La Religión, tema central de campaña

Los Bolsonaro y la guerra sucia de los predicadores: la religión se convierte en el tema central de la campaña en Brasil

Jair Bolsonaro

La derecha brasileña trata de captar electores entre los evangelistas con el apoyo de los EEUU. Mientras tanto, Lula da Silva sostiene que «todas las iglesias tienen que ser defendidas por el Estado, pero las iglesias no deben tener partido».

Esta combinación de imágenes creada el 16 de agosto de 2022 muestra al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro y al candidato presidencial de la oposición Lula da Silva.                        

 MIGUEL SCHINCARIOL, MAURO PIMENTEL / AFP

Cuando restan 41 días para las elecciones que decidirán el destino de la tambaleante democracia brasileña Michelle Bolsonaro, la esposa del presidente Jair Bolsonaro, ganó protagonismo a caballo de un discurso religioso al extremo. O para decirlo sin rodeos, incendiario. Ella es la persona «más importante» de la campaña, dijo su marido, quien dedicó este fin de semana a reunirse con militares en la Academia de Agulhas Negras, en la que él se graduó hace cinco décadas, y a hacer proselitismo en la carretera Río de Janeiro-San Pablo, donde saludó a centenas de automovilistas a pesar del frío reinante.

Michelle y el presidente, que buscará ser reelegido el 2 de octubre, fueron los únicos oradores en el lanzamiento de la campaña, ante la mirada del candidato a vicepresidente, el bastante impopular general Walter Souza Braga Netto. 

Michelle Bolsonaro asegura que Lula da Silva encarna al demonio

La primera dama también hizo uso de la palabra en Juiz de Fora, donde hace cuatro años el entonces candidato Bolsonaro fue apuñalado un mes antes de los comicios. Enérgica proclamó que gracias a un milagro su esposo sobrevivió a la cuchillada de 2018 y ahora el «Señor» lo escogió para derrotar al «demonio» encarnado por el candidato opositor Luiz Inácio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores (PT).

De acuerdo con la última encuesta de la agencia Datafolha, conocida la semana pasada, Lula suma el 47% de las intenciones de voto frente al 32% de Bolsonaro con vistas a los comicios.

Activismo religioso

Ahora bien, en el segmento evangélico el favorito para el 2 de octubre es Bolsonaro, que suma 59% ante el 32 de Lula. Esos 27 puntos de ventaja son atribuidos a la irrupción de Michelle como la nueva estrella en los actos oficialistas y a la ofensiva llevada adelante por miles de pastores en cuyos sermones son propaladas fake news, como aquella que asegura que en caso de una victoria petista serán cerrados los templos.

«Acá pasará lo mismo que en los países comunistas» declaró una señora preocupada con la clausura de su iglesia. La mujer fue entrevistada por radio CBN, donde se publicó un informe sobre el activismo religioso el cual encendió una luz de alerta en el comando de campaña petista.

La Policía brasileña pide que se procese a Bolsonaro por desinformar sobre el coronavirus

Una de las voces cantantes de esta narrativa es la pastora Damares Alves, exministra de la Familia y una suerte de lugarteniente de la primera dama. Alves, que acusa a los gobiernos del PT de haber incentivado el consumo de crack en escuelas, es tenida como una de las puntas de lanza en Brasil del evangelismo sionista estadounidense.

«Fariseos»

En su primer acto de campaña masivo en San Pablo, el sábado pasado Lula le entró de lleno a la guerra sucia de los predicadores en pos de la reelección del excapitán del Ejército. «Yo, Luiz Inácio Lula da Silva, defiendo el Estado laico, el Estado no tiene que tener religión. Todas las iglesias tienen que ser defendidas por el Estado pero las iglesias no tienen que tener partido, las iglesias tienen que cuidar de la fe y no de candidaturas de falsos profetas y de fariseos que están engañando al pueblo».

Según trascendidos en el PT se redoblarán esfuerzos para reconquistar evangélicos aún conscientes de que parte de éstos no son incondicionales de la ultraderecha y ya le dieron el voto a Lula en sus campañas victoriosas de 2002 y 2006. Tal vez fue siguiendo esa premisa que el ex obrero metalúrgico, bien abrigado con un jersey negro para campear el frío paulista, recomendó llevar la pelea política dentro de los templos.

Lula promete bajar impuestos a los trabajadores y llama demonio a Bolsonaro en el lanzamiento oficial de su campaña

«Si frecuentamos la iglesia no tenemos que tener miedo de hablar de política. Si el pastor es serio lo respetamos, pero si está mintiendo, no. No se pueden decir mentiras en nombre de Dios ni aquí ni en ningún lugar del mundo». Unido a estos dichos de su líder, el PT anunció al Tribunal Superior Electoral que fueron creados canales en las redes sociales dirigidos específicamente al electorado protestante, lo cual está contemplado en la legislación.

Bautizo

Michelle Bolsonaro nació en 1982 al inicio de una década signada por el fin de la dictadura y el comienzo de una transición hacia la democracia bajo la tutela militar. No muchos recuerdan que fue en los años 80 cuando empezó a expandirse el fenómeno evangélico en el país que es, hasta hoy, es el que concentra el mayor numero de católicos en el mundo.

Antes de conocer al diputado Bolsonaro, para quien trabajó como secretaria, Michelle ya era evangélica. Y fue gracias a su influencia y de otras personas que el exmilitar (que no dejó de ser católico) se aproximó al movimiento, hasta ser bautizado 2016 en las aguas del Río Jordán por el pastor Everaldo Pereira.

Sueño panamericano

En los 90, cuando la joven Michelle de Paula Firmo comenzaba a aproximarse a los pastores y el obispo Edir Macedo embolsaba los primeros millones gracias a sus negocios mediáticos, la agencia estadounidense USAID fortalecía su estrategia en pro de la evangelización y por cambios en la conducta «electoral» de los brasileños, escribió el ex-miembro de ese organismo Lawrence Harrison.

EEUU promocionó el evangelismo en Brasil con el objetivo de cambiar la conducta electoral del país 

El «sueño panamericano» de Harrison, que es también el de la USAID y la CIA, comenzó a ganar terreno con lógica empresarial y pragmatismo protestante: la «Teología de la Prosperidad» hizo pie en favelas y barriadas populares ante el retroceso de la «Teología de la Liberación» del catolicismo de izquierda en cuyo seno nació el PT en 1980.

Si en los años 70 las iglesias de cuño protestante representaban menos del 5% de la población a fines de los 80 rozaban el 10% y en 2010 ascendieron al 22%. Dado que en 2020 el Gobierno suspendió el censo no hay cifras oficiales pero algunas agencias de opinión pública estiman que los electores son el 28% del padrón.

En suma, esta corriente confesional tiene una importancia electoral indiscutible, unida al peso legislativo de la Bancada de la Biblia, con unos 100 diputados, y la influencia ideológica ejercida por sus cadenas de televisión y radio entre las que se destaca el Grupo Récord, del obispo Macedo.

