Francisco, un Papa discutido


ALGUNOS “CATÓLICOS PRACTICANTES” CALIFICAN AL PAPA DE COMUNISTA Y DE REPRESENTANTE DEL DIABLO EN LA TIERRA»

El director de La Razón y católico practicante reconocido, Francisco Marhuenda, calificaba al pontífice de «Un Papa antiespañol», mostrándose convencido de que, en el cónclave que lo eligió, «el Espíritu Santo se confundió, y los cardenales eligieron un candidato catastrófico»

 Eduardo Inda, fue, incluso, un paso más allá: «Este Papa comunista es el anti-Papa, el representante del diablo en la Tierra»

 Estos señores que presumen de católicos ignoran que la Biblia condena el trabajo que no es honrado o que perjudica a otras personas de algún modo (Levítico 19:11,13; Romanos 13:10). Ser un buen trabajador beneficia a otras personas y permite tener “una buena conciencia” (1 Pedro 3:16).

 Un país que quiere edificarse en la mentira y la corrupción está abocado al fracaso total. El crecimiento debe basarse en el trabajo honrado, la formación, dar oportunidad a los jóvenes… Regresar, en definitiva, a las raíces y los valores.  La cultura del sacrificio y ganarse el pan cada día con el esfuerzo tiene que volver.

Los mecanismos del Estado Capitalista buscan evitar a toda costa que se exprese la voluntad de las mayorías y que decida siempre la clase explotadora.

Díaz y el Papa comparten una visión bastante cercana sobre el mundo del trabajo y la economía. De hecho, en la encíclica Fratelli Tutti pueden leerse algunos pasajes aplicables al modo de entender el empleo de la ministra de Trabajo. Francisco se ha interesado también por la situación en la que se encuentra la reforma laboral en España —el entorno de Díaz señaló tras la reunión que “está muy avanzada”—,

Para Weber la existencia del capitalismo representa el conducto de decisiones de la actividad de los seres humanos. La lucha por ser mejor, no por la existencia misma, sino por obtener más, es lo que origina la competencia. Por esta competencia de conseguir más, se deriva en lucha de seres humanos: “El cálculo de capital en su estructura formalmente más perfecta supone, por eso, la lucha de los hombres unos contra otros”

Según  Weber, entonces, en el capitalismo económico racional, no hay lugar para la moralidad caritativa ya que el ser humano caritativo no es un ser humano competitivo, y porque el ser humano competitivo es el principal agente en la gestión económica. En este escenario, es claro que el altruismo tampoco tiene espacio en el racionalismo económico del capitalismo moderno.

Para Weber, la particulares normas del capitalismo son rígidas y sin posibilidad de excepciones. En la idea del capitalismo racional que explica Weber, no hay lugar para posturas humanistas. Esta falta de posturas humanistas hace que se llegue, las más de las veces, a posturas irracionales donde el ser humano termina siendo solo una pieza tecnificada y sin humanidad (cual cosa), cuya utilidad se limita a la consecución de mayor riqueza para la gran máquina capitalista económicamente racional: (Weber, Economía y sociedad…) “(…) el capitalismo (…) lo que necesita es un derecho con el que se pueda contar lo mismo que con una maquina (…) La creación de semejante derecho se consiguió al aliarse el Estado moderno a los juristas, para imponer sus ambiciones de poder.

Weber se interesó por estos efectos sobre los individuos, los «engranajes de la máquina». El capitalismo, que había prometido una utopía tecnológica centrada en el individuo, había creado en su lugar una sociedad dominada por el trabajo y el dinero, supervisada por una burocracia inflexible. Esta sociedad rígida no solo oprime al individuo, sino que lo deshumaniza, al hacer que se sienta a merced de un sistema lógico, pero sin alma.

Devolver a la persona al centro de la vida económica y social es la mejor vacuna contra el economicismo imperante, contra los diferentes populismos o el neoliberalismo individualista e ingenuo que pone toda su confianza en la autorregulación del mercado.

  Afirma el papa Francisco  (FRATELLI TUTTI) “Destrozar la autoestima de alguien es una manera fácil de dominarlo. Detrás de estas tendencias que buscan homogeneizar el mundo, afloran intereses de poder que se benefician del bajo aprecio de sí, al tiempo que, a través de los medios y de las redes se intenta crear una nueva cultura al servicio de los más poderosos.”

