendrá una encomienda temporal de cinco años y no vitalicia, como era hasta la entrada en vigor de la reforma.

Por otra parte, estos dos días de reflexión habrán de servir para que los purpurados comiencen a familiarizarse con los nuevos dicasterios y normas que los rigen, pues el grueso del articulado de Praedicate Evangelium está dedicado a ese nuevo engranaje.

Son en total 16 dicasterios, algunos de nueva creación, yque visibilizan las coordenadas pastorales de Iglesia en salida y misionera que marca del pontificado de Francisco, pues hay algunos que pierden ‘poder’, en tanto que otros, nuevos, se convierten en prioritarios.

Doctrina de la Fe, un dicasterio ‘relegado’

Ahora, los cardenales tendrán que aprender que el primer lugar lo ocupa ahora el Dicasterio para la Evangelización, presidido por el propio Papa, lo que es una doble novedad, por cie

Se cae del escalafón el hasta ahora temible y todopoderoso Dicasterio para la Doctrina de la Fe, cuya principal misión hay que “formularla en positivo” y que ahora aparece “estructurado en dos secciones: una doctrinal y otra disciplinar” y al que se vincula “la protección de los menores y la prevención de abusos”, según señaló Maradiaga en el libro de Publicaciones Claretianas.

Y e tercero de estos “superministerios” lleva también la impronta de Francisco, de hecho, “actúa directamente en nombre del Papa”. Es el Dicasterio para el Servicio de la Caridad, que llevará “la solicitud y cercanía del Papa a las personas y familias.

A lo largo de estos dos días de reflexiones, es más que posible que salgan -si no los pronuncia el propio Papa en su charla inicial- los principios irrenunciables de Francisco, según llevaba apuntados en su libreta el cardenal Maradiaga: “Individualidad (conversión pastoral), pastoralidad, misionariedad, racionalidad, funcionalidad, modernidad, sobriedad, subsidiariedad, sinodalidad, catolicidad, profesionalidad y gradualidad”. Las palabras claves de esta esta reforma. Y de esta cumbre cardenalicia.

Entrevista a Mons. Angel Macín, obispo de Reconquista

Ángel Macín: “El clericalismo parece ser uno de los grandes obstáculos para una conversión pastoral auténtica”

Angel José Macín

El obispo reconoció que la experiencia sinodal, aunque genera temores y resistencias, con sus momentos de escucha, de discernimiento y decisión, se constituye en un pilar fundamental para la Iglesia local

La Iglesia argentina presentó el resultado final de la etapa de escucha en el marco del proceso sinodal que culminará con el Sínodo de Sinodalidad del año próximo, convocado por el papa Francisco, y que trabajará sobre estos aportes presentados por las distintas Conferencias Episcopales.

Vida Nueva conversó con uno de los miembros de la comisión de animación del proceso sinodal de la Conferencia Episcopal Argentina, Ángel José Macín, obispo de Reconquista, para conocer las impresiones y expectativas frente a este “caminar juntos” que proponen desde las diócesis del país.

Pregunta: ¿Qué puntos le llamaron la atención del resultado de este proceso de escucha?

Respuesta: Sin dudarlo, aquello que más me llamó la atención en este proceso fue el redescubrimiento de esta actitud antropológica y teológica fundamental: la escucha. La escucha es una experiencia fundante en las relaciones. A nivel teológico y pastoral, es la acción primera, que orienta cualquier proyecto. En estos meses de camino sinodal, la valoración de la escucha se percibe en las comunidades, en los delegados diocesanos, en los peritos que trabajaron en la síntesis, en mis hermanos obispos…

Junto a la escucha, es asombroso el desarrollo de la cuestión del discernimiento. Todos somos conscientes que, a nivel comunitario, tenemos que aprender mucho en este punto. El discernimiento es escuchar lo que Dios quiere decirnos, a través de los demás y de los signos de los tiempos. Es mucho más que consenso.

No quisiera dejar de subrayar el entusiasmo que, poco a poco, se fue suscitando en diferentes sectores del Pueblo de Dios con el camino sinodal.

La apertura a todos

P: ¿Qué cambios piden las comunidades para lograr una conversión pastoral?

R: En continuidad con lo expuesto en la respuesta anterior, los distintos sectores reconocen y piden la necesidad de apertura a todos, dentro y fuera de la Iglesia, por decirlo de algún modo. Una apertura que se debe vivir sin excepciones, y que nos lleve a tender puentes para encontrarnos y dialogar.

Otro aspecto que salió con mucha fuerza es la urgencia de un acercamiento y una mayor interacción entre ministros ordenados y laicos. Esto, que es bastante claro en la teoría, cuesta mucho en la práctica. Para expresarlo con el lenguaje sinodal, el clericalismo parece ser uno de los grandes obstáculos para una conversión pastoral auténtica. Será muy importante discernir este tema. Es preciso reconocer las raíces más hondas de este flagelo, que va a contramano del espíritu de comunión misionera.