Michelle o Mi-Cheque

En 2018 la esposa de Bolsonaro no habría querido participar en la campaña debido a su timidez. Pero aquel rubor que le causaban las cámaras fue superado poco a poco, con sucesivas apariciones en mensajes de fin de año por cadena de radio y televisión e intervenciones en actos protocolares en el Palacio del Planalto.

El matrimonio Bolsonaro estuvo asesorado por Steve Bannon, exjefe de campaña de Donald Trump

Posiblemente la desenvoltura con que habla en las manifestaciones oficialistas sea producto de algún coach contratado por el millonario equipo de publicidad del bolsonarismo, que en su momento tuvo la asesoría del estadounidense Steve Bannon, el exjefe de campaña de Donald Trump.

En la medida que Michelle fue teniendo más importancia en la campaña y su voz ganó peso dentro del «clan» familiar del que son parte los hijos del mandatario, comenzaron a conocerse más detalles de sus ambiciones de poder. Por ejemplo, sobre cómo hizo valer su influencia para que el pastor André Mendonca sea elegido como el primer evangélico en el Supremo Tribunal Federal.

Sea cual sea el resultado de la votación marcada para dentro de 41 días, la primera dama ya hizo pie en el campo político de la ultraderecha con un caudal de popularidad que le permitirían ser electa senadora por Brasilia. Claro que este capital tiene sus inconvenientes. Si antes Michelle no era blanco preferencial de la oposición ni de la prensa, ahora es un personaje que está en la mira.

Esto implica la posibilidad de que vuelvan a la luz, quizá en la campaña, dos cheques a nombre de ella emitidos por Fabrizio Queiroz, un policía retirado vinculado a las «milicias» de Río de Janeiro que trabajó durante años para el diputado Bolsonaro. Esa relación turbia del bolsonarismo con las «milicias» siempre es recordada en el PT, en especial por el diputado federal Paulo Pimenta, a quien además le gusta reemplazar el nombre Michelle por el apodo «Mi-Cheque».

Congreso Líderes Mundiales de las Religiones

Francisco en Kazajistán y los cuatro mandamientos de las religiones hoy: la paz, los pobres, los migrantes y la ecología

El Papa abre el Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales en Kazajistán“La libertad religiosa es un derecho fundamental, primario e inalienable”, clama el pontífice

El papa Francisco en el Congreso de las Religiones en Kazajistán

Viaje de Francisco a Kazajistán (13-15 septiembre 2022) – Programa de la visita

Francisco ha presentado hoy ante los principales líderes confesionales del planeta lo que vendría a ser una guía práctica para que las religiones respondan a su misión en el contexto del mundo postpandémico del siglo XXI, o lo que es lo mismo “nuestro rol en el desarrollo espiritual y social de la humanidad durante el período pospandémico.


Así lo compartió durante su intervención en la la ceremonia de apertura del “VII Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales” que se celebra hasta mañana en el Palacio de la Independencia en Nursultán.

Artesanos de comunión

Francisco defendió que las religiones están llamadas a “hacerse cargo de la humanidad en todas sus dimensiones, volviéndose artesanos de comunión, testigos de una colaboración que supere los cercos de las propias pertenencias comunes, étnicas, nacionales y religiosas”.

Desde Kazajistán, el Papa dibujó cuatro grandes desafíos para que la fe transite una “nueva ruta del encuentro basada en las relaciones humanas”: la lucha contra la pobreza, la defensa de la paz, la apuesta por la fraternidad humana y el cuidado de la Casa Común. De alguna manera, Francisco vino a compartir los ejes fundamentales de su pontificado con un guiño constante al país anfitrión de la cumbre, puesto que usó como hilo conductor algunas de las reflexiones de Abay Kunanbayev, el gran poeta fundador de la literatura kazaja.

Itinerario de sanación

Al reivindicar el papel de los credos como protectores de los pobres, no hizo un canto al asistencialismo, sino que instó a los líderes religiosos a forjar “un itinerario de sanación para nuestra sociedad”.  “Seamos conciencias proféticas y valientes, hagámonos prójimos a todos, pero especialmente a los tantos olvidados de hoy, a los marginados, a los sectores más débiles y pobres de la sociedad, a aquellos que sufren a escondidas y en silencio”, clamó el Papa ante cristianos, musulmanes, judíos, budistas…

“El mayor factor de riesgo de nuestro tiempo sigue siendo la pobreza”, expuso sin titubear, alertando de sus consecuencias directas: “Mientras sigan haciendo estragos la desigualdad y las injusticias, no cesarán virus peores que el Covid: los del odio, la violencia y el terrorismo”.

Sin vacunas

Al paso denunció cómo todavía hoy las vacunas no han llegado a los países en vías de desarrollo: “¡Cuántos, todavía hoy, no tienen fácil acceder las vacunas!”, comentó.

En relación al reto para las religiones como constructoras de paz, y con la invasión de Ucrania de fondo, el pontífice argentino expresó que es necesario “una sacudida” por parte de los líderes religiosos para reafirmar que “Dios es paz y lleva siempre a la paz, nunca a la guerra” con el fin de que “nunca más el Omnipotente se vuelva a rehén de la voluntad de poder humano”.

Concepciones reductivas

En palabras que parecían dirigidas al posicionamiento de Kirill en defensa de los planes de guerra de Putin, lanzó la siguiente reflexión: “Purifiquémonos de la presunción de sentirnos justos y de no tener nada que aprender de los demás; liberémonos de esas concepciones reductivas y ruinosas que ofenden el nombre de Dios”.

Además, alertó de cómo las confesiones pueden dejarse llevar “por medio de la rigidez, los extremismos y los fundamentalismos” hasta profanar el nombre de Dios “a través del odio, el fanatismo y el terrorismo, desfigurando también la imagen del hombre”.

Cultura del descarte

A partir de ahí, el Obispo de Roma desarrollo su tercera vía en esta hoja de ruta confesional deteniéndose en la urgencia de la defensa de la vida a través de lo que presentó como la “acogida fraterna”. “Cada día bebés que están por nacer, migrantes y ancianos son descartados”, entonó el Papa, convencido de que “todo ser humano es sagrado”.

Aquí compartió la que es otra de las líneas general de su pontificado: la dignidad del migrante y los cuatro verbos que la hacen posible: acoger, proteger, promover e integrar. Partiendo de la base de que vivimos en “un mundo globalizado” que vive un “gran éxodo”.

Soluciones compartidas

Así, reclamó “soluciones compartidas y amplitud de miras”. “Es más fácil sospechar del extranjero, acusarlo y condenarlo antes que conocerlo y entenderlo”, añadió. Para ello, instó a los presentes a redescubrir “el arte de la hospitalidad, de la acogida, de la compasión”. “Y aprendamos también a avergonzarnos; sí, para experimentar esa sana vergüenza que nace de la piedad por el hombre que sufre, de la conmoción y del asombro por su condición, por su destino, de cual nos sentimos partícipes”, añadió justo después.

Francisco cerró su intervención con ese cuarto pilar a modo de objetivo para las confesiones que es la ecología integral, el cuidado de la Casa Común. “Frente a los cambios climáticos es necesario protegerla, para que no sea soportado a las lógicas de las ganancias, hasta preservada para las generaciones futuras, para alabanza del Creador”, compartió en voz alta.