El mensaje del papa Francisco es un toque de atención a las conciencias de los habitantes de los países donde llegan los inmigrantes.

El papa invita a reflexionar cuando pregunta: «¿No es tal vez el deseo de cada uno de ellos el de mejorar las propias condiciones de vida y el de obtener un honesto y legítimo bienestar para compartir con las personas que aman?”

Francisco explica que para los católicos «en la acogida del extranjero (…) se abren las puertas a Dios y en el rostro del otro se manifiestan los rasgos de Jesucristo».

Hoy en día es esclavo el hombre que está atado por su propia libertad cuando no sabe para qué le sirve. Porque la libertad no es un valor en sí, sino un valor en el que debe construirse la propia persona. Decía Goethe: “nadie  es más esclavo que quien se considera libre sin serlo”. Y no hay servidumbre más vergonzosa que la voluntaria.

Hay algunas personas que piensan que lo importante es cuánto dinero se gana. Esa manera de pensar, junto con el deseo de ganar dinero rápido, ha hecho que algunas personas se metan en negocios sucios o hasta participen en actividades ilegales.

La pandemia de COVID-19 y las medidas para controlar la transmisión del virus interrumpió abruptamente el movimiento de personas que caracteriza a nuestro mundo interconectado. Las consecuencias son enormes para los migrantes, que dependen del trabajo lejos de sus hogares para mantenerse a sí mismos, sus familias y sus comunidades. Muchos de ellos se encuentran ahora en condiciones que los ponen en mayor riesgo de contraer la COVID-19. Con esta crisis, se ha desatado la «globalización de la indiferencia» y a veces de la violencia, con un odio contra los más vulnerables, contra los migrantes, contra las poblaciones discriminadas y, muy a menudo, contra las mujeres.

Los valores de nuestro mundo actual nos han ido colonizando y los hemos ido asumiendo, hasta el punto de considerarlos propios y hegemónicos de la humanidad. El resultado de todo esto ha sido una generación de ciudadanos acríticos, poco reflexivos, dóciles consumidores, competitivos y trabajadores tecnócrata

La reforma laboral esperada

La Iglesia avala la reforma laboral pactada por Gobierno, empresarios y sindicatos

Yolanda Díaz y representantes de sindicatos y CEOE, juntos
Yolanda Díaz y representantes de sindicatos y CEOE, juntos

«Es un hecho muy positivo que Gobierno, organizaciones empresariales y sindicales hayan recuperado con fuerza el diálogo social que ya ha dado resultados muy importantes en diversos acuerdos»

Los obispos abogan por «la defensa del trabajo digno y la dignidad del trabajo» para que «el trabajo sea humano»

La CEE pide «eliminar las desigualdades en las relaciones laborales, a acabar con la temporalidad, la precariedad y la inseguridad laboral, a reforzar la negociación colectiva en condiciones justas y eliminar las desigualdades que deterioran las condiciones laborales de muchos trabajadores y trabajadoras»

23.12.2021 Jesús Bastante

Un pacto histórico. Gobierno y agentes sociales (empresarios y sindicatos) han aprobado, por unanimidad, la reforma laboral. Un acuerdo que gusta a todos… incluso, a la Iglesia. «Es un hecho muy positivo que Gobierno, organizaciones empresariales y sindicales hayan recuperado con fuerza el diálogo social que ya ha dado resultados muy importantes en diversos acuerdos», constata, en una nota, el Departamento de Pastoral del Trabajo de la Conferencia Episcopal.

«En el diálogo sobre la reforma laboral es también deseable que se llegue a un acuerdo que supere los intereses particulares. Pero que, sobre todo, se deje guiar por la defensa del trabajo digno y la dignidad del trabajo, para que avancemos en que el trabajo sea un elemento central en la configuración de la economía, para que esta tenga un “rostro humano”, como tanto insiste el papa Francisco», apunta la nota, firmada por el obispo responsable, el titular de Osma-Soria, Abilio Martínez.