P: Después de estas experiencias diocesanas, ¿cuáles cree que son los pilares con los que cuenta la Iglesia argentina para seguir con el camino sinodal?

R: Entiendo que la experiencia sinodal, aunque al principio genera temores y resistencias, con sus momentos de escucha, de discernimiento, de decisión audaz y valiente, se constituye en un pilar fundamental para la Iglesia en Argentina. Dicho de otra manera, en mi mirada hay muchas diócesis que le fueron tomando el “gusto” al camino sinodal, sobre todo el laicado, y como señala Víctor Codina en una entrevista, el protagonismo de las mujeres es la gran novedad de este proceso. Este es un pilar fundamental para valorar mucho.

Otro pilar es la interconexión que se ha logrado entre los delegados de las diferentes diócesis. Pienso que este fue un espacio generado por el Espíritu. Por eso, no lo debiéramos descuidar. Ayuda mucho el ánimo reciproco que los delegados se transmiten entre sí. Este vínculo excede las reuniones. Me consta que delegados de las regiones siguen en contacto, compartiendo aciertos y dudas.

Tema áspero: el clericalismo

P: ¿Cuáles cree que son los temas más difíciles para ser abordados y a cuáles cree que habrá que prestar más atención pastoral?

R: No es una pregunta de respuesta fácil. Como creo haberlo adelantado, uno de los puntos más ásperos parece ser el clericalismo, que salió en la gran mayoría de las diócesis, y por lo expresado en algunos encuentros continentales, también en otros países e incluso en otros continentes. Una perito, la Dra. Carolina Bacher Martínez, hacia el final del proceso de síntesis, me manifestaba su preocupación por el asunto, señalando que “solo el cincuenta por ciento de las diócesis convocó a los presbíteros en particular. Eso se percibe porque sus temáticas específicas  no entran en la reflexión de los informes”; y agregaba: “No refiero a su opinión sobre la pastoral, sino como se perciben ellos mismos, sus tristezas y esperanzas. En este marco, reciben la reflexión sobre el clericalismo…de todos lados… Parece haber una resistencia de este grupo al proceso sinodal. Por lo tanto, de cómo se diagnostique esta situación, serán atinados los pasos a dar”. Me parece una advertencia clave y llena de sabiduría.

Otro tema difícil a abordar, pero urgente, es la escucha, la cercanía y el acompañamiento a situaciones diferentes. El proceso sinodal no podría alcanzar la hondura que necesita si no asume con decisión salir al encuentro de hermanas y hermanos cuya condición es diferente y se sienten excluidos.

A propósito de la participación importante de las mujeres, estimo que la discusión sobre una mayor presencia de las mujeres en los espacios de decisión nos va a reclamar mucha oración y diálogo.

P: ¿Cómo visualiza el camino de la Iglesia local después del Sínodo de la Sinodalidad impulsada por el papa Francisco?

R: La convocatoria a este sínodo sobre la Sinodalidad es una convocatoria acertada y oportuna del Papa Francisco, en esta coyuntura histórica. Algunas Iglesias Particulares ya están viviendo procesos sinodales. Pero la clave para todas las diócesis del país, y la Iglesia en general, es continuar en las bases el proceso sinodal. Sin este arraigo del espíritu sinodal en las Iglesias locales, el Sínodo corre el riesgo de ser un evento más. Por lo tanto, todos tenemos que convencernos que tenemos que ir por “más sinodalidad” en nuestras pequeñas comunidades, capillas, parroquias. Es la única forma que el Espíritu pueda “hacer nuevas todas las cosas” (cf. Ap 21,5).

La ultraderecha llega al Gobierno en Italia

El ascenso de Meloni en Italia: la ultraderecha que no quiere al Papa

Meloni, junto a Berlusconi y Salvini

El nombre del partido de Meloni, ‘Fratelli’, evoca para los creyentes la última encíclica del Papa, ‘Fratelli Tutti’. Sin embargo, sólo el nombre -y la, aparente, confesión de fe- unen a Bergoglio y Melloni, que a buen seguro compartirán, en breve, audiencia y presencia en los grandes acontecimientos litúrgicos en el Vaticano

¿Cómo coexistirán la futura primera ministra italiana con un Papa extranjero, defensor de los inmigrantes, que aboga por cambios radicales en la liturgia y que dialoga con musulmanes, ateos y homosexuales? Es una de las grandes incógnitas del presente

Por Jesús Bastante

«Sí a la familia natural, no a los lobbys LGBT; sí a la identidad sexual; no a la identidad de género; sí a la cultura de la vida; no al abismo de la muerte; sí a la universalidad de la cruz, no a la violencia islamista; sí a las fronteras seguras, no a la inmigración masiva». La gran triunfadora de las elecciones italianas, Giorgia Meloni, dejo el pasado mes de junio en Málaga (en un acto de Vox. Ya se sabe, los extremos se juntan) las claves para entender el que será el primer gobierno de la derecha extrema en Italia desde que, hace justo un siglo, llegara al poder Benito Mussolini.