Mentalidad de la explotación

En este sentido, denunció “la deforestación, el comercio ilegal de animales vivos, los criaderos intensivos” como parte de la que bautizó como “la mentalidad de la explotación que arrasa la casa que habitamos”.

Como premisa fundamental para hacer esto posible, el pontífice argentino defendió la libertad religiosa como “una condición esencial para un desarrollo verdaderamente humano e integral”.

Derecho primario

Aterrizando todavía más, “la libertad religiosa es un derecho fundamental, primario e inalienable, que es necesario promover en todas partes y que no puede limitarse únicamente a la libertad de culto”. A partir de ahí, completó que “es un derecho de toda persona dando testimonio público de la propia fe; proponerlo sin imponerlo nunca”.

Jorge Mario Bergoglio condenó el hecho de “relegar a la esfera de lo privado el credo” porque priva “a la sociedad de una riqueza inmensa” , frente al favorecimiento público de “los ambientes donde se respira una respetuosa convivencia de las diversidades religiosas, étnicas y culturales”.

Fuera el adoctrinamiento

El Papa defendió este derecho en doble dirección: reivindicándolo ante los poderes políticos frente a cualquier decisión dictatorial, pero también ante los líderes religiosos para huir de toda imposición. “Es la buena práctica del anuncio, diferente de proselitismo y adoctrinamiento, de los que todos están llamados para mantener distancia”, apostilló.

Echando la vista atrás a Kazajistán como antigua república soviética, recordó cómo “en este lugar es bien conocida la herencia del ateísmo de Estado, impuesto por decenios, es mentalidad opresora y sofocante por lo que el simple uso de la palabra ‘religión” resultaba incómodo’”. “En realidad, las religiones no son un problema, sino parte de la solución para una convivencia más armoniosa”, añadió.

De musulmanes a ortodoxos

Después del Papa Francisco, tomó la palabra el  Gran Imán de Al-Azhar, la otra gran estrella de la cumbre religiosa, como líder del islam moderado. Por su parte, en nombre de los ortodoxos rusos, en ausencia de Kirill, tomó la palabra el patriarca Anthony. El líder ortodoxo, pasando de puntillas por la guerra de Ucrania, simplemente condenó todo “extremismo” y “fundamentalismo” en nombre de la religión.

El Papa en Kazajistán

Francisco en Kazajistán: Vengo para amplificar el grito de tantos que imploran la paz

El Santo Padre pronunció un amplio discurso durante su encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el Cuerpo Diplomático en el marco de su 38º Viaje Apostólico. Es una «peregrinación de paz», como él mismo la definió después del Ángelus del domingo 11 de septiembre.

Sebastián Sansón Ferrari – Vatican News

El dombra, un instrumento musical de Kazajistán, un emblema cultural y uno de los símbolos más importantes del país, es el elemento que Francisco eligió para articular su mensaje a las autoridades, la sociedad civil y el Cuerpo Diplomático, su primera alocución pública durante su “peregrinación de paz” a la nación asiática. El encuentro se realizó este martes 13 de septiembre en el Qazaq Concert Hall, un centro para las artes escénicas.

Francisco expresó su agradecimiento al Presidente de la República, Kasim-Yomart Tokaev, por las palabras que le dirigió. 

Escucha y descarga el informe de Radio Vaticana

“Estoy honrado de estar aquí con ustedes, en esta tierra tan extensa como antigua, a la que vengo como peregrino de paz, en busca de diálogo y unidad”, afirmó el Santo Padre. “Nuestro mundo lo necesita con urgencia, necesita volver a encontrar la armonía”, insistió, como ya lo había exteriorizado después de rezar el Ángelus del domingo 11 de septiembre en la Plaza de San Pedro. Según Bergoglio, la armonía en el país puede estar bien representada por el dombra.

El dombra, símbolo de continuidad

Francisco confesó que, preparándose para el viaje, descubrió que algunos modelos del dombra ya se utilizaban en la época medieval y que este, a lo largo de los siglos, acompañó con música los relatos de sagas y obras poéticas, uniendo el pasado y el presente. Este instrumento “acompasa por tanto la memoria del país, y evoca así la importancia, frente a los rápidos cambios económicos y sociales en curso, de no descuidar los vínculos con la vida de quienes nos han precedido, también por medio de esas tradiciones que permiten atesorar el pasado y valorar cuanto se ha recibido como herencia”. En este sentido, el Papa destacó la “hermosa costumbre” extendida de hornear, el viernes por la mañana, siete panes en honor de los antepasados.

Tras las huellas de Juan Pablo II

Para el Sucesor de Pedro, la memoria de Kazajistán, que el Papa Wojtyla al viajar definió como “tierra de mártires y creyentes, tierra de deportados y héroes, tierra de pensadores y artistas” en su discurso durante la ceremonia de bienvenida, “lleva impresa una gloriosa historia de cultura, humanidad y sufrimiento”, declaró Francisco.

“¿Cómo no recordar, en particular, los campos de prisioneros y las deportaciones en masa que han visto a tantas poblaciones oprimidas en las ciudades y en las vastas estepas de estas regiones? Pero los kazajos no se dejaron cautivar por esos atropellos; y de la memoria de la reclusión floreció la atención por la inclusión.”

Bergoglio auguró “que, en esta tierra, transitada desde la antigüedad por grandes movimientos de pueblos, el recuerdo del sufrimiento y de las pruebas experimentadas sea un bagaje indispensable para encaminarse hacia el futuro poniendo en primer lugar la dignidad del hombre, de todo hombre, y de todo grupo étnico, social y religioso”.

13/09/2022

Un puente entre Europa y Asia 

Una vez más, citando a su predecesor, Juan Pablo II, Francisco reconoció que «sobre todo, resuenan en el país las notas de dos almas, la asiática y la europea, que tienen una permanente «misión de conexión entre dos continentes», como había dicho el Papa Wotjyla en su discurso a los jóvenes el 23 de septiembre de 2001. «Las cuerdas del dombra, subrayó el Sucesor de Pedro, resuenan habitualmente junto a otros instrumentos de arco típicos de estos lugares».

“La armonía madura y crece en el conjunto, en la coralidad que hace armoniosa la vida social. «La fuente del éxito es la unidad», recita un hermoso proverbio local. Si eso vale en todas partes, aquí de modo particular. Alrededor de ciento cincuenta grupos étnicos y más de ochenta lenguas presentes en el país, con historias, tradiciones culturales y religiosas variadas, componen una sinfonía extraordinaria y hacen de Kazajistán un taller multiétnico, multicultural y multirreligioso único, revelando su vocación peculiar, la de ser país del encuentro.”

El rol de las religiones en la construcción de paz 

El Papa está en Kazajistán para subrayar la importancia y la urgencia de este aspecto, al que las religiones están llamadas a contribuir de modo particular, enfatizó el Sumo Pontífice, y, por ello, tiene el honor de participar en el séptimo Congreso de Líderes de las Religiones Mundiales y Tradicionales. «Oportunamente, evocó Bergoglio, la Constitución de Kazajistán, al definirlo laico, prevé la libertad de religión y de credo».

