Protestas en Lima

Miles de personas piden la renuncia de Dina Boluarte en una multitudinaria protesta en Lima, Perú

Miles de personas han salido a las calles de la capital de Perú, Lima, para pedir la renuncia de la presidenta, Dina Boluarte, todo ello después de que en los últimos días hayan llegado a la ciudad decenas de caravanas de manifestantes procedentes de regiones de todo el país.

Protestas en Perú – Lucas Aguayo Araos/

Mes y medio después de que tuviera inicio el estallido social en el que se encuentra inmerso Perú y con un balance de fallecimientos que desde el 7 de diciembre rebasa la cifra de los 50 muertos, el paro nacional celebra una jornada de protestas marcada por el fuerte despliegue policial de las autoridades peruanas, con más de 11.000 agentes de seguridad en las calles de la capital.

Las autoridades del país han pedido calma a los manifestantes y han hecho un llamamiento para que expresen sus reclamos de manera pacífica. De hecho, la propia mandataria apeló el pasado lunes a los ciudadanos peruanos a llevar a cabo la ‘Toma de Lima’ «en paz».

Durante la jornada de este jueves se han registrado enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad en diversos puntos de la ciudad, así como la quema de mobiliario urbano, el cierre de parte del transporte público, y el lanzamiento por parte de la Policía de gases lacrimógenos en un esfuerzo por apaciguar los disturbios.

El Ministerio de Defensa, por su parte, ha lanzado una advertencia sobre posibles tomas a instituciones públicas y privadas como el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima o antenas de televisión

Crisis en el Perú

Crisis en el Perú: obispos abogan por la vía del diálogo y la no violencia

Se agudiza la crisis en el Perú

Por| ÁNGEL ALBERTO MORILLO

“Ni violencia ni desgobierno”, fue el llamado ante la difícil coyuntura de protestas en el país

Dos fallecidos – menores de edad – y más de 30 heridos es el saldo de las protestas que se han registrado en Andahuaylas, departamento de Apurímac, sur del Perú, cuando manifestantes tomaron el aeropuerto local para impedir lleguen los refuerzos policiales desde Lima.

Los manifestantes exigen adelanto de elecciones, disolución del Congreso y la liberación del depuesto Pedro Castillo. Aún cuando la presidenta Dina Boluarte anunció el adelanto de elecciones generales para 2024, esto no ha amainado el descontento de los seguidores de Castillo.

Desde la Conferencia de obispos de Perú se han solidarizado con los familiares de los fallecidos e hicieron un llamado a la serenidad a quienes protestan en diversas ciudades del país, pero que ejerzan “su derecho sin violencia”.

Asimismo han pedido a las fuerzas del orden “actuar en el marco de la Ley, velando por la integridad de las personas”.

Buscar la estabilidad política

Los prelados piden a las Instituciones del Perú buscar la estabilidad política, porque “no podemos darnos el lujo de un desgobierno en nuestra Patria”.

Tanto al poder ejecutivo como legislativo han pedido “preocuparse por la institucionalidad, el orden democrático, el debido proceso y el bien común de todos los peruanos, en especial, de los desprotegidos”.

“Nuestro país no debe continuar en la zozobra, el miedo y la incertidumbre. Necesitamos diálogo sincero, calmar los ánimos para proteger nuestra débil Democracia, conservar la institucionalidad y mantener la fraternidad de nuestro pueblo. La violencia no es la solución a la crisis ni a las diferencias”, han dicho.

Los cristianos iraníes

Los cristianos iraníes se suman a la revuelta y condenan la muerte de Mahsa Amini

Manifestación popular en Irán

En un comunicado condenan su muerte y la «sistemática opresión» de las mujeres. Piden «libertad e igualdad de derechos» para todos los iraníes

«Recordamos a todos nuestros compatriotas cristianos que debemos estar junto a los que no tienen voz y los oprimidos, defendiendo sus derechos como enseña la Biblia y el mismo Jesucristo con su vida»

Teherán intensifica la represión y hay cerca de 20 periodistas arrestados. Mientras tanto, la protesta supera las fronteras y cientos de mujeres se manifestaron en Qamishli, en la zona kurda de Siria

En la cárcel también se encuentran abogados y personalidades que están en primera fila en la lucha por la libertad de expresión, como Hossein Ronaghi, quien fue detenido el pasado fin de semana

Las manifestaciones populares, reprimidas en Irán, se están extendiendo a muchos países, no solo de Occidente sino también de la misma región de Oriente Medio, desde Turquía hasta Irak y Siria, donde hay una importante comunidad kurda

(AsiaNews).- Los cristianos iraníes se suman a la batalla por la verdad y la justicia por la muerte de Mahsa Amini, la joven de origen kurdo que murió debido a la violencia que sufrió cuando fue detenida por la policía moral. El hecho ha provocado horror e indignación y ha desencadenando una serie de protestas que ya superaron las fronteras de la República Islámica en la lucha por la libertad y los derechos contra la represión de los ayatolás -quienes respondieron a fuerza de balas y arrestos- con las mujeres en primera fila.