Meloni gobernará gracias a una coalición de partidos dirigidos por Silvio Berlusconi (por todos conocido) y Matteo Salvini (el hombre que intentó que ningún barco de salvamento con migrantes a bordo, y que se declara admirador de Putin o el cardenal Sarah), y con un curioso nombre, ‘Fratelli’, que para los creyentes evoca necesariamente a la última encíclica del Papa, ‘Fratelli Tutti’. Sin embargo, sólo el nombre -y la, aparente, confesión de fe- unen a Bergoglio y Meloni, que a buen seguro compartirán, en breve, audiencia y presencia en los grandes acontecimientos litúrgicos en el Vaticano.

Invasión de la cruz y obsesión por el sexo

Porque el de Meloni es un programa racista, que muestra una visión del cristianismo basada únicamente en las ‘verdades innegociables’ de Juan Pablo II -todo lo referente al sexo y la familia tradicional- y en la defensa de la Cruz y la Fe en una supuesta ‘invasión’ del mundo musulmán, aliado con los lobbies LGTBI, odio al extranjero incluido. Mientras, el mensaje del Papa, como bien plasmó en sus últimos discursos en Asís y Matera, donde invitó a construir «un futuro donde los migrantes, refugiados, desplazados y víctimas de la trata puedan vivir en paz y con dignidad«. En la misa, además, lanzó una andanada contra los guardianes de las esencias

En la capital del poverello, Bergoglio, además, reivindicó los valores de ‘Fratelli Tutti’, ‘Laudato Si’ y ‘Evangelii Gaudium’, poniendo en el centro «el grito de la Tierra y el de los pobres» y pidiendo «poner en discusión el modelo de desarrollo» de una «economía que mata», al reunirse en Asís con jóvenes de todo el mundo a los que convocó a construir un proceso de cambio «con los pobres como protagonistas».

¿Cómo coexistirán la futura primera ministra italiana con un Papa extranjero, defensor de los inmigrantes, que aboga por cambios radicales en la liturgia y que dialoga con musulmanes, ateos y homosexuales? Es una de las grandes incógnitas del presente, con una mirada inexcusable a nuestra realidad.

Pues los ‘Fratelli’ de España son los seguidores de VOX, cuyo líder, Santiago Abascal, se pasea en loor de multitudes por el CEU, llamando a los católicos a ser intolerantes y no tener tantas “tragaderas” con sus principios, y augurando una ‘revolución cultural’ que, sin duda, se asemejará a las diatribas que, en un mitin de sus hermanos de la ultraderecha española, perpetró Giorgia Meloni. Un siglo después, justo cien años después, de la llegada al poder de Mussolin

Jornada del Migrante y Refugiado

Construir el futuro con los migrantes y los refugiados

por José Francisco Gómez Hinojosa 


  Construir el futuro con los migrantes y los refugiados’ es el título del mensaje del Santo Padre Francisco para la 108ª Jornada Mundial del Migrante y Refugiado 2022. Y me da mucho gusto la coincidencia de este texto papal y mi reciente libro: “¿Tiene futuro la Iglesia Católica? Su actuación ante la situación actual”, publicado por el sello PPC.


En mi ensayo menciono, en la p.79, que en la Iglesia del futuro, quienes se dedican a la atención de migrantes y refugiados, deberán ser reconocidos como verdaderos ministros de la pastoral social, superando la extendida idea de que los servicios pastorales reconocidos y asignados -ministerios- se reducen a la catequesis y a la liturgia.

El papa Francisco inicia su llamado citando a Hebreos 13,14: No tenemos aquí abajo una ciudad permanente, sino que buscamos la futura, y este versículo nos invita, “a la luz de lo que hemos aprendido en las tribulaciones de los últimos tiempos, a renovar nuestro compromiso para la construcción de un futuro más acorde con el plan de Dios, de un mundo en donde todos podamos vivir dignamente en paz”.

Y a mediación del manifiesto aparece la tesis central de la propuesta: la construcción del futuro -del futuro de la Iglesia Católica diría yo- supone la justicia en las relaciones interpersonales, y ella exige la inclusión de las personas más vulnerables, como lo son los migrantes y los refugiados.

Pero: ¡atención! Ellos no sólo serán los beneficiarios de esta nueva armazón, sino que -textualmente- “Construir el futuro con los migrantes y los refugiados significa reconocer y valorar lo que cada uno de ellos puede aportar al proceso de edificación”.

Y Francisco de Roma acude a Isaías 60,10-11, en donde se resalta la llegada de los extranjeros como fuente de enriquecimiento. Ellos no son, entonces, para el profeta -como habitualmente sí lo son para muchos de nosotros- un problema y un peligro.