“Una laicidad sana, que reconozca el rol valioso e insustituible de la religión y se contraponga el extremismo que la corroe, representa una condición esencial para el trato equitativo de cada ciudadano, además de favorecer el sentido de pertenencia al país por parte de todos sus elementos étnicos, lingüísticos, culturales y religiosos. Las religiones, en efecto, mientras desarrollan el rol insustituible de buscar y dar testimonio del Absoluto, necesitan la libertad de expresión. Y, por tanto, la libertad religiosa constituye el mejor cauce para la convivencia civil.”

La tutela de la libertad, aspiración inscripta en el corazón de todo hombre 

El Santo Padre expresó su aprecio por la afirmación del valor de la vida humana mediante la abolición de la pena de muerte, «en nombre del derecho de todo ser humano a la esperanza». «Junto a eso, es importante garantizar la libertad de pensamiento, de conciencia y de expresión, para dar espacio al rol único y equitativo que cada uno ocupa en el conjunto».

Recapitulando el símbolo del dombra, Francisco reflexionó que en este punto el instrumento puede ser de estímulo, porque es principalmente un instrumento musical popular y, en cuanto tal, comunica la belleza de conservar el genio y la vivacidad de un pueblo. Como acotó el Sucesor de Pedro, «eso es lo que se confía en primer lugar a las autoridades civiles, primeras responsables en la promoción del bien común, y se realiza de modo especial en el apoyo a la democracia, que constituye la forma más adecuada para que el poder se traduzca en servicio a favor de todo el pueblo y no sólo de unos pocos». En esa línea, el Papa admitió su conocimiento del proceso de democratización, dirigido a reforzar las competencias del Parlamento y de las Autoridades locales y, en términos más generales, una mayor distribución del poder. Bergoglio lo calificó como «un camino meritorio y exigente que, ciertamente, no es breve y que requiere proseguir hacia la meta sin volverse atrás». «En efecto, la confianza en quien gobierna aumenta cuando las promesas no terminan siendo instrumentales, sino que se cumplen efectivamente», indicó. 

El papel de la democracia

Hablando sobre la democracia, el Papa resaltó la importancia de que la democracia y la modernización confluyan en un servicio concreto al pueblo, con una buena política de escucha a la gente y respuesta a su necesidades, de respuestas a sus necesidades legítimas, de una constante implicación de la sociedad civil y de las organizaciones no gubernamentales y humanitarias, con una atención particular respecto a los trabajadores, los jóvenes y los sectores más débiles. También bregó por la urgencia de implementar medidas para luchar contra la corrupción, puntualizando que esto es algo que todos los países del mundo necesitan.

Kazajistán, encrucijada de importantes intersecciones geopolíticas

El Sucesor de Pedro remarcó el «rol fundamental» del país en la atenuación de conflictos y recordó que Juan Pablo II viajó a Kazajistán después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, mientras que Francisco se encuentra en el país mientras está en curso «la insensata y trágica guerra originada por la invasión de Ucrania, mientras otros enfrentamientos y amenazas de conflictos ponen en peligro nuestra época». 

Francisco aludió a «la cada vez más apremiante la necesidad de extender el compromiso diplomático en favor del diálogo y del encuentro, porque el problema de algunos es hoy problema de todos, y quien ostenta más poder en el mundo tiene más responsabilidad respecto a los demás, especialmente a los países más expuestos a las crisis causadas por la lógica del conflicto».

Es la hora de evitar la intensificación de las rivalidades

Según el Pontífice, se necesitan líderes que, a nivel internacional, «permitan a los pueblos entenderse y dialogar, y generen un nuevo “espíritu de Helsinki”, la voluntad de reforzar el multilateralismo, de construir un mundo más estable y pacífico pensando en las nuevas generaciones. Y para hacer esto es necesario la comprensión, la paciencia y el diálogo con todos. Repito, con todos».

“Pensando precisamente en el compromiso global por la paz, expreso mi gran estima por la renuncia a los armamentos nucleares que este país ha emprendido con decisión; así como por el desarrollo de políticas energéticas y ambientales centradas en la descarbonización y la inversión en fuentes renovables, que la Exposición internacional de cinco años atrás puso de relieve.”

LEA TAMBIÉN

Cardenal Marengo: La visita del Papa a Kazajistán, un paso hacia la reconciliación

Cardenal Marengo: La visita del Papa a Kazajistán, un paso hacia la reconciliación

La Santa Sede está cerca de ustedes en este itinerario

Hacia el final de su extenso mensaje, el Obispo de Roma se detuvo en la cercanía de la Santa Sede con la República de Kazajistán:  el Santo Padre dijo que «inmediatamente después de la independencia del país, hace treinta años, se establecieron las relaciones diplomáticas, y estoy contento de visitar el país en la proximidad de este aniversario. Aseguro que los católicos, presentes en Asia central desde tiempos antiguos, desean seguir testimoniando el espíritu de apertura y diálogo respetuoso que distingue esta tierra».

Gratitud por la acogida

El Pontífice agradeció el recibimiento dispensado, «que revela su bien conocido sentido de hospitalidad, además de tener la oportunidad de vivir estos días de diálogo fraterno junto a los líderes de muchas religiones».

“Que el Altísimo bendiga la vocación de paz y unidad de Kazajistán, país del encuentro.”

«A ustedes, que tienen la responsabilidad prioritaria del bien común, y a cada uno de los habitantes de este país, les expreso mi alegría por estar aquí y la voluntad de acompañar con la oración y la cercanía todo esfuerzo por un futuro próspero y armonioso de este gran país. Raqmét! [¡Gracias!] ¡Que Dios bendiga Kazajistán!», concluyó.

Las palabras del Presidente de la República

Antes del discurso del Papa Francisco, el mandatario se dirigió al Pontífice en un saludo en kazajo e inglés, en el que le compartió su sincera gratitud por la presencia en el país y por haber aceptado la invitación, agregando que hoy es un día histórico para Kazajistán. 

También le confió que prestan especial atención a este viaje, con la convicción de que la reunión de hoy elevará la cooperación en diversos campos a un nuevo nivel.

El Presidente también admitió el interés de escuchar el discurso pastoral del Papa.

El Papa Francisco en Kazajistán

Los ‘recados’ que deja Francisco desde Kazajistán a los gobiernos del mundo

Foto de familia del Congreso de Líderes Religiosos
Foto de familia del Congreso de Líderes Religiosos

«Las religiones no son un problema, sino parte de la solución para una convivencia más armoniosa»

«Es la hora de dejar sólo a los libros de historia los discursos que, por demasiado tiempo, aquí y en otros sitios, han inculcado sospechas y desprecio respecto a la religión»

«Este estilo político realmente democrático es la respuesta más eficaz a posibles extremismos, personalismos y populismos»

Por José Lorenzo

Era un encuentro de líderes de las religiones mundiales, pero, «en los tiempos oscuros que vivimos», como los calificó, en medio de «insensata y trágica guerra» en Ucrania, estaba claro que Francisco no olvidaría tampoco la ‘cuestión política’, entre otras cosas, porque la interrelación entre el cielo y la tierra sigue causando distorsiones interesadas que generan violencia.