“Nosotros, Hamgaam Council of United Iranian Churches, Article18 y Pars Theological Centre, como parte de la comunidad cristiana iraní, declaramos nuestra solidaridad con la familia de Mahsa (Zina) Amini y apoyamos su demanda de justicia”, dice un comunicado difundido en estas horas. “Y como ciudadanos de nuestro país -continúa el documento- condenamos al unísono la opresión sistemática de las mujeres y la violación generalizada de los derechos humanos en Irán. Al mismo tiempo exigimos libertad, justicia e igualdad de derechos para todos los iraníes».

«Nosotros, Hamgaam Council of United Iranian Churches, Article18 y Pars Theological Centre, como parte de la comunidad cristiana iraní, declaramos nuestra solidaridad con la familia de Mahsa (Zina) Amini y apoyamos su demanda de justicia»

Los movimientos cristianos que firmaron la nota elogian «la valentía sin precedentes» que da origen a las manifestaciones y atacan la obligación del velo, al que definen como una «clara violación de los derechos humanos» y por ello debe ser cancelada «al igual que otras normas discriminatorias». “Estamos todos unidos -continúan- sin distinción de etnia, religión, idioma o credo, en esta lucha contra el dolor compartido por la injusticia, la opresión y la dictadura religiosa, así como por nuestra esperanza de vida, libertad e igualdad”.

En los últimos 43 años, desde la Revolución Islámica de 1979, muchísimas Mahsa Amini han encontrado la muerte “solo porque pensaban de manera diferente” y por eso “oramos por las familias de las víctimas, para que puedan encontrar la paz en Dios. Y recordamos -concluye la nota- a todos nuestros compatriotas cristianos que debemos estar junto a los que no tienen voz y los oprimidos, defendiendo sus derechos como enseña la Biblia y el mismo Jesucristo con su vida”.

Mientras tanto, Teherán refuerza su sistema represivo arrestando a numerosos activistas y periodistas y alimentando una batalla cada vez más dura contra los representantes de la sociedad civil. Desde la muerte de la joven kurda de 22 años, más de 20 periodistas han terminado en prisión, según el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), con sede en Washington.

En la cárcel también se encuentran abogados y personalidades que están en primera fila en la lucha por la libertad de expresión, como Hossein Ronaghi, quien fue detenido el pasado fin de semana. Continúan asimismo las interrupciones en la red de internet así como la restricción en el acceso a las redes sociales y aplicaciones de mensajería. “Atacando a los periodistas en un contexto general de violencia y restringiendo después el acceso a WhatsApp e Instagram -afirma en una nota Reporteros sin Fronteras (RSF)-, las autoridades iraníes envían un mensaje claro: no debe haber cobertura de las protestas”.

Las manifestaciones populares, reprimidas en Irán, se están extendiendo a muchos países, no solo de Occidente sino también de la misma región de Oriente Medio, desde Turquía hasta Irak y Siria, donde hay una importanto comunidad kurda. Ayer, cientos de mujeres marcharon en Qamishli, en el Kurdistán sirio, para denunciar la brutalidad de la policía moral, quemando hijabs y cortándose el pelo, gesto simbólico de la revuelta. “Apoyamos las protestas y los levantamientos en Irán”, afirmó Arwa al-Saleh, miembro de la ONG de derechos de las mujeres Kongra Star que promovió la protesta. “Gritamos -añadió- no a la injusticia, no a la opresión… Sí a los derechos para todas las mujeres”

¿Qué está pasando en ´Cuba?

¿Qué está pasando en Cuba? Las claves para entender las protestas contra el Gobierno
La escasez de alimentos y la falta de vacunas contra la covid están detrás de las manifestaciones en la isla
Cuba ha vivido este domingo las manifestaciones más grandes de las últimas décadas. Al grito de “Abajo la dictadura” o “Patria y vida”, remedo del eslogan oficial “Patria o muerte”, los cubanos se han echado a las calles para protestar contra la mezcla explosiva de la ausencia de alimentos y la falta de vacunas contra la covid. La crisis económica que sufre la isla desde hace años se ha visto agravada por la pandemia, que ha golpeado muy fuerte al sector turístico.
Estas son algunas de las claves que ayudan a entender cómo se ha generado el estallido, espoleado y amplificado en todo el mundo por las redes sociales, al que tendrá que hacer frente el presidente Miguel Díaz-Canel, heredero de Fidel y Raúl Castro, el primer dirigente en 62 años de régimen que no vivió la revolución:
¿Dónde surgen las protestas y qué piden los manifestantes? Cientos de cubanos empezaron a protestar el domingo en las localidades de San Antonio de los Baños, cerca de La Habana, y Palma Soriano, en Santiago, una chispa que después se extendió a todo el país. En principio, era una protesta por los largos apagones de electricidad y para exigir la vacunación contra la covid-19. Poco después, las demandas se convirtieron en gritos de “libertad” y exigencias de cambios políticos. Seguir leyendo