Concluye el mensaje con una advertencia, especialmente a los jóvenes: “No podemos dejar a las próximas generaciones la responsabilidad de decisiones que es necesario tomar ahora, para que el proyecto de Dios sobre el mundo pueda realizarse y venga su Reino de justicia, de fraternidad y de paz”.

La clave, me parece, es considerar a migrantes y refugiados como una contrariedad que debemos enfrentar, o como una ventaja que podemos aprovechar. Ojalá optemos por la segunda.

Pro-vocación

Conmoción internacional entre los grupos conservadores ha causado la reciente decisión de los obispos belgas, comunicada la semana pasada, de establecer un rito para la inclusión en la Iglesia de parejas homosexuales.

Quienes quieren amarrar navajas se preguntan cómo responderá el Vaticano ante esta iniciativa, en apariencia contraria a la rígida disciplina eclesiástica en la materia.

El episcopado de Bélgica respondió que es sólo un “momento de oración” -ni siquiera una bendición y mucho menos un sacramento- y destinado a quienes quieren vivir en pareja, en relaciones duraderas y fieles. ¿Alguna objeción?

Querido Papa Francisco: De hecho, eres culpable!

Eres culpable de ser un hombre y no ser un ángel!

Eres culpable porque tienes la humildad de aceptar que te equivocas y pedir perdón. Pedir perdón por ti y por nosotros. Y eso para muchos es inadmisible.

Eres culpable porque quien deseaban que fuera un juez es un laico y eres un ejemplo y testimonio de misericordia.

Eres culpable porque abandonaste la tradición de vivir en palacios y elegir vivir en los medios de la gente.

Culpable porque dejaste la sede de San Juan de Letrán y elegiste la pobreza de las prisiones, los orfanatos, los asilos y las casas de recuperación de artículos.

Si eres culpable!

Dejaste de besar los pies » perfumados » de las eminencias y besas los pies » sucios » de convictos, mujeres, enfermos, de otras confesiones religiosas, de » diferentes «!

Eres condenado porque abriste las puertas a los » y porque ante temas dolorosos y pendientes respondes simplemente: » quién soy yo para juzgar?».

Eres condenado porque asumes tu fragilidad, pidiendo que recen por ti, cuando muchos exigen que seas dogmático, intolerante y rubricista.

Papa Francisco es culpable por tantos y tantos corazones llamados » infieles «, » excomulgados » e » impuros » han redescubierto la cara hermosa de Cristo ternura y misericordia.

Eres culpable porque » llamas las cosas por los nombres » y no te alteras de recordar a los obispos que no sean pastores de aeropuerto,

sino gente con «olor a oveja».

Culpable porque rompiste las páginas de la intolerancia, de los moralidad estériles y despiadados y nos ofreciste la belleza de la compasión, de la ternura

Eres culpable porque nos abrió no tanto los ojos, la inteligencia y la razón, pero sobre todo el corazón.

Eres culpable por querer llevar la cruz de la iglesia en vez de desviar la mirada, ser indiferente al dolor y a las lágrimas de los hombres de nuestro tiempo.

Eres culpable porque no soportas los atroces crímenes hechos en nombre de Dios y aquellos que hablan de Dios pero viven en su contra.

Culpable porque buscas la verdad y la justicia,

abrazadas por la misericordia, en lugar de silenciar, ocultar, minimizar o ignorar.

Eres culpable porque dejaste de querer una iglesia de privilegios y bombo, de glorias y puede mundanos y nos enseñas la fuerza del servicio, la riqueza del lava y la grandeza de la simplicidad.

Papa Francisco deja que te culpen de estos «crímenes». sabes que a tu lado son incontables eres hombres y mujeres que, como tú, no son ángeles, son frágiles, pecadores, esperando que Cristo nos mire a nosotros y a nosotros.

Sabes que contigo hay una gran procesión de corazones que por ti rezan cada instante, por ti darían su propia vida, te siguen como ovejas que confían en el pastor.

Fue Cristo quien te puso al timón de esta barca » que es la iglesia.

Es Cristo quien te dará las fuerzas para continuar ese camino de «culpabilidad» que tan bien hizo al mundo y a la iglesia.

Querido Papa Francisco gracias por ser culpable por la belleza de la iglesia soñada por Jesús.

RadioLuz-El Salvador

La pena de muerte

Pena de muerte
Pena de muerte

Francisco llama a la movilización «para lograr la abolición de la pena de muerte en todo el mundo»

«La sociedad puede reprimir eficazmente el crimen sin quitar definitivamente a quien lo cometió la posibilidad de redimirse»

«La pena capital no ofrece justicia a las víctimas, sino que fomenta la venganza. Y evita toda posibilidad de deshacer un posible error judicial»

«Recemos para que la pena de muerte, que atenta contra la inviolabilidad y dignidad de la persona, sea abolida en las leyes de todos los países del mundo»

Por Jesús Bastante

«El mandamiento «no matarás» se refiere tanto al inocente como al culpable. Por eso, pido a todas las personas de buena voluntad que se movilicen para lograr la abolición de la pena de muerte en todo el mundo». El Papa Francisco vuelve a reivindicar, en su ‘Vídeo del Papa’ para este mes de septiembre, la necesidad de acabar con la pena de muerte, que «no es necesaria» desde un punto de vista jurídico, y resulta «moralmente inadmisible».

