Solidaridad con Perú

Perú: de la inestabilidad permanente a la movilización permanente

Por PEPE MEJÍA

La situación de inestabilidad política, económica y social son los motivos por los cuales la población en Perú -especialmente en los territorios del sur en donde operan las principales empresas transnacionales extractivistas- ha salido a las calles para movilizarse y exigir la dimisión de la Presidenta, Dina Boluarte, el cierre del Congreso y el adelanto de las elecciones generales. También se pide la convocatoria a una Asamblea Constituyente, que permita incluir todos los temas de la agenda indígena amazónica relacionados a la protección de los derechos colectivos de los pueblos indígenas.

La crisis política en Perú deja ya 40 muertos

El actual Congreso está dominado por actores y políticas de extremo racismo, extractivismo, privatismo, homofobia y recorte de los derechos humanos. La corrupción corroe los cimientos de este Congreso pero también en el Poder Judicial, Fiscalía y Tribunal Constitucional.

Las movilizaciones van en aumento y se extienden por todo el territorio peruano. El Gobierno responde con más represión. Hay alrededor de 600 heridos y decenas de personas fallecidas mientras ejercían su derecho a manifestarse.

No hay argumento ni justificación alguna para que las Fuerzas Armadas y policiales hayan respondido a una masiva protesta popular con disparos de bala, perdigones, canicas, bombas lacrimógenas al cuerpo. Este uso desproporcionado de la fuerza estatal contra población inerme es no solo indignante, inmoral, sino ilegal, y exige iniciar un juicio ante la Corte Penal Internacional por lesa humanidad a sus responsables directos en el ejecutivo, legislativo, jefes y subordinados militares y policiales; y los indirectos, que siguen azuzando una “guerra mediática” de falsedades en ciertos medios de difusión.

Urge que los gobiernos democráticos, y en particular el Gobierno español, se desmarquen de un gobierno que utiliza la represión y la muerte contra un pueblo desarmado. No podemos ser cómplices de la masacre de un pueblo