Dignidad del trabajo

«Esto es lo que está en juego en la reforma laboral en nuestro país», añade la nota, que apunta, siguiendo la doctrina social de la Iglesia y el magisterio tanto de Francisco como de Juan Pablo II, que «la legislación laboral tiene como objetivo fundamental colaborar a que se respete la dignidad del trabajo y que se realice en condiciones dignas, en definitiva, que el trabajo “sea humano”».

«Esta es la reforma que se necesita; no obstante, tampoco se puede olvidar que el principal problema laboral es la falta de trabajo que afecta a millones de personas, especialmente jóvenes, por lo cual habrá de facilitar a las empresas la creación de empleo y el acceso a un trabajo digno a tantas personas que ven con incertidumbre su futuro», continúa la nota.

La reforma laboral

La reforma laboral centra el encuentro entre Yolanda Díaz y el Papa Francisco 

La vicepresidenta segunda del Gobierno y el Papa han abordado también la importancia de acabar con la precariedad laboral y el fomento del empleo digno 

Francisco y Yolanda Díaz

El Papa recibe en el Vaticano a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. EFE/EPA/VATICAN MEDIA HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES 

eHan hablado sobre la reforma laboral en España, la importancia de terminar con la precariedad y del fomento del trabajo digno. La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, se ha reunido este sábado en el Vaticano con el Papa Francisco en un encuentro que la también titular de trabajo ha valorado como «muy emocionante». «Construir un mundo más solidario y más justo solo es posible con diálogo entre diferentes en favor del bien común», ha expresado. 

La reunión, que se ha celebrado en el palacio apostólico del Vaticano, ha durado unos 40 minutos en los que, según fuentes cercanas a la vicepresidenta, Díaz y el Papa compartieron la idea de que el empleo debe tener derechos y ser de calidad y que las democracias más sanas son las que tienen trabajo robustos. Además, la responsable de Trabajo ha trasladado a Francisco las medidas que el Gobierno de coalición ha puesto en marcha para atajar el problema del paro. 

En este sentido, ha comentado al pontífice cómo, a pesar de la pandemia y de que los números todavía no son buenos, las cifras son mejores de las que había con el anterior Gobierno y eso es muestra, según las fuentes, de que practicado políticas públicas y de rentas diferentes la economía funciona mejor. 

Estas mismas fuentes han reiterado que el Gobierno tendrá lista la reforma laboral para el 31 de diciembre y que el camino por el que se está avanzando con los agentes sociales es el de definir un modelo en el que el contrato ordinario sea el indefinido y se favorezca la estabilidad del empleo. Para tener un contrato temporal tendrá que haber una razón que lo justifique basada en motivos productivos y ocasionales, y si se comprueba que las empresas se han extralimitado, habrá sanciones. 

Precisamente, el Gobierno intensificará esta semana las reuniones sobre la reforma laboral, en la que es la última quincena de la negociación antes de que venza el plazo al que se había comprometido para tenerla lista, antes de 2022. A partir del lunes, Ejecutivo, sindicatos y empresarios se reunirán para seguir debatiendo, en unos encuentros que pueden llegar a ser diarios. 

Díaz y el Papa han departido también sobre la visión ecológica del mundo y la defensa de los migrantes, dos temas que ambos comparten. Díaz le regaló al Papa una estola de plástico reciclado y bordada por las carmelitas descalzas de Alcalá de Henares, y una edición de ‘Follas Novas’ de Rosalía de Castro, libro que los gallegos llevaban consigo cuando emigraban a Argentina. 

Desde la vicepresidencia segunda no han querido entrar en la polémica que ha generado su visita al Vaticano, sobre todo entre los partidos de la oposición, y se limitaron a señalar que el viaje se ha realizado en nombre del Gobierno. La vicesecretaria de Organización del PP, Ana Beltrán, ha mostrado su «perplejidad» por el encuentro y ha asegurado que Díaz es «una ministra que está en campaña» y «busca promoción». La secretaria de Comunicación del PP de Madrid, Macarena Puentes, llamó al encuentro «cumbre comunista», en tuit que después eliminó. 