Estas son las diez claves que pueden resumir los ‘recados’ que el Papa dejó desde un país cuyo sistema de integración plurirreligioso y multiétnico alabó en varias ocasiones, avisos para que los dirigente políticos mundiales, en un momento también de crisis de las democracias, no sirvan a otros intereses que a los del bien común de la humanidad y el cuidado de la Creación.

1.- «Yo llego aquí mientras está en curso la insensata y trágica guerra originada por la invasión de Ucrania, mientras otros enfrentamientos y amenazas de conflictos ponen en peligro nuestra época. Vengo para amplificar el grito de tantos que imploran la paz, camino de desarrollo esencial para nuestro mundo globalizado. Y la paz es esto, una vía de desarrollo esencial para nuestro mundo globalizado«.

Francisco, y el presidente de Kazajistán
Francisco, y el presidente de Kazajistán

2.- «Las religiones no son un problema, sino parte de la solución para una convivencia más armoniosa. La búsqueda de la trascendencia y el valor sagrado de la fraternidad pueden, en efecto, inspirar e iluminar las decisiones a tomar en el contexto de las crisis geopolíticas, sociales, económicas y ecológicas —pero, en la raíz, espirituales— que atraviesan muchas instituciones en la actualidad, también las democracias, poniendo en peligro la seguridad y la concordia entre los pueblos».

3.- «Es la hora de dejar sólo a los libros de historia los discursos que, por demasiado tiempo, aquí y en otros sitios, han inculcado sospechas y desprecio respecto a la religión, como si fuera un factor de desestabilización de la sociedad moderna. En este lugar es bien conocida la herencia del ateísmo de Estado, impuesto por decenios, esa mentalidad opresora y sofocante por la cual el simple uso de la palabra ‘religión’ era incómodo»

4.- «La libertad religiosa es un derecho fundamental, primario e inalienable, que es necesario promover en todas partes y que no puede limitarse únicamente a la libertad de culto. De hecho, es un derecho de toda persona dar testimonio público de la propia fe; proponerla sin imponerla nunca».

El imán de Al-Azhar saluda al Papa
El imán de Al-Azhar saluda al Papa Vatican Media

5.- «Es necesario —en todas partes— que la democracia y la modernización no se queden sólo en palabras, sino que confluyan en un servicio concreto al pueblo (…) Este estilo político realmente democrático es la respuesta más eficaz a posibles extremismos, personalismos y populismos, que amenazan la estabilidad y el bienestar de los pueblos».

6.- «Necesitamos líderes que, a nivel internacional, permitan a los pueblos entenderse y dialogar, y generen un nuevo ‘espíritu de Helsinki’, la voluntad de reforzar el multilateralismo, de construir un mundo más estable y pacífico pensando en las nuevas generaciones. Y para hacer esto es necesario la comprensión, la paciencia y el diálogo con todos. Repito, con todos».

7.-«El peso de la locura insensata de la guerra. Hay demasiado odio y divisiones, demasiada falta de diálogo y de comprensión del otro; esto, en el mundo globalizado, resulta aún más peligroso y escandaloso. No podemos salir adelante conectados y separados, vinculados y desgarrados por tanta desigualdad».

Papa, en Kazajistán
Papa, en Kazajistán

8.- «Cada vez es más apremiante la necesidad de extender el compromiso diplomático en favor del diálogo y del encuentro, porque el problema de algunos es hoy problema de todos, y quien ostenta más poder en el mundo tiene más responsabilidad respecto a los demás, especialmente a los países más expuestos a las crisis causadas por la lógica del conflicto. Esto es a lo que se debería mirar, no sólo a los intereses que redundan en beneficio propio».

9.- «Es precisamente la indigencia la que permite que se propaguen las epidemias y otros grandes males que prosperan en el ámbito de las necesidades y las desigualdades. El mayor factor de riesgo de nuestro tiempo sigue siendo la pobreza».

10.- «Que se mire el bien del ser humano más que a los objetivos estratégicos y económicos, más que a los intereses nacionales, energéticos y militares, antes de tomar decisiones importantes».

El Papa más feminista

Se evitarían conflictos «que llevan a la muerte» con más mujeres en el poder

El Papa Francisco asegura que «hay que implicar más a la mujer porque la mujer cuida y da vida al mundo porque es camino hacia la paz».

El Papa en un discurso en Kazajistán en el Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales.

Feminismo

El feminismo sigue siendo uno de los pilares de la labor del Papa Francisco. Si en el pasado ya denunció la «esclavitud de la mujer» por no tener las mismas oportunidades que el hombre, en esta ocasión ha asegurado que el mundo iría mejor y no tendría tantas guerras si hubiera más mujeres en el poder. 

Para el Papa Francisco, se evitarían «decisiones que llevan a la muerte» con más mujeres en el centro de las decisiones y al frente de cargos con mayor responsabilidad.

Así lo ha asegurado el Papa en un discurso en Kazajistán para la clausura del VI Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales. En él, pidió que se les confíen roles de responsabilidad mayor y se fomente su participación en la vida pública y política. 

[El Papa pide a los jóvenes comer «menos carne» para ayudar a «salvar el medio ambiente»]

«La mujer cuida y es camino de paz»

«Hay que implicar mayormente a la mujer. Porque la mujer cuida y da vida al mundo, es camino hacia la paz. Por eso apoyamos la necesidad de proteger su dignidad y de mejorar su estatus social como miembro de la familia y de la sociedad con los mismos derechos», ha opinado el Papa. 

«También a las mujeres se les han de confiar roles y responsabilidades mayores. ¡Cuántas opciones que conllevan muerte se evitarían si las mujeres estuvieran en el centro de las decisiones! Comprometámonos para que sean más respetadas, reconocidas e incluidas», agregó.

En su discurso, donde volvió a pedir el fin de la guerra en Ucrania, también se refirió al importante papel de los jóvenes «como mensajes de la paz y de unidad del hoy y del mañana». 

«Ellos son los que, más que otros, invocan la paz y el respeto por la casa común de la creación. En cambio, las lógicas de dominio y de explotación, el acaparamiento de los recursos, los nacionalismos, las guerras y las zonas de influencia trazan un mundo viejo, que los jóvenes rechazan, un mundo cerrado a sus sueños y a sus esperanzas», ha afirmado el Papa. 

Y añadió que «también, religiosidades rígidas y sofocantes no pertenecen al futuro, sino al pasado. Pensando en las nuevas generaciones, se ha afirmado aquí la importancia de la instrucción, que refuerza la acogida recíproca y la convivencia respetuosa entre las religiones y las culturas

Cuando Dios crea, salva. El primer acto

Cuestiones importantes

La lectura a fondo de este evangelio plantea cuestiones muy importantes para el ser humano, porque la salvación es el “único” problema serio en la vida, ya que somos mortales y pecadores.

Sin embargo las preguntas importantes del momento   actual no son, seguramente, ni la salvación, ni la muerte, ni el pecado (el mal).

La preocupación por la salvación definitiva, por lo que pudiera venir después de la muerte era importante en el tiempo de Jesús y en los cristianos, al menos hasta nuestros días; pero hoy en día, no lo es. Vivimos acelerados, preocupados por muchas cosas y quizá lo que interese sea solamente tratar de vivir bien.