En el vídeo, Bergoglio subraya cómo «cada día crece más en todo el mundo el NO a la pena de muerte. Para la Iglesia esto es un signo de esperanza». ¿Por qué? Porque, «desde un punto de vista jurídico, no es necesaria», dado que «la sociedad puede reprimir eficazmente el crimen sin quitar definitivamente a quien lo cometió la posibilidad de redimirse».

«Siempre, en toda condena, debe haber una ventana de esperanza», subraya el Papa, que añade que «la pena capital no ofrece justicia a las víctimas, sino que fomenta la venganza. Y evita toda posibilidad de deshacer un posible error judicial».

Derecho a vivir para el inocente, y para el culpable

Por otro lado, añade, «moralmente la pena de muerte es inadecuada, destruye el don más importante que hemos recibido: la vida. No olvidemos que, hasta el último momento, una persona puede convertirse y puede cambiar».

«Y a la luz del Evangelio, la pena de muerte es inadmisible. El mandamiento «no matarás» se refiere tanto al inocente como al culpable», concluye el Pontífice, quien invita a todas las personas de buena voluntad a una movilización global para su abolición. «Recemos para que la pena de muerte, que atenta contra la inviolabilidad y dignidad de la persona, sea abolida en las leyes de todos los países del mundo».

«Comité para el diálogo y la paz»

México propone al Vaticano crear un ‘Comité para el Diálogo y la Paz’ para acabar con la guerra en Ucrania

Formado por el Papa, el secretario general de la ONU y el primer ministro indio

El canciller mexicano presentó la propuesta a Sergei Lavrov
El canciller mexicano presentó la propuesta a Sergei Lavrov  Gobierno de México

“Muy grata conversación con el secretario de Estado de la Santa Sede, el Cardenal Pietro Parolin. Le compartí la propuesta de mediación y paz del presidente López Obrador”, informó el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón

La iniciativa de México para el Diálogo y la Paz en Ucrania plantea el establecimiento de un Consejo de Alto Nivel que pueda llevar los esfuerzos de mediación en los países en conflicto

 | RD/Agencias

El Gobierno de México presentó este viernes al Vaticano su plan para frenar el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. La propuesta de presidente Andrés Manuel López Obrador consiste en establecer un Comité para el Diálogo y la Paz, el cual estaría integrado por el primer ministro de la India, Narendra Modi; el Papa Francisco y el secretario general de la ONU, António Guterres.

“Muy grata conversación con el secretario de Estado de la Santa Sede, el Cardenal Pietro Parolin. Le compartí la propuesta de mediación y paz del presidente López Obrador”, informó el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón.

La iniciativa de México para el Diálogo y la Paz en Ucrania plantea el establecimiento de un Consejo de Alto Nivel que pueda llevar los esfuerzos de mediación en los países en conflicto.

“El objetivo de este Caucus sería servir como canal diplomático para comprometerse tanto con la Federación Rusa como con Ucrania, con miras a construir medidas de fomento de la confianza, disminuir las tensiones y negociar un alto el fuego que podría conducir a una tregua, abriendo así un camino para el diálogo hacia el objetivo fundamental de lograr un acuerdo de paz sostenible”, dice el documento presentado por Relaciones Exteriores.

“No es necesario decir que es más fácil decirlo que hacerlo. México es plenamente consciente de que la condición previa para que cualquier esfuerzo de mediación tenga éxito es la voluntad política de las partes y estamos conscientes de que las tensiones continúan en aumento”, agrega.

Las autoridades de México se mostraron convencidas de que es deber de todos los miembros de las Naciones Unidas agotar todos los esfuerzos diplomáticos para un acuerdo pacífico de los conflictos

“La indiferencia es inaceptable. Es precisamente en tiempos difíciles como estos cuando nuestra resistencia se pone a prueba”, dice la iniciativa.


“No podemos ni debemos ceder a la desesperación. Esta iniciativa está ahora a merced de la voluntad política de las partes. Esperamos que conduzca a un nuevo capítulo en este conflicto, regido por la diplomacia y el diálogo político, por el bien de los pueblos del mundo que continúan sufriendo el flagelo de la guerra y ante quienes siempre seremos responsables de nuestras acciones y de nuestras omisiones”, añade.

Ayer, el canciller Marcelo Ebrard llevó ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador para frenar la guerra entre Rusia y Ucrania.

En una intervención de 11 minutos, el diplomático mexicano afirmó que ante la parálisis del Consejo de Seguridad de la ONU, todos los países del mundo deben ofrecer un canal diplomático para la resolución de conflicto entre Rusia y Ucrania.