El anuncio de esta reunión ha pillado por sorpresa a la Conferencia Episcopal española. Los obispos aseguran que no se habían enterado de nada y que se encuentran «perplejos» por el encuentro que se ha celebrado hoy. También, por la designación de Isabel Celaá como nueva embajadora ante la Santa Sede. El ministerio de Exteriores prepara ya el plácet diplomático para que la exministra de Educación y exportavoz del Gobierno sustituya en el cargo a María del Carmen de la Peña. 

El comunismo de este Papa 

Francisco y Yolanda Díaz

La secretaria de Comunicación del Partido Popular de Madrid, Macarena Puentes,  ha llamado «cumbre comunista» al encuentro entre el Papa y Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social. Lo peor es que no será la única que piense y, sobre todo, quisiera que todos los demás pensemos, que a Francisco se le ha ido el oremus. Parece evidente que a un sector de la derecha española, todo lo que no les gusta lo embalsaman de comunismo. Ya preguntó un periodista a Francisco, si cuando hablaba de construir una sociedad igualitaria, se refería a una sociedad marxista. La respuesta papal no tuvo desperdicio: “Si acaso son los comunistas los que piensan como los cristianos”, Y en otra ocasión: “Estar al lado de los pobres no es ser comunista”.  

Hace unos pocos días, el Papa abogaba por «la reducción de la jornada laboral», como medida para un mayor acceso de todos al empleo y por «un salario universal, para que cada persona en este mundo pueda acceder a los más elementales bienes de la vida», algo que no piden ni los comunistas españoles. La realidad cada vez más real es que la riqueza se va concentrando en unas pocas manos condenando a la miseria a una buena parte del Planeta. Y lo que defiende el Papa lo suscribe mucha gente nada comunista, como es el caso de quien suscribe esta reflexión. Y no solo eso, la actitud de Jesús en el Evangelio es muy clara con los menos favorecidos, igual que lo es con los hipócritas que se aprovechaban de la ley para vivir a costa de las injusticias estructurales. No fue nada condescendiente viendo cómo terminó: tildado de blasfemo, hereje y enemigo de Roma, calumniado hasta torturarle con una muerte de cruz. 

Sin embargo, la señora Puentes y tanta gente como ella, ve en lo que dice y hace el Papa pura política, y encima de extrema izquierda, cuando la Iglesia católica no debe meterse en esos terrenos… Pero, ¿qué es entrar en política? Una cosa es la política partidista como ejercicio necesario para la gobernabilidad de un país, y otra muy diferente la llamada denuncia profética de las injusticias ante las que un seguidor de Cristo no puede quedarse indiferente, o lo que sería peor, directamente cómplice. 

Jesús de Nazaret entró de lleno en esta segunda categoría de política hasta el punto de contar con seguidores que dieron la vida por no cejar en su mensaje liberador. El ejemplo de Jesús fue tal, defendiendo a los más débiles por amor y poniendo en evidencia a quienes deberían dar ejemplo, que zarandeó las estructuras injustas legales ¡y religiosas! ocasionadas por las prácticas viciadas de las leyes del Pentateuco. Y sus discípulos hicieron lo mismo; pero ninguno entendía la política convencional de alianzas estratégicas ni de espacios de poder. Ellos no dejaron de incomodar a las autoridades teocráticas, político-religiosas, por sus graves inconsecuencias hasta convertirse en un peligro para los dirigentes judíos y romanos en cuanto que perjudicaba a sus intereses. Francisco es tibio comparado con Jesús y sus seguidores tras Pentecostés. 

Señora Puentes, no todo vale. No pocos católicos que siguen a Jesús con el Evangelio en la mano, también son tildados hoy de blasfemos y perseguidos. Jesús de Nazaret fue el paradigma del diálogo con todos, se acercó a los excluidos y a los que excluían, mantuvo la actitud de acogida con todos sin cejar en su misión, tal y como pretende imitarle ejemplarmente el Papa Francisco. Tanto es así, que muchos de aquellos malos malísimos de aquél siglo I en Galilea, en realidad no lo eran; y tampoco fueron buenos los que propiciaron su asesinato. 

Esta señora que ha pretendido defender su ideología atacando al Papa con mala fe, ha perdido una ocasión de reivindicarse con Francisco, ahora que acabamos de celebrar el Día internacional de los Derechos Humanos. Y hacerlo en algo que seguro él le daría la razón como asignaturas pendientes políticas a mejorar urgentemente: el derecho al trabajo, a la vivienda, a la sanidad, al derecho de asilo entre otros Derechos Humanos -y constitucionales-  que no se cumplen debidamente en su Madrid querido. 