Quizás el problema actual entre nosotros no es que no se crea en una religión, sino que no se cree en ninguna ni en nada. O de otra manera, hay muchas cuestiones importantes que nos resbalan: la ética, el bien y el mal, qué es la libertad, que es la persona, qué sentido tiene la vida, qué nos cabe esperar, etc.

Sin embargo, -y aunque pueda resultar fuerte- tampoco tiene mucha gracia pasar de manos de la comadrona a manos del enterrador sin enterarnos y con unos euros y un móvil, que es lo que tenemos hoy en día.

¿Y qué es la salvación?

No es fácil describir qué pueda ser la salvación.

Quizás podamos acercarnos a lo que sea la salvación desde los problemas que vivimos. Los grandes problemas que hemos de afrontar el ser humano son la ley, el pecado-culpabilidad, la muerte.

Quizás la salvación sea vernos liberados del peso de la ley, de la culpabilidad del pecado y de la muerte.

¿Cómo, cuándo y dónde acontecer esta realidad salvífica? No lo sabemos: permanezcamos en una docta ignorantia, en una sabia confianza en Dios.

Esperanza en la vida (y en la muerte).

El primer acto salvífico de Dios es la creación. Cuando Dios crea, salva. No es que Dios cree y luego veremos a ver qué pasa, y según pase, veré cómo os trato, porque tengo preparado un infierno espléndido.

Dios nos hace para la vida (salvación). Dios quiere que todos los hombres se salven (vivan) y lleguen a vivir en verdad. (1Tim 2,4-5).

La afirmación bíblica es de grueso calado:

o Dios quiere que vivamos (que nos salvemos). Es decir: Dios crea y quiere la vida. Nuestro Dios es un Dios de vivos y no de muertos, (Lc 20,38). El Dios de JesuCristo es de vida y salvación, no de muerte y condenación.

o Dios quiere que vivamos todos. Es decir, la voluntad de Dios no es que unos se salven y otros no, que un pueblo (Israel) se salve y otro, no. Ni tan siquiera pone condiciones morales: los buenos viven, los pecadores, no.

La mesa, el banquete está abierto a todos: salid a los caminos e invitad a todos. Dios nos quiere a todos.

JesuCristo es vida y salvación.

    Ningún ser humano tiene fuerza ni capacidad para salvarse a sí mismo. JesuCristo es la puerta de salvación, la amplia puerta de la misericordia.

    La puerta estrecha es una metáfora popular, no un peaje. En todo caso la puerta es JesuCristo y JesuCristo es misericordia.

    En la reciente biografía (2021) de José M Guibert sobre S Fco Javier recuerda el autor cómo en tiempos de Javier, (s XVI) no se había llegado a que la salvación se acerca al ser humano dentro y fuera de la Iglesia, en el cristianismo y en otras religiones. Tendrán que pasar algunos siglos para que lleguemos a pesar en los “cristianos anónimos” (K Rahner), a pensar que los seres humanos llegamos a la salvación no por nuestros méritos, sino por los de Cristo y para toda la humanidad. Dios puede salvar a todos los seres de modos y maneras que a nosotros se nos escapan.

    Nuestro futuro está en manos de Dios y Dios es más grande y mejor que todo el entramado eclesiástico. Tengamos cuidado no sea que lo que salva el evangelio lo condena la moral.

¿Cómo vivir y cómo morir?

Respecto al “más allá”, vivamos tres breves pero decisivas anotaciones-actitudes:

Todos -todos- vivimos y morimos en la misericordia de Dios, (absténganse eclesiásticos terminales de hacer interpretaciones ultramontanas).

Quedémonos en la esperanza de los salmos místicos y la Sabiduría:

Salmo 16 No abandonará mi vida en el sheol (muerte), no dejarás a tu fiel amigo conocer la fosa (corrupción / muerte).

Salmo 49 Dios rescatará mi vida (me llevará consigo) de las garras del sheol (abismo) y me llevará consigo.

Sabiduría 3,1    Nuestra vida está en manos del Señor

Que nuestra actitud final en este tramo de la vida sea como la de Cristo: en tus manos, Padre, encomiendo mi vida, (Lc 23,46).

Pensemos que todos, absolutamente todos morimos en la misericordia de Dios.

El que escribió el salmo 50, era muy consciente de las situaciones de muerte, de tristeza y abatimiento. Por eso pide al Señor:

Devuélveme la alegría de la salvación y de la vida.

Mes de la Biblia -2

¿Dejó dios una ley?

Tablas

¿Y si la única razón por la que aquellas palabras están escritas en forma de ley es por el uso de un género literario en los libros que las contienen?

Beto Vargas

Todos conocemos los 10 mandamientos. Quizá no las dos versiones bíblicas, pero seguramente sí la versión catequética de la iglesia: Amar a dios sobre todas las cosas, no jurar su santo nombre en vano, santificar las fiestas… que es una lista adaptada por el catolicismo con fines pedagógicos en los creyentes, pero también para ahorrarse algunas explicaciones referentes a las versiones originales. Los mandamientos hacen parte de los códigos legales del pentateuco. Pentateuco es la palabra griega para decir “cinco rollos” que es una forma muy práctica de llamar a los 5 primeros libros de la biblia, pero no es una forma bastante acertada. Quizá sea mejor la forma hebrea: Torah que significa “ley” pero también “instrucción” o “indicación”, un mejor nombre, aunque incompleto, porque si bien lo más grueso que se encuentra en los primeros cinco libros de la biblia sean leyes, artículos con instrucciones, sanciones o sentencias; también hay una serie de historias y sagas personales que le dan un contexto narrativo fundamental a esas leyes: De dónde venimos los seres humanos, las cosas que vemos, algunas cosas que nos pasan o que hacemos, y de dónde viene el pueblo de Israel, y por qué ese pueblo es el destinatario de esas palabras, de esas leyes.

Hay varios códigos en el pentateuco, con distintas temáticas y distintas implicaciones. Esos códigos son un intento por regular la forma como este pueblo vive, se relaciona, produce, se defiende, se comporta, y también la forma como se deben manejar los casos cuando una persona o grupo de personas viva, se relacione, produzca, se defienda o se comporte contrario a esa regulación. Es una especie de mezcla entre una constitución política, un código penal, un código civil y un manual de urbanidad, todo propuesto desde una perspectiva religiosa. Estos códigos, con sus mandamientos, han sido la base de buena parte de la moral de la tradición judeocristiana, de una parte de sus liturgias o sus jerarquías, y especialmente el DECÁLOGO o listado de los “10 mandamientos” ha sido una de las bases de la expresión cultural de las religiones que surgieron de esa tradición, en forma de valores y principios.