Día de los migrantes y refugiados

El Papa: Construir con migrantes y refugiados porque el futuro es hoy

Nuevo video con la participación del Papa en el marco de la campaña de comunicación promovida por la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, con motivo de la 108ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado. «Los jóvenes -subraya Francisco- deben ser los protagonistas del futuro».

Vatican News

«El futuro empieza hoy, empieza con nosotros. No podemos dejar la responsabilidad de las decisiones a las siguientes generaciones». Este es el mensaje del Papa Francisco en el vídeo de la campaña de comunicación promovida por la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de cara a la 108ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que se celebrará el domingo 25 de septiembre, y que se centra en el tema: «Construir el futuro con los migrantes y refugiados».

El Papa se pregunta qué decisiones hay que tomar ahora, y como respuesta hay algunos testimonios que subrayan la necesidad de acompañar a los jóvenes en el camino de las soluciones sostenibles. Acompañan a las palabras de Francisco los testimonios de dos jóvenes embajadores de Talitha Kum comprometidos en la lucha contra la trata de personas. Los dos jóvenes relatan el azote del fenómeno en Asia y cómo trabajan para ayudar a los necesitados, comprometiéndose así a construir un futuro mejor.

Para contribuir a la reflexión, puede enviar un breve vídeo o una foto con su respuesta a media@migrants-refugees.va o ir directamente a los medios sociales de la Sección M&R (https://migrants-refugees.va/es/). Para celebrar la GMMR, en la página dedicada a ello del sitio web se puede encontrar un kit en diferentes idiomas que contiene: consejos para la celebración Eucarística, oraciones, actividades para jóvenes y adultos y mucho más. La Sección de Migrantes y Refugiados estará encantada de recibir y publicar vídeos o fotografías del GMMR de las diferentes comunidades.

Día 25-Sep: Día del Migrante y del Refugiado

Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2022

Fuente: Observatorio Eclesial
El Vaticano publicó el 12 de mayo el Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2022 que se celebrará el domingo 25 de septiembre con el tema:

―Construir el futuro con los migrantes y los refugiados‖.

Construir el futuro con los migrantes y los refugiados significa reconocer y valorar lo que cada uno de ellos puede aportar al proceso de edificación‖, escribió el Papa. A continuación, el Mensaje del Papa Francisco por la Jornada Mundial del Migrante del Refugiado 2022: no tenemos aquí ab ajo una ciudad permanente, sino que buscamos la futura» (Hb 13,14).

Queridos hermanos y hermanas: El sentido último de nuestro viaje en este mundo es la búsqueda de la verdadera patria, el Reino de Dios inaugurado por Jesucristo, que encontrará su plena rea-lización cuando l vuelva en su gloria. Su Reino aún no se ha cumplido, pero ya está presente en aquellos que han acogido la salvación. El Reino de Dios está en nosotros. Aunque todavía sea escato-lógico, sea el futuro del mundo, de la humanidad, se encuentra al mismo tiempo en nosotros». [1]La ciudad futura es una ciudad de sólidos cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios (Hb 11,10). Su proyecto prevé una intensa obra de edificación, en la que todos debemos sentirnos comprometidos perso-nalmente.

Se trata de un trabajo minucioso de conver-sión personal y de transformación de la realidad, para que se adapte cada vez más al plan divino. Los dramas de la historia nos recuerdan cuán lejos es-tamos todavía de alcanzar nuestra meta, la Nueva Je-rusalén, morada de Dios entre los hombres (Ap 21,3). Pero no por eso debemos desanimarnos. A la luz de lo que hemos aprendido en las tribulaciones de los últimos tiempos, estamos llamados a renovar nuestro compromiso para la construcción de un futuro más acorde con el plan de Dios, de un mundo donde todos podamos vivir dignamente en paz. Pero nosotros, de acuerdo con la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva donde habitará la justicia (2 P 3,13).

La justicia es uno de los elementos constitutivos del Reino de Dios. En la búsqueda cotidiana de su voluntad, ésta debe edificar-se con paciencia, sacrificio y determinación, para que todos los que tienen hambre y sed de ella sean sacia-dos (cf. Mt 5,6). La justicia del Reino debe entenderse como la realiza-ción del orden divino, de su armonioso designio, según el cual, en Cristo muerto y resucitado, toda la creación vuelve a ser ―buena‖ y la humanidad ―muy buena‖ (cf. Gn 1,1-31). Sin embargo, para que reine esta maravi-llosa armonía, es necesario acoger la salvación de Cris-to, su Evangelio de amor, para que se eliminen las de-sigualdades y las discriminaciones del mundo presente. Nadie debe ser excluido. Su proyecto es esencialmente inclusivo y sitúa en el centro a los habitantes de las pe-riferias existenciales.