Pero a usted todo esto no parece importarle, obsesionada como tantos otros y otras de su partido con que este Papa no se acerque a la verdadera Navidad cristiana en la que debiera sobrar toda hipocresía mendaz y no faltar el diálogo sincero, como así espero que ocurra entre Francisco y la ministra Díaz 

El Papa recibe a Yolanda Díaz

El Papa y Yolanda Díaz hablan durante 40 minutos de temas relacionados con la agenda social 

El Papa saluda a Yolanda Díaz 

El tema prioritario de la reunión ha sido la necesidad de promover un trabajo decente 

la vicepresidenta segunda ha regalado al Papa una estola hecha de plástico reciclado y una edición especial del libro de poesías de la escritora gallega Rosalía de Castro, ‘Folhas novas’ 

El compendio de poesías de la escritora es el libro que muchos gallegos llevaban consigo en sus maletas cuando pusieron rumbo a Argentina en la década de los 60 

También abordaron la visión ecológica del mundo y la defensa de los migrantes, dos temas que el Papa y Díaz comparten 

Por| RD/Agencias 

El Papa Francisco ha recibido a la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, en una reunión que ha durado aproximadamente 40 minutos y de la que no ha trascendido la conversación, según el entorno de la ministra, a petición del Vaticano. Desde ese mismo entorno de la vicepresidenta se asegura que el encuentro ha sido “cordial” y “emocionante”. 

«Ha sido un encuentro muy emocionante y debo de ser respetuosa y no les voy a poder revelar el contenido de la conversación con el Santo Padre», según ha referido a los periodistas apostados en la Plaza de San Pedro. 

La reunión del Papa con la vicepresidenta segunda se alargó más allá de los usos romanos para tales ecentos, teniendo en cuenta que el Papa estuvo reunido durante 35 minutos con Pedro Sánchez. 

El tema prioritario de la reunión, eso sí, ha sido la necesidad de promover un trabajo decente y de realizar reformas legislativas para cambiar la vida de los españoles, como asegura la corresponsal de COPE en Roma, Eva Fernández. 

El papa y Díaz compartieron la idea de que el empleo debe tener derechos y ser de calidad, y que las democracias más sanas son las que tienen trabajos robustos, según las fuentes. 

La vicepresidenta segunda, que estuvo en Italia el pasado octubre también para hablar con su homólogo italiano, Andrea Orlando, de los desafíos del mercado laboral en ambos países, ha aprovechado para contarle al papa las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno español para atajar el problema del paro. 

En este sentido, ha comentado al pontífice cómo, a pesar de la pandemia y de que los números todavía no son buenos, las cifras son mejores de las que había con el anterior Gobierno y eso es muestra, según las fuentes, de que practicado políticas públicas y de rentas diferentes la economía funciona mejor. 

Sobre los plazos para aprobar la reforma laboral, las fuentes reiteraron que el Gobierno va a tenerla lista para el 31 de diciembre, como se ha comprometido, y que el camino por el que se está avanzando con los agentes sociales es el de definir un modelo en el que el contrato ordinario sea el indefinido y se favorezca la estabilidad del empleo. 

Para tener un contrato temporal, añadieron las fuentes, tendrá que haber una razón que lo justifique basada en motivos productivos y ocasionales, y si se comprueba que las empresas se han extralimitado, habrá sanciones. 

Las fuentes no quisieron entrar en la polémica que ha generado su visita al Vaticano, sobre todo entre los partidos de la oposición, y se limitaron a señalar que el viaje se ha realizado en nombre del Gobierno

Durante el encuentro en el Palacio Apostólico del Vaticano, la vicepresidenta segunda ha regalado al Papa una estola hecha de plástico reciclado y una edición especial del libro de poesías de la escritora gallega Rosalía de Castro, ‘Folhas novas’

Los obsequios encarnan tanto la visión ecológica del mundo como la defensa de los migrantes que el Papa y Díaz comparten, según fuentes del Gobierno español