A los católicos se nos enseñan los “10 mandamientos” como la LEY de dios. Lo que automáticamente le imprime a la divinidad una connotación jurídica. Le pone en un rol que tiene que ver con abogados, fiscales, pruebas, acusaciones, absoluciones, condenas, penas, y lo único que parece no haber en ese relato cristiano sobre el juicio es apelación. En adelante la religión se convierte en una forma de evitar que el juicio sea desfavorable. Creemos para evitar ser condenados. Creemos para salvarnos, que en el contexto de este lenguaje significa: que hagamos los méritos suficientes para ser declarados “no culpables” en el juicio. Hay toda una construcción religiosa, milenaria en el catolicismo, alrededor de esta idea. Pero ¿Y si la única razón por la que aquellas palabras están escritas en forma de ley es por el uso de un género literario en los libros que las contienen? ¿Sí los autores de los textos se valieron de los códigos como un recurso de escritura que nosotros convertimos luego en un contenido y una verdad? ¿Y si lo más importante de esas palabras no era la forma en la que están escritas (como “mandamientos”) sino lo que significaron en la cultura y la espiritualidad de quienes recibieron estos textos originalmente?. 

Hoy conocemos ampliamente los tratados de vasallaje de Mesopotamia y el Medio Oriente Antiguo. Son una especie de contratos que firmaban los grandes imperios con los pequeños pueblos que dominaban y anexaban a su territorio. Como todo contrato hasta nuestros días establece una relación entre dos o más partes, define de qué se trata esa relación, detalla las obligaciones de cada una de las partes, y describe cuáles son los beneficios que conlleva esa relación y cuáles son las posibles consecuencias en caso de llegar a incumplir el acuerdo. Son documentos muy bien conservados, que pueden verse en algunos museos. Son joyas de la arqueología que tienen asombrosas similitudes de forma con muchos de los contratos que hoy en día usamos en la cotidianidad para rentar un lugar de vivienda, trabajar en una organización o establecer una relación comercial. Pues bien, es conocido por los biblistas que los códigos de los libros del Éxodo, Levítico, Números o Deuteronomio, tienen la forma exacta de los tratados de vasallaje de los pueblos de la época. Es más, algunos de los contenidos expuestos en esos códigos tienen importantes similitudes con las leyes de grandes imperios – son conocidas las coincidencias con el Código de Hammurabi, pero no son las únicas – y manejan casos parecidos con parecidas formas de resolverlos. La genialidad de Israel no es el formato, y en algunas cosas no es el contenido, pero sí es la perspectiva.

En términos muy simples, podemos decir que los autores del pentateuco descargaron los formatos disponibles para hacer un contrato, un tratado, un pacto, y en el lugar del “contratante” pusieron a Yhwh, y en el del “contratado” a Israel, y usando las partes del tratado escribieron la relación de alianza que el pueblo hacía con su dios en los términos de las legislaciones de la época. Por eso encontramos leyes, bendiciones, maldiciones, indicaciones pormenorizadas y casos ejemplarizantes. Algunas de las leyes, que ya eran comprensiones importantes de varias culturas las dejaron casi como las encontraron, con leves adaptaciones desde su lealtad a Yhwh: temas como el asesinato, el robo, el poner en peligro la vida de otro al mentir en su contra, o ciertas formas de trabajo. Lo que es absolutamente genuino es la perspectiva, el para qué de sus indicaciones. Israel quiere asegurarse de sostener una forma de vida que está orientada en la protección de los vulnerables y en la garantía de vida para los desposeídos. Esa forma de vida está completamente ligada a su concepción de dios, pues Yhwh es el dios del éxodo, el dios de la liberación de la esclavitud, el dios de la búsqueda de una tierra que no niegue sus frutos. Esa visión de dios implica una manera distinta de hacer la sociedad. Implica una manera distinta de ser pueblo, que debe ser preservada y asegurada. Un pueblo con esa visión de sociedad no se puede extinguir, porque con ellos se desvanecería el ideal que tienen, y que representa una superación de todas las injusticias que sufrieron en su pasado de acuerdo con los relatos que le dan contexto a sus leyes. Si ese pueblo tiene una muy particular forma de practicar su religión, de administrar la comida, de establecer familia, de vestirse o cultivar, y la han convertido en una pormenorizada normativa que hoy es parte esencial de la biblia cristiana, es porque ese pueblo se sabe depositario de una propuesta que los supera y de la que la humanidad no debe perderse (por ti serán benditas todas las naciones). Una propuesta que apunta a que nunca jamás un ser humano sea maltratado por el poder de otro, y un dios que hace de esa causa toda su razón de ser. Yhwh, el dios que ES, es el Yhwh de los huérfanos, las viudas, los migrantes y los pobres. Y esa perspectiva es lo fundamental del Pentateuco, no el formato en el que fueron escritas las maneras concretas de entender ese propósito, o de asegurar su supervivencia.

Los grandes maestros de las ciencias bíblicas en el cristianismo – católico y protestante – tienen claridad sobre la importancia de los géneros literarios a la hora de comprender y enseñar las escrituras. El magisterio de la Iglesia enseña que se debe prestar especial atención a estos géneros, porque literalizarlos y olvidar su función narrativa puede hacer que perdamos el foco de lo esencial de la revelación bíblica y por tanto, que desperdiciemos lo más sagrado de lo que la biblia contiene. Esa claridad y esa enseñanza ha faltado a la hora de comprender y enseñar los códigos del pentateuco y especialmente los mandamientos, que siguen presentándose como una expresión legal de la voluntad de dios, aún cuando Jesús no hizo énfasis en ellos, no son el centro de su mensaje sobre dios, y en los escasos pasajes en los que comenta el decálogo siempre invita a superarlo, a ir más allá de la legislación para convertir el amor en la esencia de la vida y de la religión, y recupera de manera radical la insistencia en la perspectiva, en que todo comportamiento relacionado con dios tiene sentido únicamente cuando nace de la cercanía y el interés genuino por quien sufre, por quien carece, por quien ha sido despojado o excluído. Y cuando usa la metáfora de dios como juez, común en su época y que hacía parte del imaginario judío sobre dios, ese juez siempre tiene como medida la compasión, la bondad con quien atraviesa la dificultad, la misericordia con quien tiene abiertas las heridas de su propia fragilidad. Otro dios. Ese que nos muestra que lo opuesto a la salvación no es la condenación, sino la desigualdad, la indiferencia, la esterilidad de una vida sin entrega, sin donación.

Salvar el planeta

¿Puede la fe cristiana ayudar a salvar el planeta? Para Francisco, sí

“El fenómeno del cambio climático se ha convertido en una emergencia que ya no queda al margen de la sociedad”

Ha hablado de ello en innumerables ocasiones durante su pontificado, dando en Laudato si’, incluso, una hoja de ruta para ocuparse del medio ambiente desde la fe. Y, hoy, el Papa ha vuelto a subrayar que la fe cristiana “ofrece una contribución particular” a la lucha contra el cambio climático. Así lo ha afirmado en su mensaje a los participantes en la conferencia promovida por la Pontificia Academia de Ciencias sobre el tema ‘Resiliencia de las Personas y los Ecosistemas bajo el Estrés Climático’, que se desarrolla en Casina Pio IV los días 13 y 14 de julio. 2022.sociedad”, ha señalado Francisco, quien considera que “hoy en día nos enfrentamos a dos desafíos: disminuir los riesgos climáticos mediante la reducción de emisiones y ayudar y permitir que las personas se adapten a los cambios climáticos que empeoran progresivamente”.