Entre ellos hay muchos migrantes y refugiados, desplazados y víctimas de la trata. Es con ellos que Dios quiere edificar su Reino, porque sin ellos no sería el Reino que Dios quiere. La inclusión de las personas más vulnerables es una condición necesaria para obtener la plena ciudadanía. De hecho, dice el Señor: Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me die-ron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver» (Mt 25,34-36).

Construir el futuro con los migrantes y los refugiados significa también reconocer y valorar lo que cada uno de ellos puede aportar al proceso de edificación. Me gusta ver este enfoque del fenómeno migratorio en una visión profética de Isaías, en la que los extranjeros no figuran como invasores y destructores, sino como trabajadores bien dispuestos que reconstruyen las murallas de la Nueva Jerusalén, la Jerusalén abierta a todos los pueblos (cf. Is 60,10-11).

En la misma profecía, la llegada de los extranjeros se presenta como fuente de enriquecimiento: Se volcarán sobre ti los tesoros del mar y las riquezas de las naciones llegarán hasta ti (60,5). De hecho, la historia nos enseña que la aportación de los migrantes y refugiados ha sido fundamental para el crecimiento social y eco-nómico de nuestras sociedades. Y lo sigue siendo también hoy. Su trabajo, su capacidad de sacrificio, su juventud y su entusiasmo enriquecen a las comunidades que los acogen.

Pero esta aportación podría ser mucho mayor si se valorara y se apoyara mediante programas específicos. Se trata de un enorme potencial, pronto a manifestarse, si se le ofrece la oportunidad. Los habitantes de la Nueva Jerusalén —sigue profeti-zando Isaías—mantienen siempre las puertas de la ciudad abiertas de par en par, para que puedan entrar los extranjeros con sus dones: «Tus puertas estarán siempre abiertas, no se cerrarán ni de día ni de noche, para que te traigan las riquezas de las naciones» (60,11). La presencia de los migrantes y los refugiados representa un enorme reto, pero también una oportunidad de crecimiento cultural y espiritual para todos. Gracias a ellos tenemos la oportunidad de conocer mejor el mundo y la belleza de su diversidad. Podemos madurar en humanidad y construir juntos un ―nosotros‖ más grande.

En la disponibilidad recíproca se generan espacios e confrontación fecunda entre visiones y tradiciones diferentes, que abren la mente a perspectivas nuevas. Descubrimos también la riqueza que encierran religiones y espiritualidades desconocidas para nosotros, y esto nos estimula a profundizar nuestras propias convicciones. En la Jerusalén de las gentes, el templo del Señor se embellece cada vez más gracias a las ofrendas que llegan de tierras extranjeras: En ti se congregarán todos los re-baños de Quedar, los carneros de Ne-baiot estarán a tu servicio: subirán como ofrenda aceptable sobre mi altar y yo glorificaré mi Casa gloriosa (60,7). En esta perspectiva, la llegada de migrantes y refugia-dos católicos ofrece energía nueva a la vida eclesial de las comunidades que los acogen. Ellos son a menudo portadores de dinámicas revitalizantes y animadores de celebraciones vibrantes.

Compartir expresiones de fe y devociones diferentes representa una ocasión privilegiada para vivir con mayor plenitud la catolicidad del pueblo de Dios. Queridos hermanos y hermanas, y especialmente uste-des, jóvenes, si queremos cooperar con nuestro Padre celestial en la construcción del futuro, hagámoslo junto con nuestros hermanos y hermanas migrantes y refugiados.

¡Construyámoslo hoy! Porque el futuro empieza hoy, y empieza por cada uno de nosotros. No podemos dejar a las próximas generaciones la responsabilidad de decisiones que es necesario tomar ahora, para que el proyecto de Dios sobre el mundo pueda realizarse y venga su Reino de justicia, de fraternidad y de paz.

Oración

Señor, haznos portadores de esperanza, para que donde haya oscuridad reine tu luz y donde haya resignación renazca la confianza en el futuro. Señor, haznos instrumentos de tu justicia para que donde haya exclusión florezca la fraternidad, donde haya codicia florezca la comunión. Señor, haznos constructores de tu reino junto con los migrantes, los refugiados, con todos los habitantes de las periferias. Señor, haz que aprendamos cuán bello es vivir como hermanos, hermanas. Amén.

Entrevista al obispo responsable del Departamento de Migraciones de la CEE

José Cobo: «En tiempos de crisis, el migrante siempre es un bote de humo para los discursos de odio»

José Cobo, obispo auxiliar de Madrid
José Cobo, obispo auxiliar de Madrid

«No se puede criminalizar la huida de gente inocente que huye. Ni con pequeños ni con macroCIEs. La migración irregular es un problema, pero los CIES no son la solución»

«A los cristianos, lo que nos une no es la ideología política, sino la fe y la dignidad de las personas, sobre todo en momentos de crisis»

«Debemos reconocer el derecho de la gente a salir de las guerras y las hambrunas»

Por Jesús Bastante

«Lo que nos une no es la ideología política, sino la fe y la dignidad de las personas, sobre todo en momento de crisis, no los discursos del odio». El obispo auxiliar de Madrid y responsable del Departamento de Migraciones de la CEE, José Cobo, admite, en una entrevista con RD de cara a la Jornada Mundial del Migrante y Refugiado, el temor de la Iglesia española ante el auge del odio al extranjero, «que pueda hacer mella y crecer, según como avance la crisis» porque, desgraciadamente, «el migrado siempre es un bote de humo para otras cosas».