“Estos desafíos”, continúa en el mensaje, “nos llaman a pensar en un enfoque multidimensional para proteger tanto a las personas como a nuestro planeta“. Algo sobre lo que la fe tiene mucho que decir, ya que pone en su visión a Dios como creador de la Casa Común y al hombre como su guardián.

Gratitud por la creación

“Cada uno de nosotros debe preguntarse qué tipo de mundo queremos para nosotros y para los que vendrán después de nosotros”, ha instado el Papa. Una pregunta cuya respuesta pasa, inexorablemente, por una “conversión ecológica”, y que “exige un cambio de mentalidad y un compromiso de trabajar por la resiliencia de las personas y los ecosistemas en los que viven”.

“Esta conversión tiene tres elementos espirituales importantes que les ofrecería para su consideración”, ha señalado el Papa: “La primera implica la gratitud por el don amoroso y generoso de Dios de la creación. El segundo llama a reconocer que estamos unidos en una comunión universal entre nosotros y con el resto de las criaturas del mundo. El tercero implica abordar los problemas ambientales no como individuos aislados sino en solidaridad como comunidad”.

En este sentido, Francisco ha afirmado que “se necesitan esfuerzos valientes, cooperativos y con visión de futuro entre los líderes religiosos, políticos, sociales y culturales a nivel local, nacional e internacional para encontrar soluciones concretas a los graves y crecientes problemas que enfrentamos”. Y es que “al trabajar juntos, los hombres y mujeres de buena voluntad pueden abordar la escala y la complejidad de los problemas que tenemos ante nosotros, proteger a la familia humana y el regalo de Dios de la creación de los extremos climáticos y fomentar los bienes de la justicia y la paz”.

LA BUENA NOTICIA DEL DOMINGO-18º-C

¿Sabios o insensatos?

Nuestra sociedad juzga sabio o inteligente a quien es capaz de acumular mucho dinero y de tener mucho poder y riquezas.

El Evangelio tiene un concepto distinto de sabiduría y de saber vivir con inteligencia. Hoy seguimos pensando como aquel rico del Evangelio: la «buena vida» depende de lo que tengamos. Esta es la gran verdad de nuestro mundo: nos creamos sociedades desarrolladas y solo somos unos insensatos, crueles e inhumanos que dejamos en la miseria a millones de seres humanos.

Somos responsables por nuestra injusticia y nuestra indiferencia. ¿Qué somos, sabios o insensatos? ¿Dónde está la verdadera sabiduría?

Lectura de la Palabra

Lucas 12, 13-21

Lo que has acumulado, ¿de quién será?En aquel tiempo, dijo uno del público a Jesús: «Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia.»

Él le contestó: «Hombre, ¿quién me ha nombrado juez o árbitro entre vosotros?»

Y dijo a la gente: «Mirad: guardaos de toda clase de codicia. Pues, aunque uno ande

sobrado, su vida no depende de sus bienes.»

Y les propuso una parábola: «Un hombre rico tuvo una gran cosecha. Y empezó a echar cálculos:

¿Qué haré? No tengo donde almacenar la cosecha.»

Y se dijo: «Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros más grandes, y almacenaré allí todo el grano y el resto de mi cosecha. Y entonces me diré a mí mismo: hombre, tienes bienes acumulados para muchos años; túmbate, come, bebe y date buena vida.»

Pero Dios le dijo: «Necio, esta noche te van a exigir la vida. Lo que has acumulado, ¿de quién será? »

Así será el que amasa riquezas para sí y no es rico ante Dios.»

Comentario a la Palabra

LUCIDEZ DE JESÚS

Uno de los rasgos más llamativos en la predicación de Jesús es la lucidez con que ha sabido desenmascarar el poder alienante y deshumanizador que se encierra en las riquezas.

La visión de Jesús no es la de un moralista que se preocupa de saber cómo adquirimos nuestros bienes y cómo los usamos. El riesgo de quien vive disfrutando de sus riquezas es olvidar su condición de hijo de un Dios Padre y hermano de todos.

De ahí su grito de alerta: «No podéis servir a Dios y al Dinero». No podemos ser fieles a un Dios Padre que busca justicia, solidaridad y fraternidad para todos, y al mismo tiempo vivir pendientes de nuestros bienes y riquezas.

El dinero puede dar poder, fama, prestigio, seguridad, bienestar… pero, en la medida en que esclaviza a la persona, la cierra a Dios Padre, le hace olvidar su condición de hermano y la lleva a romper la solidaridad con los otros. Dios no puede reinar en la vida de quien está dominado por el dinero.

La raíz profunda está en que las riquezas despiertan en nosotros el deseo insaciable de tener siempre más. Y entonces crece en la persona la necesidad de acumular, capitalizar y poseer siempre más y más. Jesús considera como una verdadera locura la vida de aquellos terratenientes de Palestina, obsesionados por almacenar sus cosechas en graneros cada vez más grandes. Es una insensatez consagrar las mejores energías y esfuerzos en adquirir y acumular riquezas.

Cuando, al final, Dios se acerca al rico para recoger su vida, se pone de manifiesto que la ha malgastado. Su vida carece de contenido y valor. «Necio…». «Así es el que amasa riquezas para sí y no es rico ante Dios».

Un día, el pensamiento cristiano descubrirá con una lucidez que hoy no tenemos la profunda contradicción que hay entre el espíritu que anima al capitalismo y el que anima el proyecto de vida querido por Jesús. Esta contradicción no se resuelve ni con la profesión de fe de quienes viven con espíritu capitalista ni con toda la beneficencia que puedan hacer con sus ganancias.

José Antonio Pagola

Testigos de la palabra

El 4 de agosto de 1979, en la soledad de su Getsemaní, el Padre Alirio Macías: Quedó extendido sobre el presbiterio, cuando tres hombres le ametrallaron en el templo parroquial de San Esteban Catarina, entre el altar y la sacristía77. Respecto a su muerte, Mons. Rivera dijo: Cayó, como caen los profetas: entre el vestíbulo y el altar78. Mons. Romero, por su parte, afirmó: Cuando uno muere, como han muerto los sacerdotes, con ideales del reino de los cielos, como está tendido hoy el querido padre Macías, allá en San Esteban Catarina, uno piensa: Estos son los caminos que hay que seguir. Mueren, pero siguen viviendo79. Fue, por tanto, una muerte carente de sentido ideada por los dueños del anti reino en su oscuro plan de acabar con el Reino.

ORACION DESDE LA PALABRA

¡Guárdame de toda codicia, Señor!

¡Que no sea necio, Señor!

Líbrame de creer que nuestras luces artificiales

son más brillantes que tu sol.

Hazme comprender que mi abrazo definitivo contigo

supera con creces todos los valores del mundo,

por muy maravillosos que estos sean,

y no hay duda de que los son.

Ayúdame a comprender que el tesoro que me tienes reservado

merece la pena ser buscado y adquirido…

Porque después de pisar tu tierra y andar tus mismos caminos

quiero confirmarte una vez más, Señor,

que ya no puedo vivir sin ti…