El prelado, que mañana participa en una vigilia ante el CIE de Aluche, se muestra a favor de construir una auténtica sociedad de la acogida, que respete el derecho de todo hombre y mujer a «salir de las guerras y las hambrunas», y a no ser criminalizado por hacerlo, y valora, con matices, los avances en la reforma de la Ley de Extranjería.

Cobo también está a la espera de que, por fin, el Gobierno acceda a abrir corredores humanitarios en España y ve con esperanza, y trabajando en ello, la propuesta del Papa de ‘repoblar’ la España vaciada con familias provenientes de otros rincones. Porque la Iglesia es, más que ninguna otra institución, un hogar ‘global’. Hablamos con él.

José Cobo, durante el breafing en la sede de la CEE
José Cobo, durante el breafing en la sede de la CEE

¿Cuáles son los grandes retos de la migración en España?

Yo creo que ahora mismo está la herida primera, que es la acogida a los que llegan, y que conlleva el reconocimiento del derecho a migrar. La pregunta es cómo hacemos para que la sociedad reconozca el derecho de la gente a salir de las guerras y las hambrunas. Eso de fondo. Y, en el día a día, el desafío es ver qué tenemos en los pueblos, en las ciudades y en las comunidades cristianas, y cómo logramos incorporar a los migrados, activamente, a la vida de nuestros pueblos y parroquias.

En el mensaje para esta jornada alertabais de los discursos del odio al extranjero. ¿Están calando en la sociedad, en la política, en la Iglesia?

Tememos que, según la crisis vaya haciendo mella, el discurso del odio pueda ir creciendo. El migrado siempre es un bote de humo para otras cosas en estas circunstancias. Eso, que ya está, tememos que crezca. Nuestra misión es denunciarlo y, después, potenciar que tanto parroquias como comunidades cristianas tengan claro que lo que nos une no es la ideología política, sino la fe y la dignidad de las personas, siempre pero especialmente en momentos de crisis.

escupir odio
escupir odio guille

En la Iglesia, tenemos que darnos cuenta de que podemos hablar mucho de fraternidad, pero si no la estamos viviendo, nuestro discurso va a estar vacío. Allí donde hay cristianos, empecemos a vivir la fraternidad, que es posible. Tienen una riqueza que desconocemos.

Este sábado participas en la vigilia ante el CIE de Aluche. ¿Por qué el cierre de estos centros? 

La vigilia pretende visibilizar que hay una herida, y que no la hemos cubierto. Los CIE no son la solución para la migración irregular. Hay que buscar otras, y somos capaces de hacer otras. No se puede criminalizar la huida de gente inocente que escapa de la muerte, la guerra o el hambre, ni con pequeños ni con macro CIEs. La migración irregular es un problema, pero esto no es la solución.

Se han dado avances en la Ley de Extranjería…

La ley de Extranjería ha sido un paso, lento pero se avanza, y se agradece. Algunos pasos que se han dado son insuficientes: todo el tema de la capacitación del trabajo es fundamental para la acogida. Si defiendo la acogida y no facilito la regulación laboral, estamos creando migrantes pobres y marginados.

Ley de extranjería
Ley de extranjería

¿Algún avance en la petición al Gobierno para crear corredores humanitarios?

Esta sobre la mesa de negociación con el Ministerio y la Secretaría de Estado.Hemos presentado la propuesta varias veces, se nos han pedido informes de otros países, de otras experiencias. Hasta la presente no hemos tenido ninguna noticia. Espero que en este otoño podamos seguirlo potenciando, en un trabajo en común de la CEE, Confer, Sant Egidio y otros…

El Papa proponía la pasada semana la acogida a familias refugiadas como una posible solución para la España vaciada…

Estamos trabajando en ello. La plataforma la tenemos. Tenemos que poner de acuerdo a muchas voluntades: Administración, que en el territorio hay gente que facilite vivienda. Estamos intentando crear redes y ponerlos de acuerdo. El proyecto es una solución. No la mayoritaria, porque la ciudad sigue teniendo mucho peso en los deseos de los migrantes, pero sí una solución mediana, y una respuesta a muchos pueblos que van viendo que desaparece su población. A medio plazo, pretendemos crear una red y posibilitar una red donde se pongan de acuerdo territorio, ciudades, asociaciones, Ayuntamientos… Estamos trabajando en zonas de Guadalajara, Palencia y tal vez Ávila